Archivo de la etiqueta: Toledo

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Retuerta del Bullaque

Fosa: Retuerta del Bullaque (Ciudad Real)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Según los testimonios y la historiografía presentada en forma de numerosos artículos, el 12 de marzo de 1949 fueron asesinados tres guerrilleros que permanecían huidos en la Sierra del Carrizal. Sus nombres eran José Méndez Jaramago, motejado como el Manco de agudo, de 34 años, natural de Higuera de Vargas (Badajoz) pero avecindado en Agudo (Ciudad Real); Honorio Molina Merino, conocido como el Comandante Honorio, de 30 años, natural de Villarta de los Montes (Badajoz) y también residente en Agudo; y Reyes Saucedo Cuadrado, apodado Parrala, de 31 años, nacido y residente en la misma localidad que los anteriores.

Para conocer y contextualizar los hechos, remitimos al lector al artículo “El comandante Honorio, un guerrillero antifranquista en los Montes de Toledo”; no obstante, destacaremos en este apartado el desenlace de éstos. Gracias a la información otorgada por un enlace que los tres guerrilleros tenían en la zona y que la Guardia Civil le sonsacó mediante torturas y vejaciones, la benemérita conoció uno de los puntos que los escapados visitarían en breve. Así, aproximadamente a la 1:30h de la madrugada del citado día, los tres guerrilleros llegaron a una choza situada en la sierra. Una vez el enlace, primeramente advertido y amenazado, salió de interior del refugio con la excusa de ir a recoger leña, la Guardia Civil entró sorprendiendo a los maquis y acribillándolos a tiros.

Posteriormente, los cuerpos de los tres fusilados fueron conducidos a la localidad de Retuerta del Bullaque, y enterrados en una fosa anónima situada en la zona civil del cementerio municipal.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Calzada de Oropesa

Fosa: Calzada de Oropesa (Toledo)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Según el testimonio narrado por Lucio “el caminero”, en el paraje Zorreras del término municipal de Calzada de Oropesa fueron fusilados y enterrados siete vecinos de Las Ventas de San Julián, asesinados el 25 de noviembre de 1936. Sus nombres eran Jaime Cortés Montilla, Alberto García Simón, Manuel Gutiérrez Castaño, Antonio Gutiérrez Castaño, Francisco Herreruela Arroyo, Germán Saro García y Lorenzo Polo Hernández.

Seis de las siete víctimas allí enterradas eran jornaleros que se encontraban en su lugar de trabajo cuando fueron arrestados. No queda constancia de esta detención en los archivos, por lo que no puede afirmarse que todas estas personas fueran arrestadas en el mismo momento, aunque todo apunta a que así fue. Permanecerían varios días en los calabozos de la cárcel de Calzada de Oropesa, en la que recibieron la visita de sus familias.

En las actas de defunción, fechadas el 26 de febrero de 1943, se especifica lo siguiente: “Muerte violenta por accidente de guerra”. Es destacable, en este sentido, que la palabra “violenta” se encuentra tachada en el documento original, aunque se desconoce el momento en que esta acción se produjo. A pesar de ello, y lo que se deriva de toda esa información, es que realmente las seis personas que aparecen en esas actas de defunción asesinadas el mismo día son las 6 personas que permanecían enterradas en la finca Zorreras de Calzada de Oropesa.

La séptima víctima, no obstante, no era jornalero como las otras, sino que se trataría del secretario municipal de Torralba de Oropesa y de Las Ventas de San Julián. Conocemos su nombre y sus apellidos, Jaime Cortés Montilla, pero no su edad ni otra información que tenga que ver con su localidad natal o de residencia. Firmó varios documentos junto al juez municipal antes del inicio de la guerra; lo que llama la atención es que, en un momento determinado, esta persona es substituida por otro secretario, desconociendo el paradero o la suerte que Jaime Cortés pudo correr. Son solo los testimonios de los vecinos los que permitieron finalmente conocer el desenlace de esta historia, que no es otro que la muerte, junto a los otros seis jornaleros, del secretario.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH