Archivo de la etiqueta: León

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación San Justo de la Vega

Fosa: San Justo V. – El Grillo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Es imprescindible en este caso situar el contexto histórico del crimen cometido en El Grillo. La cárcel de Astorga fue un importante centro de retención por el que pasaron cientos de personas durante la guerra civil española y el franquismo. Muchas de ellas fueron retenidas en sus celdas e incluso juzgadas y condenadas a diferentes penas que oscilaban entre la reclusión temporal o perpetua y la condena a muerte y posterior ejecución. Los presos eran culpables de “delitos” como ser de ideas izquierdistas o estar en contra de lo que los golpistas llamaban el Glorioso Movimiento Nacional.

No obstante, hubo muchos otros prisioneros que, bajo la excusa de ser llevados a esta cárcel, fueron fusilados en cunetas, montes o campos cercanos incluso antes de haber pasado por la prisión. Uno de esos lugares es el conocido como Monte de Estébanez, una pequeña zona boscosa a la que se accedía desde la propia carretera N-120 que une León y Astorga. Hacia el norte de la misma, en un lugar conocido como “El Grillo” los vecinos de la zona conocían la existencia de uno de esos enterramientos.

Gracias a la investigación realizada por la ARMH y con la ayuda de un colaborador de la zona, se llegó a la conclusión de que en aquel paraje debían hallarse los cuerpos de entre 5 y 12 personas, todas ellas ejecutadas y enterradas en el mismo momento. No obstante, hasta que no se realizaran los trabajos arqueológicos no podría afirmarse concretamente su número.

El máximo inconveniente para la investigación de este caso radica en la dura represión ejercida por el bando nacional en todos los pueblos cercanos. Si bien un dato nos permitió conocer que éstas personas podían ser vecinos de Valderas (situada a 70 km del lugar del asesinato), no existe ningún otro apunte que nos ayude a saber las identidades concretas. Y es que hay que tener en cuenta que en Valderas, una población que en 1936 tenía alrededor de 4000 habitantes, fueron recluidas, y la mayoría ejecutadas, cerca de 209 personas, algunos de ellos hijos adolescentes de los propios ejecutados.

La complicación se encuentra entonces en intentar averiguar en qué lugares específicos se hallan unas víctimas determinadas; pero para ello también es imprescindible conocer cuántas personas se encuentran en un enterramiento en concreto, y así poder hacer una relación del número de víctimas, la fecha de su ejecución y las sacas puntuales que coinciden con esa data.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas
Libro de visitas San Justo y homenaje en Valderas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Vallecillo

Fosa: Vallecillo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Según cuentan los testimonios (información que también conocía la familia) el alcalde de Cea, Nemesio García López, fue arrestado el 24 de septiembre de 1936 y conducido a la cárcel de Sahagún; fue visto por última vez el 25 de septiembre de 1936, siendo conducido después al Monte Calzadín, un paraje que sirvió en muchas ocasiones para llevar a cabo los asesinatos de las personas represaliadas por el bando nacional. En un primer momento se creyó que dicho alcalde fue conducido a este paraje solo y fusilado allí mismo, lugar en el que algunos vecinos de la zona lo enterraron.

No obstante, después de localizar el enterramiento se descubrieron un total de tres cuerpos, por lo que la información no se correspondía con la que tenía y suponía la familia. Sin embargo, uno de los familiares conservaba un recorte de prensa del diario La Crónica publicado el lunes 5 de enero de 1987. En dicho periódico se publicó una opinión en la que se hablaba de los hechos acontecidos en 1936 y ligados al alcalde de Cea.

Gracias a este texto se pueden conocer varios datos sobre este suceso, pero el principal radica en el conocimiento de que el alcalde de Cea no fue conducido al Monte Calzadín y asesinado solo, sino que lo acompañaron en ese “paseo” dos personas más, de las cuales conocemos, gracias a dicho documento, sus identidades y varias referencias más.

De Castor Hernández Colorado se especifica que era zapatero de oficio y era presumiblemente inválido, por lo que tenían que sentarlo en las sillas; de Nemesio García específica, por otro lado, que daba clases de cultura general por las noches a muchos pobres y desempeñaba una labor docente muy eficiente; de Froilán Pascual Novoa, sin embargo, no se hace mención, por lo que podemos deducir que el autor de la opinión no conocía nada sobre esta persona.

Tras la exhumación y los trabajos de laboratorio, las muestras de ADN dieron un resultado negativo, por lo que la fosa localizada no se correspondería con la que pretendía recuperarse.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Valdemorilla

Fosa: Valdemorilla (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

En agosto de 2011 se realizó la exhumación de una fosa en la que se hallaría el cuerpo de Eduardo Romero Modino, un labrador natural de Villaverde de Sandoval (Mansilla Mayor, León) que fue detenido el 8 de septiembre de 1936 mientras se encontraba en las fiestas patronales de Villamoros de Mansilla. Al parecer, la víctima fue trasladada desde Villamoros al cuartel de la Guardia Civil de Mansilla de las Mulas; posteriormente fue trasladado en un camión hasta el lugar de ejecución, habiendo parado posiblemente en Matallana del Valmadrigal, lugar en el que supuestamente Eduardo Romero pronunció las siguientes palabras: “adiós Matallana, ya no te volveré a ver más”.

Una vez asesinado, el cuerpo de Eduardo fue enterrado por un pastor de la zona, que realizó dicha inhumación bajo la amenaza de fusilamiento del mismo Guardia Civil encargado del asesinato.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Matallana de Valmadrigal

Fosa: Matallana de Valmadrigal (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Según apuntaban todos los testimonios, la fosa albergaba los cuerpos de 8 personas fusiladas en 1936, durante la Guerra Civil Española. La ropa que vestían la mayor parte de las víctimas las relacionó como posibles trabajadores ferroviarios, uno de los gremios más castigados durante la contienda. Siete de las víctimas debían pertenecer a este grupo, siendo la octava José Trapero González, el maestro de Gusendos de los Oteros que en aquel momento ejercía su profesión en esa pequeña localidad.

No se conocen ni las circunstancias de la muerte, ni los hechos históricos, ni el proceso previo que condujo a estas ocho víctimas a su asesinato.

Durante la exhumación se recuperaron varios botones con la inscripción “OESTE” y con la representación de una locomotora sobre las letras. Por ello se realizó, tras la exhumación, una nueva investigación del caso para intentar determinar la identidad de estas personas. No obstante, no existe documentación ni indicios de quiénes podían ser, a lo que se suma que sólo en la Compañía de ferrocarriles del Oeste fueron depurados 129 trabajadores, sólo en la provincia de León. Por todo ello, no ha sido posible la identificación de estas personas.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Toral de Merayo

Fosa: Toral de Merayo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

La fosa se situaba en las inmediaciones de un camino perpendicular a la carretera que une la localidad de Toral de Merayo con la carretera N-536.En aquel lugar se encontraban los restos de cuatro vecinos del municipio de Puente de Domingo Flórez. El 30 de septiembre de 1936, un vehículo trasladó a las víctimas de su localidad de origen hasta aquel paraje, donde fueron asesinados y enterrados en una fosa común al borde de la carretera por varios vecinos de la zona.

Los testimonios indicaron que fueron cinco las personas trasladadas al lugar, pudiendo huir con vida una de ellas, de nombre Manuel García (natural de Castroquilame) que pudo vivir para contar lo sucedido aquella noche. El quinto hombre no corrió la misma suerte, siendo asesinado junto a los otros tres. Su cadáver, sin embargo, fue recuperado por sus familiares horas después del asesinato y antes de que los vecinos de la zona procediesen al enterramiento de los cuerpos. Según hemos podido investigar, se trataría de un vecino de Silván cuya identidad, por el momento, desconocemos

En la fosa se encontraban los restos de José García López, Serafín Blanco Rodríguez, José León Fernández y un cuarto vecino cuya identidad, por el momento, se desconoce.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Sigüeya

Fosa: Sigüeya (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto

La fosa se situaba en una finca cercana a la localidad de Sigüeya, en la comarca leonesa de La Cabrera.
En aquel lugar, según todos los indicios, se encontraron los restos de Manuel Blanco Pascual, vecino de O Barco de Valdeorras (Ourense), de 39 años de edad, asesinado por un grupo de regulares en julio de 1940.

Manuel Blanco Pascual, fotógrafo residente en O Barco de Valdeorras, formaba parte de la corporación municipal de aquella localidad como teniente de alcalde. A finales de julio de 1936 logró escapar ante la entrada en la villa de los militares rebeldes. Declarado en rebeldía, se libró de una muerte segura. No tendría la misma suerte el alcalde, Abdón Blanco García, sometido a consejo de guerra, condenado a muerte y fusilado en Ourense a finales de aquel mismo año. En su faceta como político, Blanco Pascual colaboró en la creación del Frente Popular como miembro del Partido Comunista; como fotógrafo, gracias a él O Barco de Valdeorras puede contar, hoy en día, con una colección importante de imágenes de la villa de los años veinte y treinta del siglo XX. Había nacido en Lérida el 3 de agosto de 1900.

Blanco Pascual huyó hacia la comarca leonesa de La Cabrera y posteriormente pudo dirigirse a Asturias, región que permaneció bajo control gubernamental hasta octubre de 1937. A la caída de ésta, cruzó de nuevo hacia tierras cabreiresas, pasando a formar parte de los grupos de huidos que permanecían por la zona, dirigidos por Manuel Girón Bazán y Manuel Álvarez Arias Bailarín.

El 6 de julio de 1940, una denuncia propició que un fuerte contingente de regulares y falangistas rodeara una casa de la localidad de Lomba donde se ocultaban cuatro resistentes. Iniciado el combate, dos de ellos -los asturianos Arcadio Ríos y Valentín García- pudieron salir del cerco. Junto a ellos, tomarían el mismo camino Laura Blanco Rodríguez, la dueña de la casa donde se ocultaba el grupo y el hijo de ésta, Manuel Jesús López Blanco.

No corrieron la misma suerte dos de sus compañeros: el primero de ellos, Domingo Valle Cañal fue apresado con vida y murió posteriormente en el trayecto hasta Puente de Domingo Flórez, a consecuencia de las heridas sufridas durante el combate. Su cuerpo está enterrado en el cementerio de Pombriego. El segundo, gravemente herido, consiguió salir del cerco siendo posteriormente detenido, torturado y finalmente asesinado en el cercano pueblo de Sigüeya.

Los testimonios contaron que el lugar de fusilamiento se localizaba adosado a un muro de piedra, que marcaba la separación de dos fincas situadas en Sigüeya.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH