Archivo de la etiqueta: Exhumación Exhumation

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Valdelallama

Fosa: Valdelallama – Villanueva V. (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Los registros civiles de Ponferrada han permitido localizar gran cantidad de personas que podrían hallarse enterradas en el paraje de Valdelallama, una parcela perteneciente a Villanueva de Valdueza. Considerando que la ARMH dispone de gran cantidad de reclamaciones de familiares que desean encontrar a sus desaparecidos asesinados tras ser secuestrados de sus domicilios y retenidos, algunos de ellos, en la cárcel de la población, se ha decidido proceder a la búsqueda de los cuerpos de las personas asesinadas en el paraje antes citado. De esta manera, la investigación en este caso se desarrollará a la inversa a lo que es habitual, es decir, proceder a la exhumación de los restos y, a partir de ésta, llevar a cabo la identificación de estos restos mediante estudios antropológicos y, en caso de que sea necesario, también genéticos.

No obstante, queremos señalar en este apartado que algunos testimonios de los pueblos cercanos ofrecieron varias versiones de los hechos. Algunos aseguraban que las víctimas habían sido conducidas a aquel paraje ya habiendo sido asesinadas, apuntando el Montearenas como posible lugar de asesinato. Otros vecinos aseguraban que las víctimas habían sido asesinadas en aquel paraje al borde de la carretera, los cuerpos de los cuales habían caído por el terraplén.

La exhumación tuvo lugar en el mes de septiembre de 2012, con la localización de 3 fosas individuales.

Más sobre la exhumación:
Libro de Visitas (Valdelallama)
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Abenójar

Fosa: Abenójar (Ciudad Real)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

En el antiguo cementerio civil de Abenójar debían localizarse los cuerpos de cinco personas asesinadas durante los primeros años del Franquismo. Tras la exhumación, únicamente pudieron recuperarse los cuerpos de tres de las cinco víctimas, desconociendo qué pudo suceder con los restos de las otras dos.

Sixto Fernández Castillo era natural y vecino de Abenójar (Ciudad Real) Era labrador y viudo de Valentina Calvo Redondo con la que tuvo una sola hija, Emilia. Se hallaba preso en la cárcel de Almodóvar del campo de la que huyó el 12 de diciembre de 1939 junto a Teófilo Soriano Anguita. Apodado “colorao” se echó al monte tras la huida, donde perduró hasta su detención en febrero de 1941. Según testifica, él mismo mató en junio de 1940 a José Morejudo, un conocido maqui. Tenía 46 años cuando lo fusilaron.

Teófilo Soriano Anguita también vivió siempre en Abenójar. De profesión chofer, estaba soltero aunque tuvo un hijo llamado Anastasio. Le apodaban “Moreno” y se escapó junto a Sixto Fernández de la cárcel de Almodóvar del campo en diciembre de 1939, echándose al monte. Según la información que puede extraerse de la causa militar, Teófilo era un dirigente comunista y formó parte de los comités revolucionarios. Tenía 33 años cuando lo mataron.

Daniel Yepes Padilla era soltero y vecino de Navacerrada. Soltero y de profesión labrador, fue detenido en su pueblo por la Guardia Civil, de la que consiguió huir internándose en la sierra el 10 de diciembre de 1939. Pertenecía a la CNT, concretamente a la brigada 77. Tenía 28 años cuando lo fusilaron.

De Manuel Marmolejo Pérez poca información conocemos de él, sólo la que puede extraerse de su acta de defunción . Era cordobés pero residía en Abenójar junto a su mujer Irene Sánchez Sandoval, de 38 años, y sus tres hijos José, Francisco y Anastasio, todos menores de edad. Tenía 40 años cuando fue asesinado.

Avelino García era pastor y residía en el Cortijo “La Dehesa” de Abenójar (Ciudad Real). Fue un combatiente republicano durante la Guerra Civil Española y el día de su detención tenía 30 años. El alguacil del ayuntamiento fue a pedirle que lo acompañara al cuartel de la Guardia Civil para un simple interrogatorio. Era el día 30 de noviembre de 1940. Esa misma noche fue asesinado junto a Manuel Marmorejo Pérez “El Chocero” de 32 años en las tapias del cementerio, y enterrado en el interior del mismo.

Más sobre la exhumación:
Libro de visitas Abenójar
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Villanueva Valdueza

Fosa: Villanueva de Valdueza (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Antonio Fernández González, jornalero de profesión, tenía 24 años de edad, era natural de San Esteban de Valdueza y vecino de Villanueva de Valdueza, ambas pedanías en la actualidad de Ponferrada (León). Le apodaban El Cesterín, por ser hijo del cestero del pueblo, Manuel Fernández. Se encontraba en su casa el 9 de octubre de 1936 en compañía de su esposa, María García González, y de sus dos hijos, Constantino y Antonio, ambos menores de edad cuando fueron a buscarlo. Su esposa, tras oír la llamada a la puerta le rogó a su marido que se escapara, a lo que él la tranquilizó contestándole que no se debía preocupar, que eran amigos suyos los que venían en su busca.

La memoria colectiva cuenta que Antonio había sido obligado, días antes de su asesinato, a ir en busca de Nicasio Astorgano Carrera a su domicilio para comunicarle que debía personarse ante los falangistas; siendo El Cesterín consciente de las intenciones de éstos, le recomendó a Nicasio que se escapara, que no quedaba otra alternativa si quería seguir con vida. Al volver, Antonio les dijo a los falangistas que no lo había encontrado y que, por lo tanto, no había podido transmitirle el mensaje. No obstante, unos vecinos habían visto cómo ambos habían estado hablando, entendiendo los falangistas que Antonio estaba mintiendo y estaba protegiendo a Nicasio.

Supuestamente, ese fue el motivo que llevó al secuestro de Antonio Fernández, el cual recibió en la plaza del pueblo algunos golpes y ataques con arma blanca, y conducido, ya moribundo, a La Cortea, para allí ser fusilado y abandonado.

Horas más tarde, el enterrador del pueblo fue obligado a subir hasta el paraje donde yacía sin vida el cuerpo de Antonio. Allí se excavó una pequeña fosa, se colocó el cuerpo y se cubrió de tierra. Cuentan sus hijos que siempre recordaron el lugar en el que yacía su padre porque, en aquel punto exacto, el trigo crecía más verde y alto. La mujer de Antonio murió en 1942 y sus hijos se vieron forzados a exiliarse en 1952 a Argentina.

Más sobre la exhumación:
Libro de Visitas (Villanueva Valdueza)
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Areas – Ponteareas

Fosa: Areas – Ponteareas (Pontevedra)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

Las cinco víctimas fueron detenidas en sus respectivos hogares por la Guardia Civil y fuerzas paramilitares afines a Falange Española entre los días el día 20 y 25 de diciembre de 1.936, siendo recluidas durante cuatro días en al calabozo municipal. Con la excusa de un traslado al Campo de concentración de la Isla de San Simón son sacados del calabozo, siendo asesinados todos ellos el 29 de diciembre de 1936 y apareciendo sus cuerpos en un paraje cercano a Areas conocido como “O Porto do Outeiro”.

Los testimonios hablaban que el lugar de fusilamiento se localizaba en las inmediaciones del P.K. 648 de la carretera N-120 en un paraje conocido por “O Porto do Outeiro”. La posterior inhumación de los cadáveres se sitúa exactamente en la parte trasera del atrio de la Iglesia Parroquial de Areas a 50 metros en perpendicular al P.K. 646 de la citada carretera N-120. Antaño esa parte de la zona eclesiástica era utilizada como cementerio, hasta que por la Ley de 1889, que prohibía enterrar los difuntos fuera de los cementerios, se construyó a escasos metros un nuevo campo santo. Esta hipótesis fue confirmada por varios testimonios directos , que vieron los paseos que durante estos días allí se cometieron y numerosos testigos indirectos.

La familia solicitó ayuda a la ARMH para la búsqueda y exhumación de los cuerpos, que tuvo lugar el mes de abril de 2009.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Fuenmayor

Fosa: Fuenmayor (La Rioja)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

Las once víctimas fueron detenidas en su pueblo el día 8 de agosto de 1936. Por varios testimonios se sabe que fueron conducidos al ayuntamiento, siendo encerrados en él hasta el día 10 por la noche, se les subió en un camión y en éste les sacaron el pueblo con rumbo desconocido. Esto lo conocimos por el relato aportado por Don Ángel Urquiza Gamboa, hijo de una de las víctimas y que por aquellas fechas contaba con 13 años de edad. Este hombre vio como su padre y los otros detenidos eran subidos a un camión por un grupo de requetés, acercándose hasta él, momento en el cual uno de los guardias le golpeo con la culata de su fusil. Esa fue la última vez que a los detenidos se los vio con vida. Algunos testimonios aseguran que estos hombres fueron asesinados en las cercanías de las Bodegas Lan.

Gracias a los datos obtenidos en el Registro Civil , sección de nacimientos del Ayuntamiento de Casalarreina no dejan duda que en el término de Fuenmayor, el 10 de agosto de 1936, se procedió a la ejecución de once hombres, cuya defunción fue registrada en diferentes fechas. Sus nombres son: Gregorio Salinas Negueruela, Cipriano Negueruela Fernández, Juan Llanos Varona, Pablo Álvarez Canal, Vicente Porres Lequerica, Ciriaco Fernández Barrio, Ángel Ruiz Urquiza, Saturnino Sánchez, Santiago San Martín, Pascual Saiz Vergara y Estanislao Ortún Ortún.

La familia solicitó ayuda a la ARMH para la búsqueda y exhumación de los cuerpos, que tuvo lugar el mes de noviembre de 2007.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Arándiga

Fosa: Arándiga (Zaragoza)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

Las ocho víctimas fueron detenidas el día 20 de agosto de 1.936, siendo recluidas durante cinco días en el ayuntamiento. Según testimonios de los familiares, para detenerlos se utilizaron dos camiones civiles, los cuales eran conocidos en el pueblo como “la caravana de la muerte” que durante los primeros meses de la sublevación militar del 18 de julio de 1936 operó por toda la comarca del Aranda. En esos mismos camiones se les trasladó para ser asesinados en una cuneta de la carretera con dirección a la localidad de Calcena el día 25 de agosto de 1936. Durante los días que pasaron entre la detención y el asesinato, fueron encerrados en el ayuntamiento del pueblo.

Los testimonios contaban que el lugar de fusilamiento se localizaba en las inmediaciones del Km. 61 de la Carretera que une Morata de Jalón con Calcena, hoy llamada, A-2302. La posterior inhumación de los cadáveres se sitúa exactamente a 250 metros en perpendicular al P.K. 61.220 de la citada carretera. Esta hipótesis fue confirmada por varios testimonios directos que vieron los paseos, vecinos de Arándiga y Morata de Jalón y numerosos testigos indirectos que no lo vieron pero sus antepasados lo sabían y lo transmitieron oralmente. Los nombres de las ocho víctimas eran: Antonio Ostáriz Gil, Francisco Andrés Martínez, Tomás Lafuente García, Cipriano Cabello Royo, Raimundo Marín Domingo, José María Pallarés Trasobares, Antonio Roy Jiménez y José María Trasobares Royo.

La familia solicitó ayuda a la ARMH para la búsqueda y exhumación de los cuerpos, que tuvo lugar el mes de octubre de 2008.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH