Archivo de la etiqueta: 20 de noviembre

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Emilio Silva pide al Estado que se “disculpe con las familias de los desaparecidos del franquismo ignoradas”

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, reclama que la nueva ley incorpore un comisionado para atender a las familias de las víctimas

Silva considera que el Partido Popular tiene “difícil” desprenderse del franquismo

cadenaser.com / 20/07/2021

El Consejo de Ministros aprueba este martes uno de los proyectos en los que Carmen Calvo puso más interés y que no ha podido ver nacer de su mano. La ley de Memoria Democrática, con todas las medidas que pretenden ayudar a no perder la memoria de los años de guerra, de las décadas de dictadura, de las víctimas y los verdugos, del dictador, de los cómplices y de los perseguidos. Una ley que no gusta al PP y cuyo presidente, Pablo Casado, prometía que derogaría cuando llegase al  Gobierno.

La norma pretende, según el Ejecutivo, “situar en primer plano a las víctimas de la guerra civil y la dictadura”. Hay medidas específicas de reconocimiento y reparación: se fijan, por ejemplo, dos días oficiales para la memoria que serán el 31 de octubre de recuerdo y homenaje a todas las víctimas y el 8 de mayo para las del exilio. Además, pone en valor el papel del movimiento memorialista durante estos años y plantea reconocer el trabajo de mujeres en la defensa y conquista de los valores democráticos y los derechos fundamentales.

“España ha estado fabricando ignorancia”

Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, considera que hace algunos avances en materias como la eliminación de fundaciones que tienen como objetivos enaltecer a figuras que violaron Derechos Humanos. “España ha estado fabricando ignorancia. Es hora de que la ciudadanía sepa lo que ocurrió aquí”, señala Silva a la par que ensalza los avances en materia educativa.

Por otro lado, lamenta que en materia de desaparecidos “avanza de manera insuficiente” y recuerda los informes de Naciones Unidas que exigen que terminen con las diferencias de trato entre las víctimas de distintas violencias.

Un comisionado para atender a las víctimas

Emilio Silva también denuncia que hecha en falta un comisionado para atender a las víctimas y lamenta que haya ayuntamientos que no quieran colaborar con la memoria democrática. “No estamos participando de las subvenciones porque consideramos perverso que haya familiares de desaparecidos que presentan proyectos al Estado y que compiten entre ellos por excluirse unos a otros. Esto es un derecho y tiene que ser tratado por el Gobierno. El Estado tiene que crear un organismo para escuchar a las familias”, apunta.

Además, Silva recuerda que hay un punto todavía pendiente, “que el Estado se disculpe con las miles de personas que se han muerto ignoradas por todos los gobiernos de la recuperada democracia”. En este sentido, denuncia que este abandono de los sucesivos gobiernos debería aparecer en la ley y reclama un “gran acto público” en el que se pida perdón por el abandono.

“A mi abuelo lo asesinaron como a Miguel Ángel Blanco”

“A mi abuelo lo asesinaron como a Miguel Ángel Blanco, pero sus asesinos volvieron al pueblo, le quitaron a mi familia todas sus propiedades, tuvieron que vivir 40 años gobernados por esos asesinos y este Estado, cuando volvió la democracia, no ha hecho nada por reparar a estas víctimas”, denuncia. “A las familias de los desaparecidos no se les ha dado un sólo céntimo para reparar todo ese dolor”, añade.

“La derecha no se ha desprendido del franquismo”

Por último, y tras escuchar las declaraciones sobre la Guerra Civl de Ignacio Camuñas en un acto organizado por la Fundación Concordia y Libertad, vinculada al Partido Popular, Emilio Silva incide en que “la derecha no se ha desprendido del franquismo”. Algo que para él es “difícil” porque su fundador fue un ministro de la dictadura.

No obstante, considera que “es hora de que las nuevas generaciones del PP rompan con ese pasado, de no soportar lo que dijo el señor Camuñas, es una mentira que no se la cree ni él”.

Para él, la derecha española lleva años “haciendo una elipsis, saltando de la Guerra Civil a la Transición” y recuerda que entre medias hubo 40 años de dictadura, de represión. “Hay que aceptar la historia tal y como fue, y luego poner la ideología. Cuando eso no se cuenta, se pueden hacer declaraciones que caen en un mar de ignorancia”, zanja.

___

Fuente:https://cadenaser.com/programa/2021/07/20/hoy_por_hoy/1626763800_742641.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La ARMH inicia este viernes la recuperación de cinco republicanos asesinados en Los Cerralbos

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) inicia este viernes la búsqueda de una fosa común en la localidad toledana de Los Cerralbos, ubicada en una finca conocida como ‘Los Parrales’, donde espera encontrar los cuerpos de cinco personas que pudieron ser asesinadas alrededor del 5 de noviembre de 1936.

eldiadigital.es / 16/07/2021

En concreto, en la fosa de Los Cerralbos se espera encontrar los restos de Pablo Arrogante Alía, nacido en Lucillos (Toledo), el 15 de enero de 1907. Casado y con dos hijos y dos hijas; Teodoro Dionisio Fernández, natural de Los Cerralbos (Toledo), nacido el 7 de diciembre de 1909. Casado con Eugenia Campos y con un hijo y dos hijas; Lucio Jiménez Fernández, natural de Los Cerralbos, nacido el 6 de mayo de 1909. Soltero y de profesión jornalero; y los hermanos Baldomero y Eulogio Díaz Zapata, residentes en la localidad de Los Cerralbos y cuyo lugar de nacimiento se desconoce.

Todos ellos fueron detenidos extrajudicialmente y asesinados en ese paraje donde ahora la Asociación espera encontrar sus cuerpos, ha informado la ARMH en un comunicado.

____

Fuente:https://eldiadigital.es/art/369950/la-armh-inicia-este-viernes-la-recuperacion-de-cinco-republicanos-asesinados-en-los-cerralbos

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La exhumación de Manzanares, una de las más “complicadas” a las que se ha enfrentado la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica

Las dificultades se salvan, explica Serxio Castro, porque “el fin último que es encontrar los cuerpos y que aparezcan más familias”

eldiario.es / Francisco Bravo / 15/07/2021

“Sin duda, la exhumación en Manzanares, ha sido de las más complicadas que ha hecho la Asociación. Así coinciden las personas más veteranas”, explica Serxio Castro, director de la exhumación que se llevó a cabo durante cinco semanas en el mes de mayo. La asociación sigue trabajando con los resultados de las labores en las que participaron no sólo personas voluntarias, sino también muchos de los familiares de las personas enterradas en las fosas comunes. “Al final son los familiares los que asumen parte del trabajo, que están ahí dedicando su tiempo haciendo lo que no hace el Estado español. Son los propios familiares los que al final resuelven lo que debería hacer el Estado”, recalca.

¿Por qué fue tan difícil? “Normalmente sabes como actuar, como ocurrió con el cementerio de Guadalajara, porque lo que suele alargar los trabajos es que haya más o menos cuerpos. Pero en Manzanares íbamos a una zona que parecía que no iba a tener nada alrededor, pero nos encontramos con fosas hechas en piedra caliza, lo que dificultó nuestras intenciones de querer respetar la fosa”, señala Castro.

Al final, fue necesario romper la piedra alrededor de la fosa, a lo que se suma también que había un nivel de “removido” importante. “Esto quiere decir que muchos cuerpos habían sido tocados en alguna ocasión, por alguna otra exhumación, y no sabemos con seguridad por qué. Sabemos que fue un cuerpo exhumado en esa fosa y hubo que cavar hasta dos metros para que apareciesen los primeros cuerpos de los individuos que ya habían sido removidos”, relata. A partir de ahí se ha registrado todo lo encontrado de manera arqueológica y con la ayuda del antropólogo para poder realizar la individualización de las personas enterradas. “Pero claro, el trabajo siempre se ha complicado”, señala.

Los cuerpos de las fosas no habían sido todos removidos, señala Castro, como ocurre en la fosa número cuatro. “Eran menos los cuerpos, y aparecían más separados, por lo que era más fácil trabajar con ellos. Pero aún así, a una altura de 2,7 metros de profundidad se produjo un desplome, suponemos que por estar más cerca de las capas más húmedas y por eso se vino abajo el terreno y la piedra. Por eso, tomamos la decisión de abrir las sepulturas entre las fosas 1 y 4 para poder trabajar más cómodos y más seguros”, explica.

 

Castro explica que el clima tan seco y fuerte también fue parte de la dificultad a la que se enfrentaron las personas que trabajaban en la exhumación. “Hubo gran participación de los voluntarios, aunque quienes no son parte del equipo oficial sólo ayudan a mover tierra, porque no tienen la formación previa que hace falta. Fue una gran ayuda, sobre todo para poder mover los cubos de tierra y las carretillas. Eso sí, no bajó nadie que no fuera del equipo, porque es necesario tener muchos años de experiencia para controlar bien lo que se hace una vez has bajado”, señala.

Sin embargo, las dificultades no pusieron en duda en ningún momento los objetivos de la Asociación. “Cuando nosotros asumimos el empezar un proyecto, lo hacemos con todas sus consecuencias. Porque el fin último es encontrar los cuerpos y que aparezcan más familias para que puedan reclamarlos. Lo teníamos claro, a pesar de las dificultades, no nos íbamos a ir, nunca hemos cancelado exhumaciones. Sabemos cómo se trabaja y no nos íbamos a ir antes de devolver los cuerpos a las familias”. Para realizar estas labores, son voluntarios como Juan Carlos, un minero prejubilado, la clave del trabajo de la asociación.

A principios de junio, la Asociación dio por finalizada la exhumación, en la que se recuperaron 34 cuerpos de personas asesinadas durante la dictadura franquista tras la Guerra Civil. En total, fueron 17 días de trabajo ininterrumpido, en los que se encontraron diversos objetos que serán estudiados, restaurados y entregados a las familias en caso de que se produzcan las identificaciones. Entre los objetos había una medalla de una virgen, unas gafas y además se han recogido numerosos casquillos de bala.

___

Fotografía destacada: Familiares de fusilados en la fosa común de Manzanares

Fuente:https://www.eldiario.es/castilla-la-mancha/exhumacion-manzanares-complicadas-enfrentado-asociacion-recuperacion-memoria-historica_1_8103936.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

“España tiene la necesidad moral de sacar a sus muertos de las fosas comunes y las cunetas”

May Borraz desvela en el libro ‘El último cuento. De abuelos y cunetas’ la investigación que llevó a cabo para hallar los restos de su abuelo, Sebastián Blasco

lavanguardia.com / Lara Gómez Ruiz / 15/07/2021

A Sebastián Blasco lo mataron poco después de la Guerra Civil. En su momento, su muerte constó oficialmente como suicidio aunque la familia, que conocía bien sus ganas de vivir, sabía con certeza que eso no era posible. Su cuerpo, como el de muchos otros, quedó en el olvido y no ha sido hasta ochenta años más tarde que su nieta, la escritora May Borraz, ha dado con su paradero.

“En casa nunca creímos la versión oficial. Demasiados misterios rodeaban la muerte de mi abuelo y yo simplemente quise ponerles fin”. Para ello, realizó una investigación que le ha llevado cinco años y que ha plasmado en el libro El último cuento. De abuelos y cunetas (Ed. Calipso L&Z). Un trabajo cuyos beneficios se destinarán íntegramente a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), entidad con la que ha colaborado estrechamente durante todo este tiempo, según ha explicado la propia May a La Vanguardia.

Imagen de archivo de Sebastián Blasco | May Borraz

En casa nunca creímos la versión oficial”

“Empecé a tener un hilo de esperanza cuando el Gobierno de Zapatero hizo la ley de Memoria Histórica. Pero luego el de Rajoy lo tiró todo por la borda. Me dio mucha rabia y desde luego no fui la única. Comprendí entonces la necesidad moral que tiene este país de sacar a sus muertos de las cunetas y las fosas comunes. En mi caso, intenté encontrar respuestas en mi propia familia”.

Defensor de la República, Sebastián se libró de ir a la guerra por su cojera. Sí lo hicieron sus hermanos más pequeños, que lucharon en ese mismo bando y que hacía poco que habían vuelto del frente. Fue él sin embargo quien se llevó la peor parte, pues eran varios los que conocían sus ideas políticas. Y fue eso precisamente lo que le llevó a la muerte.

Exhumación de Sebastián Blasco | Marc Ripol

Cuenta May a este medio que una de las principales motivaciones de esta búsqueda era su madre. “Pese a que no tiene recuerdos vívidos con él, pues murió cuando aún no había cumplido los dos años, ha estado echándolo de menos toda su vida. Todos merecíamos conocer la verdad pero nadie más que ella. Encontrarlo creo que ha sido el mejor regalo que le he podido hacer”, confiesa.

“No tenía ni idea de dónde estaban los restos de mi abuelo. Sospechaba que una de mis tías lo sabía pero falleció y se llevó el secreto con ella. Por eso estaba convencida de que iba a ser muy difícil hallar su paradero. Pero lo que más me sorprendió fue que la gente empezara a hablar. Pensaba que descubriría qué había pasado pero no contaba con encontrar el cuerpo”, reconoce Borraz.

Lo que más me sorprendió fue que la gente empezara a hablar”

En este sentido, admite que “me ha sorprendido las ganas de hablar que tenía la gente. Recuerdo la primera entrevista que fui a hacer, que iba con el corazón encogido, pensando incluso en justificar mi búsqueda con una mentirijilla y decir que era para hacer un árbol genealógico de la familia. Pero no hizo falta. Todos los que sabían algo me lo han contado. Tenían ganas de hablar, solo hacía falta que alguien les hiciera la pregunta”.

“Tras mi experiencia me atrevo a decir algo. Los que estén buscando a alguien, que se den prisa. Los que quedan es muy probable que ya no sean testigos directos y si queda alguien es muy mayor y ellos son la memoria. Luego quedan los hijos, pero también son muy mayores. Con lo cual animo a todo aquel que esté en una búsqueda similar que se anime, que corra y que sobre todo no deje de tirar de los hilos que puedan y que pidan ayuda a las asociaciones destinadas a ello que también investigan.

___

Fotografía destacada: La autora e investigadora May Borraz

Fuente:https://www.lavanguardia.com/cultura/20210715/7600854/may-borraz-espana-necesidad-moral-muertos-fosas-comunes-cunetas-sebastian-blasco.html#foto-1

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La Asociación de la Memoria Histórica pide a Sánchez que por primera vez el Gobierno condene el golpe del 36

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha registrado una petición al presidente Pedro Sánchez para que esta semana, como presidente del Gobierno, haga una declaración institucional de condena del 18 de julio de 1936.

diariocritico.com / 12/07/2021

Este hecho sería inédito, puesto que hasta ahora no ha llevado a cabo ningún presidente del Gobierno desde la muerte del dictador Francisco Franco.

Para el presidente de la ARMH, Emilio Silva, “hay que terminar con la equidistancia en la que el Estado no se enfrenta a los verdugos y no repara a las víctimas, porque eso, además de ser una enorme injusticia con quienes sufrieron la dictadUra y la combatieron, debilita nuestra democracia y no confronta los discursos que desde el presente legitiman o justifican la necesidad de la dictadura franquista, como si pudiera ser una respuesta válida a los problemas políticos y sociales”.

Y añade: “La ley de la memoria que prepara el Gobierno mantiene esa equidistancia, no repara a las víctimas ni les garantiza la justicia a la que tienen derecho y no ejerce ningún tipo de sanción a los verdugos, por lo que sostiene y mantiene la impunidad”.

El texto de la petición pretende que el Gobierno, mediante una herramienta como la declaración institucional, le diga y le explique a las sociedad que “Un 18 de julio nunca más”. Y dice así:

El próximo 18 de julio se cumplen 85 años del golpe de Estado que dio inicio a una guerra y a la toma del poder de militares sublevados que conquistaron el país mediante la traición a un Gobierno elegido en las urnas, el uso de bienes públicos para asesinar y perseguir a cientos de miles de ciudadanos y la constitución por la fuerza de un régimen que durante cuatro décadas se negó a la celebración de elecciones democráticas y siguió asesinando, torturando y persiguiendo a quienes consideraba enemigos políticos o morales.

Transcurridos casi 46 años desde la muerte del dictador, no es comprensible que las altas instituciones del Estado no hayan llevado a cabo todavía una condena explícita y contundente de una dictadura que debe ser inaceptable para cualquier ciudadano demócrata, independientemente de su ideología. Sólo se ha llevado a cabo una pequeña condena en la Comisión Constitucional del Congreso el 20 de 2002, poco contundente y condescendiente con las élites de la dictadura.

Ni los plenos del Congreso y del Senado, ni la jefatura del Estado no electa, ni el Presidente del Gobierno ni el Gobierno al completo han llevado a cabo en estos años una declaración de rechazo y condena de la dictadura, y de reconocimiento a quienes fueron perseguidos por ella y/o se enfrentaron al régimen con el objetivo de que regresaran las urnas que durante la Segunda República habían permitido la elección de gobiernos de diferentes ideologías mediante la convocatoria de elecciones generales con sufragio universal, masculino y femenino.

Por eso instamos al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a llevar a cabo una declaración institucional en torno a esa fecha, que termine con la equidistancia por la que ni los responsables de las violaciones de derechos humanos del franquismo han sido juzgados ni sus víctimas han accedido a sus derechos de ser asistidas por la justicia.

Esa mirada indiscriminada, hacia el pasado terrible de la dictadura, fomenta la debilidad de nuestra cultura democrática, mantiene un imaginario injusto con las víctimas, beneficia a quienes han disfrutado de una intocable impunidad y mantiene al Estado en una falsa neutralidad, ya que la pasividad de una institución ante la existencia de verdugos y de víctimas es un beneplácito para las élites franquistas y un menosprecio a las víctimas.

85 años después del golpe de Estado franquista y más de 40 del término de la dictadura han supuesto un tiempo insufrible de abandono para cientos de miles de víctimas que han muerto ignoradas por el Estado y sin la capacidad de acceder a sus derechos. Es momento de que se lleve a cabo esa condena y una disculpa del Estado ante los supervivientes y sus familias castigadas por haber ejercido y defendido derechos que hoy consideramos inherentes a cualquier ser humano e irrenunciables en una democracia.

___

Fotografía destacada: (Foto: Fundación Francisco Franco)

Fuente:https://www.diariocritico.com/nacional/pide-a-sanchez-que-por-primera-vez-el-gobierno-condene-el-golpe-del-36

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

El borrador de Ley de Memoria no convence a las asociaciones ni a parte de las izquierdas: “Suspende en primero de antifascismo”

El anteproyecto, que llega este martes al Consejo de Ministros, ha incorporado la necesidad de humillación a las víctimas para que la apología del franquismo sea algo más que libertad ideológica, como aconsejó el Poder Judicial. Unidas Podemos y ERC piden más ambición para darle su voto en el trámite parlamentario

eldiario.es / Elena Cabrera / 12/07/2021

El Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática supone un avance respecto a la Ley de Memoria Histórica de 2007, en eso hay consenso. En cambio, también se queda corta, al menos para los grupos memorialistas y parte de la izquierda, si se equipara con el estándar internacional en materia de derechos humanos. Los pasos que camina la democracia española para reparar las llagas de 40 años de dictadura, impresas en la piel de varias generaciones, no satisfacen todavía a estos colectivos.

En este enfoque de derechos son cinco las medidas que deben adoptarse tras un conflicto del calibre de una dictadura: verdad, justicia, reparación, memoria y garantías de no repetición. Tanto el movimiento memorialista como algunas fuerzas políticas de la izquierda ponen en cuestión que, en materia de justicia ni en reparación, la ley cumpla con los estándares esperados. A la versión de la ley que llega al Consejo de Ministros se le augura “un trámite parlamentario duro”, avanza Paco Gracia, responsable de Memoria Democrática de Podemos –cuya formación forma parte del Gobierno al cargo de la iniciativa–. Unidas Podemos apuesta por mejorar la ley vía enmiendas y no contemplan “otro escenario que no sea el de llegar a un acuerdo con el PSOE y con el resto de grupos parlamentarios”, añade Gracia. “Por el momento nos parece que es una ley cosmética, un brindis al sol y eso es una mala noticia”, puntualiza Gabriel Rufián, portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso.

Para ambos grupos de la izquierda, el objetivo será “pelear” por introducir las reivindicaciones de las asociaciones memorialistas y equiparar la ley a las herramientras de otros procesos de reparación, “en la línea con la exigencia de verdad, justicia y reparación del Derecho Internacional y del relator Pablo De Greiff“, indica Paco Gracia. El enviado de la ONU recordó que los efectos de la Ley de Amnistía son incompatibles con los compromisos internacionales que ha suscrito España, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y que el problema no es tanto la ley sino la interpretación restrictiva que se hace de ella.

¿Una verdadera tutela judicial?

Las novedades del anteproyecto de ley al respecto de los procesos judiciales son la creación de un fiscal de sala específico, la garantía de la investigación de las violaciones de derechos humanos y las inscripciones en el Registro Civil de las personas desaparecidas. Dice el borrador de ley que garantizará la tutela judicial sobre los hechos que afectan a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo pero, para las más de 50 asociaciones memorialistas y otras 75 entidades —agrupadas en la plataforma Encuentro por la Memoria—, no se permitirá el acceso a la tutela judicial efectiva hasta que no se deroguen dos puntos de la Ley de Amnistía de 1977 (los apartados e y f del artículo 2) que impiden investigar penalmente los crímenes del franquismo. Este será el principal caballo de batalla del grupo parlamentario de Unidas Podemos, partido de Gobierno, durante la tramitación parlamentaria. Este es también un punto imprescindible para otro de sus apoyos parlamentarios, ERC, que votará que no a la ley tal y como está redactada en este último borrador. Para Gabriel Rufián, “falta el reconocimiento de que el régimen y las sentencias fueron ilegales y que esto comporta una anulación efectiva de lo que dictaminaron sus tribunales”, así como la necesaria derogación de la Ley de Aministía que “equipara a asesinos franquistas con víctimas republicanas”.

La ley considera “ilegítimos” los órganos judiciales constituidos para imponer sentencias políticas durante la Guerra Civil, los que depuraron responsabilidades políticas entre 1934 y la sublevación militar y los Consejos de Guerra. También los tribunales que reprimieron la masonería y el comunismo entre 1940 y 1963, y el de Orden Público que funcionó desde ese año hasta el 77 para represaliar delitos políticos. Al respecto de la dictadura, se consideran nulas las condenas y sanciones contra quienes defendieron la República o lucharon en el antifranquismo. Pero se trata de una herramienta de reparación simbólica que no conlleva ningún tipo de indemnización.

Soldados heridos descansan de la batalla en la retaguardia republicana, en primer plano aparece uno de ellos con las piernas amputadas y montado en un carrito | Archivo Histórico del Partido Comunista de España

Esto es diferente a lo que pide ERC: la “ilegalidad” más allá de la “ilegitimidad” y que todas las sentencias de los tribunales franquistas sean nulas de plano, ya que se está depositando la iniciativa en las víctimas y sus familiares para que estas emprendan un proceso judicial administrativo.

El anteproyecto no considera a los crímenes del franquismo como de lesa humanidad, tal y como los entendía el exjuez Baltasar Garzón en su auto de 2008. Eso hubiera asegurado su imprescriptibilidad y eludiría, sin tener que derogarla, la Ley de Amnistía. En ese mismo sentido, las asociaciones memorialistas piden que España ratifique la Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de lesa humanidad de las Naciones Unidas de 1968.

Qué es una víctima del franquismo

La ley dedica un amplio artículo a la definición de víctima del Golpe de Estado de 1936, de la posterior Guerra Civil y de la dictadura. Lo hace tanto de manera amplia como entrando al detalle de los diferentes daños que pueden haber sufrido estas personas, que van desde la muerte o desaparición, al encarcelamiento, la deportación, los trabajos forzados, la represión, la incautación, la depuración y otras muchas violencias, incluida la participación en las guerrillas antifranquistas o la masonería.

Sin embargo, para Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, “sigue habiendo víctimas de primera y de segunda”. A Silva, esta ley le parece que “de antifascismo tiene poco” puesto que es “una ley sin fascistas”, donde “se habla mucho de las víctimas y nada de los verdugos”.

En su declaración de 1985, la ONU hizo una definición de víctima de delito y abuso de poder que debería aplicarse sin distinción alguna. En esa descripción internacional y en el Estatuto de la Víctima se considera tal también a los familiares inmediatos de las directas, pero no así en la Ley de Memoria Democrática. De igual manera, no se habla de resarcimiento, de indemnización por parte del Estado, ni de asistencia, como indica Naciones Unidas. Entre 1979 y 2005, se destinaron 5,1 millones de euros a indemnizaciones, prestaciones y pensiones, en especial entre los años 1980 y 82. Se dio cobertura a 4.700 beneficiarios en forma de pensiones y prestaciones por mutilaciones. Pero no ha habido una compensación económica para las familias de los asesinados por los sublevados.

Dos soldados de las brigadas Internacionales con el casco puesto y la bayoneta calada | Archivo Histórico del Partido Comunista de España

Para Unidas Podemos, hay más víctimas que han quedado sin reparación y para las que se pide indemnización, como las personas obligadas a trabajar de manera forzosa. Cuando en 1990 se reconoció el pago de indemnizaciones a quienes habían sufrido privación de libertad durante más de tres años, no se incluyó a los que integraron los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores porque se consideró que no habían sido privados de libertad en sentido estricto. El Informe Interministerial para el estudio de la situación de las víctimas, que se encargó en el año 2006, ya señalaba que se trataba de una “exclusión difícilmente justificable”. Estaríamos hablando de supervivientes que hoy tendrían más de 90 años de edad.

Para Esquerra, las ayudas de los años 80 eran “asistenciales” y “carentes de un componente político”, señala Rufián. “No nos vale. Las víctimas tienen que ser reconocidas políticamente y sus familiares tienes que ser reparados económicamente, como ha ocurrido en otros países de Europa”, añade.

Una forma de reparación a los brigadistas internacionales es la concesión de la nacionalidad española, como propone el anteproyecto de ley. Pero este reconocimiento llega tarde y, por edad, es difícil que signifique algo. El último superviviente de las Brigadas del que se tiene constancia fue Josep Eduard Almudéver, que falleció el pasado mes de mayo a los 101 años. Por ello, Unidas Podemos propone que sea a sus descendientes directos que se hayan destacado especialmente por una defensa de los derechos democráticos a los que se les conceda la nacionalidad.

En la ley se fija el 31 de octubre como día de homenaje a las víctimas, por ser el día de la aprobación en las Cortes de la Constitución Española. “Ese día no tiene nada que ver con el fascismo”, explica Emilio Silva. “Fue un día en el que solo se habló de reconciliación pero nada se dijo sobre las víctimas. ¿Qué van a celebrar las víctimas ese día? Lo único que quiere el PSOE que se celebre: la transición”, añade, recalcando que le parece una ley “partidista”, “blandita con el fascismo”, que “trata de no molestar” y que “no se sale del marco de la impunidad”. “Es un regalo para los verdugos”, concluye el presidente de la ARMH.

Cómo abordar las fundaciones franquistas

El otro gran tema en cuestión en las semanas previas ha sido el abordaje que hacía la ley de las fundaciones franquistas. El primer borrador del anteproyecto contemplaba que la apología del franquismo era una causa de extinción de una fundación, ya que es contrario al interés general. No obstante, un controvertido informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aconsejaba que se incluyera en la apología la humillación de las víctimas; en caso contrario, la actividad de estas fundaciones entraría dentro de la libertad ideológica, que está protegida en la Constitución. El Gobierno lo ha aceptado y ha corregido el proyecto de ley, añadiendo el requisito adicional de menosprecio a las víctimas. Paco Gracia, responsable de Memoria Democrática de Podemos, considera que “la propia apología del franquismo es per se una humillación a las víctimas”, por lo que no habría que haber aceptado las objeciones del Poder Judicial. Para Gabriel Rufián, entender que el franquismo conlleva menosprecio y humillación a las víctimas o incitación al odio es “de primero de antifascismo”.

Varias personas asisten a una convocatoria de exaltación del franquismo en el Panteón de Franco de Mingorrubio (Madrid), el pasado 28 de marzo de 2021 | Europa Press

Según el Grupo de Memoria Histórica de la Eurocámara, aceptar el informe del CGPJ podría contravenir la Decisión Marco de 2008 que obliga a los Estados a tipificar como delito la apología, banalización o negación de los crímenes de lesa humanidad y la resolución del Parlamento Europeo de 2018 sobre el auge de la violencia neofascista en Europa que pide a los Estados miembros que adopten medidas suplementarias para prevenir, condenar y combatir la incitación al odio.

El Gobierno ha preferido la vía de extinguir las fundaciones franquistas a partir de la Ley de Memoria Democrática, incorporando la incitación al odio y el menosprecio a las víctimas, en lugar de otras opciones posibles como la modificación del Código Penal, de la Ley de Fundaciones o incluso apretando las tuercas del mecanismo de funcionamiento del Protectorado de Fundaciones, encargado de velar porque esta se atentan a sus fines por el bien del interés general. Será el Protectorado el encargado de instar judicialmente a la extinción de la fundación Francisco Franco o cualquiera otra que estime oportuno.

Hasta cuándo se extienden los tentáculos de la dictadura

El anteproyecto enmarca el periodo de persecución y violencia entre el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y la promulgación de la Constitución Española de 1978. Las asociaciones piden que se extienda hasta 1983, pues en esos años “hubo más de 300 víctimas a manos de las fuerzas del orden y grupos parapoliciales de extrema derecha”. Y, en el caso de las niñas y niños sustraídos y adoptados sin legítimo y libre consentimiento de sus progenitores como consecuencia de la guerra y la dictadura, piden que se prolongue hasta 1999, año en el que deja de tener reconocimiento legal en España el parto anónimo o secreto. No obstante, al estar ya en tramitación —aunque lenta— parlamentaria una ley específica sobre los bebés robados, no parece que sean objeto de esta ley.

Todo lo que no se sabe

Cuando entre en vigor la ley, el Gobierno tendrá un año para modificar otra muy controvertida, la Ley de Secretos Oficiales, una norma de 1968 destinada a proteger las alcantarillas del franquismo. Los investigadores han reclamado la Es necesario abrir la apertura de esos ficheros para poder estudiar ese periodo. Con la ley quedará autorizado el acceso a los archivos históricos del Ministerio de Defensa anteriores a 1968 siempre que no quede “comprometida la seguridad o la defensa del Estado”, lo cual puede ser una puerta a las arbitrariedades. Este es un cabo suelto que Unidas Podemos va a solicitar sea eliminado.

La Ley de Secretos Oficiales, que será modificada o se creará una nueva previsiblemente en esta legislatura, no es la única que impide esclarecer hechos de la represión franquista. La Ley de Protección de Datos es a menudo la objeción para consultar algunos archivos, como el Regional de Madrid, como le ocurrió al presidente de la ARMH cuando quiso consultar los efectos de los bombardeos sobre Madrid mediante los expedientes de los hospitales.

La Asociación de Archiveros Españoles en la Función Pública propuso que la ley incluyera la creación de un censo de fondos documentales para la memoria democrática para conocer todos los archivos públicos o privados potenciales suministradores de evidencias sobre violaciones de derechos humanos. La ley, en cambio, lo que plantea es adquirir todos los documentos posibles e incorporarlos al archivo del Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH), en Salamanca, con un presupuesto anual. Para los archiveros, la unificación física de todos estos documentos en el CDMH “está condenada al fracaso”, así como el “acumular fondos, originales o copias, a través de la compra de archivos”, por lo que proponen que su Censo sea un sistema de acceso unificado vía internet a todos los fondos. Esquerra reclama, en este mismo sentido, que centralizarlo todo en Salamanca no es la mejor idea y que los archivos municipales están llenos de información importante. “Hay que tener en cuenta que hay una relación entre la reparación económica y el contenido de ciertos archivos”, por lo que es necesario abrirlos, indica Rufián.

Soldados trabajan para el comisariado de propaganda guillotinando hojas y preparando periódicos | Archivo Histórico del Partido Comunista de España

Además de los públicos, hay otros dos tipos de archivos que preocupan: los privados y los de las Presidencias del Gobierno. Hay que señalar que algunas de las fundaciones franquistas que están en la mirilla de esta ley, son poseedoras además de archivos de difícil acceso: la Fundación Francisco Franco que custodia el archivo personal del dictador, del que no envió 133 documentos cuando se le solicitó una copia; el archivo del periódico El Alcázar en la Fundación José Antonio Primo de Rivera o todo el archivo del General Yagüe en la Fundación María Eugenia Yagüe Martínez Del Campo. La nueva ley de memoria declarará que todos documentos obrantes en archivos privados y públicos relativos a la Guerra y la Dictadura se conviertan en Patrimonio Documental y Bibliográfico, lo cual permitiría una expropiación forzosa si los que los poseen no los conservan adecuadamente. Además, tendrán que ser apuntados dentro del censo que mantiene el Ministerio de Cultura.

Por último, la ley regula los archivos presidenciales posteriores a 1978, lo cual “no tiene sentido alguno” en esta ley, según la Asociación de Archiveros Españoles. El anteproyecto propone la creación de una Fundación del Sector Público para mantener, preservar y cuidar los archivos que genera cada Presidente, como es el caso del que posee la Fundación Felipe González. Los archiveros se oponen a ello porque “vendría a avalar el expolio que pudieran haber cometido los expresidentes que se hubieran apropiado ilegalmente de la documentación producida como consecuencia del ejercicio de su función presidencial”, lo cual incumple la Ley del Patrimonio Histórico Español. Lo que se pide, por tanto y “con urgencia”, es una Ley General de Archivos, que no existe en España.

Publicado por ARMH
Copyright © ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTORICA. 2015 Todos los derechos reservados
Dirección: Apartado de correos 7, 24400 Ponferrada (León) España.
ARMH · ASOCIACIÓN DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA Nº Reg. Nac de Asociaciones del Mº Interior 167.252 | POLÍTICA LEGAL