Archivo de la categoría: Exhumaciones

En esta sección se muestran los libros de visita con las firmas y textos recogidos durante cada exhumación

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Pravia – Agones

Exhumación: La Canalona – Pravia (Asturias)
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

A mediados de mayo un equipo de la Asociación en Asturias en colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, recuperó los restos de una persona represaliada durante la dictadura franquista.

La fosa de la Canalona podría contener los restos de dos hermanos de una familia en la que fueron asesinadas seis personas (el padre y cinco hermanos). Se trataría de los hermanos Manuel (30) y Ángel (20) Fernández Suárez, secuestrados y asesinados el día de Nochebuena de 1937. Sus cuerpos fueron arrojados a una fosa en el Paraje conocido como “La Canalona” del Concello de Pravia. Durante los trabajos, realizados por un equipo de casi 40 personas voluntarias, asistían emocionados los hijos de Manuel Fernández, niños en el momento de la desaparición de su padre y su tío.

El resultado de los trabajos de búsqueda fue la localización de uno de los cuerpos, el equipo de trabajo continúa a día de hoy buscando los restos de uno de los hermanos.

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Bañugues

Exhumación: Bañugues (Asturias)
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

A mediados de mayo un equipo de la Asociación en Asturias en colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, recuperó los restos de 3 personas represaliadas durante la dictadura franquista.

Se buscaban los restos de María Fernández Fernández (46), Rita Fernández Suárez (21) y Rosaura Muñiz González (58), que aparecieron muertas en la Playa de Bañugues el 2, 4 y 13 de junio de 1938. Sus cuerpos, que habían sido arrojados desde el Cabo Peñas, fueron devueltos por las olas a la playa de Bañugues. Fueron empujadas con decenas de represaliados más. El crimen, para las autoridades golpistas, de estas trabajadoras de las conserveras fue el de colaborar con el Socorro Rojo, ser familia de sindicalistas o pertenecer a la UGT.

La ubicación de la fosa era bastante concreta ya que existía documentación en varios archivos militares sobre la zona de enterramiento, sumado a que muchos vecinos de la zona conocían el lugar exacto donde fueron enterradas las tres mujeres.

 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Guadalajara – 2017

Exhumación Guadalajara 2017
Fosa: Cementerio de Guadalajara
Fuente: Investigación ARMH

Álbum de fotografías de la exhumación

Álbum de fotografías del entierro de Timoteo Mendieta

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica llevó a cabo en Mayo de 2017 la segunda exhumación en busca de Timoteo Mendieta, el padre de Ascensión Mendieta, la mujer que cumplió 88 años a bordo de un avión que la llevaba de Madrid a Buenos Aires, donde pidió ayuda a la jueza María Servini de Cubría.

El pasado 9 de mayo la Asociación reanudó los trabajos en el Patio 4 cementerio de Guadalajara. Durante algo más de 24 días se desarrollaron los trabajos que continuaban con la búsqueda de los restos de Timoteo Mendieta.

El año pasado después de la realización de las pruebas de ADN se recibía una triste noticia, Timoteo Mendieta no estaba en la fosa número 2, tal como aparecía en los listados conservados en el cementerio. Inmediatamente se realizó un nuevo análisis de la documentación disponible, encontrando dos nuevas posibilidades. Timoteo Mendieta podía estar en la fosa número 1 o bien en otra zona del cementerio civil enterrado de manera individual.

Los nuevos trabajos de exhumación fueron autorizados por el Juzgado número 4 de Guadalajara dentro de la ‘querella argentina’ y bajo la dirección de la jueza María Romilda Servini. Hicieron falta hasta tres exhortos de la justicia argentina para conseguir localizar finalmente a Timoteo Mendieta.

En total, a lo largo de estos dos años, se han exhumado 54 cuerpos, entre las fosas individuales y la fosa I y II, de los cuales hasta 31 familias han pedido ya la identificación y devolución de sus seres queridos. Gracias a la lucha de Ascensión muchas familias va a conseguir también identificar y recuperar a sus seres queridos.

Poco después de finalizar los trabajos de exhumación en el cementerio de Guadalajara se conocía el resultado de las pruebas de ADN. El juzgado de Guadalajara recibía del laboratorio LabGenetics la confirmación de que uno de los cuerpos exhumados durante los trabajos del último mes en el Cementerio de Guadalajara era el de Timoteo Mendieta, padre de Ascensión Mendieta. Se demostraba así que Timoteo Mendieta había sido arrojado en una fosa y anotado en otra, algo que se constató mediante una identificación científica, en esta segunda exhumación.

Libro de visitas exhumación Guadalajara 2017

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Paramos- Val do Dubra

Fosa: Paramos (A Coruña)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

La Asociación localizó en Paramos (A Coruña), los restos de tres hombres y una mujer asesinados en marzo de 1949. Gracias a la documentación hallada y el testimonio de varios vecinos de la localidad que vivieron de primera mano el suceso, los trabajos de localización y exhumación de los cuatro guerrilleros fueron rápidos y precisos.

Estos cuatro guerrilleros formaban parte del Destacamento “Manolito Bello”, perteneciente a la IV Agrupación del Ejército Guerrillero de Galicia. Fueron descubiertos por la Guardia Civil el 5 de marzo de 1949 en la casa en la que estaban refugiados en Zas, Negreira. Eran cinco los guerrilleros ocultos en el domicilio de la familia Teiga, José María Castelo Mosquera, Vicente Peña Tarrasa, , Manuel Pena Camino, Manuel Ramiro Souto y Carmen Temprano Salorio. De los 5, tan sólo Ramiro lograría salvarse.

Las fuerzas de la Guardia Civil rodearon la casa de Carmen Teiga Rojo, donde empezaría un fuerte tiroteo entre los guerrilleros allí escondidos y la fuerza. Los guerrilleros lograrían en un primer momento escapar, pero pronto tendrían la primera baja, ya que fue herida de gravedad Carmen Temprano, que moriría poco después. El cuerpo de Carmen fue enterrado en el cementerio de Aro ese mismo día.

El resto de guerrilleros continuaron con su fuga, a la que se unió, Manuela Teiga N., ante la más que previsible represalia por ser punto de apoyo de los mismos. Ponen rumbo al norte de la provincia, pero, en torno a las cuatro de la tarde, son sorprendidos en los montes de Paramos (Val do Dubra), a menos de 20 km del punto de partida. Allí, el grupo es cercado y comienza un tiroteo a consecuencia del cual fallecerán cuatro de los miembros del grupo, Castelo, Peña, Pena Camino y Manuela Teiga, logrando escapar Manuel Ramiro.

Los cadáveres de los cuatro guerrilleros fueron expuestos al público en el Depósito Municipal de Paramos. Finalmente fueron enterrados en cajas de madera en el atrio del cementerio de Paramos el día siete de marzo de 1949.

Una variable en esta historia podría ser, según algunos familiares, que una de las personas asesinadas en marzo de 1949 en Paramos sería Erundino Vieito Baña, contradiciendo así los informes de la Guardia civil y la documentación. Según estos familiares, Erundino había escapado con los guerrilleros albergados en la casa de la familia Teiga y nunca más volvería, por lo que ahora serán los análisis forenses y las muestras de ADN las que revelen las conclusiones finales sobre la posible muerte de Erundino.

Noticias relacionadas

Libro visitas-Exhumación Igrexa Paramos

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación Cementerio de Ponferrada

Fosa: Cementerio Ponferrada (León)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Después de varios años de investigaciones y búsqueda de documentación en archivos, la ARMH ha podido conocer el lugar de enterramiento de decenas de víctimas de la Dictadura fusiladas en Ponferrada. En el antiguo cementerio del Carmen fueron enterradas decenas de víctimas, desde los primeros días tras el golpe de Estado, con el enterramiento de 18 mineros asturianos, hasta entrada la década de los 50, con la muerte de los últimos guerrilleros. Con los trabajos de prospección, la ARMH ha despejado algunas de las incógnitas sobre este Cementerio, ya que la memoria oral indicaba que allí ya no quedaban entierros después de un supuesto vaciado de la zona en los años 80. Mediante sondeos arqueológicos, los técnicos buscaron la primera fosa que podría contener los restos de dos vecinos de Quilós reclamados por su familia, Antonio Fernández Guerrero, de 25 años de edad y José Canedo Fernández, de 26 años.

“Fueron enterrados en el Cementerio Civil en la parte sur del mismo al lado de la pared y en posición de Oeste a Este.”

Se exhumaron, en esta primera fase de los trabajos, dos cuerpos. El primer cuerpo, con evidentes signos de violencia, vino a confirmar las sospechas sobre la presencia de fusilados en el viejo cementerio, a pesar del vaciado de tumbas que se llevó a cabo en los años 80. El segundo cuerpo fue recogido ya que también presentaba evidencias de pertenecer a un represaliado, dadas las extrañas características de su entierro.

Los trabajos en el antiguo cementerio de Ponferrada continuarán en una segunda fase en la que la Asociación intentará localizar nuevos entierros de represaliados.

 

Más sobre la exhumación:

Noticias relacionadas

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Exhumación As Covas

Fosa: As Covas (Lugo)
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

La Asociación recuperó el mes de agosto de 2016 los restos de Julio Bello Sierra, ferroviario asesinado el 20 de noviembre de 1936 en Montefurado. Su cuerpo fue enterrado en As Covas, Quiroga.

Julio Bello Sierra nació el 3 de diciembre de 1898 y era natural de Carucedo, provincia de León. Estaba casado con Isabel Arias, con cuatro hijos de corta edad y trabajaba como obrero de vías y obras en Ferrocarriles del Norte, residiendo en una casilla de su empresa cercana a Montefurado (Lugo). Julio era cuidador de vías entre esta población y Ribas del Sil (Lugo). En noviembre de 1936, mientras dormía con su mujer, escuchó que llamaban a su puerta. Tres falangistas armados de Toral de los Vados y Carracedelo (León) le obligaron a salir. Julio tenía 37 años de edad cuando fue herido y su cuerpo cayó al río, y flotando llegó hasta la población de As Covas, donde fue recogido su cadáver el 20 de noviembre de 1936 y trasladado al cementerio de esta población, sin el conocimiento de la familia hasta semanas después.

Más sobre la exhumación:

Noticias relacionadas

Publicado por ARMH