Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Ocho triángulos azules

La ARMH rastrea las vidas de los bercianos que murieron como apátridas en los campos de exterminio de los nazis.

Diario de León / Carlos Fidalgo / 14-04-2015

Los identificaban con el triángulo azul de los apátridas. Habían combatido a Franco, habían sobrevivido a las condiciones insalubres de los campos de refugiados en el sur de Francia tras la derrota republicana, y muchos de ellos no vieron otra salida que alistarse, voluntarios u obligados, en el ejército francés que en la primavera de 1940 bajó los brazos ante el empuje de la Alemania nazi. Son los españoles de Mauthausen, de Gusen, de Buchenwald, y terminaron en los campos de exterminio con un triángulo en el pecho después de que ningún Estado se hiciera cargo de ellos. Aprovechando el estreno de un musical sobre uno de los episodios más desconocidos de nuestra historia —el próximo viernes en el Teatro Bergidum de Ponferrada— el historiador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) Alex Rodríguez ha seguido el rastro que dejaron ocho bercianos que murieron como esclavos del Tercer Reich. Estos son sus nombres. Y estas sus historias:

Antonio Abella Barredo

Campesino de Paradaseca

Nacido el 26 de junio de 1912, el segundo de cuatro hermanos y militante del Sindicato Único de Campesinos y Trabajadores, vinculado a la CNT anarquista. La sublevación militar de 1936 le sorprendió en su pueblo junto a su hermano pequeño Silvino, afiliado a la UGT. Ambos lograron huir de las tropas procedentes de Galicia y refugiarse en Asturias, pero su padre, Serafín, moriría asesinado un año después. En Asturias, los hermanos Barredo se enrolaron junto medio centenar de huidos del Bierzo en el Batallón de Infantería 207 y al caer el frente en octubre de 1937, Silvino fue detenido en el Hospital de Figaredo, donde se encontraba ingresado debido al tifus que padecía. Silvino fue condenado a 12 años de cárcel en Consejo de Guerra y cumplió buena parte de la sentencia. Antonio logró huir de nuevo, esta vez por mar, primero a Cataluña, después a Francia, según el historiador Gavilanes Laso. La ARMH desconoce más datos de su exilio francés, pero ha podido comprobar que el 3 de abril de 1941 lo registraron en el campo de Mauthausen con el número 3786, procedente del campo de las SS de Hinzter (Trier), en la frontera con Luxemburgo. Murió en Gusen, campo anexo a Mauthausen, el 5 de diciembre de 1941, según documentos recogidos por el Ministerio de Justicia.

Manuel Crespo López

Natural de Villafeile (Balboa)

Nacido el 7 de enero de 1906. Se creía que había muerto gaseado en agosto de 1941, en uno de los camiones fantasma con los que los nazis de deshacían de prisioneros o discapacitados, pero la ARMH confirma que llegó al campo de concentración de Mauthausen el 3 de marzo de 1941 procedente del campo de prisioneros de guerra de Sandbostel y que recibió el número 3313. Falleció el 29 de septiembre del mismo año en Gusen y se comunicó su defunción al vecino de Barcelona Enrique Herrera.

Ceferino García Alfonso

Natural de Tejedo (Candín)

Nacido el 25 de septiembre de 1917. Prisionero en el campo de las SS de Hinzert, el 3 de abril de 1941, el mismo día que Antonio Abella, fue trasladado a Mauthausen, donde recibió el número 3997. Murió en Gusen, el 10 de febrero de 1942.

Eulogio González

Natural de Páramo del Sil

Nacido el 26 de abril de 1918. Se desconocen sus peripecias hasta que el 30 de julio de 1944, casi dos mes después del desembarco de Normandía, lo detienen en Toulouse. Deportado a Buchenwald el 6 de agosto, fue clasificado con el número 69257. Según los datos del Ministerio de Justicia, falleció del 2 de marzo de 1945, apenas un mes antes de la liberación del campo por las tropas aliadas

Elpidio González González

De Palacios al tren de la muerte

Nacido el 26 de abril de 1900. Formó parte del llamado ‘Convoy de los 927’, uno de los primeros trenes de la muerte que transportó deportados desde Francia a los campos nazis. Partió de Angoulême el 20 de agosto de 1940 y cuatro días después llegó a Mauthausen. Falleció el 24 de septiembre de 1941 y su hermana Araceli, que todavía vivía en Palacios, fue informada de su muerte en 1952, según la documentación que figura en el Ministerio de Antiguos Combatientes y Víctimas de la Guerra de la República Francesa.

Agustín Ovalle Ovalle

Soldado republicano de Arganza

Nacido el 18 de octubre en San Juan de la Mata (Arganza). Luchó en el ejército republicano desde 1936 hasta la caída de Asturias, según Gavilanes. Tras la derrota de Francia, ingresó en el campo de prisioneros de guerra Stalag XI-A en Altengrabow, Alemania central, y el 3 de noviembre de 1941 era trasladado a Mauthausen, donde recibió el número 3240 y donde murió el 12 de abril de 1942. El investigador Isabelo Herreros asegura que su viuda y su hija, residentes en Barcelona, cobraron una pensión compensatoria del Estado alemán tras la guerra.

José Pérez Canedo

Natural de Balouta (Candín)

Nacido el 26 de abril de 1908. Nada se sabe de él hasta su traslado al campo especial de las SS de Hinzter, en Trier, de donde será trasladado el 25 de enero de 1941 a Mauthausen. Clasificado con el número 3301, fallece en el campo anexo de Gusen el 15 de enero de 1942.

Eduardo Samprón Cereijo

Huido a Asturias desde Villasinde

Nacido el 25 de mayo de 1908 en Villasinde (Vega de Valcarce). Huyó a Asturias en 1937, motivo por el que recluyeron a su hermano Baldomero en la prisión de Villafranca del Bierzo entre el 15 y el 20 de diciembre de 1937. Al caer el frente asturiano, logró exiliarse, pero su pista se pierde hasta que figura su ingreso en el campo de guerra Stalag XI-A en Altengrabow con la derrota de Francia. Desde allí, lo trasladan a Mauthausen el 26 de abril de 1941. Falleció en el campo anexo de Gusen el 26 de octubre de ese mismo año y hay constancia de que su hermano Antonio recibió la noticia de su muerte en Camagüey (Cuba).

…y dos liberados en 1945

Además de los ocho bercianos fallecidos, la ARMH también tiene constancia de que otro berciano, José Mestre, de Villafranca del Bierzo, desapareció en Gusen en 1942 y que dos hombres más, José Alonso, de Torre del Bierzo, y Rogelio Canedo, de Carracedo, sobrevivieron al exterminio. Los dos, casi seguro, estaban entre los supervivientes que el 5 de mayo de 1945 recibieron con banderas republicanas y una pancarta en español a los soldados norteamericanos de la 11ª División Acorazada, que inmortalizaron aquel momento en una fotografía convertida hoy en un icono. Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas libertadoras, decían los presos sobre sábanas blancas.

___

Fotografía destacada: La 11º División Acorazada de los Estados Unidos liberó Mauthausen el 5 de mayo de 1945. – usaf

http://www.diariodeleon.es/noticias/bierzo/ocho-triangulos-azules_971226.html

Publicado por ARMH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *