Archivo de la categoría: Exhumaciones

En esta sección se muestran los libros de visita con las firmas y textos recogidos durante cada exhumación

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Geras (León)

Exhumación: Geras (León)
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

La Asociación llevó a cabo la búsqueda y exhumación de Francisco Alonso, vecino de Trobajo del Camino asesinado durante la Guerra Civil en Geras de Gordón. Francisco regentaba una carnicería en Trobajo y estaba casado con Nicolasa Luengo. Su hermano Gregorio había sido detenido después del golpe de estado y trasladado desde San Marcos hacia la prisión provincial de León, allí fue fusilado y enterrado en el cementerio de Puentecastro, quizás ese fuera el detonante para que Francisco se refugiara en el norte de León. Luis no conoció a su padre y solo tuvo oportunidad de verle en una ocasión cuando tenía nueve meses de vida.

Tanto la familia, como testigos de la población de Geras, situaban el enterramiento clandestino de la víctima el kilómetro 11 de la carretera LE-473 que une Pola de Gordón con el Pantano de Luna, concretamente en el interior de la curva situada en el paraje conocido como Las Linares. La zona se encontraba en barbecho pero hace años había sido cultivada por el propio caminero de la zona.

Durante los trabajos de exhumación se llegó a la conclusión de que los restos fueron removidos durante las obras de ampliación de la carretera, ya que  una parte de ellos apareció removida en diferentes ubicaciones. La primera vértebra apareció al lado de la carretera, otros huesos se encontraron a un metro, otros a tres y el grueso del esqueleto a cuatro metros de distancia del asfalto. Afortunadamente al encontrarse la dentadura en perfecto estado, se extraerá una muestra y se cotejará con el ADN de su hijo que es el familiar más directo.

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Boadilla (Salamanca)

Exhumación: Boadilla (Salamanca)
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

82 años después y a petición de las familias, la Asociación ha recuperado los restos de Julio Calzada Blasco, Emilio Gutiérrez Pascual, Esteban Mateos Mateos y Tiburcio Mateos Mateos.

El 12 de agosto de agosto de 1936 fueron detenidos en sus casas y en un supuesto traslado a Muñoz, localidad a 50 km. de sus domicilios, fueron asesinados a la altura de la población de Boadilla.

Julio Calzada era peón albañil, originario de Gata (Cáceres). Emilio Gutiérrez era jornalero, estaba casado y tenía dos hijos, uno de ellos aún vive, con 90 años lleva esperando este momento desde que tenía 10.  Esteban Mateos era labrador y concejal republicano. Tenía 32 años cuando fue asesinado. Su hermano menor, Tiburcio, era jornalero y responsable sindical. Cuando los falangistas entraron en el pueblo tenía 26 años. Son los familiares de estos dos hermanos quienes empezaron a investigar la historia de este asesinato.

Las familias y los vecinos de Boadilla sabían que habían sido tiroteados y traídos con un carro a la parte civil del cementerio de su localidad.

Las tareas de exhumación sufrieron varios retrasos ya que el decreto que regula las exhumaciones de fosas comunes promovido por la Junta de Castilla y León que supuestamente iba a agilizar los trámites se ha acabado convirtiendo en un laberinto burocrático.

En el momento en el que se encontraron los restos estaban presentes las nietas de dos de las personas asesinadas. La intervención dirigida por el arqueólogo Serxio Castro y en la que participó un equipo formado por una docena de voluntarios y voluntarias se desarrolló a lo largo de cinco días. Durante los trabajos se documentó que la tierra fue removida para enterrar a un hombre que se había suicidado en la localidad, aunque dos semanas después la familia lo sacó de allí, según aseveran testimonios orales. Como resultado de este entierro posterior, algunos huesos de las víctimas fueron desplazados de su lugar original, dificultando las labores de exhumación.

Los restos han sido trasladados al laboratorio de la Asociación en Ponferrada para estudiar y determinar el sexo, la edad y las causas exactas de la muerte mediante un estudio antropológico. Posteriormente se realizarán las pruebas de ADN para determinar su identidad.

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Canseco (León)

Exhumación: Canseco (León)
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

La localidad de Canseco, perteneciente al municipio de Cármenes, fue una de las últimas posiciones republicanas en quedar en manos sublevadas, siendo tomada por las tropas franquistas el 20 de octubre de 1937. Hasta esta fecha, en la zona operaban miles de milicianos que trataban de frenar el avance de las tropas sublevadas. Tres de ellos, murieron en los días previos a la caída del Frente Norte como consecuencia de las heridas sufridas durante el combate. Tras ser conducidos al hospital de campaña situado en Villanueva del Pontedo o a la casa de curas que según varios vecinos de la zona se instaló en Canseco, fueron trasladados en mulas al cementerio de dicha localidad, siendo enterrados por amigos y familiares en torno al 2-16 de octubre de 1937, según indican las actas de defunción de algunas de las posibles víctimas.

La ARMH exhumó los restos de tres milicianos del ejército popular muertos en combate días antes de que las tropas franquistas tomaran la localidad. Los tres hombres cayeron muertos defendiendo el gobierno republicano sobre el 15 de octubre de 1937.

Se barajan varias posibles identidades de las víctimas, una vez recogidos los testimonios de las familias, vecinos y revisar los libros de defunciones del Municipio de Cármenes:

Tomás Fernández Fernández nació el 12 de abril de 1906, estaba casado y tenía tres hijos. Trabajaba como maquinista de ferrocarriles y estaba afiliado a la C.N.T. Tras la caída del frente norte de León, murió en acto de combate en Canseco, con 37 años de edad.

Antonio Flórez González, vecino y natural de Peredilla de Gordón, nacido el 25 de mayo de 1905. Según el acta de defunción de 1979, su viuda data su muerte el 15 de octubre de 1937 y la inhumación de su cuerpo en Canseco.

Pedro Antonio Gutiérrez Rodríguez, vecino y natural de Llombera de Gordón, nacido el 1 de diciembre de 1915. Según el acta de defunción de 1979, su familia data su muerte el 14 de octubre de 1937 «alcanzado por una bala en la guerra» y la inhumación de su cuerpo en Cármenes. Sus descendientes aseguran que está enterrado en Canseco.

Bienvenido Camporro Rodríguez nació en Riaño-Langreo, el 27 de julio de 1908, estaba casado y residía en Pueblo de Ablaña (Mieres) en el momento en que el ejército franquista entró en Asturias. Ese mismo año 1937, Bienvenido había sido incorporado al Batallón Ferroviario, en el «Hachu»-Mieres. Murió en acto de combate en Canseco (León) a los 28 años, según su familia el 2 de octubre de 1937.

Leonardo González Arias, natural de Cabornera de Gordón y de 34 años de edad. Fue abatido en combate el 14 de octubre de 1937 y su cuerpo, según la propia familia, enterrado por su hermano Benjamín.

La ARMH se puso en contacto con el Presidente de la Junta Vecinal de Canseco, que indicó el lugar exacto de la fosa común y comentó como los mayores de la localidad recordaban que los restos de los tres soldados fueron trasladados al cementerio a lomos de un burro.

Los trabajos de exhumación no estuvieron exentos de dificultad ya que después de encontrar una primera fosa el equipo se vio obligado a seguir prospectando debajo de unos nichos construidos posteriormente, para poder recuperar así una segunda fosa que contenía los restos de  otros dos represaliados.

El departamento de Antropología física de la Universidad de León realizará el análisis antropológico de los restos encontrados en Canseco.

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Pravia – Agones

Exhumación: La Canalona – Pravia (Asturias)
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

A mediados de mayo un equipo de la Asociación en Asturias en colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, recuperó los restos de una persona represaliada durante la dictadura franquista.

La fosa de la Canalona podría contener los restos de dos hermanos de una familia en la que fueron asesinadas seis personas (el padre y cinco hermanos). Se trataría de los hermanos Manuel (30) y Ángel (20) Fernández Suárez, secuestrados y asesinados el día de Nochebuena de 1937. Sus cuerpos fueron arrojados a una fosa en el Paraje conocido como “La Canalona” del Concello de Pravia. Durante los trabajos, realizados por un equipo de casi 40 personas voluntarias, asistían emocionados los hijos de Manuel Fernández, niños en el momento de la desaparición de su padre y su tío.

El resultado de los trabajos de búsqueda fue la localización de uno de los cuerpos, el equipo de trabajo continúa a día de hoy buscando los restos de uno de los hermanos.

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Bañugues

Exhumación: Bañugues (Asturias)
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

A mediados de mayo un equipo de la Asociación en Asturias en colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, recuperó los restos de 3 personas represaliadas durante la dictadura franquista.

Se buscaban los restos de María Fernández Fernández (46), Rita Fernández Suárez (21) y Rosaura Muñiz González (58), que aparecieron muertas en la Playa de Bañugues el 2, 4 y 13 de junio de 1938. Sus cuerpos, que habían sido arrojados desde el Cabo Peñas, fueron devueltos por las olas a la playa de Bañugues. Fueron empujadas con decenas de represaliados más. El crimen, para las autoridades golpistas, de estas trabajadoras de las conserveras fue el de colaborar con el Socorro Rojo, ser familia de sindicalistas o pertenecer a la UGT.

La ubicación de la fosa era bastante concreta ya que existía documentación en varios archivos militares sobre la zona de enterramiento, sumado a que muchos vecinos de la zona conocían el lugar exacto donde fueron enterradas las tres mujeres.

 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Guadalajara – 2017

Exhumación Guadalajara 2017
Fosa: Cementerio de Guadalajara
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

Álbum de fotografías del entierro de Timoteo Mendieta

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica llevó a cabo en Mayo de 2017 la segunda exhumación en busca de Timoteo Mendieta, el padre de Ascensión Mendieta, la mujer que cumplió 88 años a bordo de un avión que la llevaba de Madrid a Buenos Aires, donde pidió ayuda a la jueza María Servini de Cubría.

El pasado 9 de mayo la Asociación reanudó los trabajos en el Patio 4 cementerio de Guadalajara. Durante algo más de 24 días se desarrollaron los trabajos que continuaban con la búsqueda de los restos de Timoteo Mendieta.

El año pasado después de la realización de las pruebas de ADN se recibía una triste noticia, Timoteo Mendieta no estaba en la fosa número 2, tal como aparecía en los listados conservados en el cementerio. Inmediatamente se realizó un nuevo análisis de la documentación disponible, encontrando dos nuevas posibilidades. Timoteo Mendieta podía estar en la fosa número 1 o bien en otra zona del cementerio civil enterrado de manera individual.

Los nuevos trabajos de exhumación fueron autorizados por el Juzgado número 4 de Guadalajara dentro de la ‘querella argentina’ y bajo la dirección de la jueza María Romilda Servini. Hicieron falta hasta tres exhortos de la justicia argentina para conseguir localizar finalmente a Timoteo Mendieta.

En total, a lo largo de estos dos años, se han exhumado 54 cuerpos, entre las fosas individuales y la fosa I y II, de los cuales hasta 31 familias han pedido ya la identificación y devolución de sus seres queridos. Gracias a la lucha de Ascensión muchas familias va a conseguir también identificar y recuperar a sus seres queridos.

Poco después de finalizar los trabajos de exhumación en el cementerio de Guadalajara se conocía el resultado de las pruebas de ADN. El juzgado de Guadalajara recibía del laboratorio LabGenetics la confirmación de que uno de los cuerpos exhumados durante los trabajos del último mes en el Cementerio de Guadalajara era el de Timoteo Mendieta, padre de Ascensión Mendieta. Se demostraba así que Timoteo Mendieta había sido arrojado en una fosa y anotado en otra, algo que se constató mediante una identificación científica, en esta segunda exhumación.

Libro de visitas exhumación Guadalajara 2017

Publicado por ARMH