Archivo de la etiqueta: Valderas

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Valderas, la “Rusia chica” de León, recibe a nueve de los 77 vecinos represaliados en 1936, aunque con 27 desaparecidos

La ARMH entrega a la localidad los restos de nueve personas, aún por identificar, que ya descansan en un panteón propio en el cementerio.

leonoticias.com / Luis V. Huerga / 30-05-2015

Hace 79 años pero, aun así, la emoción a duras penas se ha podido contener cuando los octogenarios de la localidad de Valderas han visto cómo han regresado a su pueblo nueve de los 77 vecinos desparecidos en 1936, durante la represión franquista, que se ensañó con este pueblo, que fue conocido como la “Rusia chica”, por su particular forma de trabajar la tierra, bajo un sistema de cooperativas.

Decenas de personas han asistido este sábado a un acto simbólico en el que se ha dado sepultura, en un panteón conmemorativo con el nombre de los 77 asesinados, a nueve personas de aquel grupo, cuyos restos se encuentran aún por identificar, y que el 24 de junio de 1936 formaban parte de los 200 detenidos que dejó la guerra civil. Hoy, son Teófilo Álvarez, que ya roza los 90 años; Pilar Gómez, de casi 80 años; o Paquita Fonseca y sus hermanos quienes confían en que entre esos nueve cuerpos recuperados se encuentren los que pertenecen a sus abuelos, a sus padres y a sus tíos.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) los halló en 2012 em una fosa común en San Justo de la Vega, a unos 90 kilómetros, ya que aquellos detenidos fueron trasladados a varios puntos de la provincia, incluso se especula con que algunos de los cuerpos se encuentren en los Montes Torozos, en Valladolid, el “lugar del terror” donde “nunca se ha llevado a cabo una intervención arqueológica”.

Familiares y vecinos abarrotan el salón de plenos del Ayuntamiento. (Foto: Peio García)

La “Rusia chica”

Eran hombres de entre 14 y 60 años, tal y como ha explicado el vicepresidente de la ARHM, Marco González, que ha asegurado que eran principalmente, “jornaleros y gente muy humilde que, cuando se produjo el golpe de Estado, alguien decidió que no debían seguir pensando ni cambiar el mundo”. Eran vecinos de una localidad que fue conocida como la “Rusia chica”, donde existía un tejido asociativo de izquierdas “bastante potente” y que, durante los años de la República, construyó un sistema de cooperativización de las tierras, denominada La Dehesa, para que “cada familia tuviera un poco de tierra y un poco de pan”.

“Eso, como en otros muchos sitios de España, molestaba. Molestaba a los caciques, a quienes no les gustaba ese modelo, por eso acabaron en las cunetas”, asegura González, que ha explicado que, de aquel grupo de 77 personas y, además de estas nueve cuyos restos han regresado, aún quedan otros 27 por localizar. Se espera ahora con que una parte de esos 27 cuerpos, unos seis cadáveres, puedan encontrarse en una fosa en Cabreros del Río, por lo que se han iniciado los trámites para poder realizar una actuación e intentar encontrar el lugar exacto en el que podían yacer, aunque para ello solo se cuenta ahora con “nombres y fechas”.

Celestino Foneca interviene en el acto en nombre de los familiares. (Foto: Peio García)

Muestras de ADN

Para ello, los voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, han aprovechado hoy en el acto de recepción de los restos de esos nueve cuerpos, para tomar muestras de ADN a los vecinos y familiares que perdieron la pista de sus seres queridos aquel 24 de junio de 1936. Esa ha sido, precisamente, la fecha que figura en las urnas en las que se han trasladado los restos de esas nueve personas, ya que se desconoce la fecha del fallecimiento de cada uno de ellos, por lo que se ha tomado como “simbólica” la de la detención masiva, que sí se encuentra documentada.

El salón de plenos del Ayuntamiento de Valderas ha sido el lugar para la realización de un primer homenaje, antes de partir en caravana al cementerio, donde se ha inaugurado ese panteón en el que ya descansan estas nueve personas, en un terreno cedido por el equipo de gobierno. Ese lugar está recubierto por una lápida de mármol, en cuya superficie se encuentran grabados los nombres de aquellas 77 personas.

La lápida, pagada por los familiares, que recubre el panteón. (Foto: Peio García)

Traslado de las urnas con los restos de los represaliados al cementerio. (Foto: Peio García)

___

Fotografía destacada: El familiar de uno de los represaliados ayuda a introducir una urna con los restos en el panteón de Valderas. (Foto: Peio García)

http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/Valderas-La-Rusia-Chica-De-Leon-Recibe-A-Nueve-De-Los-77-vn176436-vst218

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Homenaje a las víctimas del Franquismo en Valderas (León)

Estimados/as amigos/as,

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), quiere invitaros a los actos de homenaje a las víctimas del Franquismo que tendrán lugar en Valderas (León), el próximo día sábado día 30 de mayo de 2015.

Durante la mañana, a las 11:00 horas, se llevará a cabo una charla sobre la represión en la localidad a cargo de Miguel García Bañales, investigador y, a continuación, se presentarán los resultados de la exhumación de los 9 de vecinos de la misma, que serán presentados por el arqueólogo de la ARMH René Pacheco. Estas charlas tendrán lugar en la Casa del Pueblo-Fundación Fermín Carnero.

Por la tarde, la ARMH entregará los restos de 9 vecinos de Valderas (León), cuyo acto de entrega se celebrará en el Salón de Plenos del Ayuntamiento a las 17:00 horas.

Los restos mortales de estos vecinos fueron exhumados en julio de 2012, en San Justo de la Vega (León), por voluntarios desplazados desde varios puntos del mundo. Sus restos todavía no han podido ser identificados genéticamente, dada la desmedida represión que ejercida por los militares sublevados contra el gobierno del Frente Popular, encontrándonos en las investigaciones con más de 70 personas asesinadas y más de 170 detenidas en diferentes cárceles de toda la provincia de Léon.

Ver más sobre la exhumación de la ARMH en San Justo de la Vega (León)

Después del acto de entrega, se celebrará el sepelio en el Cementerio de Valderas (León) a las 17:30 horas. Como último homenaje, se llevará a cabo un acto poético musical en el propio cementerio.

Sus familias y la ARMH te esperamos. GRACIAS

CARTEL DE VALDERAS acto 30 de mayo

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Memoria de una masacre

La represión en Valderas.

Bautizada por el fascismo como la ‘moscú de españa’, Valderas se convirtió en «una, grande y libre masacre» tras estallar la guerra civil. Casi 200 vecinos fueron detenidos y unos 90 asesinados. la armh y familiares rescatan los nombres de los olvidados en un panteón.

Ana Gaitero Ramiro y Jesús f. Salvadores /Diario de León/ 24-05-2015

Lo que no se nombra no existe y ellos existieron, tenían nombre y apellidos, una familia y un proyecto de vida y de felicidad que les fue truncada. El objetivo al nombrarles es hacerles visibles, que sean memoria, e historia, pequeña, pero que al sumarla a otras hagan la historia con mayúsculas, esa que aún no está en los libros de texto, y por supuesto no queden en el olvido». Sol Gómez Arteaga es nieta y biznieta de dos represaliados de Valderas. Uno, José Gómez Chamorro, de 34 años, asesinado y el otro, Andrés Carriedo Callejo, de 59 años, sufrió cárcel durante siete.

Son dos de los 77 nombres que se han recuperado del olvido en Valderas tras un arduo trabajo llevado a cabo en los últimos ocho años por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) e investigadores como Miguel García Bañales que, junto con otros trabajos como el libro La memoria no se entierra de Carlos de la Sierra vienen a esclarecer un capítulo oscuro de la historia local y nacional.

«Que podáis decir que esto nadie lo borre, que no os engañe nadie…». Pacífico Villar Pastor, el último de los nombres de cuyo asesinato o desaparición forzosa, se tiene constancia fehaciente, escribió estas palabras en la antesala de la muerte, el 9 de octubre de 1936.

Valderas tenía unos 3.300 habitantes aquel año y 178 pasaron por las cárceles y centros de detención. Muchos siguen enterrados en fosas: Villadangos del Páramo, Cabreros del Río… son algunos de los lugares localizados. Once fueron fusilados en Puente Castro tras ser sometidos a juicios sumarísimos. Los restos de otros nueve fueron exhumados en una fosa localizada en el paraje El Grillo de Estebánez de la Calzada, en el municipio de San Justo de la Vega, por la ARMH en 2012.

Tras la masacre, el olvido y la vergüenza se han cernido sobre sus descendientes «como si hubieran hecho algo malo, cuando lo que hicieron fue actuar según el orden establecido», apunta la escritora valderense. El trabajo histórico de Miguel García Bañales Valderas. Memoria de un exterminio. Una Grande y Libre masacre que quedó impune ahonda en este capítulo siniestro de la represión que en Valderas adquirió unas dimensiones descomunales.

La II República llegó a esta villa agrícola que por un lado tenía a los propietarios y religiosos «con un dominio oligárquico, caciquil y monárquico» y por otro un gran número de jornaleros, «sometidos a una represión durísima y unos sueldos muy bajos». Para entonces ya estaban organizados en sindicatos, principalmente de base socialista, pero fue la llegada de dos asturianos, Victoriano López Rubio y Falconerín Blanco Fernández la que, según Bañales, «marcará el rumbo de la Valderas republicana».

Uno, como alcalde, hizo que el «Ayuntamiento se volcara con los desfavorecidos». El otro, como sindicalista, «por defender con firmeza los derechos de los trabajadores que la República les había otorgado y que los propietarios se negaban a cumplir». Las huelgas, siempre legales, fueron contestadas con campañas de acoso y derribo a la «Valderas roja» o el «Moscú de España», como se tilda a la villa desde las páginas del Diario de León cuando se cambia el nombre de la calle Padre Isla por el de Lenin.

El fascismo apareció pronto en Valderas. En 1933, cuenta el investigador, la Cruz de Mayo recupera la celebración religiosa y «ya se empieza a hablar de reconquista». A los pocos días se funda la JAC, una asociación cultural de corte fascista impulsada por el sacerdote y profesor del seminario Marcelino Macho. El capellán castrense Nemesio García, de las JONS, es su ideólogo.

Los chicos de la JAC «se van adueñando de las calles, se entrenan físicamente para ello». El alcalde socialista Gregorio Ruiz, que sustituyó a Victoriano, es herido de muerte al salir del Ayuntamiento. Corría el mes de septiembre de 1933. En noviembre la derecha gana las elecciones. «Los fascistas se sienten seguros y acorralarán continuamente a los de izquierdas, se jactarán de ello e incluso entrarán en sus casas».

Las balas se cruzan en las calles de Valderas. «Termina el año con la agresión a Nemesio, que será herido por los disparos de tres izquierdistas», añade. Los dos años siguientes, 34 y 35, son flojos en actividad sindical. El alcalde socialista es destituido en septiembre de 1934 y a finales de año «los fascistas ya consideran que la reconquista está acabada».

En febrero de 1936 gana el Frente Popular (coalición de izquierdas) las elecciones. Se repone al Ayuntamiento de 1934 y el 16 de abril es «detenida la cúpula fascista» y se producen «enfrentamientos de los que defienden el Ayuntamiento (izquierdas) y los que lo atacan (fascistas)». Victoriano y Falconerín, amenazados, marchan del pueblo.

Tras el golpe de Estado del 18 de julio de 1936, protagonizado por Franco, el alcalde de Valderas organiza la defensa contra la sublevación. No hay detenciones, pero controlan las viviendas de los que consideran fascistas. Se registran dos heridos por ambos bandos. La villa estuvo ocupada hasta el 24 de julio. «En todo este tiempo el juzgado seguirá funcionando, la Guardia Civil de Valencia de Don Juan entrará en el pueblo, dos dirigentes de izquierdas irán a declarar a Valencia de Don Juan, se sigue trabajando. ¿Dónde está la revolución que no se ve?», se pregunta Bañales.

El día 24 llega la fuerza militar desde Benavente, se calcula que más de 300 individuos frente a los 150 hombres que defienden Valderas, «mal armados y sin munición». A la entrada muere uno y en la Altafría 30 hombres resisten. Nada pueden hacer y huyen al monte.

Fue el comienzo del «exterminio». Se registró casa por casa, detuvieron a los hombres de la Casa del Pueblo (hoy sede de la Fundación Fermín Carnero de UGT que apoya el acto). Los presos, casi 200, se distribuyen entre Benavente, Astorga y San Marcos. Su destino es terrible. Falconerín muere en León por las torturas. A Victoriano, se cuenta, «le grabaron un F y una E en cada mejilla, le grabaron INRI en la frente, le cortaron los testículos… murió lapidado».

Miguel García Bañales documenta la primera saca de Valderas con 12 personas. Se cree que están en la carretera de Valencia de Don Juan a León. A primeros de agosto empieza la causa contra los detenidos y algunos quedan en libertad. Los fusilamientos comienzan en octubre y siguen en meses sucesivos. Continúan los paseos en la carretera de León a Astorga y «volverá la barbarie con el paseo de Cabreros del Río, en enero. Entre fusilados, paseados y desaparecidos se calcula que fueron asesinadas 90 personas».

El sábado 30 de mayo su memoria será dignificada en el panteón de la memoria del cementerio de Valderas, donde el Ayuntamiento presidido por la socialista Silvia Blanco (bajo su mandato se han suprimido las calles franquistas, aunque sólo se han puesto las placas de dos: Plaza del Generalísimo por Plaza del Ayuntamiento y Onésimo Redondo por Plaza de los Caños) ha cedido a perpetuidad las parcelas 50 a 51. Durante el homenaje, la ARMH hará entrega de los restos de la fosa de San Justo a las familias. El ADN se estudiará en Argentina cuando haya más datos.

En 2012 se exhumó la fosa de San Justo de la Vega cuyos restos permanecen en la sede de la ARMH en Ponferrada sin que se hayan podido cotejar con el ADN tomado a familiares por falta de medios. Abajo, el maestro Tomás Toral Casado, natural de Valderas, en 1936 con alumnos de Villaornate, fue paseado en octubre de aquel año en el monte de Villadangos.

http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/memoria-masacre_981516.html

Fotografía destacada Gregorio Ruiz Blanco.

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación San Justo de la Vega

Fosa: San Justo V. – El Grillo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Es imprescindible en este caso situar el contexto histórico del crimen cometido en El Grillo. La cárcel de Astorga fue un importante centro de retención por el que pasaron cientos de personas durante la guerra civil española y el franquismo. Muchas de ellas fueron retenidas en sus celdas e incluso juzgadas y condenadas a diferentes penas que oscilaban entre la reclusión temporal o perpetua y la condena a muerte y posterior ejecución. Los presos eran culpables de “delitos” como ser de ideas izquierdistas o estar en contra de lo que los golpistas llamaban el Glorioso Movimiento Nacional.

No obstante, hubo muchos otros prisioneros que, bajo la excusa de ser llevados a esta cárcel, fueron fusilados en cunetas, montes o campos cercanos incluso antes de haber pasado por la prisión. Uno de esos lugares es el conocido como Monte de Estébanez, una pequeña zona boscosa a la que se accedía desde la propia carretera N-120 que une León y Astorga. Hacia el norte de la misma, en un lugar conocido como “El Grillo” los vecinos de la zona conocían la existencia de uno de esos enterramientos.

Gracias a la investigación realizada por la ARMH y con la ayuda de un colaborador de la zona, se llegó a la conclusión de que en aquel paraje debían hallarse los cuerpos de entre 5 y 12 personas, todas ellas ejecutadas y enterradas en el mismo momento. No obstante, hasta que no se realizaran los trabajos arqueológicos no podría afirmarse concretamente su número.

El máximo inconveniente para la investigación de este caso radica en la dura represión ejercida por el bando nacional en todos los pueblos cercanos. Si bien un dato nos permitió conocer que éstas personas podían ser vecinos de Valderas (situada a 70 km del lugar del asesinato), no existe ningún otro apunte que nos ayude a saber las identidades concretas. Y es que hay que tener en cuenta que en Valderas, una población que en 1936 tenía alrededor de 4000 habitantes, fueron recluidas, y la mayoría ejecutadas, cerca de 209 personas, algunos de ellos hijos adolescentes de los propios ejecutados.

La complicación se encuentra entonces en intentar averiguar en qué lugares específicos se hallan unas víctimas determinadas; pero para ello también es imprescindible conocer cuántas personas se encuentran en un enterramiento en concreto, y así poder hacer una relación del número de víctimas, la fecha de su ejecución y las sacas puntuales que coinciden con esa data.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas
Libro de visitas San Justo y homenaje en Valderas

Publicado por ARMH