Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación El Álamo

Fosa: El Álamo (Sevilla)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Nicomedes Valeriano Emilio Fernández Rubiano tenía 33 años y estaba soltero. Era natural de la vecinal aldea de Villargordo, aunque residente en Nerva (Huelva). Desde 1927 desempeñaba diferentes trabajos en la compañía británica minera Riotinto, de la cual fue despedido en 1935, trasladando junto a su familia su residencia a El Álamo, término municipal de El Madroño (Sevilla). Algunos documentos lo catalogan como dirigente socialista local, otros como anarquista de la CNT. Tras el triunfo del Frente Popular en julio de 1936, se reincorpora a su antiguo trabajo. El estallido de la Guerra Civil Española le obligó a permanecer un tiempo en el monte, así como escondido en su vivienda de Nerva.

Nicomedes, como muchas otras personas, confió en las palabras de los dirigentes franquistas que aseguraban que todos aquellos que no tuvieran las manos manchadas de sangre, podían entregarse con la garantía de que nada les sucedería. Se presentó el 11 de febrero de 1938.

José Martín García tenía 27 años y era minero de profesión, igual que Nicomedes, siendo incluso despedidos el mismo día en 1935. Era natural de Villalva del Alcor (Huelva). Únicamente conocemos que fue acusado de haber tomado parte en el asalto a la Mina San Telmo, hecho que tuvo lugar a mediados del mes de diciembre de 1937; tras este dato sólo podemos conocer los últimos momentos de su vida.

Nicomedes y José fueron conducidos, la madrugada del 11 de febrero de 1938, a través de la actual carretera SE-5400 que une El Álamo con Villargordo. En un pequeño camino que daba acceso a una finca particular se detuvo el camión y los hicieron bajar, asesinándolos en aquel punto y abandonando sus cuerpos a la intemperie. Horas más tarde, un tío materno de Nicomedes les dio sepultura en aquel mismo lugar, a unos cinco metros de la calzada.

Según esta versión, Nicomedes debía estar cubierto con un capote de trabajo, único dato relevante que puede afirmar la familia. Durante los trabajos de excavación, que tuvieron lugar en noviembre de 2011, apareció ese capote.

Más sobre la exhumación:
Libro de visitas-El Álamo
Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Dinahosting que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.