Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación fosa 3 Guadalajara

Siguiendo la estela de la iniciativa de Ascensión Mendieta buscando a su padre Timoteo Mendieta, se inició el pasado 1 de octubre la exhumación de la fosa 3 del Cementerio de Guadalajara a petición de diez familias de las 21 personas fusiladas por las autoridades golpistas entre el 24 de febrero y el 9 de marzo de 1940. Esta intervención continúa la labor realizada por parte de la Asociación en los años 2016, con la excavación de la Fosa 2  y en 2017, con la Fosa 1. En este caso, la fosa es la contigua a las dos anteriores, es decir, la Fosa 3 del Patio 4 del cementerio.

Las víctimas son: Jesús Barriopedro Santamaría, José Burgos Portero, Pascual Cañas Herraiz, Andrés Carrascosa García, Emiliano Cobo Moreno, Francisco Cordón Herreros, Miguel de Agustín Taravillo, Julio de Amil Rodrigo, Manuel Fernández Vázquez, Ildefonso García Alcalde, José Gonzalo Palomino, Santos Horcajada Ibarra, Faustino López Martínez, Eugenio López Pascual, Bienvenido Maldonado Gonzalo, Ubaldo Molina Martínez, Teodoro Montesinos Roa, Antonio Puerto Fernández, Romualdo Puerto Ibarra, Valentín Santiago Vivar, Jacinto Tapia Serrano, Severiano Villa Díaz y Tomás Vicente Lorente. Sirva este listado para la difusión de sus nombres.

La particularidad con respecto a las intervenciones pasadas es que en esta ocasión para facilitar el trabajo y garantizar la seguridad de nuestro equipo humano se planteó el uso de una máquina retroexcavadora de pequeñas dimensiones para ampliar el área de trabajo y poder asegurar la zona contra derrumbes con apuntalamientos de la zona.

Los primeros restos humanos aparecieron el segundo día. Durante los trabajos de limpieza aparecieron evidencias, como una prótesis ocular, que indicaban que podían pertenecer a Miguel de Agustín nacido en 1914, en Chiloeches (Guadalajara). Miguel era soltero y trabajaba como jornalero. Estaba afiliado a la UGT. Fue detenido el día 28 de octubre de 1939 y, mediante el juicio sumarísimo nº 287/39, condenado a muerte. El día 9 de marzo de 1940 fue ejecutado y enterrado en la fosa 3. Miguel tenía 26 años cuando fue asesinado.

Los trabajos continuaron durante 10 días, con un ritmo de trabajo rápido gracias a la buena conservación de los restos y a la colaboración de voluntarios y voluntarias. Un grupo reducido de personas, adaptado a los momentos de pandemia mundial que estamos viviendo y que ha afectado durante la primera mitad del año a los trabajos de la ARMH. Del equipo forman parte algunos familiares de las diferentes fosas que existen en el cementerio y que quisieron contribuir con su colaboración y sus manos a ayudar a más familias.

Al finalizar la exhumación se realizó un pequeño acto de homenaje a las víctimas aunque la asistencia fue reducida debido a las restricciones causadas por la pandemia. Durante el homenaje se dio sepultura a los restos de 23 personas provenientes de la fosa 1 y de la fosa 2 en un panteón construido exclusivamente para este fin en la zona civil del cementerio. Algunas de estas víctimas permanecen sin identificar ya que después de numerosos llamamientos no ha sido posible encontrar a sus familias. Si en un futuro aparecen nuevas reclamaciones, gracias a las muestras de ADN tomadas previamente, será fácil realizar la identificación y la entrega a sus familiares.

Publicado por ARMH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *