Archivo de la etiqueta: Bierzo

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Fresnedo

Fosa: Fresnedo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Según algunos deponentes que presenciaron la escena histórica, el enterramiento se encontraba situado en la antigua carretera C-631, que unía los municipios de Ponferrada y Toreno. El punto exacto de la ubicación se caracterizaba por diversos elementos contextuales: en la cuneta de la antigua carretera, en un cruce de caminos de tierra y bajo un nogal que se encontraba rodeado de malezas y zarzamoras.

Santiago García, de avanzada edad pero en plenas facultades mentales, era quien conocía el punto exacto en el que se hallaba el enterramiento de tres individuos fusilados el 7 de septiembre de 1936 por un grupo de pistoleros de la Falange.

Las víctimas eran Marcelino Vuelta Rodríguez, vecino de Toreno, minero y con una prótesis en la pierna izquierda; Ramón Martínez y la joven de 16 años Felicita Pérez Guerra, ambos vecinos de Santa Marina del Sil. Cerca de Fresnedo los asesinaron y sus cuerpos fueron abandonados hasta que, horas después, vecinos de la localidad próxima los enterraron al borde de la carretera.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Magaz de Abajo – La Curva

Fosa: Magaz de Abajo – La Curva (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

Tras el golpe de Estado de julio de 1936 y el control por parte de los militares sublevados de buena parte de la provincia de León, se desató una desmedida represión violenta contra la sociedad civil. Uno de los ejemplos de esta represión indiscriminada, planificada y dirigida por los estamentos militares sublevados en armas contra el gobierno democrático de la IIª República y sus instituciones, lo constituye la fosa común existente en Magaz de Abajo.

En esta zona, gracias a los trabajos de investigación de la ARMH y a la memoria popular de la zona, se conoce la existencia de varias fosas comunes, todas ellas en la conocida como “curva de Magaz”, al pie de la antigua N- VI. Gracias a estas labores, se conoce la existencia de un asesinato masivo cometido en septiembre de 1936, en la que al menos hay 11 víctimas, enterradas en dos fosas comunes, a cada lado de la carretera. En este caso, algunas de las identidades vendrán marcadas por el contraste de esta información con la documentación hallada en el Registro Civil, que nos habla de varias personas asesinadas en esa zona y en la misma fecha, todos ellos vecinos de San Esteban de Valdueza, a unos 20 km del lugar en el que serían asesinados y enterrados.

La fosa que se trataba de localizar era la más numerosa, en la que se albergaban al menos 8 de las víctimas de ese 23 de septiembre de 1936, todas ellas trasladadas desde Ponferrada en un camión. Sin embargo, debido a las labores de reconstrucción de la carretera que se han llevado a cabo desde entonces hasta hoy en día, los restos aparecidos son muy escasos, sin apenas conexión anatómica, en una esquina de la propia carretera. Las identidades conocidas de estas víctimas gracias a esa investigación, son las siguientes: Valentín Barba Rubio, Manuel Blanco, Mariano Fernández Fernández, Gabriela Hompanera Álvarez, Marcelino Hompanera Álvarez, Eduardo Hompanera Vuelta, Ramiro Segundo Prada Linares, Rosendo Quindós Fernández, Mario Rodríguez, Carlos Rodríguez Álvarez y Matías Rodríguez Rodríguez.

Las labores de exhumación de los restos localizados, se realizaron entre el 24 y el 30 de julio de 2008.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Magaz de Abajo – Solar

Fosa: Magaz de Abajo – Solar (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

Tras el golpe de Estado de julio de 1936 y el control por parte de los militares sublevados de buena parte de la provincia de León, se desató una desmedida represión violenta contra la sociedad civil. Uno de los ejemplos de las miles de desapariciones forzadas que tuvieron lugar en esa segunda mitad de 1936, es la fosa común existente en Magaz de Abajo (Camponaraya, León). Las informaciones recopiladas por la ARMH y la memoria popular de todos los pueblos de la zona, siempre marcaron la conocida como “curva de Magaz” como uno de los puntos negros en cuanto al número de asesinatos cometidos a partir de julio de 1936, y así lo demuestran las varias intervenciones que la propia Asociación ha llevado a cabo en esa zona.

En este caso, y como prueba fehaciente de la saña con que se aplicaba la violencia contra toda forma de oposición política, se desconoce la identidad de la persona enterrada en un punto de esa misma curva, al pie de la antigua N-6 que unía Madrid y A Coruña. Pero, debido a la futura urbanización de la parcela y gracias al humanismo del dueño de la misma, informa a los técnicos de la Asociación de la existencia de este enterramiento en su propiedad, con lo que se pudieron rescatar los restos mortales de esta víctima. Hasta ahora, se sigue desconociendo la identidad, suponiendo sea un vecino de la localidad próxima de Cacabelos y que fuese asesinado en el tránsito entre las prisiones de esta población y Ponferrada, cabeza del partido judicial.

Los trabajos de prospección y exhumación se llevaron a cabo entre el 10 y 13 de octubre de 2008, corroborando la existencia de la misma y sacando a la luz una historia de violencia desconocida.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Flores del Sil

Fosa: Flores del Sil (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto

Tras el golpe de Estado de julio de 1936 y el control por parte de los militares sublevados de buena parte de la provincia de León, se desató una desmedida represión violenta contra la sociedad civil. Como consecuencia directa de la misma y con el objetivo de salvar sus vidas, cientos de personas se refugian en las montañas de la zona, siendo sustentados en estos primeros meses por sus familiares y personas de máxima confianza. Y serán estos apoyos los que sufrirán, en muchos casos, las consecuencias de la represión.

En este caso, gracias a las labores de investigación llevadas a cabo por parte del personal de la ARMH y a diversos testigos, conocíamos la historia de Isaac Pérez Cabo y su familia. Isaac relató ante un juez militar lo acontecido: huyó a un monte próximo llamado Pajariel, desde donde algunas noches, ocultándose, bajaba a ver a su mujer y a su único hijo, de tres años de edad, llamado Fernando, hasta que en una de aquellas visitas vio, horrorizado, a la puerta de la casa los cadáveres de su esposa Jerónima Blanco Oviedo, de 22 años, dedicada a sus labores, sin filiación política ni sindical, y de su hijo, asesinados aquel día. Que de la misma forma murieron, por aquellos días: su padre, Demetrio Pérez, de más de 70 años, jornalero, sin filiación política ni sindical; su madre, Visitación Cabo González, de 60 años, también sin filiación política o sindical; su hermano Demetrio, de 34 años, casado, jornalero, afiliado a la UGT sin cargo directivo alguno, dejando viuda y dos hijos; su hermano Victorino, de 26 años, jornalero, que vivía con sus padres y también estaba afiliado a la UGT, sin que ostentara ningún cargo; y su hermano político Salvador Blanco, de 38 años y jornalero. Una auténtica tragedia familiar que comenzó con la muerte de Jerónima Blanco Oviedo, de 22 años y en avanzado estado de gestación, y del niño Fernando Cabo Blanco, hijo de Isaac y de Jerónima y de tan sólo 3 años de edad. Ambos fueron enterrados, después de permanecer varios días “expuestos” junto a la antigua carretera Ponferrada-Ourense, junto a la casa familiar, en el barrio ponferradino de Flores del Sil, en un terreno por entonces destinado a huerta de labranza. Con el paso de los años, este terreno se convirtió en un cobertizo en el que vivían animales y se almacenaba material para las faenas del campo, habiendo sido removidos los restos en obras realizadas en el lugar. A pesar de esto, los trabajos arqueológicos sacaron a la luz algunos de los restos de Jerónima y Fernando, y su caso se presenta como uno de los más impactantes en los que ha trabajado la Asociación.

Desde el mismo mes de julio de 2008, en el momento en que se produjo la exhumación de los restos, la ARMH ha reivindicado el nombramiento de un espacio público con el nombre de Jerónima y Fernando. A día de hoy, el Ayuntamiento de Ponferrada, la ciudad en la que se cometieron estos asesinatos, sigue dejando obviando esta reclamación, mientras que el Ayuntamiento de León inauguró una calle en su nombre en febrero de 2009.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Carucedo

Fosa: Carucedo (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

La construcción del Estado franquista se realizó, tal como recogen los expertos en diversos estudios, en base a la violencia intimidatoria contra todo tipo de oposición política. Esta violencia se reproduce de muy diversas formas, tanto físicas, con paseos, torturas, penas de muerte, etc., como no físicas, con cárcel, amenazas, exclusión social, etc.

El caso que nos ocupa, se basa en uno de los ejemplos sobre desaparición forzada y la utilización de este tipo represivo en dos lugares distintos. Primero, en el lugar de origen de las víctimas, ya que queda grabado el recuerdo de 4 vecinos que han sido detenidos y nunca más se ha vuelto a saber nada de ellos, suponiendo que han sido asesinados. Y segundo, en el lugar en el que se ha cometido el asesinato, ya que la imagen de cuatro cadáveres desconocidos en el pueblo, las órdenes de enterrarlos fuera del cementerio y la ocultación del caso por parte de las Autoridades del momento, actúan también como elemento intimidatorio.

En la mañana del día 9 de agosto de 1938, cuatro vecinos de Cobrana, en el municipio de Congosto, son detenidos por su supuesta participación en la resistencia contra el golpe de Estado y contra la construcción de la dictadura franquista. Esa misma mañana, son trasladados a la prisión de Bembibre, donde permanecen unas horas y son conducidos a la prisión de partido de Ponferrada. Al día siguiente, día 10, un vehículo los traslada hasta las afueras de Carucedo, a unos 50 km. de sus domicilios, donde serán asesinados. Los cadáveres de las víctimas, serán enterrados al pie de la antigua N-120, hoy N-536. Las identidades de los mismos, localizadas gracias a la inscripción de su defunción en el Registro civil en marzo de 1940 (en las cuatro inscripciones, la causa de la muerte refleja “Lucha nacional contra el marxismo”), son las siguientes: Marcelino Cuellas Valcárcel, Pedro Cuellas Valcárcel, Juan Antonio Ferrera González y Patricio Hernández.

La exhumación de estas 4 personas se llevó a cabo en el mes de mayo de 2008, sacando a la luz debajo de los escombros de la carretera y debajo de una gran piedra procedente de una cantera cercana, los restos de los mismos.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Balboa

Fosa: Balboa (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: Andrés Crespo Prieto
Álbum de fotografías de la exhumación

Tras el golpe de Estado de julio de 1936 y el control por parte de los militares sublevados de buena parte de la provincia de León, se desató una desmedida represión violenta contra la sociedad civil. Uno de los ejemplos de las miles de desapariciones forzadas que tuvieron lugar en esa segunda mitad de 1936, es la fosa común existente en Balboa. Gracias a las investigaciones sobre toda la comarca que ha llevado a cabo la ARMH, tanto en materia documental como en la recogida de testimonios, conocemos la existencia de esta fosa común, donde se encuentran los restos, supuestamente, de 4 personas.

El 14 de septiembre de 1936 en las inmediaciones de esta localidad berciana, se oyen varios disparos de “máuser” y, al poco tiempo, lo que se supone que son varios tiros de gracia. En este caso, los testimonios situaban el lugar de enterramiento al pie de la antigua carretera provincial LE-723, que une esta localidad, cabeza del municipio, con la de Quintela. Los testimonios marcaban que el lugar de enterramiento estaba situado en las inmediaciones de un castaño, al fondo de un desnivel de unos 15 metros en relación con la carretera mencionada.

Por otro lado y, al desconocer los vecinos de la zona quiénes eran las personas asesinadas en este lugar, se procede a realizar un contraste con la información documental recogida por nuestro colectivo desde el año 2000. En este caso, dan como resultado la localización en la Sección de Defunciones del Registro Civil de Corullón, de 4 inscripciones cuya fecha y lugar de ejecución hablan a las claras de la posible identidad de las víctimas. En este caso, las inscripciones registradas entre marzo de 1937 y agosto del año siguiente, nos dicen que las víctimas eran las siguientes: Amador de Castro Potes, Paciano de Castro Potes, Rafael Freijo Reimúndez y Joaquín Siso Gutiérrez.
Finalmente, las tareas de localización y exhumación de los restos de estos 4 vecinos de Corullón se llevó a cabo en el mes de julio de 2008, situadas en el lugar marcado por los testimonios y a una profundidad de 1,70 metros, debido a los sedimentos y al relleno caído del arreglo de la carretera. La fosa estaba bajo una gran piedra.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas

Publicado por ARMH