Archivo de la etiqueta: León

Memoria Histórica | |
160704-ARMH-Prospecc El Pando (26)-8-b
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exhumación Boca de Huérgano – El Pando

Fosa: Boca de Huérgano – El Pando (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

La Asociación realizó trabajos de prospección en una de las zonas de mayor represión de la zona norte de León. Después de ocho días de trabajo, cerca del puerto del Pando situado entre los pueblos de Prioro y Boca de Huérgano, la prospección y búsqueda dio sus frutos el pasado 18 de julio, con el hallazgo de dos enterramientos, uno individual y otro con los restos de tres personas.

Se pudo observar que no se trata de personas asesinadas el mismo día, sino en fechas diferentes. En la fosa individual apareció una prótesis dental, algo poco habitual y que podría facilitar las labores de identificación pese al deterioro de los restos encontrados. Durante el mes de septiembre continuaremos con los trabajos de prospección en la zona ya que algunos testigos informan de la existencia de más fosas comunes en esa misma valleja, conocida en la zona como “La Valleja del Cementerio”

Hasta el lugar se acercaron numerosos testimonios que indican también un paraje llamado Monteviejo, como lugar en el que se realizaron numerosos asesinatos. Monteviejo es una zona de difícil acceso y prospección, al encontrarse un barranco con una caída de más de 100 metros. Por el momento la zona se está estudiando para determinar las posibilidades de realizar una intervención en un futuro próximo.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas
Libro de visitas exhumación El Pando

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Abriendo fosas

En estos días, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), está trabajando de forma incansable en las inmediaciones de Casasola de Rueda, término municipal de Gradefes, buscando fosas de la guerra civil española, esa guerra que fue el origen de las dos Españas y que después de tantos años sigue martilleando nuestra memoria. Y no es para menos puesto que este país sigue sin madurar lo suficiente para asumir de una manera responsable su pasado.

Gente Digital/Ana Isabel Ferreras/17-7-2015

Muchos son los que miran para otro lado y utilizan el recurso fácil de “hay que pasar página”, pero en mi opinión están completamente equivocados. No se puede pasar una página de tanto peso sin quitarnos de encima todas las losas que compone un país plagado de fosas desperdigadas entre nuestros montes y cunetas.

Hoy (miércoles 15 de julio), he tenido la oportunidad de ver en primera línea los trabajos de exhumación en la fosa de Casasola. Se trata de 6 enterramientos aparecidos en la ‘Valleja de los muertos’, que no serán los únicos porque se espera encontrar alguna otra mucho más numerosa. A pesar de haber visto muchos reportajes, puedo afirmar que me ha impresionado de sobremanera. Imaginar el sufrimiento tan terrible que tuvieron que soportar los que hoy asoman tímidamente a la luz del día después de soportar casi 80 años presos de la oscuridad y el abandono, gracias a las delicadas tareas en el desenterramiento que están llevando a cabo los voluntarios de la ARMH, pone los pelos de punta a cualquiera. Imaginar el dolor de sus familiares…. no se puede describir.

Me gustaría desde aquí agradecer a todos los que llevan años trabajando para esta causa (historiadores, investigadores, arqueólogos, etc.), al personal que colabora con la ARMH, por la extraordinaria profesionalidad que están demostrando, totalmente altruista, disponiendo de sus días de vacaciones al servicio de esta ardua tarea, que debería sin ninguna duda ser obligación del gobierno, siendo el único responsable de poner fin a este vergonzante olvido. Y por supuesto utilizar este medio para solicitar la colaboración de todos aquellos que con su testimonio, puedan aportar datos suficientes para encontrar a los desaparecidos porque cualquier pista puede ponernos en el camino de una evidencia.

http://www.gentedigital.es/leon/opinion/noticia/1710394/abriendo-fosas/

Foto destacada de Ranommanpotho 2015 – Andrés Palmero

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
DSC_5476
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Homenaje a las víctimas del Franquismo en Valderas (León)

Estimados/as amigos/as,

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), quiere invitaros a los actos de homenaje a las víctimas del Franquismo que tendrán lugar en Valderas (León), el próximo día sábado día 30 de mayo de 2015.

