Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

“Es mi tío, es mi tío”: localizan a la familia de un represaliado del franquismo de cuyos restos han aparecido “evidencias” en una fosa común de Guadalajara

La Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica había hecho un llamamiento para contactar con la familia de Miguel de Agustín asesinado en 1940

eldiario.es / Carmen Bachiller / 02/10/2020

“Es mi tío, es mi tío”. Ángel Cortes de Agustín, se acaba de enterar de que se han encontrado “evidencias” de que se podría haber dado con los restos de Miguel de Agustín, asesinado en 1940 por el franquismo. Un vecino de Chiloeches detenido el día 28 de octubre de 1939 y, mediante el juicio sumarísimo, condenado a muerte.

“Mi madre Carmen se murió sin saber dónde estaba su hermano”. Este viernes, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) hacía un llamamiento a través de las redes sociales para localizar a la familia tras las primeras horas de exhumación en el cementerio de Guadalajara, donde se busca a 21 hombres asesinados entre el 24 de febrero y el 9 de marzo de 1940.

Miguel de Agustín, asesinado por el franquismo en 1940 Foto cedida por la familia

En casa de Ángel todo eran nervios al final de la tarde-noche del viernes. “Mi prima nerviosa. Me ha llamado y me ha dicho que está tiritando”. Este vecino de Chiloeches, conocido por haber sido concejal del PSOE se mostraba sorprendido por la noticia. “No sabía nada. ¿Y dónde me dice usted que está? ¿Qué tengo que hacer?”.

Miguel de Agustín era jornalero y estaba soltero. Fue ejecutado el día 9 de marzo de 1940 y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara, según la documentación que obra en poder de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

La familia también busca a Casto de Miguel

La familia conserva fotografías de los hermanos. Hablamos por teléfono y nos dice que ha de buscarlas y llevarlas al cementerio de Guadalajara. Quiere mostrarlas al equipo de exhumación.

Y es que Ángel Cortés cuenta a elDiarioclm.es que la familia también busca a su tío Casto, hermano de Miguel. “Se los llevaron en los mismos días. Un vecino me lo contó, lo vio todo. Nunca hemos sabido donde estaban. Mi madre les llevó la comida a la cárcel durante algunos días hasta que le dijeron que se jorobó lo que se daba y sin saber nada”.

Casto de Agustín, represaliado en 1940 por el franquismo. Su familia busca sus restos Foto cedida por la familia

Explica que en la familia “ya pensábamos que se había olvidado y que nunca sabríamos el lugar donde los habían tirado”. La espera desde 1940 ha sido larga. “Llevamos mil años esperando”. Ahora hay que confirmar que los restos pertenecen al joven jornalero asesinado. De confirmarse, sus restos habrían sido encontrados a unos metros del lugar donde reposaban los de Timoteo Mendieta, cuya exhumación y posterior identificación fue posible mediante un exhorto judicial que llegó en el marco de la llamada ‘querella argentina’.

___

Fotografía destacada: Exhumación en el cementerio de Guadalajara / Foto: ARMH

Fuente:https://www.eldiario.es/castilla-la-mancha/tio-tio-localizan-familia-represaliado-franquismo-cuyos-restos-han-aparecido-evidencias-fosa-comun-guadalajara_1_6265502.html?fbclid=IwAR2xlh-gr0Xlqwt-pIp0QvVHfSyX3KUYLUWexiK8NdT94lEPl6X1YSa8Ssk

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Aparecen los primeros restos humanos en la fosa común de Guadalajara que podrían pertenecer a un vecino de Chiloeches

Se trata de las tareas de exhumación que lleva a cabo la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica y busca identificar a 21 víctimas del franquismo

eldiario.es / 02/10/2020

Un día después de que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) iniciase los trabajos para localizar y exhumar los restos de 21 víctimas del franquismo en la fosa número 3 del cementerio civil de Guadalajara ya han aparecido los primeros restos humanos.

La Asociación cree que “muestran evidencias de pertenecer a Miguel de Agustín Taravillo”. Era natural de Chiloeches, en Guadalajara. Trabajaba como jornalero y estaba afiliado a la UGT. Su familia es una de las cinco que no han sido localizadas.

Fue detenido el día 28 de octubre de 1939 y, mediante el juicio sumarísimo nº 287/39, condenado a muerte. El día 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Miguel tenía 26 años cuando fue asesinado.

La Asociación ha pedido ayuda para localizar a sus familiares a través de las redes sociales.

 

En la fosa común están enterrados 21 hombres y existe contacto con 17 de las familias para la recuperación de sus restos.

La ARMH continuará con las labores de exhumación durante todo este fin de semana y presumiblemente hasta finales de la semana próxima, manteniendo en sus condiciones de trabajo el Protocolo COVID-19 que presentó al Ayuntamiento de Guadalajara días antes de iniciar la exhumación.

___

Fotografía destacada: Primeros restos humanos hallados en la exhumación de la fosa número 3 del cementerio civil de Guadalara / Foto: ARMH

Fuente:https://www.eldiario.es/castilla-la-mancha/aparecen-primeros-restos-humanos-fosa-comun-guadalajara-pertenecer-vecino-chiloeches_1_6265054.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Una nueva exhumación en el cementerio de Guadalajara busca identificar los restos de 21 víctimas del franquismo

Está promovida y sufragada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) a petición de los familiares de las víctimas de la Fosa Número 3 de Guadalajara

eldiario.es / Carmen Bachiller / 28/09/2020

El próximo jueves 1 de octubre se iniciará la exhumación de una fosa común en el cementerio de Guadalajara. Se trata de una zona contigua al lugar en el que aparecieron los restos de Timoteo Mendieta, sindicalista de UGT fusilado por el franquismo. Aquella fue la primera exhumació n en España que se realizó a través de un exhorto judicial internacional, dentro de la llamada ‘querella argentina’.

Ahora, y a petición de las familias, se procederá a la búsqueda de otros 21 hombres fusilados tras el final de la guerra civil por el franquismo, en unos hechos que ocurrieron entre el 24 de febrero y el 9 de marzo de 1940. Según los datos disponibles, sus cuerpos se encuentran en la fosa número 3 del patio 4 en el Cementerio de Guadalajara.

Los trabajos se prolongarán durante 15 o 20 días y están promovidos por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) y los familiares de las víctimas de la Fosa Número 3 de Guadalajara.

El proyecto se financia con fondos propios de la ARMH y, debido a la pandemia, en el cementerio el equipo se limitará a diez personas.

Esta actuación permite continuar con la labor realizada por parte de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en los años 2016, con la excavación de la Fosa 2 y 2017, con la Fosa 1 del mismo Patio 4.

Zona del cementerio de Guadalajara donde se encuentran las fosas comunes

La represión en caliente de personas acusadas de adhesión a la rebelión

Los golpistas ejercieron una represión “en caliente” a partir de julio de 1936 que se iría repitiendo por todo el territorio nacional una vez que fueron conquistando nuevas zonas al ejército republicano.

“Este tipo represivo será el que nos deje la mayor parte de las desapariciones forzadas cometidas por los militares sublevados y quienes les sustentan, cifradas por los Autos del Juez Baltasar Garzón de 2008 en 114.226 personas que todavía permanecen en esta condición”, señala la ARMH.

Tras la victoria de los sublevados en 1939, según datos del Foro por la Memoria de Guadalajara, las víctimas ascienden a un total de 822 en el cementerio de la ciudad entre las que se encuentran las 21 sepultadas en la fosa número 3 del patio 4.

“Todas y cada una de las personas que en el mismo nos encontramos, fueron fusiladas tras la sentencia de un consejo de guerra, acusadas todas de un delito de adhesión a la rebelión”, explica la ARMH, en lo que Serraño Suñer, el cuñado de Franco, llamó “la justicia al revés”: la imposición militar a través de un golpe de Estado que terminó acusando de rebeldía, condenando y asesinando a quienes habían defendido el sistema de Gobierno establecido legalmente, la II República, antes y durante la guerra civil.

¿Quiénes eran las 21 víctimas?

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha documentado la presencia en la fosa 3 de 21 víctimas de la represión franquista que ahora serán exhumadas.

Jesús Barriopedro nació en 1917 en Mondéjar pero residía en Loranca de Tajuña (Guadalajara) donde trabajaba como albañil y era soltero. Militante del PCE, fue comisario delegado de Guerra durante la contienda. El día 24 de febrero de 1940 fue ejecutado en un lugar denominado ‘La Rambla’. Tenía 23 años.

Otra de las víctimas enterrada en el mismo lugar fue José Burgos nació en 1882 en Madrid y también residía en Loranca de Tajuña donde trabajaba como jornalero. Estaba casado, era militante del PCE y estaba afiliado al sindicato UGT. Fue condenado a muerte en juicio sumarísimo en septiembre de 1939 y ejecutado, con 58 años, por “adhesión a la rebelión con la concurrencia de las circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados”.

Fue la misma sentencia que recibió Pascual Cañas vecinos de Alcocer (Guadalajara), donde trabajaba como carpintero. Estaba casado y tenía 27 años cuando fue fusilado.

Andrés Carrascosa nació el 6 de febrero de 1887 en Checa (Guadalajara). Allí vivía y trabajaba como carretero y labrador. Estaba casado y tenía 7 hijos. Tenía 57 años cuando fue fusilado.

Otra de las víctimas fue Emiliano Cobos, de Moratilla de los Meleros (Guadalajara). Residía en Loranca de Tajuña donde trabajaba como jornalero. Estaba casado y fue presidente residente de UGT y de la Junta de incautación de la localidad. Fue detenido en abril de 1939 y condenado a muerte. Una sentencia que se ejecutó en ‘La Rambla’ en febrero de 1940. Tenía 33 años.

Francisco Cordón también era vecino de Loranca de Tajuña. Jornalero, militantes del PCE, donde desempeñaba y afiliado al sindicato UGT. Fue fusilado el 4 de marzo de 1940 con 42 años.

Miguel de Agustín nació en 1914, en Chiloeches. Soltero, jornalero y afiliado a la UGT. Con él se siguió la misma pauta: detenido, juzgado y condenado a muerte, murió cuando tenía 26 años. Otro vecino de Loranca de Tajuña, aunque era natural de Renera, fue Julio de Amil. Albañil, soltero, militante del PCE y afiliado al sindicato UGT. Fue fusilado con 27 años.

Manuel Fernández nació en 1878 en Loranca de Tajuña. Labrador de profesión, estaba casado y era el alcalde del pueblo. Pertenecía al PCE y estaba afiliado al sindicato UGT. Fue ejecutado con 62 años.

Ildefonso García nació en 1898, en Budia (Guadalajara) donde residía. Trabajaba como labrador y era soltero. Era miembro del Consejo Municipal de Budia en representación de UGT. También era Presidente de la Casa del Pueblo de Budia y miembro de la Junta Directiva de la Colectividad del Monte de Membibre.

Fue detenido y el 28 de agosto de 1939 y, mediante el juicio sumarísimo fue condenado a muerte. Fue ejecutado en febrero de 1940 con 42 años. Ildefonso era hermano de Martina García Alcalde, asesinada a los 32 años el mismo día. Su cuerpo fue exhumado del patio 4, fosa nº 2 en enero de 2016 por la ARMH.

José Gonzalo nació en 1897 en Sacedón (Guadalajara) donde residía. Trabajaba como chofer y estaba casado. Fue presidente de UGT de Sacedón y presidente de la colectividad ‘La Isabela’ así como presidente del consejo de administración de fincas incautadas. Condenado a muerte tras un juicio sumarísimo, tenía 43 años cuando fue fusilado.

Santos Horcajada nació en el año 1909 en Alcocer (Guadalajara) donde residía. Trabajaba como jornalero y estaba casado. También fue juzgado y condenado a muerte. Tenía 31 años cuando fue fusilado.

En la fosa también se buscarán los restos de Faustino López, nacido en Guadalajara en 1908 donde residía y trabajaba como albañil. Estaba soltero. Murió a los 32 años. Y se exhumarán los restos de Eugenio López nació en 1907 en Hienlaencina aunque vivía en Pálmaces de Jadraque donde trabajaba como jornalero. Estaba soltero. Tenía 33 años cuando fue fusilado.

Bienvenido Maldonado nació en 1906 en Brihuega (Guadalajara) donde residía y trabajaba como curtidor y botero. Estaba casado y tenía una hija. Fue fusilado con 34 años.

Ubaldo Molina nació en 1910 en La Isabela, donde residía y trabajaba como jornalero. Estaba Casado, afiliado al sindicato UGT, era presidente de la colectividad de la localidad. Murió con 30 años

Otro vecino de Chiloeches cuyos restos se encuentran en la fosa es Teodoro Montesinos. Jornalero, soltero, militante del PCE y afiliado al sindicato UGT. Murió tras ser condenado a muerte con 24 años.

Antonio Puerto nació en 1884 en Sacedón donde residía y trabajaba como carpintero. Estaba casado. Era militante del PSOE y alcalde de la localidad.También fue presidente local del sindicato UGT. Tenía 56 años cuando fue fusilado.

Romualdo Puerto también nació en Sacedón, localidad en la que residía y trabajaba como jornalero. Estaba casado y afiliado a UGT. El 8 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Tenía 37 años.

Valentín Santiago nació en 1903 en Alcocer donde residía y trabajaba como campesino. Estaba casado. Afiliado al sindicato UGT. Tenía 37 años cuando le fusilaron.

Jacinto Tapia nació en 1908 en Argecilla. Trabajaba como jornalero y estaba casado. El 27 de febrero de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3. Tenía 32 años.

Severiano Villa nació en 1906 en Almonacid de Zurita donde residía y trabajaba como zapatero. Estaba casado. Militante del PCE y afiliado al sindicato UGT. Era concejal de la localidad. Fue ejecutado con 34 años.

Se seguirá buscando a Tomás Lorente al no encontrarse sus restos en 2016

Tomas Lorente nació el 22 de julio de 1912 en Auñón, donde residía y trabajaba como jornalero. Estaba soltero. Fue uno de los fundadores, en 1931, de la casa del Pueblo de Auñón. También en 1932 de la Federación de Trabajadores de la Tierra de Sacedón, perteneciente a UGT. Fue secretario de esta organización hasta el final de la guerra.

Tomás Vicente Lorente, fusilado en Guadalajara en 1940. Sus restos no fueron hallados en la fosa 2 del cementerio de esta ciudad ARMH

En 1935, se convirtió en el presidente de la Juventud Socialista Unificada, de la cual también fue fundador. Dentro de esta, una de sus funciones fue la de organizar a las Milicias, así como la de encargarse de llevar a cabo las incautaciones que formaron parte de la colectividad de tierras de Auñón. Se incorporó como voluntario en el Ejército republicano el 10 de agosto de 1936, alcanzando el grado de teniente de Ingenieros, siendo propuesto incluso para capitán. Fue fusilado a las 6:45 de la mañana del día 24 de febrero de 1940, en la zona de La Rambla, junto con otras 16 personas.

Fue enterrado en el patio 4 fosa 2, pero cuando fue abierta en el año 2016 no se encontraron coincidencias de ADN con sus familiares de ahí que se vaya a buscar su cuerpo en la fosa 3. Tenía 28 años cuando fue fusilado.

Las fases del proyecto

El trabajo de la asociación memorialista servirá para confirmar los datos de investigación histórica en esta fosa para lo que será necesario realizar un sondeo arqueológico y una excavación para la que en esta ocasión se utilizará una pequeña retroexcavadora.

Se realizará una descripción de los enterramientos y posteriormente se realizará el estudio de los restos óseos para confirmar sus identidades con ayuda de las muestras de ADN de los familiares.

La ARMH explica que, además, se van a devolver los restos no reclamados por los familiares y también aquellos que las correspondientes familias han decidido que reposen en un mausoleo memorial que ha construido el Ayuntamiento de Guadalajara en el cementerio civil. Son 23 víctimas en total de las 50 exhumadas en las fosas 1 y 2.

___

Fotografía destacada: Vista aérea del cementerio de Guadalajara. En el círculo rojo la zona civil de actuación / ARMH

Fuente:https://www.eldiario.es/castilla-la-mancha/nueva-exhumacion-cementerio-guadalajara-busca-identificar-restos-21-victimas-franquismo_1_6251086.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Se buscan los restos de 21 hombres fusilados por los franquistas tras el final de la guerra civil

La exhumación se lleva a cabo tras la petición de diez familias a la ARMH con el fin de conocer las circunstancias de la muerte, la localización y recuperación de sus familiares asesinados entre el 24 de febrero y el 9 de marzo de 1940

diario16.com / Eva Maldonado / 28/09/2020

El próximo jueves 1 de octubre se inicia  la exhumación de una fosa común en el cementerio de Guadalajara, junto a la fosa en la que aparecieron los restos de Timoteo, el padre de Ascensión Mendieta.  La exhumación  se lleva a cabo tras la petición de diez familias a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) con el fin de conocer las circunstancias de la muerte, la localización y recuperación de los 21 hombres fusilados por las autoridades golpistas entre el 24 de febrero y el 9 de marzo de 1940 e inhumados en la fosa Nº 3 del Patio civil del Cementerio de Guadalajara.

La represión física y violenta ejercida por los militares sublevados contra el Gobierno republicano y contra la sociedad civil que apoya y sustenta a este sistema democrático tuvo diferentes formas y tiempos. Por un lado, una represión “en caliente”, ejercida en su mayor parte en los primeros meses tras el golpe de Estado de julio de 1936, pero que se irá repitiendo toda vez que estos van conquistando militarmente nuevas zonas. Este tipo represivo será el que deje la mayor parte de las desapariciones forzadas cometidas por los militares sublevados y quienes les sustentan, cifradas por los Autos del Juez Baltasar Garzón de 2008 en 114.226 personas que todavía permanecen en esta condición.

Paralelamente a la represión extrajudicial ejercida desde el momento mismo del golpe de Estado, los militares sublevados adoptaron la justicia militar para “enjuiciar” y condenar a quienes permanecieron fieles a la legalidad republicana. A pesar de que esta tipología se va a generalizar más adelante, toda vez que el golpe de Estado haya fracasado y que se hayan creado dos Gobiernos enfrentados militarmente, ya se encontraron casos de Consejos de guerra, que derivan en fusilamientos, pocos días después del 18 de julio . Pero será a partir sobre todo de 1937 cuando el Gobierno de Burgos comience a utilizar la jurisdicción militar como sistema represivo “legalizado”.

Además, cualquier actividad política relacionada con organizaciones políticas o sindicales de izquierdas hechas a partir de octubre de 1934, también se considerarían actos de adhesión a la rebelión.

VÍCTIMAS

Jesús Barriopedro Santamaria nació el 14 de enero de 1917 en Mondejar (Guadalajara). Residía en Loranca de Tajuña (Guadalajara) donde trabajaba como albañil. Era soltero. Militante del PCE y Comisario Delegado de Guerra durante la contienda. Al finalizar la guerra, militares del ejército golpista y derechistas del pueblo de Loranca de Tajuña fueron a buscarle a su casa donde registraron e interrogaron a sus padres y hermanos. Ante su ausencia, detuvieron a su madre como presión para que regresase. Al enterarse Jesús de esta detención, se entregó a los militares e ingresó en la cárcel de Pastrana. Más tarde le trasladaron a la Prisión Militar de Guadalajara donde el 22 de septiembre del mismo año, mediante el juicio sumarísimo 819/39, fue condenado a muerte por un delito de “Adhesión a la rebelión con la concurrencia de las circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados”. El día 24 de febrero de 1940 fue ejecutado en un lugar denominado “La Rambla” cerca del cementerio de Guadalajara. Jesús tenía 23 años cuando fue fusilado.

José Burgos Portero nació en 1882 en Madrid. Residía en Loranca de Tajuña (Guadalajara), donde trabajaba como jornalero. Estaba casado. Era militante del PCE y estaba afiliado al sindicato UGT. El 22 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 819/39, fue condenado a muerte por “Adhesión a la rebelión con la concurrencia de las circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados”. El 24 de febrero de 1940, fue ejecutado y enterrado en el patio 4, fosa 3 del Cementerio Civil de Guadalajara. José tenía 58 años cuando fue fusilado.

Pascual Cañas nació en en 1913 en Alcocer (Guadalajara), donde residía y trabajaba como carpintero. Estaba casado. El día 31 de agosto de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 1807/39, es condenado a muerte. El día 4 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa nº 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Pascual tenía 27 años cuando fue fusilado.

Andrés Carrascosa nació el 6 de febrero de 1887 en Checa (Guadalajara), donde residía y trabajaba como carretero y labrador. Estaba casado y tenía 7 hijos. El 18 de noviembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 1012/39, es condenado a

muerte. El día 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara, tenía 59 años cuando fue fusilado.

Emiliano Cobos nació en 1907 en Moratilla de los Meleros (Guadalajara). Residía en Loranca de Tajuña donde trabajaba como jornalero. Estaba casado. Afiliado al sindicato UGT. Durante la guerra fue presidente de UGT y de la Junta de incautación de la localidad. Fue detenido en abril de 1939 y el día 22 de septiembre de ese mismo año, mediante el juicio sumarísimo nº 819/39, fue condenado a muerte acusado de “Adhesión a la rebelión con la concurrencia de las circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados”. El día 24 de febrero de 1940 fue ejecutado en un lugar denominado “La Rambla” cerca del cementerio de Guadalajara. Según el sumario, enterrado en el patio 4, fosa 3 del Cementerio Civil de Guadalajara. Emiliano tenía 33 años cuando fue ejecutado.

Francisco Cordón nació en el año 1898 en Loranca de Tajuña (Guadalajara) donde residía y trabajaba como jornalero. Estaba casado. Militante del PCE, donde desempeñaba el cargo de tesorero. Estaba afiliado al sindicato UGT. El día 22 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 819/39, es condenado a muerte por un delito de “Adhesión a la rebelión con la concurrencia de las   circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados”.  El 4 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en el patio 4, fosa 3 del Cementerio Civil de Guadalajara. Francisco tenía 42 años cuando fue fusilado.

Miguel de Agustín nació en 1914, en Chiloeches (Guadalajara). Era soltero y trabajaba como jornalero. Estaba afiliado a la UGT. Fue detenido y el día 28 de octubre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº287/39, es condenado a muerte. El día 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Miguel tenía 26 años cuando fue fusilado.

Julio de Amil nació en 1913, en Renera (Guadalajara). Residía en Loranca de Tajuña (Guadalajara) donde trabajaba como albañil. Estaba soltero. Militante del PCE y afiliado al sindicato UGT. El día 22 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo 819/39, es condenado a muerte. El día 24 de febrero de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Julio tenía 27 años cuando fue fusilado.

Manuel Fernández nació en 1878 en Loranca de Tajuña (Guadalajara) donde residía. Trabajaba como labrador. Estaba casado. Era alcalde de la localidad y pertenecía al PCE. Estaba afiliado al sindicato UGT. El día 22 de septiembre de 1939, mediante en juicio sumarísimo 819/39, es condenado a muerte por un delito de “Adhesión a la rebelión con la concurrencia de las circunstancias agravantes de perversidad social, daños causados al estado y particulares y mayor trascendencia de los hechos ejecutados”. El 24 de febrero de 1940, fue ejecutado en un lugar denominado “La Rambla” cerca del cementerio de Guadalajara y enterrado en el patio 4, fosa 3 del Cementerio Civil de Guadalajara. Manuel tenía 62 años cuando fue fusilado.

Ildefonso García nació en 1898, en Budia (Guadalajara) donde residía. Trabajaba como labrador y era soltero. Ildefonso era miembro del Consejo Municipal de Budia en representación de UGT. También era Presidente de la Casa del Pueblo de Budia y miembro de la Junta Directiva de la Colectividad del Monte de Membibre.

Fue detenido y el 28 de agosto de 1939 y, mediante el juicio sumarísimo 282/39, es condenado a muerte. El día 24 de febrero de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Ildefonso era hermano de Martina García Alcalde, asesinada a los 32 años el mismo día 24 de febrero de 1940. Su cuerpo fue exhumado del patio 4, fosa nº 2 en enero de 2016 por la ARMH. Ildefonso tenía 42 años cuando fue fusilado.

José Gonzalo nació en 1897 en Sacedón (Guadalajara) donde residía. Trabajaba como chofer y estaba casado. Fue presidente de UGT de Sacedón y presidente de la colectividad “La Isabela” así como presidente del consejo de administración de fincas incautadas. El 26 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 2297/39, es condenado a muerte. El día 8 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. José tenía 43 años cuando fue fusilado.

Santos Horcajada nació en el año 1909 en Alcocer (Guadalajara) donde residía.

Trabajaba como jornalero y estaba casado. El día 18 de noviembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo 268/39, es condenado a muerte. El 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Santos tenía 31 años cuando fue fusilado.

Faustino López nació en Guadalajara en 1908 donde residía y trabajaba como

albañil. Estaba soltero. El día 7 de marzo de 1940 es ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Faustino tenía 32 años cuando fue fusilado.

Eugenio López nació en 1907 en Hienlaencina (Guadalajara). Residía el Pálmares

de Jadraque (Guadalajara) donde trabajaba como jornalero. Estaba soltero. El día 18 de noviembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 1682/39, es condenado a muerte. El día 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Eugenio tenía 33 años cuando fue fusilado.

Bienvenido Maldonado nació en 1906 en Brihuega (Guadalajara) donde residía y

trabajaba como curtidor y botero. Estaba casado y tenía una hija. El día 3 de noviembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 239/39, es condenado a muerte. El 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Bienvenido tenía 34 años cuando fue fusilado.

Ubaldo Molina nació en 1910 en La Isabela (Guadalajara) donde residía y trabajaba como jornalero. Estaba casado. Estaba afiliado al sindicato UGT y era presidente de la colectividad de la localidad. El día 29 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 1299/39, es condenado a muerte. El 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Ubaldo tenía 30 años.

Teodoro Montesinos nació en 1916 en Chiloeches (Guadalajara) donde residía. Trabajaba como jornalero y estaba soltero. Era militante del PCE y estaba afiliado al sindicato UGT. El día 29 de septiembre de 1939, mediante el juicio sumarísimo 172/39, es condenado a muerte. El 8 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Teodoro tenía 24 años.

Antonio Puerto nació en 1884 en Sacedón (Guadalajara) donde residía y trabajaba como carpintero. Estaba casado. Era militante del PSOE y alcalde de la localidad. También fue presidente local del sindicato UGT. El día 10 de noviembre de 1930, mediante el juicio sumarísimo nº 626/39, es condenado a muerte. El 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Antonio tenía 56 años cuando fue fusilado.

Romualdo Puerto nació el 7 de febrero de 1903 en Sacedón (Guadalajara) localidad en la que residía y trabajaba como jornalero. Estaba casado. Afiliado al sindicato UGT. El día 24 de octubre de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 2453/39, es condenado a muerte. El 8 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Romualdo tenía 37 años.

Valentín Santiago nació en 1903 en Alcocer (Guadalajara) donde residía y trabajaba como campesino. Estaba casado. Afiliado al sindicato UGT. El día 30 de agosto de 1939, mediante el juicio sumarísimo nº 857/39, es condenado a muerte. El 4 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Valentín tenía 37 años.

Jacinto Tapia nació en 1908 en Argecilla (Guadalajara). Trabajaba como jornalero

y estaba casado. El día 13 de enero de 1940, mediante el juicio sumarísimo nº 1692/39, es condenado a muerte. El 27 de febrero de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Jacinto tenía 32 años.

Severiano Villa nació en 1906 en Almonacid de Zurita (Guadalajara) donde residía y trabajaba como zapatero. Estaba casado. Militante del PCE y afiliado al sindicato UGT. Era concejal de la localidad. El día 4 de octubre de 1939, mediante el juicio sumarísimo 820/30, es condenado a muerte. El 4 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa nº 3, patio 4 del cementerio de Guadalajara. Severiano tenía 34 años.

Tomas Lorente nació el 22 de julio de 1912 en Auñón, donde reside y trabaja como jornalero. Estaba soltero. Fue uno de los fundadores, en 1931, de la casa del

Pueblo de Auñón. También en 1932 de la Federación de Trabajadores de la Tierra de Sacedón, perteneciente a UGT. Fue secretario de esta organización hasta el final de la guerra. En 1935, se convirtió en el presidente de la Juventud Socialista Unificada, de la cual también fue fundador. Dentro de esta, una de sus funciones fue la de organizar a las Milicias, así como la de encargarse de llevar a cabo las incautaciones que formaron parte de la colectividad de tierras de Auñón. Se incorporó como voluntario en el Ejército republicano el 10 de agosto de 1936, alcanzando el grado de Teniente de Ingenieros, siendo propuesto incluso para capitán. Su participación en la guerra, según su propia declaración, es la siguiente: ingresado en el Ejército Rojo voluntario el 1o de agosto de 1936, como soldado de Infantería, ascendiendo a cabo por necesidades del servicio en noviembre de 1936, a sargento, por la misma causa en 15 de noviembre de 1936, a brigada, por la misma causa en diciembre de 1936, a teniente en el mes de abril de 1937 por anulación de escala. Ha pertenecido al Batallón “Frente Rojo”, 43 Brigada Mixta, 6a División y 52 División, operando en los Sectores del Centro, Extremadura, Sur y Levante, no habiendo contraído mérito alguno. Fue detenido el 28 de marzo de 1939 y recluido en el campo de concentración de prisioneros de Alcalá de Henares, desde donde fue trasladado a la prisión municipal de Sacedón el 23 de agosto. Procesado mediante providencia el 25 de junio de 1939, acusado de un delito de adhesión a la rebelión militar, dentro del procedimiento 2296/39. Finalmente, fue sometido a un consejo de guerra el 19 de septiembre de 1939 en Guadalajara. Este consejo le condenó a muerte, que se confirmó con el ENTERADO del Jefe del Estado firmado el día 19 de febrero del año 1940, remitido a la Auditoría de Guerra el 22 del mismo mes. Tomás fue fusilado a las 6:45 de la mañana del día 24 de febrero de 1940, en la zona de La Rambla, junto con otras 16 personas. Fue enterrado en el patio 4 fosa 2, siendo esta abierta en enero del año 2016 y no encontrándose coincidencias de ADN en ninguno de los cuerpos con familiares de Tomás.

El principal objetivo en que se enmarca el trabajo de la ARMH no es otro que el de la propia identificación de los cuerpos rescatados tras la exhumación. Esta finalidad no es nada fácil para el caso que nos ocupa, y así lo demostraron las exhumaciones de las Fosa 1 y 2. Las dificultades estriban principalmente en dos aspectos: por una parte, la existencia de superposición de los individuos y, por otra, el estado de conservación de estos.

___

Fuente:https://diario16.com/se-buscan-los-restos-de-21-hombres-fusilados-por-los-franquistas-tras-el-final-de-la-guerra-civil/

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Historia de un retrato: una huérfana murciana de la Guerra Civil pone rostro a su padre 81 años más tarde

Juan Vicente Marín Herrera salió en la década de los 30 de una aldea murciana a Barcelona; exiliado en febrero de 1939 a Francia, terminó sus días en el campo nazi de Dachau. Su nieto ha movido cielo y tierra para recomponer el puzzle de su historia y recuperar su memoria.

eldiario.es / Erena Calvo / 26/09/2020

Una cajetilla de tabaco “verde y gorda” con un puñado de cigarros y tres o cuatro cerillas. Es el último recuerdo que a sus 90 años guarda José de su ‘chache’ –tío– Juan Vicente, emigrado desde una aldea murciana a principios de 1930 a Barcelona y exiliado a Francia en 1939 para escapar de las tropas franquistas. José tenía ocho años cuando su madre, hermana de Juan Vicente, le despidió con lágrimas en los ojos. Nunca más –hasta hace unos meses– volvieron a tener noticias de él, pero José nunca ha podido deshacerse de esa imagen. Enrolado con los republicanos en la Bretaña francesa, en 1944 su tío fue deportado al campo nazi de Dachau, donde terminó sus días en 1945 a la edad de 52 años.

“Poco antes de que terminase la guerra vino a Valentín –una pedanía de Cehegín, de unos 700 habitantes– a despedirse de la familia, eran seis hermanos”, relata José con una memoria prodigiosa. Por aquel entonces José era un ‘zagalico’. “Recuerdo que estaba con otro primo y como hacía mucho aire no pudimos encender las cerillas hasta que nos quedamos con una; nos fumamos todos los cigarros sin parar, los enganchábamos con las colillas”, cuenta entre traviesas y emocionadas risas.

Juan Vicente huyó de España en febrero de 1939, seis meses antes del nacimiento de su única hija, Rosa, que quedó huérfana de madre a los seis años y creció en un orfanato en la época de la posguerra entre muchas dificultades y sin ninguna referencia familiar. “Esa era su pena”, relata a elDiario.es de la Región de Murcia Alfredo, hijo de Rosa y nieto de Juan Vicente, que ha movido cielo y tierra para seguir el rastro de su antepasado. “Mi madre tiene 81 años, y no quería que se fuera de este mundo sin haber visto siquiera un retrato de su padre”.

Tras una intensa investigación que ha tenido ocupado a Alfredo durante más de un año, no solo han conseguido trazar el recorrido de Juan Vicente, sino que han logrado ir rellenando los huecos de su árbol genealógico, “y hemos descubierto que tenemos en Murcia más de cuarenta primos, todo un ejército, deseando conocernos cuando arrecie la pandemia”.

Por los campos nazis pasaron hasta 9.000 españoles, de los que 420 procedían de la Región de Murcia y 15 (contando con Juan Vicente) partieron de Cehegín, explica a este periódico el historiador murciano Víctor Peñalver, especialista en investigar los crímenes contra los españoles en los campos de concentración y que destaca las dificultades que entrañan este tipo de pesquisas. El infierno de Dachau fue breve para Juan Vicente, seis meses, tal y como consta en la ficha de su matrícula con el número de identificación 74210.

Ficha de la matrícula de Juan Vicente Marín en el campo de Dachau

“Hay que poner en conexión todo lo que se pueda encontrar, desde los archivos más primarios hasta los rastros documentales en el extranjero; hay que seguir la pista de todos los lugares por los que pudieron pasar esas personas”. En este caso, además, solo disponían del nombre y los apellidos. Peñalver lamenta que no haya ninguna instancia oficial para guiar a los interesados en la búsqueda de sus familiares. “No hay organismos que ayuden a indagar en el pasado de las víctimas de la guerra y la ideología totalitaria del nazismo”.

El primer contacto de Alfredo fue con la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, que dedica su labor a la búsqueda de los desaparecidos de la Guerra Civil. “Pero del primer barrido en las bases de datos españolas no encontramos ninguna referencia”. Y entonces iniciaron la búsqueda a través de los archivos departamentales en Francia. Su última esperanza era que hubiera conseguido cruzar la frontera gala. El primer éxito llegó de los archivos del departamento de Pirineos Orientales, con la ficha de Vicente Marín Herrera, nacido en Lejín –Murcia– en 1893. “Tuvimos que descifrar que Lejín era una mala transcripción de Cehegín, y suponer que se había quitado el Juan del nombre compuesto para pasar desapercibido”.

La investigación de Alfredo ha desvelado que su abuelo permaneció en la zona de la Bretaña francesa a las órdenes de Vichy hasta 1941, “cuando salió a las zonas ocupadas y estuvo destinado en un batallón de trabajos forzados”. Allí había una fuerte resistencia contra la ocupación “y colaboró de manera activa para luchar contra los alemanes”. Fue en un archivo galo donde apareció la foto con la que tantos años había soñado Rosa. “Nos la mandaron en blanco y negro, pero la hemos coloreado con un programa y no cabe duda de que es mi abuelo, se parece muchísimo a mi madre”.

El mensaje del náufrago, pero en Facebook

Este pasado mes de julio “lancé el mensaje del náufrago”, la botella fue una página de Facebook, la de la Asociación de Vecinos de Valentín, preguntando por la familia de su abuelo. “En agosto ya había conseguido contactar con los primos de mi madre, que se llevaron una gran alegría”, relata Alfredo.

Rosabel, sobrina de Rosa, nunca olvidará esa llamada telefónica. “Me telefoneó otro primo para anunciarme que había aparecido un nieto del hermano que se le perdió a nuestros abuelos, el chache Juan Vicente”. En su casa, recuerda, se le siguió nombrando toda la vida. “Ay, mi hermanico Juan Vicente, qué habrán hecho con él”, repetía su abuela incansable. “Lo único que sabíamos era que se había ido a Francia huyendo de la guerra, pero nada más”.

Rosabel y José en su casa de Valentín

José, su padre, tira de memoria y recuerda que otros dos tíos pasaron algunos años en la cárcel. “Los confundieron con mi tío Juan Vicente; a uno de ellos vinieron a buscarle hasta Valentín y al final consiguieron sacarlos de prisión demostrando que no eran la persona que buscaban mostrando unas fotografías”.

Minero en Francia y concejal en Premià de Mar

Según los documentos de Perpiñán, Juan Vicente se habría dedicado a la minería. “Un oficio que le permitía manipular pólvora, y de esa manera podían obtener ese tipo de material para otros menesteres”, reconstruye Alfredo.

Antes de su salida de España, ocupó unos meses el cargo de concejal de Defensa del Ayuntamiento de Premià de Mar, en la provincia de Barcelona. Le nombraron en 1936 y ejerció hasta junio de 1937. “El alzamiento fue en julio y en ese momento todos los cargos políticos de partidos de derechas fueron destituidos automáticamente para que no atentaran contra la República”. Esos espacios fueron ocupados por miembros de los partidos del Frente Popular, entre ellos el abuelo de Alfredo, que pertenecía a una junta vecinal cercana al Partido Socialista Unificado de Cataluña.

Orgulloso de que el esfuerzo realizado haya valido la pena, Alfredo se lamenta de que ha encontrado más respaldo para su investigación a nivel internacional que en España. “Las autoridades alemanas fueron muy rápidas a la hora de mandarme todos los documentos, también encontré muchas facilidades en Francia”. En nuestro país, sigue, “hay que dar muchas vueltas, es todo más hermético, hay más reticencia, muchos documentos están clasificados y otros no están digitalizados”.

Historias como esta, continúa, deben servir para dignificar la memoria de las personas, “tanto de las que ya no están como de las que buscamos entre las entrañas del pasado reciente a pesar de los muchos impedimentos que nos encontramos”. El próximo paso es reclamar al Ayuntamiento de Cehegín que sea homenajeado junto a los otros 14 vecinos del municipio víctimas del nazismo.

Gracias a estas investigaciones, recuerda Peñalver, se reconoce a estas personas como víctimas del franquismo y también como españoles, “porque al integrarse en los campos nazis quedaban en un limbo legal y se les quitaba la nacionalidad” portando el triángulo invertido azul que les identificaba como apátridas. Este año por primera vez se ha celebrado el 5 de mayo el día de homenaje a los españoles deportados y fallecidos en campos de concentración y a todas las víctimas españolas del nazismo, otro paso por la recuperación de su memoria.

___

Fotografía destacada: Alfredo y Rosa sostienen la foto de su pariente

Fuente:https://www.eldiario.es/murcia/sociedad/historia-retrato-huerfana-murciana-guerra-civil-pone-rostro-padre-81-anos-tarde_1_6244294.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Almadén (Ciudad Real)

Feliciano Ramírez Alcobendas. nació el 13 de diciembre de 1913 de mayo en Puebla de Don Rodrigo (Ciudad Real). Durante la guerra civil formó parte del Ejército Popular de la Segunda República, siendo detenido en su localidad de origen cuando regresaba del Campo de Concentración de cerro Muriano (Córdoba). Según nos cuenta su familia, su hermana había conseguido un salvoconducto para que le dejaran libre pero fue detenido antes de llegar al pueblo. Durante un día estuvo detenido en el cuartel de la Guardia Civil de Puebla de Don Rodrigo junto a otras personas. Al día siguiente de su detención varios hombres fueron recogidos en un camión y no se volvió a saber de ellos, varios vecinos del pueblo fueron testigos de ello, avisando a la hermana que fue corriendo en su auxilio sin poder hacer nada y esta fue la última vez que lo vio con vida.

Las hermanas de Feliciano seguidamente se desplazaron a la cárcel de Almadén a informarse sobre el paradero de su hermano, pero le notificaron que allí no había ingresado. Tiempo después la familia supo que fue ejecutado el 2 de noviembre de 1940 cerca de Almadén en lo que se conoce como el Camino Corral Sancho. hecho constatable en el acta de defunción con fecha de 3 de noviembre de 1940 e inscrita en el Registro Civil de Almadén. Según el acta de defunción falleció en la finca llamada Corral de Sancho a consecuencia de heridas de arma de fuego y su cadáver recibió sepultura en el Cementerio de Almadén.  Después de un estudio previo del caótico y rudimentario libro de enterramientos, llegamos a localizar el lugar exacto de la inhumación de Feliciano Ramírez.

Este caso no es nuevo para la Asociación, ya que en el año 2011 un equipo de voluntarios trabajó en la búsqueda de su padre Vitoriano Ramírez García, asesinado ocho días más tarde que su hijo, acusado de colaborar con la guerrilla, asesinado y enterrado en el cementerio de Puebla de don Rodrigo. En esa ocasión no fue posible encontrar sus restos.

La intervención en busca del cuerpo de Feliciano se inició el 3 de agosto de 2020, pese a la dureza del terreno y a la mala conservación de los restos la exhumación fue un éxito. Ahora solamente falta la confirmación de su identidad que proporcionarán los correspondientes análisis antropológicos y de ADN.

Exhumación Almadén (Ciudad Real)

Publicado por ARMH
Copyright © ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTORICA. 2015 Todos los derechos reservados
Dirección: Apartado de correos 7, 24400 Ponferrada (León) España.
ARMH · ASOCIACIÓN DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA Nº Reg. Nac de Asociaciones del Mº Interior 167.252 | POLÍTICA LEGAL