Archivo del Autor: ARMH

Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Ni odio, ni rencor, ni justicia

La Región/Gonzalo Iglesias Sueiro/06-06-2015

Hannah Arendt escribió en su libro “Eichmann en Jerusalén”: “La justicia, que no la misericordia, es la finalidad de todo juicio, y en ningún otro punto es tan felizmente unánime la opinión pública como en que nadie tiene derecho a juzgar al prójimo. Lo que la ciudadanía nos permite juzgar, e incluso condenar, son las tendencias generales, o los grupos de seres humanos -cuando más amplios mejor-. Nos permite juzgar algo tan general que ya no cabe efectuar distinciones ni mencionar nombres”.

Mañana, día 7 de junio, se entregan a la familia De Dios los restos de Perfecto de Dios Fernández, asesinado por unos desalmados “agentes del orden” (?) el 16 de mayo de 1950. El cadáver fue enterrado extramuros del cementerio de la localidad de Chaherrero (Crespos, Ávila). El crimen fue uno más de los muchos cometidos por el franquismo en los años posteriores a la Guerra Civil. Hoy no se trata de juzgar a los agentes que físicamente cometieron el delito, sino a un régimen cruel y sanguinario que enfrentó a los españoles en una escalada de odio y rencor que durante generaciones ha estigmatizado a nuestro pueblo. Los valores de tolerancia, respeto al otro, equidad, libertad y justicia fueron secuestrados durante los cuarenta años que gobernó el dictador. Miles de familias fueron destrozadas por la violencia sin límites que reinó con la mayor impunidad, y una de esas familias desgarradas fue la de Camilo de Dios.

Camilo es un gran hombre, bueno, honesto y sobre todo coherente con su ideología, con un pensamiento solidario y de entrega a los demás. A pesar de las terribles torturas a que fue sometido, a pesar de los años de cárcel que sufrió por defender los derechos ciudadanos, a pesar de saber que su hermano fue asesinado, a pesar de todo, Camilo no odia, no siente rencor hacía los desalmados que ejercieron de verdugos en nombre del dictador. Coincide con Arendt en que la perversidad del régimen fascista propició el clima para que los insignificantes malvados pudieran desarrollar el mal que anidaba en sus corazones, amparados por la ideología exterminadora del fascismo.

Nuestra democracia nunca estará consolidada hasta que el Congreso de Diputados condene unánimemente los crímenes del franquismo, como ya lo hizo el Parlamento de Galicia. Hay que seguir aplicando y financiando la Ley de la Memoria Histórica, paralizada y boicoteada por el actual Gobierno. El Ejecutivo debe de garantizar que no quede un solo cadáver en las cunetas o en los campos de España. Las familias han de poder enterrar con dignidad a sus muertos. Mientras eso no suceda, el franquismo seguirá vivo.

Mañana, gracias a la solidaridad internacional (el sindicato noruego ELOGIT) y a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), un hombre de A Limia, un joven asesinado a los 19 años en los brazos de su madre, un luchador por las libertades será enterrado dignamente en su tierra y Camilo, el amigo de todos, el penúltimo guerrillero, podrá decir que la justicia, aunque sea con retraso, siempre triunfa. Lástima que su madre no viva para verlo, aunque sus restos se unan con los de su hijo Perfecto en un abrazo eterno.

http://www.laregion.es/opinion/gonzalo-iglesias-sueiro/ni-odio-ni-rencor-ni-justicia/20150606082921548064.html

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Justicia para España. Justice for Spain

El pasado 9 de mayo de 2015, los Archivos de la Brigada Abraham Lincoln (ALBA) otorgaron el Premio ALBA/Puffin al Activismo en Pro de los Derechos Humanos a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en España (ARMH). Dotado con 100.000 dólares, es uno de los mayores premios de derechos humanos en el mundo, otorgado anualmente por ALBA y patrocinado por la generosidad de la Fundación Puffin, con el objetivo de honrar a las Brigadas Internacionales y conectar su legado inspirador con causas contemporáneas.

Queremos compartir con vosotros un vídeo que resume el evento y la revista “The Volunteer” que ALBA ha editado con motivo de la entrega del premio.

Una vez más, queremos agradecer a ALBA y a Puffin Foundation su acogida y su incansable lucha. Lucha que parte de una iniciativa diseñada para mantener vivo el legado de las experiencias, aspiraciones y el idealismo de la Brigada Abraham Lincoln. ¡Gracias!

También podéis ver algunas fotos del evento aquí

 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Hipócrita homenaje de la monarquía borbónica a ‘La Nueve’

La Casa Real ha decidido europeizarse ante la sociedad francesa reconociendo a ‘La Nueve’. La misma institución que en suelo español ignora a las víctimas a la dictadura franquista, señala el autor

La Marea/Félix Población/04-06-2015

“Cuando se tomaron estas dos imágenes había en España como mínimo 114.226 hombres y mujeres desaparecidos por la represión de la dictadura franquista”, escribe hoy Emilio Silva. Son los mismos, en efecto, que siguen hoy bajo tierra en fosas y cunetas sin nombre, enterrados como alimañas por quienes los ejecutaron e instauraron la dictadura franquista, que a su vez reinstauró la monarquía borbónica.

Como dice Emilio, las dos imágenes forman parte de una vieja estrategia del Estado español que ha consistido en aparentar fuera que todo lo relacionado con el pasado de la dictadura franquista estaba resuelto dentro. A Dolores Rivas, esposa de Manuel Azaña, la visitaron en México los presidentes Leopoldo Calvo Sotelo y Felipe González. “Cuando Aznar llegó al poder -prosigue uno de los fundadores de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica-, ella había muerto, pero el líder derechista español no tuvo problema en fotografiarse en Moscú con los Niños de la Guerra. También lo hicieron José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe de Borbón antes de suceder a su padre”.

Este miércoles, la Casa Real ha decidido europeizarse ante la sociedad francesa reconociendo a La Nueve. Se trata de la misma institución que en suelo español -según Silva y mi modesto entender- reconoce a las víctimas del terrorismo e ignora a las víctimas a la dictadura franquista, esos miles de familias que buscan a sus abuelos y abuelas desaparecidos, “asesinados por los mismos a los que combatieron los españoles que luego fueron héroes antifascistas en la Francia ocupada”.

Ayer, los reyes de España homenajearon a La Nueve en París. Se trata de la mítica compañía, formada casi exclusivamente por republicanos españoles, que el 24 de agosto de 1944 entró en la alcaldía de la capital francesa y precipitó la liberación la ciudad de las tropas nazis. Una gesta que los franceses se atribuyeron durante años y que, ahora, Anne Hidalgo, hija de emigrantes españoles y nieta de exiliados republicanos, ha puesto en valor. Los más de cien combatientes de La Nueve -como se la denominó en castellano entre sus compañeros- habían participado en el ejército republicano durante la Guerra de España, combatiendo a a las tropas franquistas que contaban con el apoyo de los regímenes nazi-fascistas. El general Leclerc, que mandaba la división formada por 16.000 hombres, los escogió como avanzadilla para entrar en París por su capacidad y arrojo como guerrilleros urbanos, según destaca la periodista Evelyn Mesquida.

Don Felipe de Borbón destacó que el jardín inaugurado en honor a La Nueve representa un “un espacio de libertad y tolerancia”, aunque en su discurso se refirió a los integrantes de esa compañía de la II División Blindada Francesa como “españoles”, sin hacer alusión a su condición de republicanos. Que el rey pretenda hacer desaparecer, en un homenaje a su memoria, la identidad clave de quienes dignificaron y honraron a España en la lucha contra el nazi-fascismo, evidencia el sectarismo de la institución que representa, merecedor a todas e históricas luces de una pitada.

Miembros de La Nueve

Miembros de La Nueve

http://www.lamarea.com/2015/06/04/hipocrita-homenaje-de-la-monarquia-borbonica-a-la-nueve/

Fotografía destacada: A la izquierda, Dolores Rivas con Juan Carlos I y Sofía de Borbón. A la derecha, el homenaje a ‘La Nueve’ en París.

 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Acto de entrega de los restos de Perfecto de Dios Fernández

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), quiere invitaros al acto de entrega de los restos de Perfecto de Dios Fernández, que se celebrará en la Casa de la Cultura de Xinzo de Limia (Ourense), el próximo día 7 de junio a las 11:45 horas.

Perfecto de Dios, era un guerrillero antifranquista perteneciente a la IIª Agrupación del Ejército Guerrillero de Galicia, organización a la que se había incorporado en octubre de 1948 junto a su madre, Carmen Fernández Seguín, y su hermano Camilo. Después de una serie de caídas en las filas de los grupos guerrilleros, en marzo de 1950 se vio obligado, junto a su madre y otros dos compañeros, a tratar de escapar de Ourense con destino a Madrid, primero, y al exilio, más tarde. Sin embargo, el día 16 de mayo de 1950 en Chaherrero (Crespos, Ávila), el grupo fue descubierto y después de un tiroteo con la Guardia Civil, resultó muerto Perfecto y detenida Carmen, mientras que los otros dos compañeros lograron escapar (uno de ellos fue cogido y condenado a garrote vil). Su cuerpo fue enterrado a extramuros del Cementerio de la localidad abulense al día siguiente.

Los restos de Perfecto de Dios Fernández, fueron exhumados en julio de 2014 por voluntarios de la ARMH desplazados desde varios puntos de España y Europa, gracias a la aportación económica del sindicato noruego ELOGIT. Sus restos han sido identificados también mediante la colaboración entre la ARMH y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), liderado por Luis Fondebrider.

Después del acto de entrega, se celebrará el sepelio en el Cementerio de Sandiás, (Ourense) a las 13 horas. Como último homenaje, las personas que deseen acompañar a la familia en este momento, llevarán una flor roja.

Se ha habilitado esta dirección electrónica para enviar las condolencias a la familia condolenciasfamiliadedios@gmail.com

Para finalizar la jornada, habrá una comida de confraternización en el Restaurante Novaiño (Sandiás) a las 14:00. Se ruega confirmar asistencia.

Su familia y la ARMH te esperamos. GRACIAS

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Reescribiendo la historia del ‘Gasta’

La ARMH analiza en su laboratorio de Ponferrada los restos del guerrillero y descubre que la causa de la muerte no fue un tiro en la cabeza, sino en el cuerpo.

La Nueva Crónica/Noemí Sabugal/01-06-2015

Sobre la tierra que cubría a Bernardo Álvarez Trabajo, conocido como ‘el Gasta’, han llovido 66 años. En primavera, nacían entre la hierba algunas margaritas y en invierno caía del muro que resguardaba el espacio una humedad oscura que acentuaba la soledad del pequeño cementerio gallego en el que reposaban -sin reposar- los restos de este guerrillero berciano.

Ahora el Gasta ya no está allí, porque ni el tiempo ni la distancia han hecho que su familia olvidara su fosa sin nombre en el camposanto lucense de Teilán. Miembros de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, ARMH, sacaron su cuerpo hace una semana, tras una primera exhumación en 2012 de unos restos que finalmente resultaron ser los de su compañero Manuel Fernández Soto, conocido como el ‘Coronel Benito’, de Mugardos, y que también fue asesinado en los montes de Remesar y enterrado sin tumba en el cementerio de Teilán junto a Elías López Armesto, apodado ‘Pájaro, y cuyo cuerpo no ha sido localizado todavía.

Los huesos de Manuel y Benito se han reunido de nuevo en el laboratorio de la ARMH en el campus de Ponferrada y siguen contando la triste historia de este país durante la Guerra Civil a través de la suya, que además es una muestra indudable del cainismo que generan estos conflictos, ya que fueron delatados por un infiltrado y ejecutados.

Aunque haya pasado más de medio siglo, igual que su hijo y su familia -por la que una sobrina-nieta participó en la exhumación- siguen conservando su recuerdo, los restos del Gasta tampoco han olvidado y ya han empezado a desvelar lo que le ocurrió. Una de las cosas que los miembros de la ARMH han descubierto es que Bernardo no fue asesinado de un disparo en la cabeza, como aseguraba el certificado de su autopsia, que hablaba de «un disparo con orificio de entrada y salida en el cráneo», sino que la causa de la muerte fue un disparo, o varios, en el cuerpo. Durante la exhumación encontraron un proyectil entre las costillas de su parte derecha.

«A la altura del pecho. Se trata de un disparo sin salida», explica René Pacheco, arqueólogo de la asociación. Estos son los primeros resultados del estudio que se está realizando al cuerpo del guerrillero berciano y que concluirán con la elaboración de un informe antropológico forense en el que se especificará la causa de la muerte.

Los documentos de la época no sólo erraban en ese dato, sino también en el lugar donde estaba el cuerpo, lo que provocó que en 2012 se desenterraran los restos del Coronel Benito en lugar de los del Gasta.

«En la documentación habían cruzado los cuerpos, pero la genética es lo que nos ha ayudado, ya que cuando exhumamos el primer cuerpo, habíamos desenterrado un poco el segundo y habíamos tomado un molar como muestra», explica Marco González, vicepresidente de la asociación.

Cuando la prueba de comprobación de ADN, realizada con las muestras aportadas por el hijo del Gasta, que vive en Pamplona, fallaron, se repitieron con el molar y se vio que el cuerpo de Bernardo era el que se había quedado en Teilán. Para esta labor fue fundamental el apoyo del Equipo de Antropología Forense Argentino, EAAF, y de los expertos Mercedes Salado y Luis Fondebrider, que realizaron las comprobaciones en su laboratorio de Rosario, Argentina.

1505-Exhumación-Teilán-El-G

 

La EAAF es una organización no gubernamental argentina que, con técnicas de antropología forense, se creó para descubrir las causas de la muerte de personas desaparecidas durante la dictadura militar, aunque también trabaja en otros países cuyos campos han sido abonados con la sinrazón de las guerras como Bosnia, Timor, Angola o Kosovo, entre una treintena más de naciones.

«La genética fue fundamental, porque sus características físicas eran muy similares. Los dos eran de edades muy cercanas y con alturas semejantes y con la antropología forense no los podíamos diferenciar. Cuando el primer cuerpo dio negativo con las muestras de su hijo, probamos con el molar que habíamos tomado del cuerpo que creíamos que era el del Coronel Benito y dio positivo», explica González.

Los restos de Manuel Soto se seguirán guardando en el laboratorio de la ARMH, por si la familia los reclama, aunque los miembros de la asociación sólo conocen la existencia de un sobrino que, de momento, no los ha pedido. «En el laboratorio están bien conservados, no hay problema», dicen.

Una vez que finalicen las pruebas a los restos de Bernardo Álvarez, la familia sí prevé recogerlos y darles sepultura como es debido. «Ellos decidirán lo que quieren hacer, si incineración o enterramiento. Nosotros nunca influimos, sólo somos un puente entre los familiares y las víctimas», añade Pacheco.

Un hombre en fuga

La historia de Bernardo Álvarez es la de un hombre en fuga y cuya lucha política ya le había llevado a la cárcel de Astorga en el año 34, dos años antes del golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil. Nacido en Bembibre en 1915, el conflicto le pilló realizando el servicio militar en Cádiz. Allí fue detenido por falangistas y llevado a la prisión del Puerto de Santa María, donde fue condenado a muerte. Después fue amnistiado y regresó al Bierzo, donde se convirtió en enlace de la guerrilla.

En 1948 se incorporó a la II agrupación del llamado Ejército Guerrillero de Galicia y un año más tarde, en un tiroteo con la Guardia Civil en las cercanías de Ocero, resultó herido en una pierna, pero logró escapar. Consiguió llegar a la provincia de Orense y se escondió en los montes de Remesar.
Allí, oculto junto a Elías López Armesto, ‘Pájaro’, nacido en Teilán, y Manuel Fernández Soto, ‘Coronel Benito’, de Mugardos, fueron delatados por un infiltrado en la guerrilla, asesinados el 22 de junio de 1949 en Penacoba por miembros de la Guardia Civil y después enterrados en el cementerio municipal de Teilán, sin marcas que identificaran sus tumbas. Sus cuerpos fueron inscritos en el Registro Civil como «desconocidos».

1505-Exhumación-Teilán-El-G

Cota de Casasola y sus muertos

En un paraje conocido como Cota de Casasola, en Gradefes, existen varias fosas colectivas. Descubrir qué hay en esa zona será la próxima labor de la ARMH, que ya está recopilando testimonios de vecinos de esas localidades y de familiares de algunas de las víctimas, que les han indicado que sus cuerpos están ahí. Los trabajos podrían comenzar este próximo verano.

«No sabemos lo que nos vamos a encontrar, pero podría haber hasta tres fosas con varias personas. El otro día nos llevó hasta una de ellas un vecino de la zona que tiene 90 años y una memoria perfecta y nos comentó que en esa podía haber cinco o seis hombres», avanza Marco González. Los miembros de la asociación creen que en esa zona se enterraron varios represaliados que habrían estado detenidos en el puesto de la Guardia Civil de Cistierna.

«En esa zona hubo bastante represión y hay gente de los pueblos de alrededor. De momento tenemos retazos de memoria y el trabajo sobre desaparecidos realizado por Pedro González de Prado», apunta González. Este historiador local ha recabado nombres e historias de desaparecidos, que ha publicado en el libro Desaparecidos sin causa. Asesinatos en las cabeceras de los ríos Carrón, Cea y Esla, julio 1936-noviembre 1937 y también expone en la página web desaparecidossincausa.es.

1505-Exhumación-Teilán-El-G

“Esto dignifica a las víctimas de aquella sinrazón”

«En la familia había esa tía viuda, pero no se preguntaba demasiado, nunca hubo una búsqueda. Así que no me puedo ni imaginar lo que era vivir aquello con el silencio añadido de no poder contar nada. Cuando participé en la primera exhumación fue distinto, porque la carga emocional la llevaba su hijo y ni siquiera sabíamos si era él, había que hacer pruebas. Ahora ya estábamos seguros y su hijo dijo que no podía pasar por esto otra vez. Por eso fui yo sola. Iba tranquila, pero al llegar a la zona me dio un vuelco el corazón. No pensé que me afectaría tanto».

Así explica Cristina Pimentel, sobrina nieta de Bernardo Álvarez, cómo fue sacar sus restos del cementerio de Teilán, donde estaban en una fosa sin marcar. Bernardo era el marido de Socorro Huerga, hermana de Baldomero, su abuelo, y aunque ella ya había estado en la primera excavación que se hizo en 2012, asegura que esta vez fue diferente, más duro, porque durante estos años ha tenido la oportunidad de conocer más a fondo la historia de su familia, y eso le ha hecho más presente lo que vivieron en aquellos años. «Descubrí que Bernardo había estado en el 34 en la cárcel de Astorga y también supe que a mi abuelo lo tenía aterrorizado un guardia civil de Astorga al que llamaban Quintas. Lo sacaba de casa cuando le parecía y la registraba. A veces, después de estar toda la noche horneando, porque era panadero, llegaba y le requisaba todo el pan. Le hizo la vida imposible. Decía que cuando le veía entrar se meaba en los pantalones del miedo que le daba», cuenta.

Haber investigado estos años la historia de su familia, que también incluye la huida a México de uno de los hermanos de su abuelo para salvar la vida después de un tiroteo que le provocó la amputación de una pierna, a pesar de llevarle a revivir aquel sufrimiento, le ha valido para valorar aún más la labor de la ARMH. «Esto dignifica a esas personas, víctimas de la sinrazón que hubo en España», asegura.

http://www.lanuevacronica.com/reescribiendo-la-historia-del-gasta

Fotografías de Óscar Rodríguez Alonso.

 

Publicado por ARMH
Memoria Histórica | |
Publicado por ARMH

Los fusilados de Valderas vuelven a casa

Emotivo homenaje a todos los represaliados de la villa en el panteón memorial cedido a perpetuidad por el Ayuntamiento.

Diario de León/Ana Gaitero/31-05-2015

Con aplausos y flores con la bandera tricolor fueron recibidos ayer en el Ayuntamiento de Valderas los restos exhumados en el monte de Estebánez de la Calzada, término municipal de San Justo de la Vega, en julio de 2012, de nueve personas de la villa paseadas en 1936. ¡Viva la República!, vitoreó una voz desde el público tras escuchar las palabras del nieto de uno de los fusilados.

Son los primeros que vuelven a casa de una larga lista. Sin nombres, con una litografía de Castelao y una fecha: 24 de julio 1936. El día en que 200 personas fueron detenidas en Valderas. La mitad no regresaron. Se ha recuperado los nombres de 77. Sus cadáveres andan desperdigados en diferentes fosas de la provincia. La emoción embargaba a las familias, llegadas a la villa del Cea desde Irún, Valladolid y Barcelona, a la inauguración del panteón en memoria de los republicanos represaliados de Valderas.

«Cuando he cogido esta caja las palabras se han convertido en sentimientos», dijo Celestino Fonseca, nieto de Tomás Fonseca Lago, a quien pueden pertenecer alguno de los restos. No se sabrá con certeza hasta que se hagan los análisis de ADN. Llevará tiempo porque «son muchas las personas desaparecidas en Valderas y pocos los restos que tenemos», apunta René Pacheco, arqueólogo de la ARMH (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica) que hace siete años empezó a tirar del hilo de la represión en Valderas con el impulso de la escritora Sol Gómez Arteaga, nieta y biznieta de represaliadso. Y con la memoria de dos personas, su padre Antidio Gómez y Teófilo Álvarez. El hijo del curandero de San Justo puso otra pieza en el puzle al señalar el lugar de la fosa con los fusilados de Valderas.

La excavación descubrió los restos íntegros de ocho personas: un varón de 15 a 19 años, dos varones mayore de 18 años, un varón de 38 a 50 años, un varón mayor de 40 años, un varón de 40 a 60 años, otro de 18 a 28 años y un octavo de 25 a 50 años. La novena caja está compuesta de restos removidos y mezclados posiblemente por la exhumación antigua. «Sería de gran utilidad dar con la persona o familiares que llevaron aquellos restos para identificar la saca», comenta Pacheco. El cuerpo del más joven puede ser otro dato relevante para dilucidar la saca ya que entre los 77 fusilados identificados sólo hay cuatro menores de 18 años: Manuel Cambero Rodríguez, Ángel Castaño Vega, Honorato Fernández García y Ciriaco Pastrana Guzmán.

«Sólo el olvido es muerte y su último deseo fue que se les recordara», reza la lápida del panteón homenaje. Los fusilados de Valderas tuvieron ayer su despedida sentida con versos y música. La alcaldesa, Silvia Blanco, recordó que las familias han tenido que esperar casi 80 años y apeló a la implicación de las instituciones para cerrar con los versos de Buero Vallejo a Lorca: «Bajo la tierra húmeda de un calvero…»

«Pensaban que iban a borrar sus rastros para que nadie más se acordara de ellos, pero la propia sangre no se olvida», señaló el vicepresidente de la Fundación Fermín Carnero, Maximino Barthe, una de las entidades que junto a la ARMH, el Ateneo de Astorga, el Ayuntamiento de Valderas y las familias arroparon la jornada de homenaje.

Por la mañana, el historiador Miguel Bañales reconstruyó el episodio de la represión en Valderas, que calificó como «una grande y libre masacre» y René Pacheco explicó el proceso de la excavación. «Me siento reconfortada porque siempre le oí a mi madre leer las cartas de su hermano, Pacífico Villar, en las que decía que había que luchar para que no se olvidara y repitiera», dijo Pilar Gómez. Victoriana Rodríguez, a sus 90 años y en silla de ruedas, no quiso perderse el homenaje recordando al tío de su marido, Teodoro Toral. Susanna Toral y Paca Fernández intentan reconstruir los últimos días de Tomás Toral, el maestro fusilado de Villaornate. Francisca Fonseca venía por su abuelo paterno, Tomás Fonseca, y descubrió a su tío Ciriaco Pastrana y sus hijos Ciriaco y Ángel: «Ha sido brutal, estoy temblando. Tengo ganas de llorar», lamentaba.

La ARMH lamentó que su labor «llega tarde» y reclamó que el Estado asuma, como manda la ley de memoria, la defensa de los derechos humanos de las 114.300 personas enterradas en las cunetas.

Como apuntó el poeta Abel Aparicio, recordando los versos de Teodoro López Marcos a su padre Bernardino López, fusilado en 1936: «Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos, sin responsabilidad, no merecemos existir».

http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/fusilados-valderas-vuelven-casa_983205.html

Fotografía destacada de Jesús F.Salvadores. Sol Gómez Arteaga encabeza la comitiva con las nueve cajas a su llegada ayer por la tarde al cementerio de Valderas. 

 

Publicado por ARMH