Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La increíble fuga del leonés Jovino

Lejos de los focos y las crónicas oficiales, el berciano Jovino Fernández logró ser uno de los tres presos que consiguieron atravesar la frontera francesa tras la fuga del fuerte de San Cristóbal, en el monte Ezkaba de Pamplona, en plena Guerra Civil | Se trata de la mayor fuga de la historia de Europa, recuperada por Fermín Ezkieta en su obra ‘Los fugados del fuerte de Ezkaba’

leonoticias.com / Nacho Barrio / 27/03/2021

¡A la calle, compañeros, estáis libres!, escuchó desde su celda. La fuga comenzó un domingo. Con los guardas desarmados y las puertas del penal abiertas, no tardó en correr junto a otros monte arriba. La libertad contrarrestaba el hambre y la frontera con Francia no estaba lejos. Sólo tres pasarían la raya. Él sería uno de ellos.

Han pasado 110 inviernos de aquel día en el que nació Jovino y algunos menos de que el autor Fermín Ezkieta recuperase la historia de este berciano y de tantos otros presos en su obra ‘Los fugados del fuerte de Ezkaba’, donde plasma toda la investigación relativa a la mayor fuga de la historia de Europa.

Santa Marina del Sil poco se parece a aquel pueblo de 1908 en el que nació el protagonista de esta historia. El carbón ya no es sinónimo de trabajo en esta localidad de Toreno, en plena comarca del Bierzo.

El tercer hijo de Ana María y Andrés iba a la escuela cuando el tiempo lo permitía. Cuando no, se sentaba con su padre en la vieja cocina, a la luz de un candil. Sus padres eran sin duda alguna gentes sencillas. Su madre se casó tras estudiar en las aulas del convento de Astorga, «donde no aprendió a leer ni a escribir, pero sí a recitar la Biblia de memoria», como recoge Fermín Ezquieta.

El padre, Andrés, era campesino. Jovino fue el tercero de sus seis hijos, que disfrutaban en el verano pescando truchas, pastando las cabras, y acompañando al padre a la feria de ganado de Ponferrada.

Aunque poco duró la infancia. A los catorce años Jovino ya trabajaba en las minas de El Bierzo, hasta que el servicio militar lo llevó a San Sebastián.

Militancia

Eran tiempos convulsos. La Segunda República lo encontró en Santander, donde fue un albañil afiliado a la CNT. Debido a su militancia durante la Revolución de 1934 pasó por las cárceles de León, Astorga y la Modelo de Oviedo, aunque con la amnistía del Frente Popular salió a la calle.

La guerra solo tardó dos años en estallar y Jovino ingresó en las milicias estando en Luarca. Cuando Mola lanza su ofensiva sobre Bilbao, acuden en su defensa dos brigadas asturianas y dos montañesas, entre ellas la de Jovino. La superioridad artillera y aérea de los nacionales resultó decisiva; ochocientos hombres murieron en la ofensiva y tocaba replegarse.

Jovino era atrapado en el valle del Cayón. «Fue en Erles. Los que allí estábamos, no nos decidimos a retirarnos, a pesar de que, desde dos días antes, teníamos orden de hacerlo. No lo hicimos y nos coparon. Nos separaron en dos grupos, y en uno de estos se situaron los que peleaban como voluntarios; en el otro, los que pertenecían a los reemplazos. Yo dije que no era voluntario, pero un fascista que había estado entre nosotros, me delató. En medio de todo, tuve suerte. A la mayoría de los voluntarios los asesinaron los italianos. Yo pude llegar a Santander como prisionero. El convento de los Salesianos, la Plaza de Toros, las cárceles de antes y las que se dispusieron al caer la ciudad, todo era poco para el número de prisioneros y detenidos por los invasores. Como éramos muchos, se empezó a suprimir con ametralladora a gran parte. Sin comer, sin dormir, sin atención alguna estuve por espacio de un tiempo que nunca sabré a cuánto alcanzó, esperando ser fusilado por las pandillas de falangistas que se dedicaban a asesinar sin descanso a trabajadores y a hombres y mujeres de todas clases», recogía el periódico Solidaridad Obrera.

Traslado y llegada al Fuerte

El berciano fue juzgado por la Audiencia de León en agosto de 1937, condenándole a muerte, en una pena que finalmente fue conmutada. «Por fin, comparecí ante una especie de Tribunal Militar, sin que sepa aún por qué me condenaron sólo a treinta años de presidio».

Después le trasladan desde Santander al fuerte de San Cristóbal de Pamplona, bien custodiado por la Guardia Civil.

Llega a Pamplona en tren el 23 de octubre, con 29 años. «Me trasladaron desde Santander al fuerte de San Cristóbal de Pamplona, bien custodiado por la Guardia Civil. En los primeros días, los fascistas asesinaron en Santander a más de ocho mil, mujeres y hombres. Era tremendo aquello. Después me enteré por una carta de una compañera, que a raíz del hundimiento del ‘Baleares’ fueron sacados de la cárcel setecientos presos más y los pasaron por ametralladora», recoge su testimonio.

Llega a Pamplona en tren el 23 de octubre, con 29 años.

Jovino, en un retrato de la época. / WWW.LOSFUGADOSDEEZKABA1938.COM

Los recuerdos del penal son comunes en los presidiarios: hacinamiento, malos tratos, frío terrible y hambre. Mucha hambre. En su caso, en la segunda brigada. Cada nave tenía dos espacios de unos 26 metros, donde se hacinaban 25 presos. Un metro cuadrado por preso, sin camas ni colchones. Ventanas sin cristales y con barrotes.

«Los civiles me entregaron al jefe del Penal del fuerte de San Cristóbal, como si yo fuera un fardoSin ropa, sin colchoneta, sin nada, con mis pobres harapos de prisionero me metieron en la brigada del patio. La comida horrible. Un día en la ración de potaje para cuarenta hombres, pudimos contar hasta sesenta garbanzos».

Diario oficial del Ministerio de Defensa, donde figura Jovino como teniente en 1938. / WWW.LOSFUGADOSDEEZKABA1938.COM

Según relata la hija de Jovino, Ana Fernández Gurruchaga, y recoge Fermín Ezkieta, los recuerdos del penal hablan del hacinamiento, los malos tratos, el frío terrible y el hambre.

Comienza la fuga

Una tarde, recostado en el suelo de su celda, se fue elevando un estruendo de puertas y cerrojos. En la confusión, un grito anunció:

«¡A la calle, compañeros. Estáis libres!».

Se encontró rodeado de otros que huían como él. Era domingo cuando empezó la fuga. El 22 de mayo se le acercó un ordenanza del Economato, y le dijo en tono misterioso .

«¡Hay jaleo! ¡Cuidado! Hay que ser muy prudentes».

Sonaron unos tiros. Entraron en el patio unos compañeros con fusiles y vestidos de oficiales de Prisión. Llevaban cartucheras. Les siguieron. Las puertas del penal estaban abiertas y la guardia de soldados prisionera y desarmada.

Eran unos 2.700 reclusos. Salieron unos 1.700. Desfilaron todos hacia el monte. A las dos horas de iniciada la fuga ya volaban los camiones cargados de guardias civiles y de requetés.

Jovino se guiaba por su sentido de la orientación, habituado a largas caminatas por los montes leoneses para ir a pueblos o ferias. En una ocasión permaneció más de dos horas metido en un río. Incluso le localizaron unos perros rastreadores, pero Jovino alargó la mano, les acarició el hocico y calmados, terminó la alarma. No era fácil la vida de huido.

«Comía hojas de roble y hierbas, las que creía que pudieran ser buenas. Estaba hecho polvo. Tenía entendido que desde Pamplona a la frontera sólo hay 47 quilómetros. Así pasaron cerca de diez días. Cada día me libraba, por verdadero milagro, de que me atrapasen».

Mapa de la fuga. / WWW.LOSFUGADOSDEEZKABA1938.COM

Llegada a Francia

Topó con un pastor de pelo largo y barbas blancas. Le dio pan y queso. A él le contó que marchaba hacia Guipúzcoa, y le preguntó si iba bien. Le respondió que estaba en territorio navarro, a cuatro kilómetros de Francia. Le aconsejó que permaneciese en el bosque escondido hasta el día siguiente, que él le ayudaría a pasar la raya de Francia. Así fue.

Jovino llegó a una pequeña aldea el 4 de junio de 1938, donde los vecinos se arremolinaron mientras comía en la calle.

Una vez en suelo francés, fue conducido al consulado en Hendaya, e interrogado. Al día siguiente cogía un tren a Barcelona. Jovino nunca coincidió con los otros dos fugados que lograron llegar a Francia.

Cruzando la frontera por Cerbère, llegó a Barcelona. Su gesta había pasado desapercibida. Una vez en España, vuelve a entrar en la Guerra.

«Otra vez soldado hasta el fin. Para eso quería salir de allá, de aquel infierno».

Vida en el exilio

En Barcelona, Jovino conoció a una refugiada donostiarra, Luisa, a la que unió su vida. Con ella emigraría a Europa para terminar viviendo en la localidad francesa de Decazeville. Allí fue albañil, cuando lo jubilaron de la minería.

El fuerte, en una vista aérea. / WWW.LOSFUGADOSDEEZKABA1938.COM

La añoranza de su tierra estuvo presente en su vida de exilado. Cuando su familia pasaba vacaciones en León, Jovino las acompañaba hasta la línea fronteriza. Rodeado de la colonia de refugiados, su integración fue limitada.

Tuvo que esperar a la muerte del dictador que truncó su vida para volver. Aquel simbólico momento, cinco décadas después de cruzar la frontera en la retirada del ejército popular, quiso afrontarlo solo. Esforzándose en ocultar su emoción, entrega a sus 69 años el pasaporte que le acredita.

Jovino junto a su familia. / WWW.LOSFUGADOSDEEZKABA1938.COM

Demasiado tarde para un regreso definitivo, pero se sucedieron las visitas. En uno de los viajes a su tierra leonesa, recorrieron la ruta imaginaria que hizo durante su evasión. No reconoció San Juan de Pie de Port, ni la abadía de Roncesvalles.

Hicieron parada en Pamplona, pero no llegó a situar el fuerte. Murió a los 87 años, «como la buena gente que un día como tantos descansa bajo la tierra».

Fuerte de San Cristóbal

Los leoneses que no alcanzaron la libertad en la fuga

* Vicente Alonso Cabezas (La Bañeza, León). Capturado el 2 de junio por militares, con Arcadio Fernández.

* Luís Félix Álvarez Álvarez (León). Capturado el 3 de junio en Gaskue (Odieta) por militares.

* Rogelio Álvarez García (Trobajo del Cerecedo, León). Capturado el 23 por requetés.

* Vicente Álvarez García (San Andrés del Rabanedo, León). Capturado el 24 por requetés.

* Benigno Álvarez López (Finolledo, León). Capturado el 23 en el monte Ezkaba por militares.

* Leonardo Álvarez Reguera (León). Capturado el 5 de junio en Saldías (alto Bidasoa), con otros tres.

* Agustín Andrés Carnicero (Arenillas de Valderaduey, León). Muerto en la fuga.

* Ricardo Arias (Castogeiro, León). Capturado el 23 por requetés.

* Luís Arias De la Varga (Mansilla de las Mulas, León). Capturado el 24 por militares.

* Melchor Barrio Honrado (Banucias, León). Capturado el 24 por requetés.

* José Berciano Castro (La Bañeza, León). Capturado el 23 por militares.

* Andrés Carriedo Calleja (Valderas, León). Capturado el 23 en Txaraka-Olabe por requetés.

* Leandro Casado Tabares (Villace, León). Muerto en la fuga.

* Andrés Castro García (Sahagún, León). Capturado el 23 en borda Azkarrena de Belzunce (Juslapeña) por requetés.

* Mariano De Godos Iglesias (Provincia de León). Capturado el 23 en Txaraka-Olabe por teniente carabineros.

* Martín Del Campo Garzo (Valderas, León). Capturado el 1 de junio por militares.

* Victorino Díez Carmona (León). Capturado el 23 en Txaraka-Olabe.

* Hermenegildo Díez Mateo (Puente Castro, León). Muerto en la fuga.

* Eugenio Díez Trapote (Puente Castro, León). Capturado el 28 en Ollakarizketa por militares, con D. Quiroga y Porfirio Fernández.

* Manuel Domínguez Martín (La Bañeza, León). Capturado el 23 por requetés.

* Arcadio Fernández García (Valderas, León). Capturado el 2 de junio por militares, con Vicente Alonso.

* Baudilio Fernández Lavandera (Quintana Raneros, León). Muerto en la fuga.

* Francisco Fernández San Miguel (Ponferrada, León). Capturado el 23 por requeté y un militar.

* Ricardo Fernández Sánchez (San Pedro Tda., León). Capturado el 24.

* Eduardo Ferrero Rodríguez (Beunza, León). Capturado el 5 junio en Saldías (alto Bidasoa), con otros tres.

* Teodoro Fierro García (Puebla de Lillo, León). Capturado el 24 por militares.

* Domingo Fuentes Cerezo (Castropodame, León). Capturado el 23 por requetés.

* Gervasio García Alonso (Villaverde, León). Capturado el 23 por requetés y militares.

* Manuel García Cisneros (Grajal, León). Capturado el 24 por requetés.

* Eleuterio García Dueñas (Benavides de Órbigo, León). Capturado el 23 por requetés.

* Julio García Fernández (Valderas, León). Muerto en la fuga.

* Rafael García Fernández (Cistierna, León). Capturado el 24 en Orrio (Ezkabarte) por requetés.

* Bernabé García García (Oteruelo, León). Capturado el 23 en el monte Ezkaba por militares.

* Avelino García Rodríguez (Provincia de León). Capturado el 23 por requetés.

* Aurelio Gigantos Benítez (San Millán, León). Capturado el 24 en Juslapeña por requetés.

* Casiano González Fernández (Valderas, León). Capturado el 23 en Txaraka-Olabe por requetés.

* Domingo González Fernández (Villar de Mazarife, León). Capturado el 23 en Txaraka-Olabe por requetés.

* César González González (Villafer, León9. Capturado el 24 por la G.C. Murió en 1941 en el fuerte; enterrado en Oteiza.

* Avelino González Peñalosa (Sahagún, León). Capturado el 23 en borda Azkarrena de Belzunce (Juslapeña) por requetés.

* Raimundo González Rodríguez (Villamañán, León). Capturado el 24 por requetés.

* Esteban Gutiérrez Cubría (Trobajo del Cerecedo, León). Capturado el 23 en Txaraka-Olabe por requetés.

* Félix Llamas Calleja (Trobajo del Cerecedo, León). Capturado el 23 en el monte Ezkaba por militares. Murió en 1942 en el fuerte; enterrado en el cementerio de las botellas.

* Rogelio López Cabo (Argentina; vecino de Monforte, León). Capturado el 23 por requetés.

* Arsenio Martínez Fernández (Narayola, León). Capturado el 25 por militares, con otros tres.

* Román Martínez Gorgojo (Valencia de Don Juán, León). Muerto en la fuga.

* Argmiro Martínez Hidalgo (Oteruelo, León). Muerto en la fuga.

* Anastasio Mateo Rubio (Palanquinos, León). Capturado el 24 por un paisano y militares.

* Arcadio Morán Chamorro (Castrofuerte, León). Capturado el 23, regresa al fuerte. Se declara falangista.

* Tomás Moreno García (Villacorta, León). Capturado el 25 por militares.

* Marcos Moreno Gutiérrez (Puente Castro, León). Capturado el 23 en Anoz (Ezkabarte).

* Pablo Moreno López (Puente Castro, León). Capturado el 24 por requetés.

* José Oblanca Gutiérrez (San Andrés del Rabanedo, León). Capturado el 5 junio en Saldías (alto Bidasoa), con otros tres.

* Amadeo Oblanca Pardo (Aradinos, León). Capturado el 26 en Navaz-Belzunce por militares.

* Esteban Pastor García (Valderas, León). Capturado el 23 por paisanos.

* Modesto Pastor Herrero (Sahagún, León). Capturado el 24 por paisanos, en un grupo de veinte. Murió en 1942 en el fuerte, en cementerio de las botellas.

* Ceferino Pedrosa Prado (Sahagún, León). Muerto en la fuga. Consta como no identificado.

* Laureano Pérez García (Valderas, León). Muerto en la fuga.

* Epifanio Prieto Alonso (Quintanilla, León). Muerto en la fuga.

* Domingo Quiroga Ovalle (Ponferrada, León). Capturado el 26 en Ollakarizketa por militares.

* Santiago Rajo Fernández (Toreno del Sil, León). Capturado el 25 por requetés. Murió en 1940 en el fuerte; enterrado en Berriosuso.

* Leopoldo Rey Rodríguez (Campo Villaridel, León). Capturado el 23 en Juslapeña por requetés.

* José Robles Cueto (Vegas del Condado, León). Capturado el 23 por militares.

* Ángel Rodríguez Omaña (Villamañán, León). Capturado el 23 en Juslapeña por requetés, militares y G.C.

* Nicolás Rodríguez Santos (Sagunto de la Vega, León). Capturado el 24 por requetés.

* Eucarbio Rodríguez Viejo (Vegas del Condado, León). Capturado el 23 por requetés y militares.

* Abel Salvador Fernández (Sahelices de Sabero, León). Capturado el 2 de junio en Eugi por paisanos, con V.Berruetabeña (pueblo con cuartel carabineros junto a la frontera).

* Timoteo Turienzo González (Cabrera, León). Muerto en la fuga.

* Nunilo Vallinas Casado (Gordoncillo, León). Capturado el 23 en Txaraka-Olabe por requetés.

* Manuel Velado Alonso (Valderas, León). Muerto en la fuga.

* Aurelio Villa Lainza (San Andrés del Rabanedo, León). Muerto en la fuga.

* Manuel Villalibre Ferrero. Castrillo (León). Capturado el 23 en Anoz (Ezkabarte).

* Leodegario Vinayo Gutiérrez (León). Muerto en la fuga.

___

Fuente:https://www.leonoticias.com/bierzo/increible-fuga-leones-jovino-guerra-civil-leon-bierzo-20210327193101-nt.html#vca=fixed-btn&vso=rrss&vmc=wh&vli=Bierzo

https://static.leonoticias.com/www/multimedia/202103/27/media/cortadas/patl3619_32579_1-kr8C–532×325@Leonoticias.jpg

Publicado por ARMH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *