Archivo de la etiqueta: Valle de los Caídos

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La Fiscalía remite al Gobierno la posible ocupación ilegal de los frailes del Valle de los Caídos

Los benedictinos y el Estado no han renovado el convenio desde hace cuatro años, como exige la ley, por lo que una asociación denuncia su “ocupación ilegal” de Cuelgamuros, mientras los religiosos publicitan el paraje como “monumento a la reconciliación”

eldiario.es / Jesús Bastante / 24/02/2021

¿Se han convertido los frailes del Valle de los Caídos en okupas? Para la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), desde el pasado 2 de octubre, sí. Hace unas semanas la asociación presentó una denuncia sobre posible ocupación ilegal de Cuelgamuros a la Fiscalía General del Estado, que ha remitido la misma a Vicepresidencia del Gobierno, encargada de la gestión de Patrimonio Nacional. Si se confirma la presencia ilegal de los frailes, la vicepresidenta Carmen Calvo podría proceder a la expulsión de la comunidad, algo que según ha podido saber elDiario.es el Gobierno no se plantea por el momento.

La ARMH ha revelado en un comunicado que la Fiscalía General del Estado ha remitido al Gobierno una denuncia sobre la posible ocupación ilegal del recinto por parte de los benedictinos desde el pasado 2 de octubre de 2020, cuando se cumplieron cuatro años sin que se renovara el convenio entre el Estado y la abadía benedictina de Silos, vigente desde 1958, tal y como obliga la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público.

¿Desalojo o un nuevo convenio?

El Ministerio Público ha remitido la documentación a Patrimonio Nacional, organismo que se encuentra dentro de las competencias del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática de la que es titular Carmen Calvo. De esta forma, ahora es el Gobierno el que tiene que decidir si desaloja el Valle de los Caídos y ordena a la comunidad benedictina que lo abandone, u opta por negociar un nuevo convenio, algo que según la ARMH “iría contra su promesa de convertir el lugar en un cementerio civil”.

El prior de la Basílica, Santiago Cantera, a su llegada al Valle de los Caídos

En todo caso, las asociaciones memorialistas lamentan que la Fiscalía “actúe como un servicio de mensajería” con el Gobierno, en lugar de “perseguir el incumplimiento de la ley”. La ARMH subraya que según la ley sostiene, de no haber sido renovados los acuerdos que permiten la existencia de Cuelgamuros, habrían quedado extinguidos el 2 de octubre del pasado año.

Al no haberse producido tal actualización, la asociación entiende que la comunidad benedictina debería haber abandonado ya el Valle de los Caídos y por ello, al no haberlo hecho, su estancia debe ser considerada “ilegal” por el Gobierno. Algo que, según las fuentes consultadas por este diario, no parece tan sencillo, pues la salida de una comunidad religiosa, y mucho más sin acuerdo entre las partes, podría chocar con algunos puntos de los Acuerdos Iglesia-Estado.

De hecho, fuentes gubernamentales precisaron a Europa Press que la razón esgrimida por la asociación no es correcta y que la futura Ley de Memoria Democrática, que está pendiente de volver al Consejo de Ministros para después enviarla al Congreso, regula la presencia de los monjes en el Valle de los Caídos.

El Valle, “monumento a la reconciliación”

Entretanto, los frailes de Cuelgamuros acaban de lanzar una versión remozada de su web, en la que defienden la persistencia del Valle de los Caídos como “monumento a la reconciliación”, y explican que la basílica, “como tantos otros monumentos históricos integrantes del mejor patrimonio de Europa y de España” han surgido “a raíz de un acontecimiento bélico”. En el caso del Valle, la Guerra Civil, que la web de los benedictinos define como “las circunstancias que concurrieron en la contienda española de 1936-39”.

¿Adónde irían los benedictinos en caso de salir de Cuelgamuros? Como adelantó elDiario.es, el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig, muy cercano a Santiago Cantera y a la comunidad del Valle –les ha visitado en varias ocasiones en los últimos meses–, les habría propuesto la gestión del complejo de Paracuellos, su cementerio y la llamada ‘catedral de los mártires’. Una propuesta que, al parecer, no ha terminado de definirse por las dudas del Vaticano a aceptar una solución que se atisba más problemática incluso que Cuelgamuros.

___

Fotografía destacada: Vista del Valle de los Caídos. EFE/Mariscal

Fuente:https://www.eldiario.es/sociedad/fiscalia-remite-gobierno-posible-ocupacion-ilegal-frailes-valle-caidos_1_7249283.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Patrimonio da luz verde a la exhumación de los hermanos Lapeña del Valle de los Caídos

Patrimonio Nacional anuncia que abrirá “una puerta de entrada y tomará medidas para que el acceso sea posible cuanto antes” para exhumar los restos de los hermanos Lapeña, fusilados por el franquismo en 1936.

publico.es / 28-06-2018

Patrimonio iniciará con “la mayor brevedad posible” las obras para acceder a la cripta donde con casi toda probabilidad se encuentran los restos de los hermanos Lapeña en el Valle de los Caídos, un paso imprescindible para poder iniciar su exhumación, tal y como lo ordenó el Juzgado nº 2 de Primera Instancia e Instrucción de San Lorenzo de El Escorial.

La decisión fue tomada el miércoles, tras la evaluación del informe del Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja del CSIC, que considera “posible con determinados límites” el acceso al lugar donde se cree que descansan esta pareja de hermanos que fueron fusilados por el franquismo en 1936. Patrimonio Nacional abrirá así una puerta de entrada y tomará medidas para que el acceso sea posible cuanto antes.

Una vez se realicen estas obras, Patrimonio solicitará un dictamen al Consejo Médico Forense, órgano consultivo del Ministerio de Justicia, sobre el procedimiento aplicable a la localización, identificación y, en su caso, exhumaciónde los restos de los hermano Lapeña Altabás.

Los hermanos Lapeña fueron fusilados en Calatayud en 1936 y trasladados tiempo después de su muerte al Valle de los Caídos. La familia lleva una larga pelea de una década en los tribunales para conseguir sacar del mausoleo del dictador a dos de sus víctimas. La justicia estimó la petición de la familia y el juez consideró que existe una “alta probabilidad” de que los restos cadavéricos se encuentren en los columbarios comprendidos entre el 2061 y 2069 de la cripta principal, por lo que entiende que la “única forma de acreditarlo” es a través de la prueba de ADN.

___

Fotografía destacada: Una mujer toma una foto a su pareja en la explanada del Valle de los Caidos. REUTERS/Juan Medina

Fuente:http://www.publico.es/politica/patrimonio-da-luz-verde-exhumacion-hermanos-lapena-valle-caidos.html

 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Justicia trabaja en un decreto para la exhumación de Franco

El Ejecutivo de Sánchez creará una Dirección General para la Memoria Histórica.

cadenaser.com / Javier Álvarez/Alfonso Ojea / 28-06-2018

El Ministerio de Justicia va a crear una Dirección General para la Memoria Histórica como organismo encargado de coordinar todas las iniciativas sobre esta reivindicación social para investigar miles de casos de desapariciones forzadas con muchas personas enterradas aún en fosas comunes que fueron ejecutadas extrajudicialmente.

La prioridad para el nuevo equipo de Justicia es redactar un decreto de exhumación de los restos del dictador Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera del Valle de los Caídos para presentarlo ante el Consejo de Ministros del próximo viernes aunque, fuentes conocedoras del proceso, han explicado que podría aplazarse hasta la próxima reunión del ejecutivo para completar el expediente administrativo que se necesita con varios informes sobre las peculiaridades de la exhumación.

Esta dirección General de Memoria Histórica, es el instrumento administrativo que ha creado el gobierno para canalizar todas las decisiones en torno a la memoria histórica.

Nace con la pretensión de compensar el olvido de las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura franquista, y se ocupará además de analizar y coordinar las peticiones de exhumación que han realizado los familiares de los miles españoles enterrados en el Valle de los Caídos.

___

Fotografía destacada: Una turista hace una fotografía de la cruz del Valle de los Caídos / SUSANA VERA (REUTERS)

Fuente:http://cadenaser.com/ser/2018/06/27/tribunales/1530122016_059504.html

 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Asociación se ofrece a sacar restos de Franco del Valle de los Caídos

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica se ofrece al Gobierno para retirar los restos del dictador como vienen recomendando varios organismos internacionales.

nuevatribuna.es / 17-05-2016

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha enviado una carta al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ofreciéndose para retirar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos.

Este colectivo considera que el Estado español “maltrata y agrede a las víctimas de la dictadura, obligándolas a pagar con sus impuestos los restos del dictador” que se sostiene con fondos públicos. “Es una agresión que a las víctimas del peor delito que se puede cometer contra una persona, la desaparición forzada, sean obligadas a financiar con sus impuestos un mausoleo que oculta la historia de quienes como esclavos fueron obligados a construirlo y sea utilizado para exaltar al responsable de la desaparición violenta de 114.226 personas civiles”, señala en la misiva firmada por Emilio Silva, presidente de la ARMH.

La asociación también solicita al Gobierno que haga pública toda la documentación sobre los restos humanos trasladados al Valle y en especial el listado de quienes fueron trasladados allí.

Dos organismos del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU han dictado resoluciones en ese sentido. El Grupo de Trabajo contra la Desaparición Forzada e Involuntaria de Personas y el Relator Especial para la Verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías de No Repetición han dictaminado, tras sus visitas a España, que es preciso terminar con la discriminación que padecen las víctimas de la dictadura franquista y que el sostenimiento de espacios de enaltecimiento de la dictadura atenta contra su honor y contra la debida protección que merecen dentro de un Estado democrático.

Por otro lado, en octubre de 2011, con el Gobierno de Zapatero, se hizo público un informe de un grupo de expertos que recomendó la necesidad de que los restos del dictador Francisco Franco sean trasladados a un cementerio familiar y abandonen un espacio público financiado con el dinero del Estado.

La ARMH lleva más de quince años realizando la búsqueda de desaparecidos y desaparecidas por la represión de la dictadura franquista.

___

 

 

Fotografía destacada: Valle de los Caídos

Fuente:http://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/asociacion-ofrece-sacar-restos-franco-valle-caidos/20160517174300128414.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

“Mi padre está enterrado con el asesino. ¡Es un insulto!”

Manuel Lapeña, de 92 años, relata la trágica historia de su familia y por qué pide exhumar en el Valle de los Caídos.

elpais.com / Natalia Junquera / 16-05-2016

Manuel Lapeña nunca fue a escuchar las misas de Bienvenido, el cura de Villaroya de la Sierra (Zaragoza). Cuando la Comisión de Incautaciones le citó a declarar en diciembre de 1937, el sacerdote dijo: “Manuel Lapeña era veterinario. Fue el fundador de la CNT y causante de todo el mal que ha ocurrido al pueblo, pues supo engañar a la juventud arrastrándola por estos derroteros tan nefastos. Un tipo verdaderamente cretino, hombre funestísimo por todos los conceptos, que fue fusilado”. Purificación, nieta de Manuel, enseña el documento de esa declaración que ha leído mil veces. “Hubo curas que salvaron, y por desgracia, hubo curas que se dedicaron a hacer listas de rojos”.

Lapeña no tuvo juicio, ni sentencia. Los falangistas le pegaron un tiro en julio de 1936 y lo arrojaron a una fosa. Pero un año después, el bando franquista abrió un expediente al muerto para imponer a su familia una multa de 1.000 pesetas y embargar sus bienes: un huerto. un corral. Tenía 44 años y cuatro hijos cuando lo mataron. El único que aún vive, Manuel, que hoy cumple 92, batalla para ahora para recuperar los restos de su padre.

Un juez de San Lorenzo de El Escorial, José Manuel Delgado, cree que “existe alta probabilidad” de que esté en el Valle de los Caídos porque las fosas de Manuel Lapeña y su hermano Ramiro, también fusilado, pudieron ser dos de aquellas en las que el Régimen robó cuerpos en 1959 para alimentar las criptas del mausoleo  franquista. El 30 de marzo ordenó dar “digna sepultura” a ambos fusilados. Es decir, exhumarlos. Ninguna de las partes personadas en la causa recurrió su decisión en plazo. Pero Patrimonio Nacional aduce que la orden “no es firme”. El abogado Eduardo Ranz llevará el asunto al Tribunal Supremo si no se ejecuta. Mientras, Manuel espera. Así relata la trágica historia de su familia.

“Salí a esperarlo a la puerta de casa, pero nunca volvió”. Manuel tenía entonces 12 años. Un vecino vio la bicicleta de su padre abandonada en mitad de un camino. Otro comentó por el pueblo: “Ha caído Manuel Lapeña…”. Pudo huir, pero no quiso. “La última vez que hablamos me dijo: ‘Tú no te preocupes que a mí no me van a hacer nada porque yo no he hecho nada’. Era un buenazo”.

Su madre había muerto antes del inicio de la Guerra Civil en el parto de su quinta hija, que tampoco sobrevivió. Así que aquel verano de 1936, Carlos, de 14 años, Manuel y Elisa, de 12, y Amelio, de 10, quedaron huérfanos. “Poco después vinieron tres camiones a casa de mi abuela preguntando por mi tío Ramiro. Estuvo como un perro escondido en el monte… Le dijeron que no le pasaría nada y fue tan tonto que se entregó”. Le mataron en octubre, tres meses después que a su hermano.Tenía 39 años, estaba casado y era padre de dos hijos.

La tragedia dispersó a la familia. Manuel, su hermano Carlos y su hermana Elisa, fueron enviados con unos tíos a Zaragoza. Solo Amelio, el más pequeño, permaneció en el pueblo. Falleció porque durante una pelea que había empezado por ser “hijo de rojo” se golpeó la cabeza, relata Purificación. Tenía 14 años.

La familia ha dedicado años a rastrear el paradero de Manuel y Ramiro y ahora batalla para sacarlos del  Valle de los Caídos. “Mi padre está enterrado junto al asesino, al mayor criminal. ¡Es un insulto!”, se indigna Manuel. “Quiero enterrarlo como es debido, junto a mi madre, en su pueblo”.

No es la única familia. Ellos, como Fausto Canales, que también tiene a su padre y a su tío enterrados en el mausoleo, llevaron su caso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, sin éxito. Las siete denuncias planteadas por la vía penal fueron archivadas por prescripción, por la ley de amnistía o porque no se podía perseguir al culpable. En noviembre de 2014, el abogado Eduardo Ranz, que ayuda desinteresadamente a familiares de represaliados, decidió intentarlo por la vía civil, recurriendo a la “perpetua memoria”, un procedimiento de jurisdicción voluntaria utilizado a principios del siglo XX para cuestiones de herencias que el Tribunal Supremo “rescató del cajón” en un auto de 2012 en el que cerraba la vía penal para investigar los crímenes del franquismo, pero señalaba la civil.

El año pasado, el Gobierno de Rajoy derogó los artículos de la ley de enjuiciamiento civil, de 1881 a los que Ranz había recurrido para solicitar la exhumación. No afectó al procedimiento porque se había presentado antes del cambio legal y el juez José Manuel Delgado ordenó que se llevara a cabo, pero complica que otras familias en situaciones similares puedan usarlo como precedente.

Declaración del cura del pueblo sobre Manuel Lapeña ante en la comisión de incautaciones, en 1937.

Una montaña de huesos

Pero existe otra dificultad, la técnica. Andrés Bedate, el forense enviado por el Gobierno socialista para examinar el estado de los restos enterrados en el Valle de los Caídos, emitió en febrero de 2011 un informe descorazonador. Filtraciones de agua habían destruido muchas de las cajas de madera y convertido el interior de algunas de las capillas y criptas en una “montaña de huesos”.

El mausoleo alberga los restos de 33.833 personas (el equivalente a la ciudad de Teruel), distribuidas en siete capillas y criptas. En la capilla Virgen de África y en la del Carmen los restos estaban en buen estado. En la de la Inmaculada, la de la Virgen de Loreto y la cripta del santísimo estaban “fracturados y aplastados”; La familia Lapeña cree que Manuel y Ramiro, como todos los cuerpos procedentes de fosas de Calatayud (hasta 81) fueron inhumados en un lugar que no fue examinado, el piso tercero de la cripta del sepulcro.

Bedate anotó en su informe que no había visto su contenido “por imposibilidad técnica de acceso”. Miguel Angel Capapé, el marido de Purificación y presidente de la Asociación para la Recuperación e Investigación contra el Olvido (ARICO), acompañó a un grupo de familiares a ver el interior de las criptas en 2011. “Había muchos huesos amontonados. En uno de los niveles se veía la tapa de una caja de madera, con un nombre individual y otra con el nombre del pueblo de donde procedían los restos. Pero el piso tercero, donde creemos que están Manuel y Ramiro no lo vimos”.

La opinión del forense Etxeberria

El forense Francisco Etxeberria ha abierto cerca de 200 fosas comunes del franquismo, algunas en lugares complicados como minas, pozos, cavernas… Ha examinado los restos de Miguel de Cervantes, de Lasa y Zabala, del expresidente chileno Salvador Allende o del poeta Pablo Neruda, pero exhumar en el Valle de los Caídos, asegura, sería su mayor reto profesional: “No hay ningún sitio igual en el mundo”. La familia Lapeña ha solicitado a Patrimonio Nacional que sea él quien asuma los trabajos.

Etxeberria conoce las fotos de “montañas de huesos” del informe del forense Andrés Bedate. “Es mucho más difícil esto que buscar una fosa común en un monte, pero es pertinente intentarlo. La familia tiene derecho”.

Si los restos están en el piso tercero de la cripta del sepulcro podrían haberse salvado de las filtraciones de agua, pero “es imposible saberlo hasta que no se abra”. La Asociación de Defensa del Valle de los Caídos amenaza con querellas si se ejecuta la orden del juez de San Lorenzo del Escorial. El forense niega que la exhumación pueda suponer una “profanación de tumbas”. “Somos profesionales cualificados, médicos. Hemos abierto fosas comunes en cementerios, junto a restos recientes, y siempre con el máximo respeto. De hecho, se podría aprovechar para dignificar los restos de las víctimas del bando franquista que ahora están amontonados y sustituir las cajas de madera por otras de materiales más resistentes”. El juez ya desestimó la petición de una mujer de Jaén para personarse en la causa porque su padre también está enterrado en el Valle. El tribunal estableció que los restos estaban muy lejos de los columbarios donde se cree que fueron inhumados Manuel y Ramiro Lapeña.

Exteberria opina que en España hay “un equipo de profesionales” capacitado para intentarlo, pero “sin crear falsas expectativas”. Todo depende del estado de la caja de Calatayud, si se encontrara. Y también de la “proporcionalidad”. De si, para identificar a dos personas hubiera que extraer ADN de decenas de restos; por ejemplo. Y del coste. El juez de El Escorial indica en su auto que la familia tendría que correr con los gastos.

La tarea es muy complicada, y ese fue uno de los motivos por el que la Comisión de Expertos designada en 2011 por el Gobierno de Zapatero para evaluar el futuro del Valle de los Caídos propuso sacar los restos de Franco del mausoleo. Era la forma más fácil de cambiar de significado al monumento y aliviar a los familiares cuyos seres queridos habían sido inhumados junto al dictador sin su consentimiento.

Manuel no ha pisado nunca el Valle de los Caídos y solo tiene intención de ir una vez: para ver cómo rescatan los restos de su padre y de su tío. Sabe que no es fácil, pero tiene una familia detrás que le apoya y no se rinde.

___

Fotografía destacada: Retrato de Manuel Lapeña, fusilado a los 44 años

Fuente:http://politica.elpais.com/politica/2016/05/15/actualidad/1463311376_966731.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Paco Etxeberria: “Hay montañas de huesos en alguna capilla del Valle de los Caídos y buscar es una tarea dificilísima”

PACO ETXEBERRIA ANTROPÓLOGO FORENSE Y PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD DE CIENCIAS ARANZADI

Paco Etxeberria lleva años al frente de equipos que han investigado sobre desaparecidos y fosas comunes de la Guerra Civil y el franquismo. Tanto que pudo conocer el estado del interior del Valle de los Caídos: “Me entró una desmoralización enorme”.

noticiasdegipuzkoa.com / Una entrevista de Jurdan Arretxe / 14-05-2016

¿Qué supone el auto que permite exhumar en el Valle de los Caídos a los hermanos Lapeña?

-El abrir un espacio por la jurisdicción civil en lugar de la penal está muy bien pensado. Con independencia del reproche que todos hacemos a la dictadura franquista y a sus responsables, de los que muchos no son protagonistas de nada porque han fallecido, tenemos que estar todos en atender a la víctima. Algunos añaden la necesidad de exigir unas sentencias penales y que juzguen a quienes cometieron los crímenes. Este recorrido es muy difícil porque bien han prescrito, porque no se aplica la legislación internacional… Ir a la vía civil como se ha hecho y atender a la víctima, que el juez la considere, es muy positivo.

¿Qué es lo más destacable de la decisión?

-Forma parte de una cosa que se debería manejar con esta naturalidad, al igual que otras iniciativas que no son un disparate y se ponen en marcha. Las familias tienen que tener la satisfacción de tener esa razón que reclamaban desde hace años. Un juez les dice que tenían razón y hay que intentar atender la solicitud. Ahora tendrán que dar los permisos y que vayan los expertos a hacer un capítulo de antropología forense, a ver qué nos dicen. Esto siempre es así.

¿Cómo se aborda esta reclamación concreta?

-En este caso del Valle de los Caídos habrá que reconocer que es una tarea no difícil, sino muy difícil, pero quizá no completamente imposible. Intentar buscar ya es un avance importante. El relator especial de las Naciones Unidas que visitó España y emitió un informe en 2014 recoge en una frase que parece mentira que en España no se puedan hacer algunas de las cosas que son técnica y humanamente posibles, que no se hagan porque no se quieren hacer. Este es un ejemplo. Existe la comprensión administrativa y judicial, y el ejercicio de intentar localizar es totalmente pertinente. Reconozco que es un acto muy difícil, porque contamos con un informe forense que realizó una persona cualificada que conozco que pudo inspeccionar estos sitios y…

¿Cómo está ese interior de la basílica?

-Hay que entender que estos sitios son como unos almacenes grandes dentro del conjunto del edificio del Valle de los Caídos. Este forense en su informe ya advirtió de las dificultades que existen allá, no de manera homogénea en todos los espacios, pero sí en general. Es dificilísimo.

¿Por qué?

-Porque ha habido filtraciones de agua que han estropeado las cajas de madera, que es como llevaron los restos al Valle. He tenido la oportunidad de ver estas imágenes porque me llamaron a una reunión de la comisión de expertos que el Gobierno de Rodríguez Zapatero promovió en su etapa final. Con el informe y las imágenes me entró una desmoralización enorme, porque buena parte de las cajas se han deshecho.

¿Y los huesos?

-Al deshacerse las cajas, los huesos se han mezclado. Cada pueblo envió una caja de madera con unas medidas estándar y una rotulación con el nombre del pueblo. Si las cajas estuvieran bien preservadas, la tarea no sería tan difícil. Se trataría de ir a buscar la caja del pueblo correspondiente dentro del montón, sacarla y analizar desde la perspectiva forense los restos. Pero claro, si las cajas se han deshecho y se han mezclado unos huesos y lo que hay es una montaña de huesos en alguna de las capillas, la tarea es dificilísima.

¿Qué se puede hacer entonces?

-Organizar un equipo que vaya sin presión y se le deje hacer en el plano técnico lo que hay que hacer. Abrir o derribar esa especie de pared que tapa el acceso, entrar y ponerse a buscar. Dentro del laberinto que es aquello puede que la conclusión última a medida que avancen las jornadas sea que es imposible. O puede que aparezca alguna de las cajas cuya rotulación pueda leerse en parte. Así se simplificaría una barbaridad. Se necesitan equipos que hayan trabajado en esta materia, porque entre unos y otros hemos recuperado a más de 8.000 esqueletos en toda España.

Así que hasta que no se entre y no se compruebe, no se puede saber qué hay, incluido el caso de los hermanos Lapeña.

-La pregunta puede ser, ¿es o no pertinente buscar? El intento puede acabar bien, mediobién, mal o muy mal, pero la pertinencia de tratar de buscar no es ilógica. Te metes a la tarea y hasta que no miras con ojos de ver, un equipo en condiciones y sin prisas para hacerlo en jornadas o semanas, no se va a poder tener una idea clara. En muchas investigaciones de lo criminal o forense, según salga el primer paso, das el segundo, y quizá no puedas dar nunca el décimo paso porque no hay manera de seguir adelante.

¿En qué sentido?

-Por ejemplo, buscas el ADN, pero no sale. Si sale, podrás hacer un cotejo. Así con cualquier avance. No hay que crear falsas expectativas. Es una tarea muy difícil, pero si las víctimas tienen derecho a que se les atienda, los demás tenemos el deber de memoria. Tenemos que atenderles. Las administraciones tenemos que atender esa demanda, y sin ningún lío. El que quiera complicar este asunto y vea un lío tiene un problema él, no la sociedad ni el juez que ha dictado este auto. De todos modos, ya veremos el lío que se va a armar aquí.

La Asociación de la Defensa del Valle de los Caídos ya ha amenazado con medidas legales si se tocan los restos que no sean de los hermanos Lapeña, lo cual, si las cajas se han deshecho, parece difícil de evitar.

-Lo que hay que hacer es tocar los restos, primero porque una autoridad lo permite, y segundo, porque hay una cualificación de las personas que entrarán. Allí no van a ir de peregrinación los amigos de las víctimas. No, tienen que ir profesionales. Está todo inventado.

Para activar una búsqueda también debe haber familias que lo pidan.

-En este recorrido de 16 años de experiencia, el equipo nuestro fue de los primeros que tuvo acceso a los listados de las víctimas enterradas en el Valle de los Caídos. Esa lista está hecha. La hicimos. Nos permitieron leer los libros de inscripción de los cuerpos que se llevaron. Nos permite saber qué municipios enviaron restos. Seguramente habrá alguna imprecisión, porque en aquel tiempo si iban seis o nueve no hubo mucha precisión, pero el listado es conocido. Al tener ese listado y cuando algunas familias se dieron cuenta de que su desaparecido, del lado republicano, lo habían llevado al Valle de los Caídos surgió la reivindicación de rescatarlos. Muchos los llevaron allí porque así lo quisieron las familias del lado franquista, no se llevaron en general sin tener el visto bueno. Hubo excepciones, las menos, donde en algunos pueblos vaciaron fosas y sirvieron para engordar las listas de víctimas del lado franquista.

¿Cuál fue el recorrido?

-Cuando se hace el Valle de los Caídos con el objetivo de enterrar a los muertos “por Dios y por España” -es decir, que no estaba previsto para los republicanos-, el Ministerio de la Gobernación envió una carta a todos los gobernadores civiles y estos, a todos los alcaldes de todos los pueblos. Algunos no sabían nada y otros respondieron. Hay familias que dijeron que ni hablar y no se tocaron. Puede haber algún familiar que no esté de acuerdo con lo que digo, o que sostenga “nosotros no sabíamos nada”. Bien, pero puede que algún otro miembro de la familia, sí. Ese es otro lío que hay. Algunos, también del bando republicano, no contarían ni con permiso ni autorización y además sería toda una trampa que se organizó. Estas familias son las que han reclamado.

¿Están todos identificados?

-Para llamarlos identificados requiere que haya presencia de expertos y yo prefiero hablar de reconocidos, la lista es de nombres reconocidos. Se interpretó que eran ellos y allá los llevaron. Eso tenemos. Podrá imaginar que yo piense que de algún municipio se llevaron lo que no tocaba simplemente para decir “de nuestro pueblo, 15”. En aquel tiempo no participaron expertos: lo hicieron el alcalde, el encargado del cementerio, la funeraria…

¿Son unos 20.000 de los casi 34.000 los que no están reconocidos?

-No sé, pero la mayoría están reconocidos con una identidad. Ocurre también que hay restos que proceden de contextos de batalla, gente que pudo morir en la Batalla del Ebro, y se recogieron restos de las fosas y no se sabe. Pero los que se envían desde cementerios en 1959 están en un sitio concreto.

Pero insiste en que hasta que no entren, no sabrán si se puede.

-Exacto. La vicepresidencia del Gobierno, cuando estaba la política de iniciativas en materia de Memoria Histórica, creó una comisión de expertos. Deliberaron si sacar de allí a Franco, cambiar la simbología del sitio… y cuando se plantearon qué hacer con los restos que reclamaban las familias me llamaron a mí, entre otros. Fue ahí donde vimos las imágenes, complemento al informe que ya conocía, y mi impresión fue que era casi inviable hacerlo a miles de supuestas identificaciones. Ahora, ¿un caso que esté en una parte a la que no le haya caído agua encima? Pues igual sí. Hasta que no se abra no lo sabremos.

Entre la CAV y Navarra hay documentados unas 1.070 personas enterradas en el Valle de los Caídos. ¿Se han puesto en contacto con ustedes familiares suyos?

-De los 1.600 familiares que hemos atendido en el conjunto de casos que hemos buscado y documentado en el programa que tenemos con el Gobierno Vasco desde 2003, tenemos unos nueve que han pedido, al saber que sus familiares estaban en concreto en el Valle de los Caídos, que se restituya. Alguno, de familias que en su momento incluso aceptaron que fuera al Valle de los Caídos.

¿Qué les han respondido a estas familias?

-Que lamentándolo mucho no había ni acceso al Valle ni posibilidad de llevar a cabo la tarea. ¿Qué va a pasar ahora? Que se van a reactivar las solicitudes. Para cada caso tendrá que haber un permiso específico. Este auto alcanza por ahora a dos, pero si alguien más lo reivindica por el mismo camino y los mismos argumentos, la respuesta será positiva. Luego puede ocurrir que lleguen los técnicos y digan que la capilla está destruida porque es la que más agua de la montaña recibió. Puede ocurrir.

Las familias que puedan intuir que yace algún allegado suyo, ¿qué pueden hacer?

-En la CAV desde 2003 y sin diferencia entre los gobiernos de Ibarretxe, López y Urkullu existe un programa que atiende a esas víctimas de la dictadura, principalmente desaparecidos y muertos. En eso trabajamos desde la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Mañana mismo haremos una exhumación en Bizkaia. A ese proyecto se puede acoger cualquier familiar que quiera hacer la consulta que quiera, porque tiene un tío que desapareció o que fue a la guerra y no sabe en qué cárcel le tuvieron. Tan factible es llamar a la Dirección de Derechos Humanos del Gobierno Vasco cuya directora es Monika Hernando como llamar a la Sociedad de Ciencias Aranzadi. La familia suele recibir una documentación de la mano del Gobierno Vasco con los informes técnicos que hacemos nosotros. Si existen familias que han oído que al aitona lo mandaron al Valle de los Caídos y tal y cual, no tienen más que hacernos la consulta.

Ya más allá de este caso concreto, ¿cómo van la CAV y Navarra en ese trabajo de recuperación de la memoria histórica?

-Aquí está mucho mejor que en cualquier otro sitio de España gracias a ese programa abierto con su financiación y medios técnicos-humanos. Hace dos semanas entregamos en el Instituto de la Memoria Gogora la documentación generada en estos 13 años. En otros sitios ni se ha pensado aún. Hay universidades, departamentos de Historia Contemporánea muy cualificados, pero el atender al ciudadano como se hace aquí, salvo el Memorial Democràtic de Catalunya, no se hace. El recoger un vídeo, papeles, el encontrar una fosa, hacer el análisis de ADN y demás está coordinado, no está perdido en los años y en las administraciones. Lo tenemos todo tan digitalizado que resulta fácil depositarlo en Gogora. Cuando vamos a otra comunidad autónoma porque nos llaman, entre otras razones porque hay ciudadanos vascos que tienen a familiares enterrados, el desamparo es absoluto. Está cambiando, pero hemos tenido experiencias muy tristes por la falta de comprensión de autoridades locales o regionales.

Cuando concluyen un trabajo de décadas de esa familia que busca a su aitona, ¿qué les dicen los familiares?

-Lo que ocurrió, sin ir más lejos, el domingo pasado en Mendata, Bizkaia. Entregamos el cuerpo de una persona identificada y estaban sus sobrinas. Boh, una emoción… Siempre supieron que su tío había desaparecido, que estaba en un sitio al que ellas iban periódicamente a imaginarse el punto exacto y a soñar con la injusticia… hasta que lo hemos resuelto, porque tuvimos suerte de que apareció y se identificó bien. El acto de homenaje, hecho en el Ayuntamiento y donde hablan el alcalde que apoya la idea y el portavoz del Gobierno Vasco, tiene una fuerza que el que no la ha visto no la puede imaginar. Hoy mismo habrá otro acto en Cáseda que llenará de gente la plaza del pueblo. El que no lo vea, que vaya y comprenda la bondad de una iniciativa y la emoción para las familias que ven confirmada con tinte oficial de expertos e instituciones una historia que siempre habían escuchado. Eso, ni divide a los ciudadanos ni reabre heridas. Consolida los valores democráticos y ensancha el discurso de los Derechos Humanos. El que no lo vea así tiene un problema

¿En todo caso sería al revés?

-Absolutamente. El que fue profesor en la Universidad de Deusto y que hoy trabaja con nosotros, Paco Ferrándiz, formó como antropólogo social parte del equipo que analizó el Valle y estudia cómo los medios dan las noticias, por qué hay prensa que no las da, por qué otros se meten más, cómo se maneja esto de los partidos políticos… Tenemos medido el efecto de cierre de heridas cuando las familias ven esta cuestión casi como producto de una normalidad en el tiempo actual. Está tan claro que está estudiado y publicado, lo que no quita para que algún irresponsable, sin tener ni idea, termine diciendo que divide a los ciudadanos. Pero ¿de qué está hablando?

___

Fotografía destacada: Francisco Etxeberria./Fotografía Ruben Plaza

Fuente:http://m.noticiasdegipuzkoa.com/2016/05/14/politica/hay-montanas-de-huesos-en-alguna-capilla-del-valle-de-los-caidos-y-buscar-es-una-tarea-dificilisima

Publicado por ARMH
Copyright © ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTORICA. 2015 Todos los derechos reservados
Dirección: Apartado de correos 7, 24400 Ponferrada (León) España.
ARMH · ASOCIACIÓN DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA Nº Reg. Nac de Asociaciones del Mº Interior 167.252 | POLÍTICA LEGAL