Archivo de la categoría: Destacado

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

18 de julio: el origen de miles de fosas y desaparecidos que aún oculta España

Las fosas comunes y los desaparecidos por el franquismo representan un problema de derechos humanos todavía no resuelto como piden organismos internacionales.

Extender el terror con una violencia extrema formó parte del plan sublevado según especialistas como Paul Preston, Julián Casanova o Francisco Espinosa Maestre.

Solo se han abierto 740 fosas comunes y rescatado 9.000 cuerpos, según un informe del Ministerio de Justicia, de más de 2.500 fosas y decenas de miles de asesinados.

“La arqueología tiene una enorme capacidad como método de investigación para la Memoria”, dice Inma Carrasco, que dirige un equipo arqueológico “sólo de mujeres”.

eldiario.es / Juan Miguel Baquero / 17-07-2019

Están ahí, en la tierra. Miles de asesinados por el franquismo siguen yaciendo en las fosas del olvido. Son víctimas civiles, arrojadas a cunetas o descampados. España, el país de la desmemoria, aún mantiene enterrada una parte sensible de su historia reciente. Y el origen de la anomalía está en el estallido golpista, el 18 de julio de 1936.

Los desaparecidos son la más importante cuestión de derechos humanos aún por resolver en España como recomiendan organismos internacionales, caso de Naciones Unidas. Los golpistas eliminaron a unas 100.000 personas en la guerra civil. La matanza fundacional del régimen continuó con otras 50.000 ejecuciones en los primeros diez años de la dictadura de Francisco Franco. Muchos de estos cuerpos están todavía por rescatar e identificar.

Una realidad que pone en evidencia el informe encargado por el Ministerio de Justicia a un grupo de expertos. España solo ha abierto unas 740 fosas comunes y ha exhumado más de 9.000 personas entre los años 2000 y 2018.

Y “la arqueología tiene una enorme capacidad como método de investigación para la Memoria Histórica”, explica Inmaculada Carrasco, profesora en la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla e historiadora que forma parte de un equipo arqueológico “sólo de mujeres”. Porque aplicar estos conocimientos sirve para entender mejor la “historia reciente”, señala.

El Mapa de Fosas estatal –la última actualización es de 2011– cifra 2.591 fosas y decenas de miles de desaparecidos. Solo se ha recuperado una décima parte de los cadáveres. El resto sigue ahí, bajo tierra. La radiografía de las fosas y cunetas elaborada por los especialistas dice que solo se podrían recuperar otras 25.000 víctimas más.

El plan sistemático de los golpistas

La pedagogía del terror puesta en marcha desde el mismo 18 de julio del 36 es una evidencia histórica. Un plan marcado en rojo en la agenda golpista y que hunde su raíz en las tácticas de violencia extrema de las guerras coloniales del Rif en el norte de África. Así lo sostienen historiadores como Paul Preston, Julián Casanova o Francisco Espinosa Maestre, en conversación con eldiario.es.

Bartolomé Ros: “Francisco Franco y Millán Astray abrazados mientras entonan cánticos legionarios. Cuartel de Dar Riffien”. Fotografía de 1926.

Todos citan las órdenes de los líderes rebeldes. Comenzando por Emilio Mola, el director de la sublevación armada. “Se tendrá en cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta, para reducir lo antes posible al enemigo, que es fuerte y bien organizado”, decía el general africanista. “Hay que sembrar el terror”, animaba.

“La premeditación se encuentra en las instrucciones secretas que Mola preparó para los conspiradores”, arranca el hispanista. El golpe de Estado, “en términos generales”, fue el origen de El holocausto español, como tituló Preston una de sus obras.

“Nadie conocía mejor que ellos lo útil que podía ser el terror para paralizar las posibles resistencias y eliminar a sus oponentes”, apunta Julián Casanova. Las guerras coloniales eran “escenarios idóneos para el desprecio por los valores humanitarios y las virtudes cívicas, para educarse en el culto a la violencia”.

“Los militares sublevados hicieron probar el hierro de su espada a decenas de miles de ciudadanos”, continúa. “Comenzaron sembrando el terror desde el primer día, intimidando, matando, aplastando las resistencias” y, en muchos lugares, “con el entusiasmo de centenares de derechistas y falangistas, que se consagraron desde entonces a tareas de limpieza”, subraya el historiador.

Víctimas del franquismo. | JUAN MIGUEL BAQUERO

La matanza fundacional del franquismo

“Fue la matanza fundacional por cómo se planteó: tras cinco años de República y del triunfo del Frente Popular se trataba de hacer tabula rasa con dicha experiencia”, arranca Francisco Espinosa Maestre, uno de los mayores especialistas en el estudio de la represión franquista.

“Lo primero fue paralizar por el terror a una población mayoritariamente contraria al golpe”, certifica. Los golpistas “siempre fueron conscientes de la resistencia que encontrarían”, prosigue. “De ahí el plan de exterminio que pusieron en marcha desde el primer momento, máxime cuando el golpe fracasó en zonas clave del país”, explica.

Espinosa Maestre marca además una línea para la intentona golpista que llega “hasta el 7 de noviembre del 36 con el fracaso ante Madrid”. Solo a partir de ahí, dice, “puede hablarse de guerra con ejércitos, frentes y batallas”.

Luego, “la sublevación militar de julio de 1936 y la guerra civil que provocó se convirtieron en acontecimientos fundamentales de la dictadura de Franco, de su cultura excluyente, ultranacionalista y represiva y así lo recordaron hasta el último día de la dictadura”, puntualiza Casanova.

El tajante informe de los expertos

España ha abierto unas 740 fosas comunes para exhumar más de 9.000 cuerpos. Y podría rescatar otras 25.000 personas como máximo. Son las cifras redondas del informe elaborado por un grupo de expertos que aporta la radiografía actual de las cunetas del olvido. De la tierra donde, todavía, yacen muchas víctimas del franquismo.

Ejecutados por el franquismo, fosa de Benamahoma (Cádiz). |JUAN MIGUEL BAQUERO

La memoria de situación de las fosas y cunetas españolas está realizada por un equipo de once expertos coordinados por el médico forense Francisco Etxeberria. El estudio fue encargado por la Dirección General de Memoria Democrática del Ministerio de Justicia y está centrado en el trabajo científico realizado entre los años 2000 y 2018. Antes, la apertura de tumbas ilegales no se hizo bajo criterio arqueológico.

Y el documento es tajante. España está en disposición de recuperar un máximo de 25.000 asesinados por los golpistas. El reto precisa un plan de choque de exhumaciones que sería ejecutado “en un plazo temporal de una legislatura y media trabajando de forma sistemática”, según las conclusiones del informe.

Los expertos emplazan así al Estado a asumir la tarea inacabada. “Urge la asunción de un claro liderazgo y compromiso activo por parte de las autoridades en la investigación de la suerte y el paradero de personas desaparecidas”, dice el texto.

La mayoría de los desaparecidos son víctimas civiles enterradas en cunetas. O tiradas en tumbas ilegales en descampados, montes, cementerios (intramuros y extramuros), abandonadas en el terreno de los frentes de guerra o muertas en custodia de las autoridades.

“Hemos excavado en todos los contextos posibles y esto demuestra la capacidad que tiene la arqueología como método investigación para aportar a la Memoria Histórica”, cuenta la arqueóloga Inma Carrasco. Aunque “no todas las fosas son iguales, todas tienen sus particularidades”, sostiene.

“Pero la Memoria no ha entrado todavía dentro del sistema académico”, señala. No de lleno, al menos. “Ahora quizás sea más fácil investigar que hace años porque se han abierto archivos, por ejemplo, pero todos estos procesos llegan porque son las familias y las asociaciones quienes tiran del carro”, argumenta.

“El paradero de personas desaparecidas” y “la recuperación de los cuerpos” son una clave de derechos humanos por resolver en el país de la desmemoria. El informe forense –Justicia difundió los resultados el 25 de febrero de 2019– subraya además que el camino avanzado hasta ahora es “gracias fundamentalmente al impulso de las asociaciones de memoria histórica”.

La Ley de Memoria como marco de la ignominia

La realidad de las fosas comunes del franquismo está recogida en la ley 52/2007, de la Memoria Histórica. La normativa asume el deber del Estado pero no estableces planes de actuación concretos ni cuantifica la tarea a realizar. La legislación estatal funciona como marco de una ignominia que no ha conseguido resolver. Una realidad que sitúa a España como una anomalía europea en el cumplimiento de los derechos humanos con respecto a las víctimas de su propia dictadura.

El artículo 11 de la ley cita la “colaboración de las Administraciones públicas con los particulares para la localización e identificación de las víctimas”. Dice que las entidades públicas “facilitarán” la búsqueda de los desaparecidos y que “establecerá subvenciones” –al contrario de lo que exige Naciones Unidas, no privatizar las exhumaciones–. A día de hoy no existe un plan a nivel del Estado.

El artículo 12 ahonda en la colaboración institucional. Entre las “medidas para la identificación y localización de víctimas” cita también el “protocolo de actuación científica” que debe regir las intervenciones arqueológicas en fosas y cunetas. Y asume la elaboración de un Mapa de Fosas estatal, sin actualizar desde 2011.

Las exhumaciones estarán sometidas a la “autorización administrativa”, según el artículo 13. Como la recuperación, identificación y traslado de los restos humanos. Los “hallazgos” serán siempre notificados “inmediatamente” al Estado y las “autoridades judiciales competentes”. En todas estas tareas “deberá ponderarse la existencia de oposición” de cualquier familiar de las víctimas.

El “acceso a los terrenos afectados por trabajos de localización e identificación” está reglado en el artículo 14 como “fin de utilidad pública e interés social”. La entrada debe estar abierta en tierras públicas. Y en parcelas privadas el texto apunta, si no hay consentimiento del propietario, la “ocupación temporal” aplicando la Ley de Expropiación Forzosa.

___

Fotografía destacada: Trabajos arqueológicos en la fosa común de Monturque (Córdoba). | JUAN MIGUEL BAQUERO

Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/julio-origen-desaparecidos-oculta-Espana_0_921458100.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La victoria de las ‘mujeres de negro’ sobre 40 años de franquismo en La Barranca

Las viudas de 400 personas asesinadas por los franquistas custodiaron durante cuatro décadas las tres fosas comunes donde yacían, en Lardero, La Rioja.

Conocidas desde entonces como las mujeres de negro, lograron doblegar al régimen franquista y convertir el lugar en un cementerio civil desde el año 1979.

El Memorial La Barranca cumple 40 años de homenaje a las víctimas del terror en tierra riojana, una región sin guerra donde los golpistas dejaron 2.000 ejecutados.

eldiario.es / Juan Miguel Baquero / 15-07-2019

Las mujeres de negro velaron los cadáveres de 400 personas asesinadas por los franquistas. Muchos eran sus maridos. Custodiaron la memoria de los suyos durante 40 años de dictadura, logrando que nadie tocara las tres fosas comunes de Lardero (La Rioja) donde fueron arrojados. Y en 1979 convirtieron el lugar en cementerio civil. Hoy es el Memorial La Barranca.

El conjunto monumental es uno de los mayores memoriales de España dedicado a las víctimas de los golpistas en la guerra civil. Cumple cuatro décadas como camposanto y forma parte del patrimonio de la Comunidad Autónoma desde 1980, gestionado por el Gobierno de La Rioja en colaboración con la Asociación para la preservación de la Memoria Histórica en La Rioja ‘La Barranca’, que custodia el memorial.

El barranco de Barrigüelo, a unos cinco kilómetros de Logroño, fue usado por los golpistas para enterrar los cuerpos de una quinta parte de las 2.000 que ejecutaron en la región. Aunque en La Rioja no hubo guerra. Apenas resistencia al fracasado golpe de Estado que provocó la guerra civil.

En aquel campo trazaron las fosas comunes plagadas de muerte. De la pedagogía del terror aplicada en masa por los rebeldes hasta finales de 1936. Ahora, La Barranca es un paraje de recogimiento familiar. De recuerdo íntimo. De Memoria colectiva con mayúsculas. Una tierra que guarda la victoria de las ‘mujeres de negro’ sobre 40 años de franquismo.

Las tres fosas comunes de Lardero. | JUAN MIGUEL BAQUERO

Todos los nombres de La Barranca

Varios carteles cuentan en las paredes de La Barranca cada uno de los nombres de las víctimas riojanas. ‘A las Mujeres de Negro, 75 años después’, reza la placa del monumento de homenaje a las viudas de los republicanos asesinados por los fascistas. Fue inaugurado el uno de noviembre de 2011. Un Día de Todos los Santos.

‘Los pueblos que olvidan su Historia están condenados a repetirla’, señala otro póster. Todo es recuerdo. Memoria. ‘No hay nada en el mundo que haga olvidar una injusticia’, dice una frase escrita sobre una bandera republicana.

El memorial también muestra un enorme mapa de España. Es el original que los golpistas colocaron en la plaza de toros de Logroño –usada como cárcel– para restregar a los presos republicanos el avance de las tropas fascistas. Ahora, vencer la cartografía del olvido es una de las tareas de las familias de La Barranca.

“No se puede estar”, decían los franquistas

“Aquí no se puede estar”, afeaban las autoridades franquistas a las ‘mujeres de negro’. “Pues estamos”, respondían ellas. Las viudas acudían “casi a diario” a custodiar las fosas comunes donde yacen 400 víctimas. De esta forma, a pie de fosas, empieza a narrar la historia Jesús Vicente Aguirre.

“Que no se puede estar”, reprendían los uniformados. “Estamos”, sostenían las mujeres. Y así un día tras otro. Un año tras otro. Hasta que las dejaron por imposibles. Por conseguidoras de lo improbable.

El conjunto momunental es hoy un cementerio civil. | JUAN MIGUEL BAQUERO

“Estas familias se dedicaron a cuidar este lugar”, continúa Aguirre, autor de varios libros sobre la represión en La Rioja, como Aquí nunca pasó nada –con mil páginas y la historia de dos mil represaliados– y la novela Lo que pasó.

Las ‘mujeres de negro’ guardaron la tierra que da cobijo a sus seres queridos y esa parcela de la finca, desde entonces, nunca se sembró. Las tumbas quedaron intactas. La Barranca nació así como recuerdo “digno” a las víctimas del terror franquista. “Un espacio de convivencia y esperanza” destinado “a que estas cosas no vuelvan a ocurrir”.

Las 300 llaves de La Barranca

Un cartel en la entrada indica: “Si quiere conocer esta fosa común llame a los teléfonos…”. Y ahí están los números en los que responden Paco, Ángel o Ricardo. “Siempre hay alguno de guardia”, tercia el presidente de la asociación, Ricardo Blanco. “Sea a la hora que sea y el día que sea”, certifica.

La Barranca, memoria de La Rioja. | JUAN MIGUEL BAQUERO

“Y eso que tenemos repartidas más de 300 llaves”, continúa. Porque La Barranca “está abierta a todo el mundo”. Incluso hay descendientes de las víctimas que depositan las cenizas de sus familiares cerca de las fosas. Quizás en las zonas ajardinadas. Algunas pequeñas placas, alguna banderas republicanas chiquitas, marcan nuevos lugares de reposo eterno. Quizás.

“No sabemos si es legal”, cuestiona un integrante del colectivo. “Claro, nadie los ve”, sonríe otra voz. Y quién podría decir que no. Con qué legitimidad, asienten. “¿A alguien le gustaría estar aquí cuando le toque?”, pregunta una mujer. Muchos alzan la mano, voluntarios.

Como una chica joven, ataviada con un bolso rojo, alumna de los Cursos de Verano de la Universidad de La Rioja. El seminario está organizado por la Asociación La Barranca y cumple su tercera edición con el título ‘Historia, Medios de comunicación y Legislación después de la Transición. 2019: 80 años del exilio’. La cita incluye una visita al memorial.

El espacio acoge, además, diversos homenajes a lo largo del año, como cada 14 de abril con motivo del aniversario de la Segunda República. O visitas de centros educativos. Hacer pedagogía de los Derechos Humanos con el alumnado, dicen, es sembrar cultura de paz. Y La Barranca se ha convertido en una plaza para la verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición. Todo, con el recuerdo latente de la victoria de las ‘mujeres de negro’ sobre 40 años de franquismo.

Ataques nazis a la Memoria

El Memorial La Barranca ha sufrido la embestida de la extrema derecha. El cementerio civil apareció dos veces con pintadas nazis y fascistas. Sendos ataques fueron un 14 de abril, el día que se celebra la proclamación de la Segunda República española.

El primero, en 2016. Esvásticas y simbología neonazi cubrían lápidas y el mapa de los presos republicanos. La pintura blanca alcanzó también el monumento a las damas de negro. Las pintadas de apología franquista rezaban “Pasamos y pasaremos”, en réplica al lema antifascista “¡No pasarán!”. La Asociación La Barranca denunció los hechos ante la justicia como un “doble ataque contra el patrimonio y contra la memoria de las víctimas, así como enaltecimiento del terrorismo”.

Dos años después, volvió a suceder. El 87 aniversario de la II República quedó teñido con más ignominia. Sobre un pequeño tejado de los que tapa las fosas comunes podía leerse “Arriba España”. Los carteles con los nombres de los más de 2.000 riojanos asesinados estaban mancillados con cruces celtas, símbolo usado por organizaciones ultraderechistas y frases nazis. Y, en la diana, siempre las Mujeres de negro.

___

Fotografía destacada: Monumento a las ‘mujeres de negro’ en el Memorial La Barranca. | JUAN MIGUEL BAQUERO

Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/Memorial-Barranca-victoria-mujeres-franquismo_0_919009097.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Piden al Gobierno una declaración institucional de condena del 18 julio de 1936

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha registrado ante la presidencia del Gobierno la petición como reconocimiento a las víctimas de la dictadura franquista

diario16.com / Eva Maldonado / 16-07-2019

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha registrado ante la presidencia del Gobierno una petición para que el próximo 18 de julio lleve a cabo una declaración institucional de condena del 18 de julio de 1936 como reconocimiento a las víctimas de la dictadura franquista y condena a las consecuencias del fascismo.

El próximo 18 de julio se cumplirán 83 años desde que un grupo de militares y civiles fascistas decidieron asaltar el poder mediante el uso de la violencia por no respetar los resultados de unas elecciones democráticas celebradas en febrero de 1936.

Como consecuencia del golpe de Estado, se desató una guerra con la que desarrollaron un plan, que llevaba diseñado meses antes, para exterminar a decenas de miles de civiles adversarios y allanar el camino para establecer un régimen mono político en el que solo las ideas del dictador, y su mandato, concentraran el poder absoluto en nuestro país.

Mediante ese largo, profundo y terrorífico uso de la violencia, se estableció una dictadura de 40 años, que arrebató los derechos a millones de ciudadanos, convirtió a las mujeres en ciudadanas de tercera clase, persiguió a los homosexuales y a las lesbianas como enfermos psiquiátricos y delincuentes sociales, y condeno a nuestra sociedad a un atraso secular sin olvidar los cientos de miles de personas que tuvieron que escapar del país para salvar sus vidas y morir lejos de sus seres queridos.

Para sumar todo ese sufrimiento social, emocional y político a nuestro patrimonio de los Derechos Humano, queremos solicitarle al Gobierno de España que el próximo jueves lleve a cabo una declaración institucional, que bajo el lema “18 DE JULIO NUNCA MÁS”, condene la dictadura franquista y respalde a sus víctimas con las que el Estado democrático recuperado tras la dictadura franquista guarda una enorme deuda que está muy lejos de ser saldada.

Cuando en los años 30 del pasado siglo, durante el periodo de la Segunda República, los hombres y las mujeres votaron con sufragio universal, llevando al gobierno a partidos de diferente ideología, nuestra sociedad conoció por primera vez una democracia y un desarrollo político, cultural y educativo sin precedentes.

Cuando en Europa la sombra renovada del fascismo penetra en los parlamentos y en las instituciones es necesario recordar y condenar lo que supuso el ascenso del fascismo al poder y el enorme daño que causó a la sociedad.

___

Fuente: https://diario16.com/piden-al-gobierno-una-declaracion-institucional-de-condena-del-18-julio-de-1936/

Publicado por ARMH