Archivo de la etiqueta: Sebastián Blasco Aznar

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Sebastián Blasco Aznar, el republicano que “suicidaron” al acabar la Guerra Civil

Fue asesinado el 17 de abril de 1939. En octubre de 2020 se exhumaron sus restos junto al cementerio de Andorra. May Borraz narra en ‘El último cuento. De abuelos y cunetas’ los cinco años de investigación sobre la muerte de su abuelo

eldiario.es / Candela Canales / 18/06/2021

“Hacía dos semanas que había acabado la Guerra Civil, aunque en Andorra hacía ya un año que mandaban los fascistas. Sebastián, que es como se llamaba aquel sastre valiente y apuesto, no había ido a la guerra porque era cojo y tenia familia, pero sus hermanos pequeños habían luchado en el bando republicano y hacía muy poco que habían vuelto del frente. Todos estaban muy asustados, pues cada día se iba esparciendo el horror y no había pueblo en el que no hubieran apresado o matado a alguien. Maestros, sindicalistas o simples obreros no dispuestos a achantarse eran sus victimas favoritas”, así empieza el cuento que relata la historia de Sebastián Blasco, el abuelo de May Borraz, que fue asesinado el 17 de abril de 1939 en Andorra (Teruel).

Sebastián Blasco, vecino de Andorra y defensor de la República, murió poco después de terminar la Guerra Civil. Oficialmente se hizo constar como un suicidio, aunque la familia nunca lo creyó. Cuando empezó el conflicto, Sebastián tenía 51 años y su familia se posicionó al completo en el lado republicano. “Desde que había acabado la guerra los fascistas del pueblo se habían envalentonado aún mas y se pasaban el día amenazando a todos los que no comulgaban con sus ideas. Y ellos eran, claramente, de los que no lo hacían. No hacía ni dos días que Sebastián había gritado un ‘Viva la República’ con el puño alzado en las escaleras del Ayuntamiento”, relata Borraz en el libro ‘El último cuento. De abuelos y cunetas’.

Portada del libro ‘El último cuento. De abuelos y cunetas’

El 17 de abril de 1939, terminada la Guerra Civil, murió. La versión oficial de su muerte fue un suicidio, pero su viuda, Manuela, siempre sostuvo que “lo habían matado por la espalda de noche cuando ya había acabado la guerra y volvía a casa, simplemente por republicano”. Estas palabras las reproduce su nieta, May Borraz, en el libro ‘El último cuento. De abuelos y cunetas’, escrito a modo de diálogo ficticio en el que relata a su abuela la búsqueda de los restos de Sebastián.

Fue asesinado por un grupo de falangistas, guardias civiles y afectos al nuevo régimen, y enterrado junto a la tapia del cementerio de la localidad. El parte oficial de la época determinó que Sebastián se suicidó clavándose su navaja en el cuello, para evitar su captura por haber tomado parte “durante la dominación roja en robos y otros hechos”.

La muerte de Sebastián dejo una viuda, Manuela, y tres hijas huérfanas de padre. Pilar, la mayor, tenia trece años; Luisa, la mediana, ocho; y Fabiola, la más pequeña y madre de May Borraz, aún no había cumplido los dos años.

80 años después de su muerte, May Borraz decidió desentrañar los misterios que la rodeaban: “Yo iba preguntando y tenía varias versiones de lo que había pasado y llegó un momento en el que quise conocer la verdad, tampoco sabíamos donde estaban sus restos y decidí que ya tocaba, empezó un proceso de investigación que acabó con una exhumación y dio pie al libro que es un diario novelado sobre el proceso”, explica. Cinco años después, publica ‘El último cuento. De abuelos y cunetas’ en el que relata todo el proceso de búsqueda e investigación.

“Mi abuela repetía como un mantra que lo habían asesinado después de la guerra una pandilla de cobardes, pero mi madre, que sólo tenía dos años cuando ocurrió, lo vivió como con vergüenza; creo que la primera generación, la de entonces, lo vivió con mucho miedo, la siguiente con vergüenza y la mía con rabia”, declaró May durante los trabajos de exhumación.

Exhumación de Sebastián Blasco Aznar

A finales de octubre de 2020 se exhumaron sus restos en las inmediaciones del cementerio de Andorra y el 7 de enero de 2021 se confirmó la identidad de Sebastián Blasco mediante una prueba de ADN. Las labores de exhumación se llevaron a cabo en la zona conocida como el “Corralico”, junto a la tapia exterior del cementerio de Andorra, donde señalan los testimonios que tras ser asesinado, su cadáver fue arrastrado hasta las inmediaciones del cementerio, siendo enterrado fuera del recinto.

El proceso se llevó a cabo con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), a la que van destinados los beneficios de este libro, “es impresionante ver su implicación por una causa de lo mas loable y necesaria. Encontramos varios cuerpos, uno de ellos parecía que era de mi abuelo y luego lo confirmamos”, cuenta Borraz. Destaca la labor de esta asociación y de todas las que se dedican a la lucha por la memoria histórica, y recuerda que “debería ser competencia del Estado, son muertos del país, son derechos humanos y es el Estado el que se tiene que hacer cargo”.

___

Fotografía destacadas: Sebastián Blasco Aznar

Fuente:https://www.eldiario.es/aragon/cultura/sebastian-blasco-aznar-republicano-suicidaron-acabar-guerra-civil_1_8051436.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Inician la exhumación de un asesinado por los franquistas en Andorra (Teruel)

En la Causa General, que instruyó el franquismo y que llevó a la condena a miles de republicanos, sólo se asegura que era cercano a las organizaciones de izquierda locales

diario16.com / Eva Maldonado / 26/10/2020

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que la semana pasado cumplió veinte años desde su primera exhumación en el Bierzo, ha iniciado este lunes la búsqueda de los restos de Sebastián Blasco Aznar, nacido en la localidad turolense de Andorra, el 20 de mayo de 1885. Allí trabajó como labrador, sastre y sereno. En la Causa General, que instruyó el franquismo y que llevó a la condena a miles de republicanos, sólo se asegura que era cercano a las organizaciones de izquierda locales.

En la versión oficial de su muerte, redactada por las autoridades franquistas, se asegura que se trató de un suicidio, cuando iba a ser detenido por la Guardia CivilPero su viuda y sus hijas siempre han sabido que fue brutalmente asesinado por un grupo de vecinos a los que se sumaron dos guardias civiles.

Las labores de exhumación se llevan a cabo en la zona conocida como el “Corralico”, junto a la tapia del cementerio de Andorra, donde señalan los testimonios que tras ser asesinado, su cadáver fue arrastrado hasta las inmediaciones del cementerio, siendo enterrado fuera del recinto. A priori se calcula que el área a prospectar no será superior a 50 m². Se abrirán catas del grosor de la pala retroexcavadora para retirar la primera capa de terreno superficial y cuando se encuentren los restos el resto del trabajo se llevará a cabo manualmente.

Su nieta, May Borraz, presente al inicio de los trabajos, ha estado tres años investigando la localización del lugar y ,  al inició la búsqueda de los restos de su abuelo, explicaba lo duras que fueron para su familia las consecuencias del asesinato y las secuelas que dejó: “Mi abuela repetía como un mantra que lo habían asesinado después de la guerra una pandilla de cobardes, pero mi madre, que sólo tenía dos años cuando ocurrió, lo vivió como con vergüenza. Creo que la primera generación, la de entonces, lo vivió con mucho miedo, la siguiente con vergüenza y la mía con rabia”.

En el auto del juzgado de Alcañiz, con fecha del 17 de abril de 1939 se dice que “al ser perseguido por las fuerzas encargadas de su captura, Sebastián Blasco Arnau (sic) por ser individuo que tomó parte durante la dominación roja en robos y otros hechos, y para no caer en poder de las mismas, se suicidó dándose un corte con una navaja en el lado izquierdo del cuello, que le produjo la muerte casi instantánea, todo ello según la opinión de los facultativos en el dictamen de la autopsia”. El propio juzgado parece no asumir el informe forense cuando se distancia de él no dando por hechas las causas de la muerte, sino asegurando que esas son “según la opinión de los facultativos”.

En el acta de defunción de Sebastián Blasco se dice: “En Andorra, provincia de Teruel a las 18:15 minutos del día 18 de abril de 1939, ante don Juan Miguel Miguel, Juez municipal interino y Don Macario Julián Ejarque, Secretario, se procede a escribir la función de D. Sebastián Blasco Aznar, hijo de José y Dolores, domiciliado en la Calle de la Fuente, núm102, piso toda, de profesión jornalero y de Estado casado con Manuela Bielsa Pradas, de 38 años de edad, natural y vecina de esta Villa, de cuyo matrimonio deja tres hijas menores llamadas: María, María Luisa y María Fabiola Blasco Bielsa, falleció en la partida “El Saso” de este término municipal el día de ayer, sobre las seis y escasos minutos, a consecuencia de suicidio según resulta de informe de los facultativos y reconocimiento practicado, y su cadáver habrá de recibir sepultura en el cementerio de esta población”.

___

Fuente:https://diario16.com/inician-la-exhumacion-de-un-asesinado-por-los-franquistas-en-andorra-teruel/

Publicado por ARMH
Copyright © ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTORICA. 2015 Todos los derechos reservados
Dirección: Apartado de correos 7, 24400 Ponferrada (León) España.
ARMH · ASOCIACIÓN DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA Nº Reg. Nac de Asociaciones del Mº Interior 167.252 | POLÍTICA LEGAL