Archivo de la etiqueta: Villanueva de Valdueza

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Curando heridas históricas en montañas que guardan secretos

Villar de los Mundos proyectará el cortometraje “Las cunetas”, que narra la exhumación de una fosa en El Bierzo. Rodado por alemanes, el documental cuenta con el testimonio de una nieta argentina del asesinado implicada en los movimientos por los desaparecidos en su país.

bierzo7.com / César Fernández / 27-08-2015

La historia de dos países expertos en cicatrizar heridas internas se entrecruzó con la de otro que no acaba de reconciliarse con su pasado en el rodaje de un cortometraje documental en el corazón del Bierzo.

“Las cunetas” pone en escena la exhumación de los restos de Antonio Fernández ‘El Cesterín’ en terrenos de Villanueva de Valdueza (Ponferrada), donde fue asesinado al principio de la Guerra Civil Española. Una nieta argentina que conecta este caso personal con la oscura trama de los desaparecidos en su tierra y dos realizadores alemanes imbuidos también por el espíritu de “culpa colectiva” por el nazismo dan dimensión internacional a una cinta que se exhibirá el sábado 29 de agosto en el marco del Festival Villar de los Mundos que este fin de semana se celebra en Los Barrios (Ponferrada).

“Aquí en Alemania no te escapas de la culpa colectiva”, dicen por correo electrónico los autores del documental, Bodo Marks y Shelina Islam, que se acercaron al espinoso asunto de la memoria histórica en España a través de una amiga alemana que trabajó en un proyecto de investigación sobre exhumaciones realizado por el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Marks e Islam hicieron primero un reportaje escrito, que luego se convirtió en cortometraje aprovechando las labores realizadas por la ARMH (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica) para rescatar los restos de ‘El Cesterín tres cuartos de siglo después de su muerte.

Antonio Fernández fue asesinado en lo que se denominó como “lucha nacional contra el marxismo” el 9 de octubre de 1936. Parte de su esqueleto apareció justo el mismo día, pero 75 años más tarde en una fosa en Villanueva. “Allí donde el pasto crece más verde y más alto está enterrado tu padre”, le confiaban a su hijo Antonio, que acabó emigrando a Argentina. Allí nació su hija Adriana, que creció pensando que su abuelo había fallecido en una “reyerta entre vecinos”. Fue indirectamente, por sus vínculos con los movimientos sociales de memoria y justicia con los crímenes perpetrados por la dictadura militar argentina (1976-1983), como llegó a descubrir que ella misma tenía un desaparecido en la familia. “No sólo encontraron a mi abuelo; yo creo que me encontré yo a mí también”, admite en el documental.

“En Argentina, salvo mínimos sectores reaccionarios, hay una total conciencia de lo que la dictadura cívico-militar-religiosa-económica ha causado en la sociedad (…). Argentina no está dividida entre los que están en contra o no de (el dictador Jorge Rafael) Videla (que ejerció como presidente entre 1976 y 1981). Videla fue juzgado, se le condenó como genocida y murió preso en cárcel común”, explica también vía correo electrónico Adriana, que enfatiza que en su país el Gobierno “se hace cargo” de las exhumaciones. “Creo que España está muy lejos todavía de tomar conciencia de que vivió un genocidio y debe investigar los delitos cometidos”, agrega tanto para pedir subvenciones para colectivos como la ARMH como para confiar en que “en poco tiempo más” se juzguen estos crímenes en España. De hecho, ella es una de las impulsoras de la causa abierta en su país por la jueza María Servini de Cubría, que ha solicitado la extradición de 19 personas, entre ellas antiguos ministros de España.

“El afán de los malhechores es siempre ocultar su culpa y hacer desaparecer sus huellas. Ha sido la estrategia de los campos de concentración nazis en Alemania tanto como de los franquistas en España y es práctica en tantos países más del mundo”, aportan Marks e Islam, que aprovecharon para el rodaje circunstancias como la presencia de la nieta argentina del asesinado o el hecho de que la exhumación se produjese justo el día del 75 aniversario del suceso. El relato también gana mucho en un escenario de montañas y valles. “El paisaje del Bierzo es único (…). Se sabe en cada momento que la montaña guarda secretos, tumbas que no han sido descubiertas, voces que no han sido escuchadas. Las montañas del Bierzo simbolizan tanto la angustia como la esperanza y esas sensaciones marcan también el documental”, subrayan.

“Las cunetas” forma parte de un compendio con fines educativos elaborado por la editorial Schmetterling sobre la memoria histórica en Alemania, España y Argentina, se ha proyectado en exposiciones, charlas y eventos en estos tres países y se exhibirá en septiembre en una muestra de la ARMH en Berlín.

___

Fotografía destacada: Exhumación de Villanueva

http://www.bierzo7.com/30335/curando-heridas-historicas-en-montanas-que-guardan-secretos/

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La ARMH recupera el pulso y cuenta 17 fosas comunes “avanzadas” para ser exhumadas

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica busca recuperar el ritmo de trabajo anterior a los “recortes”, cuando cumple quince años con 98 fosas exhumadas y 858 cuerpos “rescatados”.

En El Bierzo en Villalibre, Villafranca, Tombrio de Abajo, Ocero, Villar de los Barrios, Villanueva de Valdueza.

infobierzo.com / Agencia ICAL / 05-04-2015

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) tiene en la actualidad 17 fosas comunes que ya están avanzadas en el proceso de investigación, siendo viable su localización y exhumación en los próximos meses, según señala su vicepresidente, Marco González, que confía en que el premio ALBA/Puffin al Activismo en Pro de los Derechos Humanos les permita recuperar este año el ritmo y el nivel de trabajo de ejercicios anteriores.

“Estamos otra vez el equipo al cien por cien, otra vez todos contratados y tenemos el empuje económico del premio, que recogeremos en Nueva York el 9 de mayo. En cuanto tengamos ese dinero, podremos otra vez contratar máquinas y ponernos a destajo, como lo habíamos hecho hasta el años 2012”, explica González, que destaca que la gran mayoría de los casos que están avanzados en la región se desarrollarán en León. “Son todas en León, a excepción de una en Segovia, la de Navafría”, apostilla.

Aunque en los últimos años el trabajo de la ARMH se ha visto ralentizado por la eliminación de las ayudas públicas que, incluso, llegó a amenazar su propia existencia y la de su laboratorio antropológico en Ponferrada, desde la asociación afrontan el año de su quince aniversario con optimismo y las nuevas posibilidades que les ofrecen los 100.000 dólares con el que está dotado el premio concedido por los archivos de las brigada Abraham Lincoln (ALBA). Su objetivo, recuperar el ritmo de trabajo anterior al 2012 y que les ha permitido abrir 98 fosas y recuperar la memoria de 858 represaliados desde su creación en el año 2000.

La provincia de León, lugar de origen de la asociación, es donde se ha realizado un mayor número de exhumaciones con 47 intervenciones -28 en la comarca del Bierzo-, que han servido para localizar los cuerpos de 169 personas. De ellas, la “fosa de las fosas” fue la de Priaranza del Bierzo, que abrió paso a la reivindicación de la memoria histórica y que es la más numerosa que se ha abierto hasta el momento en esta comarca con trece cuerpos, entre ellos el abuelo de uno de los fundadores de la ARMH, Emilio Silva.

También ha sido muy importante el trabajo realizado en Burgos que, con menos fosas abiertas (19), ha sacado de nuevo a la luz los restos de 510 represaliados. Y es que en esta provincia se han hallado fosas que “asustan” por la barbarie que hay detrás estos lugares de enterramiento, donde aparecen hasta 125 cuerpos, como es el caso de Valdenoceda, o más de 80, como en Costaján (Aranda de Duero). La ARMH también ha intervenido en estos años en Valladolid, con 11 fosas y 61 cuerpos recuperados; en Palencia, con ocho fosas y 47 cuerpos; en Ávila, con seis fosas y 19 cuerpos; en Zamora, con tres fosas y 23 cuerpos; y Soria, con dos fosas y 12 cuerpos. Unas cifras que esperan seguir aumentando este año para poner nombre a todos los desaparecidos del franquismo.

Proceso “avanzado”

En lineas generales, la ARMH tiene un listado con 113 fosas en diferentes puntos del proceso en toda España. Así, las más “adelantadas o viables” son las 17 de Castilla y León, junto a 12 de Castilla-La Mancha, diez de Andalucía, cinco de Galicia, tres de Extremadura, dos en Valencia y Aragón y una en Asturias. “Estamos haciendo un ‘planning’ para empezar a trabajar a mediados de abril y hasta noviembre, son muchos meses y se puede avanzar mucho trabaja”, puntualiza Marco González, que señala que lo más importante es “la suerte que tengamos a la hora de localizar y encontrar las fosas, ya que el trabajo de exhumación siempre se suelen ser dos o tres días”.

Tras la Semana Santa, retomarán la búsqueda de la fosa del joven Arsenio Macías en Villalibre de la Jurisdicción, en el Bierzo. “Es una búsqueda complicada, lo hemos intentado, pero no desistimos y como está al lado de casa, no hay problema en llevar la máquina y, si no aparece en uno o dos días, volver a intentarlo más adelante. Lo más importante es dar con él”, apunta el vicepresidente de la ARMH, que señala que a continuación buscarán a Salvador Voces Canóniga, uno de los hermanos ‘Pitaciegas’, que está enterrado en una fosa en el cementerio de Murias de Rao (Lugo), tras obtener los nuevos permisos de Sanidad y Patrimonio que les exige este ayuntamiento lucense.

La siguiente parada del equipo de la ARMH será Andalucía, unos trabajos que estaban previstos para principios del pasado mes de marzo pero que, por una serie de imprevistos, han tenido que retrasar a petición del propietario de la finca en la que se encuentra ubicada la fosa. Entre las 17 fosas avanzadas en Castilla y León, Marco González destaca la que buscarán en Brañuelas con los cuerpos de siete personas, que fueron los primeros paseados de la Guerra Civil, el 7 de agosto de 1936, y que ya trataron de localizar hace ocho años.

“La zona que nos señalaron entonces no tenía ni pies ni cabeza porque era una zona de despeñadero, sin tierra, que llaman la ‘Retuerta’. Supuestamente a esa gente la habían enterrado vecinos del pueblo, no tiene sentido que los encontraran en la cuneta y los llevarán a enterrar a una zona escarpada. Ahora tenemos nuevos testimonios”, explica. Ya en la comarca del Bierzo, en los próximos meses intentarán localizar los restos de una madre y su hijo, enlaces de la guerrilla, que fueron asesinados en 1948 y están enterrados en el cementerio de Villafranca del Bierzo, así como hacer nuevas prospecciones para encontrar una fosa con tres cuerpos en Villar de los Barrios, que ya fue buscada por los familiares en 1998 -cuando todavía no existía la asociación- y 2012 sin éxito.

A ellas se sumarán también trabajos en Villanueva de Valdueza, donde ya “rescataron” tres cuerpos en 2012 y comprobaron que en esa zona “podría haber muchos más”, en Tombrio de Abajo y en Ocero, donde también hace unos cinco años estuvieron buscando a tres “paseados” de Quilós y Cacabelos. “Es una fosa mítica, que llevamos tiempo buscando y que no ha aparecido, ahora contamos con unos planos aéreos que no ayudarán y a ver si esta vez la encontramos”, manifiesta esperanzado González.

El resto de León

En el resto de la provincia de León, la ARMH también tiene avanzados los casos de Santa Lucía de Gordón, donde estuvieron buscando a tres personas a finales del años pasado y ahora cuentan con el permiso de la Hullera Vasco Leonesa para prospectar en la zona. “Buscamos tres cuerpos pero creemos que encontraremos más, son personas de la zona de la Pola de Gordón y el norte de León que, cuando cae el frente de Asturias, regresan a sus casas y automáticamente son asesinados y llevados a estas fosas comunes”, explica González, que añade que intentarán avanzar en un caso que entró hace apenas unos meses para buscar a un hombre en Gradefes.

Riosequino de Torío, Grajal de Campos, Escobar de Campos, Estébanez de la Calzada y Cospedal de Babia serán otros lugares en los que la ARMH centrará su atención. En Riosequino buscarán una fosa “en medio del monte” para localizar a un líder sindical, mientras que en Grajal buscan a un maestro y en Escobar a tres vecinos de Joarilla de las Matas, mientras que en Cospedal de Babía, esperan a encontrar dos jóvenes, uno de ellos de Noceda del Bierzo. El caso de Estébanez de la Calzada puede tener un largo recorrido, ya que creen que en ese monte fueron paseados muchos represaliados, según la información que disponen de registros civiles. “Tenemos localizadas un par de zonas y queremos prospectar, ahí puede haber más gente de Valderas”, apostilla.

Otro caballo de batalla será el caso de la fosa de Canseco, documentada desde hace tiempo y con todos los permisos necesarios para hacer la exhumación. Desde la ARMH siguen intentando contactar con la familia del tercer cuerpo que hay enterrado en ese lugar, junto a otros dos soldados republicanos. “Las otras dos familias quiere recuperar los cuerpos de sus familiares, pero no podemos hacer nada sin contactar con la tercera familia y yo ya no se que decir cuando llama el hijo de uno de ellos”, confiesa Marco González.

El caso de Navafría

Ya fuera de la provincia de León, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica intentará localizar una fosa en Navafría, que sería la primera exhumación que realizaría en Segovia desde que diera sus primeros pasos hace quince años. “Es una fosa común en medio de un pinar y buscamos a cinco personas”, cuenta el vicepresidente, que señala que necesitan permiso de Fomento por su ubicación. Una dificultad a la que se suma su cercanía a Madrid y que ha sido la principal causa por la que la ARMH no haya actuado todavía en esta provincia.

“Por su proximidad a Madrid existe la posibilidad de que hubiera sido ya trasladada al Valle de los Caídos”, puntualiza Marco González, que recuerda en a finales de los años 50 muchos cuerpos fueron trasladados hasta ese lugar. “Es algo común, que ocurre tanto en Segovia como en Ávila. Cuando deciden inaugurar el Valle de los Caídos, se envía una circular a todos los gobiernos civiles, que trasladan a todos los ayuntamientos para que indicarán donde había fosas comunes y que consiguieran el permiso expreso de las familias para su traslado”, recuerda. El problema, que ni siquiera las familias afines al franquismo quisieron el traslado y, al final, “levantaron” igualmente las fosas.

“En los registro del Valle de los Caídos hay entradas individuales y colectivas, identificadas y sin identificar, por lo que esas colectivas sin identificar fueron trasladadas casi por decreto y, por supuesto, sin consentimiento de las familias y muchos familiares no sabían que sus seres queridos estaban en ese lugar”, cuenta González, que recuerda una exhumación en Ávila en el año 2003. “El hijo de uno de esos represaliados no sabía que habían trasladado a su padre, cuando abrimos la fosa solo apareció el cráneo y huesos sueltos, después apareció una documentación donde dice que, en ese caso, los siete cuerpos fueron llevados al Valle de los Caídos”, añade

20150405_014ç

 

 

 

Infografía destacada: F. Sanchís / ICAL

http://www.infobierzo.com/la-armh-recupera-el-pulso-y-cuenta-17-fosas-comunes-avanzadas-para-ser-exhumadas/167833/

Publicado por ARMH