Durante la mañana, a las 11:00 horas, se llevará a cabo una charla sobre la represión en la localidad a cargo de Miguel García Bañales, investigador y, a continuación, se presentarán los resultados de la exhumación de los 9 de vecinos de la misma, que serán presentados por el arqueólogo de la ARMH René Pacheco. Estas charlas tendrán lugar en la Casa del Pueblo-Fundación Fermín Carnero.

Por la tarde, la ARMH entregará los restos de 9 vecinos de Valderas (León), cuyo acto de entrega se celebrará en el Salón de Plenos del Ayuntamiento a las 17:00 horas.

Los restos mortales de estos vecinos fueron exhumados en julio de 2012, en San Justo de la Vega (León), por voluntarios desplazados desde varios puntos del mundo. Sus restos todavía no han podido ser identificados genéticamente, dada la desmedida represión que ejercida por los militares sublevados contra el gobierno del Frente Popular, encontrándonos en las investigaciones con más de 70 personas asesinadas y más de 170 detenidas en diferentes cárceles de toda la provincia de Léon.

Ver más sobre la exhumación de la ARMH en San Justo de la Vega (León)

Después del acto de entrega, se celebrará el sepelio en el Cementerio de Valderas (León) a las 17:30 horas. Como último homenaje, se llevará a cabo un acto poético musical en el propio cementerio.

Sus familias y la ARMH te esperamos. GRACIAS

CARTEL DE VALDERAS acto 30 de mayo

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
San Miguel de las Dueñas 4
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Trajano derribó a Franco (sólo) en León

Hace 50 años, en pleno franquismo, se desmontó sin ruido la cruz de los caídos de la capital, mientras la democracia mantiene en pie monumentos y placas fascistas en la provincia en el filo de la ley.

El Diario de León/Ana Gaitero/12-04-2015

La cruz de los caídos de León fue el primer monumento franquista en caer. Y lo hizo en plena dictadura. Un caso único. Hace 50 años. «Temían que hubiera un cambio y que se quemaran iglesias, así que aprovecharon las obras de reforma de la plaza de San Isidoro para quitar la cruz», cuentan los hermanos Seoane, quienes, que trabajaban a las órdenes de su padre Andrés y su tío Manuel, participaron en el desmontaje del monumento fascista y en la erección de la columna trajana, que conmemora el 1.900 aniversario de la fundación de la Legio VII.

La orden se atribuye a Antonio Viñayo, quien entonces todavía no era abad de San Isidoro. Los hermanos Seoane aseguran que quien tenía el mando en estas cuestiones en León era el obispo, Luis Almarcha, procurador vitalicio en las cortes franquistas, y el arquitecto José Menéndez Pidal.

Desde entonces, aseguran los maestros canteros, «hemos quitado unas cuantas cruces de los caídos y ha habido más polémica que en León. Aquí nadie dijo nada». El sentido práctico se impuso a la pleitesía al régimen. Los tecnócratas tomaban el poder en la España de los años 60. En León se confabularon las arrolladoras personalidades de dos miembros de la curia, como Viñayo y Almarcha, ambos amantes del patrimonio y los acontecimientos históricos. «En la muralla romana de San Isidoro se encontraron los restos romanos más antiguos y se iba a celebrar el aniversario de la fundación de la ciudad por la Legio VII», explican Santiago, José Andrés y Pelayo Seoane.

La piedra de Boñar del monumento se reutilizó en la restauración San Isidoro. En concreto, sirvieron para dar forma a los ojos de buey del claustro de la Colegiata, aseguran los canteros. «Las laudas de plomo las tuvimos en el taller de San Isidoro por si venían a recogerlas, pero nadie preguntó y ahí quedaron hasta que nos fuimos», añaden.

La plaza de San Isidoro quedó reformada tal y como se ve hoy, con la excepción de la escultura de Las Cabezadas, según un proyecto de la Dirección General de Arquitectura de Madrid que se reprodujo en varias ciudades. El arquitecto Francisco Pons Sorolla, nieto del pintor, fue su autor. La primera fue Palencia, León la segunda y después se hidieron Huesca, Valencia y otras. Se erigió la columna trajana con un capitel que «es copia del teatro romano de Mérida» y se desplazó la fuente neoclásica (1787) de Isidro Cruela del centro de la plaza a su extremo occidental, donde está ahora. El león encumbrado sobre el gran capitel central, con la leyenda LEG VII GEM F, es obra de Andrés Seoane y sustituyó a la escultura original de Mariano de Salvatierrata.

Cayó la cruz con Franco vivo y León se llenó de leones. No hay más que ver los que jalonan la fachada del Hospital de Regla. El águila franquista, el yugo y las flechas, fueron reemplazados por la columna trajana que conmemora el nacimiento de la legión en Clunia (Burgos) en el año 68 d. C. y cuyo símbolo son precisamente unas águilas.

El artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, de 2007, obliga a las administraciones públicas a «tomar las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura».

Se van a cumplir 40 años de la muerte del dictador y aún perviven muchos monumentos, placas y calles con simbología y nombres franquistas en España y también en la provincia de León. «Todo símbolo que lleve una identificación con la dictadura no debería existir. Se debería cumplir la ley de memoria histórica pero al Estado no le ha interesado seguir con este tema», comenta el historiador y profesor de la Universidad de León, Javier Rodríguez.

«Es glorioso morir por la patria», reza el monumento levantado en Castrocontrigo en honor a los caídos que murieron luchando en el bando sublevado, llamado ‘nacional’ por el régimen dictatorial. Debajo del nombre de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española, figuran los de cuatro vecinos que perecieron en la contienda. «No me importaría poner otros nombres de fallecidos en el bando republicano, pero no sabemos de nadie», asegura el alcalde, Aureliano Fernández, del PP.

En Pinilla de la Valdería fue exhumada una fosa hace unos años en la que se identificaron los restos de un joven de 19 años, Feliciano Marcos Brasa, secretario de Juventudes Socialistas natural de Destriana, municipio limítrofe.

«Las heridas están cerradas», sentencia el alcalde, que justifica la permanencia del monumento con su escudo falangista porque «no hay demanda social» que exija su retirada. «Lo pedimos cuando abrimos la fosa», contradice Marcos González, de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

Al otro extremo de la provincia, en Prioro, mantienen otro espectacular monumento a los caídos. «Se hizo en 1939 por una suscripción popular. No lo hizo el ayuntamiento», comenta el alcalde, Francisco Rodríguez Escanciano. Están escritos todos los nombres de los soldados que murieron en el bando sublevado durante la guerra civil, unos seminaristas que fueron fusilados en El Escorial y otro joven soldado que falleció en accidente cuando regresaba a casa. En total, unas 36 personas. «He preguntado si había alguno del otro bando para ponerlo y sóo tenemos constancia de un desaparecido que parece que fue a Argentina», apunta. Como en Castrocontrigo, aquí tampoco el pueblo «nos ha interpelado» para retirar el monumento, explica. Escanciano reconoce que no se ha leído la ley de memoria histórica.

«Hay que considerar que muchos ciudadanos comunes lucharon en el bando que les tocó, pero habría que recordar los nombres de los dos bandos», precisa el historiador.

La Bañeza y Valencia de Don Juan se anticiparon a la ley de memoria y desmontaron sus monumentos a los caídos de las plazas Obispo Alcolea y Santa María en los años 1994 y 2001, bajo los mandatos de Antonio Fernández Calvo y Juan Martínez Majo, del PP. En ambos casos, trasladaron las esculturas al cementerio. «El equipo de Gobierno pretende así seguir manteniendo el respeto y consideración a las víctimas de la contienda», señalaba la crónica de Diario de León en La Bañeza.

El historiador Javier Revilla considera que el monumento de Valencia de Don Juan no precisaba ser trasladado porque «ya no era un símbolo franquista porque siendo alcalde Alberto Pérez Ruiz se borraron todos los nombres y se puso la leyenda a todas las víctimas de la Guerra Civil». Se trata de una obra del artista leonés Manuel Gutiérrez. Un niño vestido de soldado, Julián Pellitero Martínez, que había nacido diez años antes del golpe militar de 1936 posó tumbado en el suelo para representar a los soldados muertos.

La ley de memoria indulta a los monumentos fascistas cuando «concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico -religiosas protegidas por la ley». En ese caso, indica Javier Rodríguez, «habría que identificar o explicar qué hace eso ahí porque en muchos casos fueron construidos incluso con mano de obra de presos políticos». El prototipo es el Valle de los Caídos, con restos mortales de 33.847 personas, 12.000 sin identificar.

La ley de memoria histórica respaldó la retirada del colegio público Campo de la Cruz de Ponferrada de un escudo preconstitucional. Se retiró en 2012 y en 2013 la Feria de la Cerámica de Ponferrada colocó un mural en su lugar que relata la historia de la campa alrededor de la ermita de la Cruz o de San Antonio. «En las fiestas patronales se instalaban alfareros de Jimémez de Jamuz ofreciendo su trabajo y lo único que queda es la ermita», comenta Gerardo Queijo. El mural es obra de Teresa Lima y María Jesís Sheriff, invitadas por Embarrarte Cerámica.

En base a la ley, la ARMH, pide a los alcaldes «que pongan de manifiesto la suficiente consistencia democrática para demostrar respeto público para todas las víctimas de la violencia franquista. Hacerlo es reconocer a quienes creyeron en la libertad y fueron perseguidos, encarcelados, torturados o asesinados por la dictadura». Según en que sitios no encuentra mucho eco. En Astorga se retiró una placa fascista del colegio público Ángel González Álvarez, pero perviven nombres de calles con nombres de la dictadura.

La ley no ha logrado eliminar nombres de calles que recuerdan a señalados fascistas en Armunia, Trobajo del Cerecedo, Valderas (aunque hay acuerdo plenario faltan las placas). En Posada del Bierzo y Villafranca del Bierzo, entre otras, perviven calles y plazas dedicadas al Generalísimo. Ninguna asociación ha pedido que se retire en León la avenida al general José Mª Fernández Ladreda, ministro de Obras Públicas con Franco. En Lugueros no sólo no quitaron, sino que el ayuntamiento costeó la restauración del monumento a los caídos el pasado verano. No tiene eco ni apoyo oficial. La misma Academia de la Historia acaba de admitir que Franco fue un dictador.

http://www.diariodeleon.es/noticias/afondo/trajano-derribo-franco-solo-leon-1-900-anos-legio-vii_970762.html

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

LA ARMH BUSCA A LA FAMILIA DEL TERCER CUERPO OCULTO EN LA FOSA DE CANSECO

La asociación está pendiente de ese contacto para comenzar con la exhumación para recuperar los restos de otros dos soldados republicanos.

elbierzonoticias.com / V. SILVÁN / 05-08-2014


Entrada al cementerio de Canseco, donde se ubica la fosa donde fueron enterrados los tres soldados republicanos. (Foto: ARMH)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) busca a la familia de un tercer hombre, cuyo cuerpo está enterrado en una fosa común junto a otros dos soldados republicanos en la localidad de Canseco (León). “Tenemos esa fosa documentada desde hace tiempo y con todos los permisos para hacer la exhumación, pero necesitamos contactar con la familia del tercer cuerpo que hay enterrado porque no podemos hacerlo sin que ellos lo sepan”, señaló el vicepresidente de la ARMH, Marco González.

Fue en el año 2012 cuando la ARMH se puso en contacto con el presidente de la Junta Vecinal de Canseco, Javier Fernández, para tratar de localizar los restos de un soldado republicano, Tomás Fernández, ya que las investigaciones les llevaban hasta ese pueblo. El pedáneo les indicó el lugar exacto donde estaba la fosa común y les explicó que los mayores de esa localidad recordaban “que los restos de los tres soldados fueron trasladados al cementerio a lomos de un burro”.

Así, también le comentó que había una familia que llevaba flores puntualmente a esa fosa todos los años, el 1 de noviembre. “Se trataba de una tercera familia, hasta ahora desconocida”, apostilló Marco González, que añadió que, “dada la delicadeza de este asunto”, desde la ARMH intentan “por todos los medios contactar y colocamos un cartel a pie de fosa con el número de teléfono a los vecinos del pueblo para que esta familia contactara con la asociación”.

“Ese contacto tuvo lugar el 30 de noviembre de 2013, un año después de colocar el cartel solicitando la autorización de esa tercera familia. Esa familia de la zona de Gordón se puso en contacto con la ARMH pendiente de hacer una reunión familiar, y si hacía falta, una persona de la ARMH se desplazaría a la zona de Pola de Gordón para hablar con ellos”, explicó González, que señaló que desde entonces no han vuelto a tener más noticias de esa familia.

Por eso ahora quieren que, bien la propia familia, o alguien que la conozca, se ponga en contacto con la asociación porque las familias de los otros dos soldados enterrados en esa fosa están a la espera para poder recuperar los cuerpos de sus seres queridos. “Tenemos que informarles, luego ellos pueden decidir si quieren recuperar los restos y darles sepultura en otro lugar o, por el contrario, quieren que sigan en ese lugar al que han acudido a llevarle flores todos los años”, apuntó.

Unas cartas

La búsqueda de esta fosa común partió del hijo de uno de los soldados republicanos allí enterrados, Tomás Fernández, que contacto con la ARMH con el objetivo de recuperar el cuerpo de su padres y devolverlos a la localidad asturiana de Ciaño de Langreo, “para que descansasen al lado de los de su viuda”.

Para localizarlo fueron muy importantes las cartas que escribía a su mujer, Carmina Fernández, y a su hijo Tomás. Así, sus últimos pasos poco antes de la caída del Frente Norte fueron plasmados en esas misivas, enviadas desde la localidad leonesa de Villanueva del Pontedo y en las que informaba puntualmente de los cambios de localización del Batallón 249.

La ARMH tiene ya todo listo para proceder a la exhumación de esta fosa de Canseco, que sería una de las cuatro actuaciones que la asociación va a llevar a cabo con los fondos recibidos del sindicato noruego ELOGIT. Ya han intervenido en la fosa de Ávila y en las próximas semanas trabajarán en la localidad lucense de Murias de Rao y también en Cádiz.

Las cartas del soldado Tomás Fernández a su mujer y que sirvieron para localizar la fosa. (Foto: ARMH)

En las cartas explica los cambios de su destino en el Batallón 249. (Fotos: ARMH)

 

 http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/La-ARMH-Busca-A-La-Familia-Del-Tercer-Cuerpo-Oculto-En-La-Fo-vn151691-vst472

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
DSCN3540
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exhumación Villalibre de la Jurisdicción

Fosa: C/ Falcón – Villalibre J. (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Claudio Macías Fernández era jornalero de profesión. Al estallar la Guerra Civil Española (1936-1939) decidió luchar junto al bando republicano en el frente de Asturias, pero una vez los sublevados se hicieron con el control de esa región, muchos soldados decidieron volver a sus casas. Uno de ellos fue Claudio, el cual estaba siendo buscado por falangistas bercianos que querían asesinarle. Al no encontrarlo en casa se llevaron a su hermano Arsenio, de 16 años, al cual acuchillaron y asesinaron en una curva a la salida del pueblo por no delatarle.

Claudio, tras regresar enfermo del frente asturiano, estuvo escapado en el monte puntualmente, huyendo de una muerte segura. Finalmente permaneció escondido en la bodega de su propia casa, en la Calle Falcón núm. 3 de la población de Villalibre de la Jurisdicción (Priaranza del bierzo, León).

El transcurrir del tiempo en aquella oscura y húmeda bodega de la casa familiar hizo enfermar a Claudio que, al darse cuenta de que no podría curarse, decidió excavar un agujero en una esquina del fondo de la bodega, en la que construyó una arca y en el que le pidió a su familia que, cuando le hubiera llegado la hora, lo enterraran allí mismo.

Sus hijos recuerdan que una tarde, sin saber precisar el día y ni siquiera el año, todos se fueron a comprar. Al regresar, Claudio estaba metido en el arcón, ya sin vida. Taparon sus restos con tierra y le pusieron unas losas de piedra de pizarra encima para proteger su cuerpo, y callaron. Pasaron las décadas y la familia guardó en estricto silencio aquella historia.

La familia finalmente solicitó ayuda a la ARMH para la búsqueda y exhumación del cuerpo, que tuvo lugar en el mes de octubre de 2014.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas
Libro de Visitas Villalibre

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
120722-Exhumación S. Justo Vega (47)
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exhumación San Justo de la Vega

Fosa: San Justo V. – El Grillo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Es imprescindible en este caso situar el contexto histórico del crimen cometido en El Grillo. La cárcel de Astorga fue un importante centro de retención por el que pasaron cientos de personas durante la guerra civil española y el franquismo. Muchas de ellas fueron retenidas en sus celdas e incluso juzgadas y condenadas a diferentes penas que oscilaban entre la reclusión temporal o perpetua y la condena a muerte y posterior ejecución. Los presos eran culpables de “delitos” como ser de ideas izquierdistas o estar en contra de lo que los golpistas llamaban el Glorioso Movimiento Nacional.

No obstante, hubo muchos otros prisioneros que, bajo la excusa de ser llevados a esta cárcel, fueron fusilados en cunetas, montes o campos cercanos incluso antes de haber pasado por la prisión. Uno de esos lugares es el conocido como Monte de Estébanez, una pequeña zona boscosa a la que se accedía desde la propia carretera N-120 que une León y Astorga. Hacia el norte de la misma, en un lugar conocido como “El Grillo” los vecinos de la zona conocían la existencia de uno de esos enterramientos.

Gracias a la investigación realizada por la ARMH y con la ayuda de un colaborador de la zona, se llegó a la conclusión de que en aquel paraje debían hallarse los cuerpos de entre 5 y 12 personas, todas ellas ejecutadas y enterradas en el mismo momento. No obstante, hasta que no se realizaran los trabajos arqueológicos no podría afirmarse concretamente su número.

El máximo inconveniente para la investigación de este caso radica en la dura represión ejercida por el bando nacional en todos los pueblos cercanos. Si bien un dato nos permitió conocer que éstas personas podían ser vecinos de Valderas (situada a 70 km del lugar del asesinato), no existe ningún otro apunte que nos ayude a saber las identidades concretas. Y es que hay que tener en cuenta que en Valderas, una población que en 1936 tenía alrededor de 4000 habitantes, fueron recluidas, y la mayoría ejecutadas, cerca de 209 personas, algunos de ellos hijos adolescentes de los propios ejecutados.

La complicación se encuentra entonces en intentar averiguar en qué lugares específicos se hallan unas víctimas determinadas; pero para ello también es imprescindible conocer cuántas personas se encuentran en un enterramiento en concreto, y así poder hacer una relación del número de víctimas, la fecha de su ejecución y las sacas puntuales que coinciden con esa data.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas
Libro de visitas San Justo y homenaje en Valderas

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
Recorte de Prensa 1987
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exhumación Vallecillo

Fosa: Vallecillo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Según cuentan los testimonios (información que también conocía la familia) el alcalde de Cea, Nemesio García López, fue arrestado el 24 de septiembre de 1936 y conducido a la cárcel de Sahagún; fue visto por última vez el 25 de septiembre de 1936, siendo conducido después al Monte Calzadín, un paraje que sirvió en muchas ocasiones para llevar a cabo los asesinatos de las personas represaliadas por el bando nacional. En un primer momento se creyó que dicho alcalde fue conducido a este paraje solo y fusilado allí mismo, lugar en el que algunos vecinos de la zona lo enterraron.

No obstante, después de localizar el enterramiento se descubrieron un total de tres cuerpos, por lo que la información no se correspondía con la que tenía y suponía la familia. Sin embargo, uno de los familiares conservaba un recorte de prensa del diario La Crónica publicado el lunes 5 de enero de 1987. En dicho periódico se publicó una opinión en la que se hablaba de los hechos acontecidos en 1936 y ligados al alcalde de Cea.

Gracias a este texto se pueden conocer varios datos sobre este suceso, pero el principal radica en el conocimiento de que el alcalde de Cea no fue conducido al Monte Calzadín y asesinado solo, sino que lo acompañaron en ese “paseo” dos personas más, de las cuales conocemos, gracias a dicho documento, sus identidades y varias referencias más.

De Castor Hernández Colorado se especifica que era zapatero de oficio y era presumiblemente inválido, por lo que tenían que sentarlo en las sillas; de Nemesio García específica, por otro lado, que daba clases de cultura general por las noches a muchos pobres y desempeñaba una labor docente muy eficiente; de Froilán Pascual Novoa, sin embargo, no se hace mención, por lo que podemos deducir que el autor de la opinión no conocía nada sobre esta persona.

Tras la exhumación y los trabajos de laboratorio, las muestras de ADN dieron un resultado negativo, por lo que la fosa localizada no se correspondería con la que pretendía recuperarse.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
Captura2
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exhumación Valdemorilla

Fosa: Valdemorilla (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

En agosto de 2011 se realizó la exhumación de una fosa en la que se hallaría el cuerpo de Eduardo Romero Modino, un labrador natural de Villaverde de Sandoval (Mansilla Mayor, León) que fue detenido el 8 de septiembre de 1936 mientras se encontraba en las fiestas patronales de Villamoros de Mansilla. Al parecer, la víctima fue trasladada desde Villamoros al cuartel de la Guardia Civil de Mansilla de las Mulas; posteriormente fue trasladado en un camión hasta el lugar de ejecución, habiendo parado posiblemente en Matallana del Valmadrigal, lugar en el que supuestamente Eduardo Romero pronunció las siguientes palabras: “adiós Matallana, ya no te volveré a ver más”.

Una vez asesinado, el cuerpo de Eduardo fue enterrado por un pastor de la zona, que realizó dicha inhumación bajo la amenaza de fusilamiento del mismo Guardia Civil encargado del asesinato.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
Obj. 1 (3)
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exhumación Matallana de Valmadrigal

Fosa: Matallana de Valmadrigal (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Según apuntaban todos los testimonios, la fosa albergaba los cuerpos de 8 personas fusiladas en 1936, durante la Guerra Civil Española. La ropa que vestían la mayor parte de las víctimas las relacionó como posibles trabajadores ferroviarios, uno de los gremios más castigados durante la contienda. Siete de las víctimas debían pertenecer a este grupo, siendo la octava José Trapero González, el maestro de Gusendos de los Oteros que en aquel momento ejercía su profesión en esa pequeña localidad.

No se conocen ni las circunstancias de la muerte, ni los hechos históricos, ni el proceso previo que condujo a estas ocho víctimas a su asesinato.

Durante la exhumación se recuperaron varios botones con la inscripción “OESTE” y con la representación de una locomotora sobre las letras. Por ello se realizó, tras la exhumación, una nueva investigación del caso para intentar determinar la identidad de estas personas. No obstante, no existe documentación ni indicios de quiénes podían ser, a lo que se suma que sólo en la Compañía de ferrocarriles del Oeste fueron depurados 129 trabajadores, sólo en la provincia de León. Por todo ello, no ha sido posible la identificación de estas personas.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn