Archivo de la categoría: Destacado

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Paula, de 89 años, encuentra por fin a su padre, fusilado tras la histórica fuga de presos del fuerte de San Cristóbal en 1938

El Instituto Navarro de la Memoria consigue identificar, gracias a la prueba de ADN, a Leoncio De la Fuente Ramos, uno de los 795 presos que protagonizó la fuga del fuerte de San Cristóbal en 1938. Otra mujer, de 92 años, resultó clave al revelar el emplazamiento de la fosa.

m.publico.es / Alejandro Torrús / 11-07-2020

“Me volví loca de alegría. Loca. Poder enterrar dignamente a mi padre, por fin, es lo más feliz que puede haber en este mundo”. Estas son las palabras de Paula De la Fuente, de 89 años, a Público a través de un audio de whatsapp. Paula recibió hace pocas semanas una noticia tan inesperada como maravillosa. El Instituto Navarro de la Memoria había conseguido identificar los restos de Leoncio De la Fuente Ramos. Su padre. La última vez que Paula y él convivieron bajo un mismo techo esta anciana tenía entre 4 y 5 años.  Después llegó la Guerra Civil, la prisión en el conocido como fuerte de San Cristóbal y su participación en la mayor fuga carcelaria de Europa.

795 presos, en su mayoría republicanos, de los 2487 encerrados en el fuerte, consiguieron escapar de uno de los edificios más seguros del país. Lo harían tras una operación planificada donde solo habría una víctima: el corneta del fuerte. Era el atardecer del 22 de mayo de 1938 cuando el plan surgió efecto y alguien gritó: “¡Las puertas están abiertas! ¡El que quiera que salga!” Era un preso republicano. 795 presos saldrían disparados en busca de su libertad. Sin embargo, solo tres llegarían hasta Francia. Para el resto fue una masacre. 206 fueron asesinados en el mismo momento de su captura en los alrededores del monte Ezkaba. Leoncio fue uno de ellos. Los otros fueron detenidos y devueltos al penal. Catorce de ellos serían fusilados tras un consejo de guerra como ‘cabecillas’ de la fuga y 46 murieron en el fuerte de enfermedad y malos tratos en los siguientes cinco años. Ahora, 83 años después, la familia de Leoncio podrá darle un entierro digno.

Vista aérea de la época del Fuerte de San Cristóbal, en Navarra

La recuperación de los restos de Leoncio hubiese sido imposible sin otra mujer de avanzada edad: Paulina, de 92 años. Hace tres primaveras Paulina decidió revelar por primera vez lo que había visto siendo apenas una niña. Señaló exactamente el lugar donde ella había visto con sus propios ojos cómo enterraban a cuatro hombres. “Cuando salía de la escuela nos dijeron que habían matado a cuatro de los fugados del fuerte y vinimos rápido. Estábamos dos chicas y los estaban enterrando. Los vi ‘entericos’. Dos boca abajo y dos boca arriba. Dos se confesaron y dos no. Era el mes de mayo de 1938. Mi padre estaba enterrándolos. Nunca lo he hablado con él. No me vio”, explica Paulina en un vídeo grabado por el Instituto Navarro de la Memoria.

El testimonio de Paulina permitió la exhumación de cuatro de los fugados. Aparecieron tal y como ella los había descrito. Pero en los restos no había ninguna pista sobre su identidad. Y aquí se dio el tercer elemento que ha permitido un final feliz en esta trágica historia. La bisnieta de Leoncio y nieta de Paula, Beatriz, de 32 años, había convencido a su abuela de ceder una muestra de su ADN al banco de datos del Instituto Navarro de la Memoria. Tenían pocas esperanzas de encontrar los restos de Leoncio, pero decidieron dar el paso. Un año después de que Paula diera su ADN apareció el cuerpo del hombre. Tres mujeres en su lucha por recuperar la memoria han conseguido lo que parecía imposible. “Estamos como en una nube. Nos cuesta creerlo. Ojalá muchos más sigan el ejemplo de Paulina y cuenten todo lo que saben sobre las fosas”, explica Beatriz.

¿Pero quién era Leoncio? Su bisnieta responde con la poca información que tiene. Se conoce que tenía 36 años en el momento de su ejecución, que era tejero de profesión, que estaba casado con Elena y que tenía seis hijos, de los que Paula era la menor y la única que continúa con vida. También que era natural de Fresno del Viejo, Valladolid, y que fue condenado a prisión por su defensa de la legalidad republicana tras el golpe de Estado del 18 de julio. Concretamente, por tratar de impedir que un camión con material de Falange y del Ejército golpista entrara en Valladolid. El altercado acabó sin heridos ni muertos, pero los republicanos fueron delatados y juzgados. Algunos acabarían fusilados y Leoncio, en el Fuerte de San Cristóbal.

A partir de ahí, la familia le perdió la pista. Llegaron todo tipo de rumores. Les dijeron, incluso, que Leoncio estaba en libertad y que había decidido no regresar con ellos. En 1943 recibieron otra pista desconcertante. Un juzgado había rebajado la pena a Leoncio aunque el documento señalaba que estaba en “paradero desconocido”.  Todo eran incógnitas. Dudas. Y miedo. Mucho miedo a remover el pasado. Hasta que Beatriz, la bisnieta, decidió ponerse manos a la obra. Comenzó buscando detalles en Google, después recurrió a asociaciones de víctimas y por último al Instituto Navarro de la Memoria. Pidió una muestra de ADN a su abuela. La primera respuesta fue dubitativa. El miedo estaba latente. Pero se consiguió. Y valió la pena.

El Instituto Navarro de la Memoria celebrará en las próximas semanas un acto en el que Paulina entregará los restos de Leoncio a su familia. 83 años después de su asesinato. El trabajo de este organismo público dependiente del Gobierno foral de Navarra ha sido crucial. César Layana es el jefe de la Sección de Documentación del organismo. “Ha sido un proceso largo y complejo, pero que ha concluido en un éxito que avala el trabajo que estamos haciendo con nuesta base de datos de ADN para identificar víctimas del franquismo. Necesitábamos ver que nuestro trabajo merecía la pena y esta ha sido la mejor noticia”, explica Layana.

Paulina junto a la fosa donde fue encontrado Leoncio.- INSTITUTO NAVARRO DE LA MEMORIA

El optimismo, no obstante, es moderado. Alrededor de 150 hombres de los 795 que emprendieron la mayor evasión carcelaria de la Historia de Europa todavía están desaparecidos. Los testimonios orales cuentan que requetés, falangistas y militares los ejecutaban allá donde los encontraban. A veces, incluso, se les prendía fuego. En estos años, de hecho, se han conseguido localizar 15 fosas con 54 cuerpos, uno de ellos era el de Leoncio. Los fugados dejaron en sus caminos un reguero de imágenescartas recuerdos que les habían acompañado en su larga estancia en prisión y que querían llevar consigo tras la fuga.

Los testimonios de los supervivientes son aterradores. Se escondían de día y caminaban de noche siguiendo la estrella polar, que les guiaba hacia el norte donde, en algún momento, tendría que aparecer Francia. Pero las autoridades franquistas reaccionaron rápido. Los fugados caían y eran fusilados o devueltos a la cárcel sin más criterio que la decisión personal del requeté, militar o guardia civil que lo capturaba. Las pérdidas fueron muchísimas. Eran hombres desnutridos, mal calzados y perdidos. Tal y como cuenta el investigador Fermín Ezkieta, autor de Los fugados del Fuerte de Ezbaka, en su inmensa mayoría “son trabajadores manuales, asalariados del campo o de la ciudad, vinculados a sindicatos o partidos de izquierda”.

Solo tres lograron el objetivo

De los 506 presos que emprendieron la fuga solo tres lograron su objetivo: cruzar la frontera francesa. Se trata de Jovino Fernández González, minero y albañil afiliado a la CNT; Valentín Lorenzo Bajo, jornalero y secretario local de UGT en Villar del Ciervo (Salamanca); y José Marinero, jornalero de la pedanía segoviana de Dehesa Mayor y miembro de la resistencia al golpe de 1936 desde la Casa del Pueblo de Bernardos.

Las historias de cómo consiguieron llegar a la frontera son dignas de película de Hollywood. Este es un fragmento de un relato que dejó Jovino: “En una ocasión permanecí más de dos horas metido en un río. Ladraban los perros rastreadores. ¡Pues este cabrón se ha metido aquí, y aquí lo hemos de encontrar’, decía un cura con fusil y canana. No sé cómo no me encontraron. Nos separaba la distancia de dos metros de maleza. Fue uno de los tramos más duros”.

Estado en el que se encuentra el Fuerte Ezkaba.

Jovino finalmente consiguió cruzar a Francia gracias a la desinteresada ayuda de un pastor del que nunca más volvió a saber. Como Valentín y José, decidió acudir al consulado español en Hendaya y tras un breve descanso regresaron a Barcelona para continuar luchando contra las fuerzas de FrancoHitler Mussolini. Jovino volvería a salir del país en febrero de 1939 con los restos de lo que había sido el Ejército republicano. Ahora tocaba una nueva etapa de sufrimiento en el campo francés de Angels Sur Mer. No regresaría a España hasta la muerte de Franco. 

El investigador Ezkieta sigue la pista de un posible cuarto caso. Se trata de un hombre que, ya anciano, paseó por la zona del Fuerte y comentó a los lugareños que él había sido uno de los fugados. Ezkieta sigue trabajando para tratar de resolver el enigma y recuperar la memoria de esta histórica fuga. Ahora, de hecho, ha impulsado el reconocimiento de la ruta GR-225, que recorre el probable camino que siguieron los tres presos para llegar a Francia.

Son pequeños pasos para ir recuperando la memoria de los fugados del Fuerte de San Cristóbal, 506 presos que decidieron atravesar la puerta y jugársela para encontrar la libertad y acabaron siendo ejecutados como liebres entre matorrales en un bosque que desconocían. 506 valientes que si hubiesen tenido otra nacionalidad o ideología ya tendrían decenas de películas y libros contando sus hazañas.

— Si usted también está buscando a un familiar que estuvo preso en el Fuerte de San Cristóbal puede dirigirse al correo electrónico inm@navarra.es o a la página web https://pazyconvivencia.navarra.es

___

Fuente:https://m.publico.es/politica/3235692/paula-de-89-anos-encuentra-por-fin-a-su-padre-fusilado-tras-la-historica-fuga-de-presos-del-fuerte-de-san-cristobal-en-1938/amp?utm_source=twitter&utm_medium=social&utm_campaign=publico&__twitter_impression=true

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Genara descansa en Cirujales después de 80 años de olvido

La ARMH entrega los restos de la maestra fusilada en 1941

diariodeleon.es / Ana Gaitero / 11-07-2020

En la plaza que fue su escuela, por la que luchó durante diez años, Genara Fernández García, maestra de Cirujales, asesinada por el franquismo por arrojar unos En la plaza que fue su escuela, por la que luchó durante diez años, Genara Fernández García, maestra de Cirujales, asesinada por el franquismo por arrojar unos pasquines de propaganda ‘subversiva’, fueron entregados sus restos por la ARMH a la familia. Desde ayer y tras casi 80 años en el olvido, descansa en el cementerio de Cirujales (Riello) junto a sus familiares.

Los restos de la maestra fueron entregadas a la familia cuando se cumple un año y un mes de su exhumación en el cementerio de León en un acto de homenaje al que sumaron más de un centenar de personas. «Estamos satisfechos después de todo el camino recorrido, Genara ya está donde le corresponde, con su familia en el cementerio de Cirujales. Hay mucha gente que no ha podido recuperar a sus seres queridos, esto ha sido una injusticia total pero la historia es así, solo queríamos que ella descansara con los suyos», comentó momentos antes del acto Ana Fernández, sobrina-nieta de la maestra condenada a la pena de muerte en un consejo de guerra que se le abrió por arrojar propaganda antifranquista en la plaza de San Marcelo en diciembre de 1939.

El dolor de la ausencia

«Las familias de víctimas del franquismo no han podido despedirse, como en la pandemia»

«Es otro hito más pero queda todavía muchísimo por hacer», recalcó Marco González, vicepresidente de la ARMH. González destacó que gracias a Genara se han abierto más tumbas de represaliados en el cementerio de León, como la de José Almena Castro, en febrero y próximamente, la de Pablo Díez Álvarez, de Sotillos de Sabero, a petición de sus familias. «Son más de 100.000 víctimas del franquismo las que aún están desaparecidas en las fosas del franquismo, recordó Ana Cristina Rodríguez, directora de la exhumación de Genara, historiadora y voluntaria de la asociación.

Con la música de Isamil9, cantautora y poeta comprometida con la memoria histórica, y las palabras de Paz Martínez y Sol Gómez Arteaga, se selló el acto civil de homenaje a Genara y a todas las víctimas del franquismo en la comarca. Otro maestro de Cirujales, Juan Rubio, con plaza en Valdevimbre se libró del pelotón de fusilamiento tras serle conmutada la pena por 30 años de prisión, dijo Rodríguez. Paz Martínez enmarcó la figura de Genara en su tiempo y Sol Gómez Arteaga dijo que con el acto de ayer se salda una deuda histórica y, mirando al presente señaló que lo que han sentido las familias que no han podido despedirse de sus familiares durante la pandemia, es lo mismo que han vivido y aún viven las familias de las víctimas de la Guerra Civil.

Genara «representaba todo aquello que odiaba la dictadura que dio el golpe de Estado y aún queda mucha memoria por recuperar en este país y mucha dignidad por devolverle a las personas que quedan en las cunetas», señaló Luis Tudanca, secretario autonómico del PSOE, poco antes de comenzar el acto de homenaje. Genara,añadió, fue represaliada política por ser mujer, de izquierdas y maestra».

El alcalde de Riello, Manuel Rodríguez, señaló que actos como el de ayer en Cirujales deben servir para «acabar con el rencor». Por su parte, Carmen Mallo, alcaldesa de Murias de Paredes, resaltó que gracias a la labor de la ARMH y quienes rescatan la historia de las personas represaliadas «Genara, puedes descansar en paz después de 80 años».

___

Fotografía destacada: La familia despidió a Genara en el cementerio de Cirujales con una ceremonia religiosa después del homenaje civil. JESÚS F. SALVADORES

Fuente:https://www.diariodeleon.es/articulo/sociedad/genara-descansa-cirujales-despues-80-anos-olvido/202007110132162029188.html?fbclid=IwAR3zPi6jcG7nlNim4FKl4HrNt8008eHRth_s-WMpqUoCkYj2jN-O81_VoE4

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

La última lección de Genara en Omaña

La maestra represaliada y asesinada por el franquismo reposará junto a sus familiares en Cirujales

La ARMH entrega sus restos en un homenaje que se hace extensivo a todas las víctimas de la comarca

diariodeleon.es / Ana Gaitero / 09-07-2020

Genara Fernández García, la maestra de Cirujales depurada del Magisterio y asesinada por el franquismo tras ser condenada en un consejo de guerra por tirar unos panfletos contra el régimen, da mañana su última lección en Cirujales. Después de casi 80 años enterrada en el cementerio de León, tras su fusilamiento en el campo de tiro de Puente Castro el 4 de abril de 1941, reposará en el cementerio del pueblo donde nació junto a sus familiares.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) hace entrega de los restos de Genara a la familia en un acto homenaje que se hace extensivo a todas las víctimas del franquismo en la comarca, el primero que se hará en Omaña, a partir de mañana viernes a las 18.00 horas en la plaza de la antigua escuela del pueblo.

 

La que fue tildada por sus enemigos como Pasionaria es ahora un icono de la memoria histórica en León, por la repercusión mediática que ha tenido el caso, destapado por Diario de León en diciembre de 2019. Pero, sobre todo, porque su exhumación fue el hilo del que tiró la ARMH para hacer el estudio de las otras fosas individuales que ha permitido sacar a la luz los restos de José Almena Castro, en febrero y, próximamente, los de Pablo Díez Álvarez, de Sotillos de Sabero, pasado por las armas en diciembre de 1941, como señala Marco González, vicepresidente de la ARMH.

Genara Fernández García (Cirujales. 1903 – León. 1941) había aprobado el examen de maestra en León en 1924 y obtuvo el título dos años después. Tenía 25 años cuando fue destinada a la escuela de Rioseco de Tapia y, posteriormente a Orallo, en Laciana, Ponferrada y Soto de Valdeón, como interina, según consta en su hoja de servicios. En 1934 obtuvo la plaza definitiva en su pueblo, Cirujales, con un sueldo de 4.000 pesetas. Tan solo dos años duró el sueño de Genara de ser maestra en su pueblo. En 1936, al avanzar las tropas franquistas sobre la comarca, se fue a Asturias con su novio.

Inmediatamente, fue depurada por la comisión del partido judicial de Murias de Paredes. Varios informes apuntaron que era vocal del comité del Frente Popular del pueblo; el párroco y un padre señalaron que había consentido un mitin del Partido Comunista y otros acusaron a la maestra de hacer propaganda antipatriótica, no cumplir con su deber y de conducta moral «no coincidente», según consta en el borrador que conserva el Archivo del Instituto Padre Isla.

Tras intentar salir de España desde Gijón, en un barco apresado por el Cervera, regresó a León. Debía presentarse cada lunes ante las autoridades hasta que fue dispensada en marzo de 1938. En la capital vivía en la calle Fernández Cadórniga número 8 acogida por una prima carnal. Se ganaba la vida dando clases particulares y, desde la inauguración del cine Mary, en junio de 1939, también como taquillera del cine Mary.

El 17 de diciembre de ese año fue detenida en casa. Su nombre aparecía en un papel entre los pasquines con propaganda antifranquista que había depositado la noche anterior, sábado, frente a la iglesia de San Marcelo y en un banco de la plaza. Allí quedó escrito su final sin saberlo. De la comisaría a la cárcel provincial y de esta al consejo de guerra que la condena a muerte en febrero de 1940 por el delito de adhesión a la rebelión. Esos días también fue apartada definitivamente del magisterio.

Genara ha resultado ser uno de los personajes más interesantes con los que se ha topado la historiadora Ana Cristina Rodríguez, que dirigió la exhumación. «Concentra todos los tipos de represión que ejerció el franquismo» sobre las mujeres, incluido el extrañamiento. En octubre de 1940 fue trasladada a la prisión de Santa Cruz de Tenerife con la etiqueta de «mujer peligrosa» y devuelta a León en marzo de 1941, vía Valladolid, para su ejecución, el 4 de abril al amanecer. que fue abierta en junio de 2019. Los análisis de ADN no han sido concluyentes, pero el estudio antropológico y la disposición de las tumbas vecinas, todas coincidentes, certifican que es Genara Fernández García.

___

Fotografía destacada: Genara, con Quiteria, su madre, e Higinio, el padre, en la foto que conserva su sobrino Evelio. JESÚS

Fuente:https://www.diariodeleon.es/articulo/sociedad/ultima-leccion-genara-omana/202007090132352028640.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Piden que el Gobierno desclasifique documentos que relacionan el franquismo y el nazismo

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica solicita la publicación del listado de nombres de deportados que sobrevivieron a los campos de concentración.

diario16.com / Eva Maldonado / 13-08-2019

Ante el conocimiento público, a través del Boletín Oficial del Estado, de un listado de republicanos españoles deportados y fallecidos en los campos nazis de concentración, y detectando la ausencia de cientos de nombres de personas fallecidas en ellos, que no forman parte de esos datos, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) considera la información incompleta y reclama al Gobierno que facilite más datos.

Así, la ARMH insta al Gobierno a utilizar la investigación de los historiadores Benito Bermejo y Sandra Checa, que es la más completa al respecto según afirman desde la asociación, ya que incluyó los libros enviados desde Francia en los años 50 y porque fueron investigadas las fuentes originales en Francia y Alemania. Se trata del “Libro Memorial” que lleva colgado en la web del Ministerio de Cultura desde que ocupó esa cartera Carmen Calvo en 2006.

Además, desde ARMH solicitan la publicación del listado de nombres de deportados que sobrevivieron y fueron liberados en los campos y que de igual modo sufrieron la intervención del gobierno franquista y las gestiones de Ramón Serrano Súñer ante sus aliados nazis para que fuera el ejército de Hitler quien llevara a cabo las deportaciones.

También instan al Gobierno a hacer públicos, de una vez por todas, los documentos relativos a las estrechas relaciones que mantuvo el Estado franquista con la Alemania nazi, hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, relacionadas con asuntos militares, transporte de objetos y recursos económicos, piezas de arte, personas que entraron en España, así como los movimientos que se produjeron en España de miembros de las Fuerzas Armadas del III Reich.

Así mismo, ARMH entiende que la participación del Estado franquista en la deportación de esos casi 10.000 republicanos españoles merece un ejercicio de responsabilidad y son, por lo tanto, víctimas de la dictadura por lo cual deberían ser reparadas. En ese sentido se podrían utilizar para su reparación los lingotes de oro nazi que tienen estampada una esvástica y que se encuentran depositados en el Banco de España, ya que se sabe que no tienen nada que ver con el robo de oro a los judíos y por lo tanto sin un recurso disponible.

___

Fuente:https://diario16.com/piden-que-el-gobierno-desclasifique-documentos-que-relacionan-el-franquismo-y-el-nazismo/

 

Publicado por ARMH