Archivo de la etiqueta: identificación

Memoria Histórica | |
Presa Villameca 3
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Villameca, un dique de silencio y olvido

Trece presos políticos trabajaron en las obras del pantano de Villameca. Una investigación del escritor y activista Abel Aparicio sigue la pista a la empresa constructora que con el tiempo pasó a formar parte del Ibex 35.

diariodeleon.es / Ana Gaitero / 23-04-2018

«Recuerdo de pequeño, a principios de los años noventa, observar el pantano de Villameca como el que mira algo grandioso y a la vez incomprensible. Una masa enorme de agua en medio de la tierra. No lo sé, pero seguramente mi padre y mi madre me explicaran durante alguno de los múltiples domingos que subíamos al pantano a bañarnos y a merendar, que toda esa agua estaba ahí porque tres presas la retenían desde que entraran en funcionamiento en 1947».

Quien así habla es Abel Aparicio, de San Román de la Vega, que ha investigado la participación de 13 presos políticos del franquismo en la construcción del pantano de Villameca, ha seguido la pista a la empresa constructora que levantó el muro de la presa, Ginés Navarro y su transformación a lo largo de las décadas en el emporio actual de Florentino Pérez, y ha puesto el foco sobre la figura de un militar del bando de los golpistas del 36 que llegó a ser presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero y a quien todo el mundo recuerda en la zona como un benefactor a pesar de que las obras que se le atribuyen, asegura, son anteriores a su mandato y fueron sufragadas por la Junta Vecinal.

Abel Aparicio, esta semana, con la presa de Villameca de fondo. RAMIRO –

En cambio la memoria de los presos está atrapada en «un dique de silencio y olvido’, señala. Aparicio, que es activista del Ateneo Republicano de Astorga, explica que inició sus pesquisas hace un año. «Alguien me habló de un campo de trabajo en Villameca, formado por presos políticos, utilizados como mano de obra esclava por el régimen franquista, para gloria propia y enriquecimiento de sus amigos».

A través de la ARMH (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica) logró recabar los nombres, apellidos y edad de 13 de estos presos. Contaban entre 16 y 58 años y venían penados de Burgos, Oviedo, Valladolid, Málaga, Segovia, Sevilla, La Coruña y otros lugares no localizados. Estos presos estuvieron alojados en barracones en Villameca. Es todo lo que ha podido saber de ellos.

El investigador siguió la pista de la pasta. Como en la serie The Wire, «cuando la policía de Baltimore se cansó de correr detrás de la droga para dar con los narcotraficantes, decidieron ir detrás del dinero y así encontrar, por fin, a las personas que estaban dirigiendo el negocio».

Así dio con la empresa Ginés Navarro e Hijos S. A., fundada en 1930, que además de la presa de Villameca ejecutó numerosas obras públicas para el régimen franquista, como la carretera que une El Escorial con Villanueva del Pardillo (1940), el pantano de Luna en 1945, el canal del Jarama en 1952, parte de la carretera de Cáceres a Badajoz en 1960 o la zona de regadío entre Ejeme y Galisancho (Salamanca) en 1965.

El pantano de Villameca fue ideado hacia 1900 y en 1934 ya estaba en obras. Así se desprende de una curiosa nota que aparece en el Diario de León el 26 de mayo de aquel año:«Por hechicera. Ante la Guardia Civil de Astorga denunció el vecino Julio Juárez que con ocasión de encontrarse con su esposa Remedios González y su cuñado, Agenar González, viendo las obras del pantano de Villameca habían sido agredidos por ocho o diez vecinos de este pueblo (…)». (A la mujer de Julio la tenían por «hechicera» y había «puesto en entredicho la reputación de una vecina de dicho pueblo»).

La guerra civil interrumpió las obras, cuya reanudación anunció el presidente de la Diputación, Rodríguez del Valle, en el rotativo el 6 de septiembre. En 1941 las obras se desarrollaban con «gran intensidad» y el 2 de octubre de 1946 fue inaugurado por Franco, aunque no se puso en servicio hasta 1947 y proseguirían las obras del aliviadero aún en 1949.

En este contexto aparecen los presos políticos como mano de obra de ocasión. Se calcula que más de 400.000 presos políticos fueron utilizados como mano de obra barata en numerosas obras y sectores tras la Guerra Civil y según el historiador Luis Gutiérrez Molina un total de 90 empresas solicitaron al régimen cuadrillas de estos presos-trabajadores.

«Desde hace unos años en España, se está investigando el origen de las grandes fortunas y de aquellas empresas que cotizan en el Ibex 35. No es casualidad que muchas de ellas se enriquecieran durante el Franquismo, usando para ello, en varios casos, mano de obra esclava», apostilla citando el libro el libro Ibex 35 (Ed. Capitán Swing, 2017) de Rubén Juste..

Abel Aparicio siguió rastro de Ginés Navarro e Hijos en la hemeroteca. Y se encontró con el nombre de Mariano López, presidente de la constructora en 1991, que «tuvo que pagar la cantidad de 100 millones de pesetas para quedar en libertad provisional» acusado de delitos de estafa y fraude fiscal por la compra de facturas falsas (El País, 15 de diciembre de 1991).

Tres años más tarde, las acciones de la empresa Ginés Navarro, S. A. salían a bolsa. Se lanzaba al mercado con la oferta pública que Alba —corporación financiera del Grupo March y propietaria del 35% de las acciones de la constructora— dirigida exclusivamente a sus accionistas.

En este punto, el investigador recuerda que Juan March Ordinas fue el fundador del grupo y quien financió el Dragón Rapide, avión que trasladó a Franco desde Canarias a Tetuán «para comenzar el golpe de Estado contra el Gobierno de la República legítimamente constituido», apostilla.

En 1997, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publica el acuerdo de las juntas de generales de accionistas que acuerdan la fusión de Ginés Navarro S.A. con OGP Construcciones, dando lugar a lo que hoy es ACS cuya cabeza visible es Florentino Pérez.

Más allá del lucro de las empresas, el historiador Nicolás Sánchez Albornoz, que estuvo preso en Cuelgamuros y llevaba la contabilidad de las obras del mausoleo, denuncia que que el Estado «hacía un negocio redondo» con los presos, pues cobraba 10,5 pesetas diarias por preso a la empresa Molán, cuyo rastro ha encontrado años después en la Costa del Sol.

«El negocio que el Estado hacía se descompone en concreto de la manera siguiente. De las diez pesetas con cincuenta céntimos diarias devengadas, dos reales iban a parar a una cartilla de ahorro abierta a nombre del penado. El total economizado por él le era entregado de una vez al cumplir la condena y ser lincenciado», relata en Cárceles y exilios. Anagrama 2012.

Calcula que «por cada año trabajado el preso venía a ingresar unas 150 pesetas, a razón de 50 céntimos por 310 días trabajados, descontando domingos y festivos». «Ahorrar por consiguiente unas mil doscientas cincuenta pesetas después de ocho trabajados —pongamos por caso— suenan a burdo sarcasmo».

La redención de penas por el trabajo ideada por el régimen franquista solventaba al mismo tiempo el grave problema de saturación de las prisiones y fue una fuente de ingresos para el Estado, donde el hacinamiento aumentaba el riesgo de mortalidad. «El preso traía más cuenta en el tajo que muerto», recalca Sánchez-Albornoz.

Por su parte, Aparicio subraya que el Estado español «tiene varias deudas pendientes con el pasado», entre ellas los campos de trabajo como el de Villameca o el de Miranda de Ebro, que fue visitado en 1940 por Heinrich Himmler, que es considerado «el ideólogo de los campos de exterminio nazis y de la Brigada Político Social del régimen franquista».

La existencia y el funcionamiento de los campos de trabajo del franquismo, especialmente al finalizar la guerra, «debería enseñarse en los centros de educación», reivindica, sin olvidar el lucro que supuso para aquellas empresas hoy trasmutadas en poderosos emporios a los que el Estado paga el rescate de las autopistas o una indemnización millonaria —1.350 millones de euros— por el caso Cástor. «¡Qué bien resumido está todo esto en La escopeta nacional!», ironiza.

La verdad sobre el general Latorre Roca

 

En la presa del pantano de Villameca hay una placa, de 1957, dedicada al teniente general Rafael Latorre Roca, como «prueba de agradecimiento y cariño». ¿A qué responde este homenaje? «Nos trajo el teléfono, nos trajo el agua a las casas, puso la calle principal con aceras y árboles y creó la fundación General Latorre, entregándole al pueblo 1.000.000 de pesetas en 1962, más una merienda y unos zapatos a las niñas y niños en Navidad. Es lo mejor que le pasó al pueblo», ha oído recitar de memoria Abel Aparicio a varias vecinas de Villameca. La realidad, asegura, es que «las 15.90’7,50 pesetas que costó» llevar el teléfono «las pagaron las vecinas y los vecinos de Villameca», como consta en el acta de 12 junio de 1949 y las tuberías para llevar al agua a las casas costaron a cada 25 pesetas de las de 1935 (acta de 9 de diciembre) por vecino, mucho antes de que el militar golpista fuera reconvertido por el régimen en presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), cargo que ostentó hasta 1956; las aceras y arboleda también la pagaron los vecinos y «el millón de pesetas quedó reducido a 20.000 pesetas (2%) según el BOE de 17 de julio de 1962». «Idealizar el pasado, con el miedo como factor determinante, fue el mayor triunfo del golpe de Estado y la dictadura franquista», denuncia el investigador. No hay rastro, en cambio, de los presos que allí trabajaron. Nadie los recuerda.

Latorre Roca. DL

El relato de los vencedores

«Construir un relato a la medida de los vencedores fue otra forma de represión para la España que sufrió la tiranía del régimen dictatorial», afirma Abel Aparicio sobre la placa del teniente general Latorre en Villameca. Aparte de golpista, participó en las batallas de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava y estuvo al mando de la III Brigada de las de Navarra como coronel, para ascender luego a general y a teniente general. «Que una persona con su historial tuviese una placa en cualquier pueblo de Alemania, sería impensable», subraya. Aparicio culpa al modelo de transición, con la ley de amnistía de 1977, de que el relato de los vencedores perdure, pese a que hubo 114.226 desapariciones forzosas, sólo superadas por Camboya. Los crímenes de lesa humanidad «no prescriben», recalca señalando a PP, PSOE y Cs. «Es hora de llamar a las cosas por su nombre», concluye. «Como dice Cristina Fallarás en su libro Honrarás a tu padre y a tu madre: ‘Maldigo, pues a quienes matan la memoria. Maldigo a los oscuros constructores de silencio’», concluye.

___

Fotografía destacada: El muro de la presa destaca sobre las nieves. APARICIO –

Fuente:http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/villameca-dique-silencio-olvido_1243613.html

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
548c262c4f1c0.r_1524581543328.0-0-400-206
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

La ARMH considera “una vergüenza” los procedimientos para exhumar los cuerpos de los hermanos Lapeña en el Valle de los Caídos

Su presidente, Emilio Silva, cree que es “lamentable” que no se dejara el acceso ayer a las familias al Valle de los Caídos en un “momento muy importante para esas personas”.

publico.es / EFE / 24-04-2018

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Emilio Silva, ha señalado este martes que los procedimientos que ha requerido Patrimonio Nacional a las familias de las víctimas del Valle de los Caídos para exhumar a sus parientes son “una vergüenza”.

Ayer, lunes, finalizaron los trabajos preliminares de campo en el Valle de los Caídos que deben establecer en primer término las posibilidades de acceso al recinto, la maquinaria y el personal preciso para ello.

En caso de tener un informe positivo, un Consejo Médico Forense deberá determinar si se pueden exhumar los restos de los hermanos Lapeña en la zona sin manipular los cadáveres de terceros, ya que, en caso contrario, se abriría un nuevo proceso judicial que ninguna de las partes se atreve a pronosticar cuánto se prolongará.

En declaraciones a Efe, Silva ha considerado que es “lamentable” que no se dejara el acceso ayer a las familias al Valle de los Caídos en un “momento muy importante para esas personas”. “Es difícil de entender. Ellos no iban a suponer un problema para los trabajos que se estaban realizando”, ha añadido.

Preguntado por la labor de los técnicos en la zona ha reconocido que es un “paso adelante” aunque ha criticado que tenga que realizarse por la vía judicial y no cuenta con las facilidades de las administraciones.

El representante de la agrupación ha advertido que los restos de los hermanos Lapeña se han podido “deteriorar más” en los años de juicio, una situación que es “responsabilidad de Patrimonio y la Abadía”.

Sobre la congregación religiosa ha explicado que se han “sublevado” a una sentencia judicial y se han “evadido de la justicia”. “Ahora la estrategia de preservar el derecho de terceros se corresponde al miedo que tienen de que salgan los restos del Valle de los Caídos”, ha valorado.

Asimismo, ha recordado que durante los dos años de sentencia firme otros familiares podrían haber presentado alegaciones en el proceso judicial, situación que no ha ocurrido. “Como mucho se tiene que hacer un edicto que está publicado durante quince días”, ha recalcado.

___

Fotografía destacada: Emilio Silva. Presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria.

Fuente:http://www.publico.es/politica/armh-considera-vergueenza-procedimientos-exhumar-cuerpos-hermanos-lapena-valle-caidos.html

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
a
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

La esperanza de la langreana que lucha por exhumar a su abuelo del Valle de los Caídos

Maribel Luna confía en que el Tribunal de Estrasburgo autorice a sacar a Aquilino Baragaño Montes, cuyos restos se encontrarían en una caja cercana a la de los aragoneses Manuel y Antonio Lapeña. «A mi abuelo lo queremos con nosotros», dice

lavozdeasturias.es / Carmen Liedo / 24-04-2018

La langreana Maribel Luna Baragaño ha estado todo el lunes pendiente de las noticias, de la información que iba saliendo a lo largo del día del comienzo de los trabajos para las exhumaciones en el Valle de los Caídos de los hermanos de Zaragoza Manuel y Antonio Lapeña y los soldados Pedro Gil Calonge y Juan González Moreno. Este hecho histórico para ella es importante pero a nivel personal, porque desde hace diez años lucha por recuperar los restos de su abuelo, fallecido el 22 de abril de 1937 (precisamente el domingo hizo 81 años) tras un combate en Salas durante la Guerra Civil. El cuerpo de Aquilino Baragaño Montes, el «Ruiseñor de Langreo» como se le conocía, fue enterrado inicialmente en un cementerio en La Barrosa, pero fue exhumado y trasladado al Valle de los Caídos en 1959. Quiere la casualidad que la caja con sus restos sea una cercana a la de los hermanos Lapeña. «Ellos están en la 2.069 y la de mi abuelo es la 2.135», comenta Maribel Luna «muy esperanzada», porque si los técnicos consiguen acceder a donde se encuentran los aragoneses, quedarían accesibles los restos de su abuelo para sacarlos de allí si obtuvieran una resolución favorable del Tribunal de Estrasburgo, a donde han elevado su caso después de pasar por diversos procesos judiciales en nuestro país.

«Hoy es un día muy importante, estamos un poco más cerca de los restos de mi abuelo después de 10 años luchando», comenta emocionada la nieta de Aquilino Baragaño Montes (1910 Candanedo, Langreo), que considera que el de hoy es «un primer paso para que puedan estudiar la manera de entrar a donde se encuentran, porque al parecer hay un muro de hormigón y nunca pudieron acceder», explica con la información de la que dispone. Así, después de la actuación preliminar de hoy, confía en que en un plazo de 20 días se emita un primer informe. «La sentencia que hay para los hermanos Lapeña es firme y hay que cumplirla y por lo menos con esto ya se hace algo», comenta esta langreana que después de 10 años luchando está esperanzada «con que si todo está bien, nos autoricen a sacarlo del Valle de los Caídos».

El tiempo apremia

«A mi abuelo lo queremos con nosotros», dice Maribel Luna dejando claro su disposición a seguir reclamando la exhumación de los restos de su abuelo, aunque consciente de que el tiempo apremia por su madre. «Esto ya nos corre un poco de prisa, porque mi madre es mayor», dice asumiendo que el tiempo de vida que le puede quedar va a menos y que le gustaría lograr traerle a su padre antes de que ella faltara.

Para ella, la exhumación en el Valle de los Caídos que daba comienzo hoy es una puerta que se abre que espera que no se cierre hasta que salga la resolución del Tribunal de Estrasburgo, a donde el abogado que lleva su caso, Eduardo Ranz, lo elevó hace ya seis meses. Por eso matiza que en su familia están «esperanzados pero cautelosos».

___

Fotografía destacada: Aquilino Baragaño Montes

Fuente:https://www.lavozdeasturias.es/noticia/asturias/2018/04/23/esperanza-langreana-lucha-exhumar-abuelo-valle-caidos/00031524509840655916166.htm

 

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
valle-de-los-caídos-1024x685
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Emilio Silva: “Patrimonio y la Comunidad Benedictina del Valle de los Caídos han incumplido una sentencia judicial”

El presidente de la Asociación para la Recuperacion de la Memoria Histórica (ARMH), Emilio Silva, ha valorado la exhumación de los cuerpos de los hermanos Lapeña  del Valle de los Caídos en La Cafetera de radiocable.com. Para Silva “es sorprendente que tanto Patrimonio como la comunidad benedictina del Valle de los Caídos hayan incumplido una sentencia judicial”. “Lo que tendría que tener consecuencias penales y que ningún ciudadano de a pie podría hacer”, dijo.

radiocable.com / 24-04-2018

Puesto que hace “dos años hubo una sentencia judicial por la vía civil que daba derecho a la familia de los hermanos Lapeña” a la exhumación de la que hoy se está hablando.

Emilio Silva ha señalado que “lo que se ha venido haciendo desde Patrimonio ha sido retrasar estos trabajos hasta el día de ayer”. Ya que, “un instituto experto en construcción del Centro Superior de Investigaciones Científicas está valorando la posibilidad de entrar en una serie de cavidades que tienen los laterales de la Basílica del Valle, donde se encuentran los restos de 33.000 personas”. “Para ver si resistirían los trabajos de movimiento de las cajas de restos de seres humanos y ver si se podían rescatar los restos de los hermanos Lapeña”, continuó.

Nietos de familiares del bando republicano y nacional están a la espera de estas exhumaciones. Algo cuya explicación reside en la estrategia que, decía el presidente de la ARMH, puso en práctica Franco “en el año 59 para fingir que ya no existían dos Españas” y “meter” así “a soldados que estaban en los dos ejércitos” en el Valle de los Caídos.

El PSOE ha hecho una propuesta para que el Valle de los Caídos sea un lugar de reconciliación. Pero, para Emilio Silva, “llamarle al Valle de los Caídos un lugar de reconciliación, cuando fue construido por esclavos políticos y hay miles de personas en las cunetas, sería casi como otro eslogan publicitario”. Silva pide “restaurar una justicia verdaderamente democrática”.

Escucha”#LaCafeteraCUELGAMUROS .- Hablamos con @emilio_silva_ sobre las exhumaciones en el Valle de los Caidos” en Spreaker.

__

Fuente:http://www.radiocable.com/emilio-silva-patrimonio-valle-de-los-caidos-exhumacion-sentencia-judicial-551.html

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
1428943886_970395_1428990867_noticia_normal
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

La piqueta entrará el lunes en el Valle de los Caídos para exhumar a dos cuerpos

Seis años después de que los familiares de los hermanos Lapeña, fusilados por el Franquismo, pusieran la primera demanda, varias sentencias les han dado la razón, pero Patrimonio Nacional ha ido dilatando la exhumación.

cadenaser.com / Alfonso Ojea / 19-04-2018

Dos años después de que la Justicia autorizara la exhumación de los cuerpos de dos víctimas del franquismo enterradas en el Valle de Los Caídos, la piqueta entra por fin en Cuelgamuros. El próximo lunes, forenses y arqueólogos van a derribar el muro que impide penetrar en el osario de la Cripta del Sepulcro.

Los restos de los hermanos Lapeña están localizados en esa zona de la Abadía, pero se ignora cuál es la situación arquitectónica. La rotura de ese muro abre una etapa histórica en la que ya no será posible mantener únicamente el recuerdo para los 38.000 españoles que siguen enterrados en ese monumento a la dictadura.

Dos años después de la sentencia histórica del juzgado del Escorial, el muro que impide exhumar los restos va a caer. El lunes próximo, a las 9:30, un equipo de forenses, arqueólogos y técnicos de Patrimonio Nacional, propietario del recinto, van a recorrer los 100 metros que separan la entrada del templo de la Cripta del Sepulcro.

Allí, antes de comenzar los trabajos para acceder a los osarios, pasarán junto a las tumbas de Franco y José Antonio y seguramente un ramo de flores frescas descansará ya, a esa hora, sobre la lápida del dictador, como viene pasando cada día de los últimos 43 años.

Los arquitectos y peritos del Instituto Torroja de Ciencias de la Construcción van a ser los que analicen esa cripta, ese osario y la situación de los restos cadavéricos de las miles de víctimas que fueron inhumadas sin autorización en esta abadía benedictina. El abogado de la familia Lapeña, Eduardo Ranz habla de momento histórico.

___

Fuente:http://cadenaser.com/emisora/2018/04/19/radio_madrid/1524116611_241798.amp.html?ssm=fb&__twitter_impression=true

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
personas-visitado-exposicion-Auschwitz-lejos_EDIIMA20180417_0374_19
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

La exposición sobre Auschwitz rectifica y da mayor protagonismo a las víctimas españolas del nazismo

La muestra que se exhibe en Madrid da marcha atrás e incluye información sobre los españoles deportados a campos nazis, a los que había ignorado.

Las asociaciones memorialistas, que dieron la voz de alarma, se muestran satisfechas: “Era inconcebible”, dice Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

eldiario.es / Carlos Hernández / 17-04-2018

Los cerca de 10.000 españoles y españolas que fueron deportados a los campos de concentración nazis ya disponen del espacio que merecen en la gran exposición sobre Auschwitz que se exhibe en Madrid. Los responsables de la muestra han corregido el error que cometieron inicialmente de ignorar, casi por completo, a esos compatriotas que vivieron y perecieron en los campos de la muerte de Hitler. La exposición Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos se inauguró el pasado mes de diciembre en el Centro de Exposiciones Arte Canal, donde se sigue exhibiendo con gran éxito de crítica y de público.

La muestra nació ocupando veinticinco salas, exhibiendo centenares de paneles informativos y más de 600 objetos originales del campo de concentración. Un proyecto de grandes proporciones en el que, sin embargo, apenas se daban unas brevísimas referencias, con datos erróneos y contradictorios, sobre las víctimas españolas del nazismo. La Amical del campo de concentración de Ravensbrück y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) fueron las primeras en dar la voz de alarma el pasado mes de enero. Ello, unido a la información publicada por este diario, animó al director de la exposición, Luis Ferreiro, a reconocer el error y a comprometerse a subsanarlo lo antes posible.

Desde hace algunos días esa promesa se ha convertido en realidad. Quienes visitan la exhibición se encuentran ahora con un gran panel informativo, en castellano y en inglés, dedicado en exclusiva a recordar a los “republicanos españoles deportados a los campos de concentración nazis”. Lo ilustra una fotografía emblemática realizada por Francesc Boix, el fotógrafo barcelonés de Mauthausen. En ella se puede ver a un numeroso grupo de supervivientes españoles posando en el interior del campo de concentración, poco después de que fuera liberado por las tropas estadounidenses el 5 de mayo de 1945.

Parte del nuevo panel informativo que resume la historia de las víctimas españolas de los campos de concentración nazis

En el texto que acompaña a la instantánea se ofrece un breve, pero completo resumen de la durísima epopeya que vivieron todos estos hombres y mujeres. En él se puede leer, entre otras cosas, cómo su deportación a los campos nazis se produjo “con la aquiescencia del régimen franquista”. Quienes se detengan ante él podrán conocer, además, las cifras de fallecidos, cerca de 5.500, y el número de españoles que hubo en cada campo de concentración alemán: 6980 en Mauthausen, 532 en Buchenwald, 530 en Dachau, 389 en Neuengamme o 104 en Sachsenhausen.

Satisfacción de las asociaciones memorialistas

No es la única mejora que se ha realizado en este sentido. La exhibición también ha corregido los datos erróneos y contradictorios que los visitantes escuchaban en la audioguía. Además, en el mes de mayo, coincidiendo con el 73º aniversario de la liberación de Mauthausen, se programarán diversas actividades en el marco del programa cultural que acompaña a la exposición; entre ellas, una conferencia sobre los deportados españoles que impartirá la historiadora Rosa Torán el día 24 .

“Se trataba de una exposición de grandes dimensiones –comenta su director, Luis Ferreiro, a eldiario.es–, pero creímos que era justo atender a las sugerencias que se nos hicieron y ampliarla para paliar esa falta de información sobre la conexión española”.

Vagón utilizado por los nazis para transportar prisioneros hasta los campos de concentración que se exhibe en la muestra JESÚS VARILLAS

En los cuatro meses que lleva abierta al público, Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos ha atraído a más de 250.000 visitantes. Una cifra tan llamativa que ha provocado que los responsables de la exposición no descarten retrasar su cierre, previsto inicialmente para el 17 de junio, y prorrogar au exhibición más allá del verano. Después la muestra viajará, ya con la información ampliada sobre las víctimas españolas, a otras seis ciudades europeas y siete del continente americano.

“Nos alegramos mucho de que se haya producido esta rectificación”, asegura a eldiario.es el presidente de la ARMH, Emilio Silva. “Era inconcebible que una exposición sobre Auschwitz en nuestro país se olvidara, precisamente, de las víctimas españolas del nazismo. En cualquier caso, lo sucedido demuestra la falta de conocimiento que existe en España sobre este tema y el mucho trabajo que queda por hacer. ¿Para cuándo una gran exposición como esta dedicada a los españoles y españolas que sufrieron y murieron entre las alambradas nazis? Contamos con objetos, fotografías, relatos e historias suficientes para llevarla a cabo. Ojalá pronto las instituciones privadas y públicas pongan el interés y los recursos necesarios para hacerla realidad, como han hecho con Auschwitz”.

___

Fotografía destacada: Más de 250.000 personas han visitado ya la exposición “Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos” JESÚS VARILLAS

Fuente:https://www.eldiario.es/sociedad/exposicion-Auschwitz-rectifica-protagonismo-espanolas_0_761874153.html

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
Franco-y-el-Rey-1
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

El Defensor del Pueblo no intercederá para la anulación del Ducado de Franco

La Institución asegura no tener competencias para llevar a cabo ningún tipo de actuación y dirige a la ARMH hacia la Corona, que es quien puede detener la sucesión del título.

diario16.com / Eva Maldonado / 18-04-2018

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) presentó una queja ante la Oficina del Defensor del Pueblo para solicitar su intervención en la renovación del título nobiliario del Ducado de Franco con el que el 26 de noviembre de 1976 Juan Carlos de Borbón reconoció los méritos de la hija del dictador Francisco Franco para ostentar un título nobiliario como reconocimiento.

Según la ARMH la tramitación de la sucesión del ducado por parte del Ministerio de Justicia atenta contra el honor de las víctimas de la dictadura franquista y supone la participación en un gesto de enaltecimiento de la dictadura y de la corrupción, el saqueo y la agresión a los Derechos Humanos que encabezó el dictador Francisco Franco.

En su respuesta el Defensor del Pueblo asegura no tener competencias para llevar a cabo ningún tipo de actuación y dirige a la ARMH hacia la Corona, que es quien puede detener la sucesión del título. En su escrito el Defensor del Pueblo asegura que:

“Dicha facultad de otorgamiento (o supresión de un título) se ejerce por el Rey y se materializa a través de una Real Carta, que surte efectos frente a terceros una vez que se publica en el Boletín Oficial del Estado el correspondiente Real Decreto. Como el resto de las atribuciones que ostenta la Corona y que le han sido atribuidas a la Jefatura del Estado por nuestra vigente Constitución, la supervisión de su ejercicio queda fuera del ámbito de competencias que esta institución tiene asignadas, por lo que no resulta posible intervenir en el asunto planteado en su queja conforme al marco competencial que tiene atribuido el Defensor del Pueblo y que ha quedado más arriba descrito”.

La ARMH va a continuar con sus denuncias de un hecho que enaltece a la dictadura con la colaboración de la administración pública de una democracia.Ya lo ha hecho ante la Fiscalía General del Estado, que archivó el caso. Ante la Oficina del Defensor del Pueblo, que ha hecho lo mismo; y lo seguirá haciendo en busca de un acto de justicia, defensa de los Derechos Humanos y de un trato digno por parte de las instituciones del Estado hacia las víctimas del dictador.

 

___

Fuente:http://diario16.com/defensor-del-pueblo-no-intercedera-la-anulacion-del-ducado-franco/

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
MADRID 19 09 02     POLITICA    EDIFICIO QUE ALBERGA LAS OFICINAS DE LA FUNDACION FRANCISCO FRANCO EN MADRID SITUADA EN LA CALLE MARQUES DE URQUIJO N 10 FOTO DAVID CASTRO     M 23089
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exaltar a Franco desgrava como hacer donaciones a una oenegé

La entidad cuenta con las aportaciones de 847 personas, que tendrán beneficios fiscales por su contribución.

elperiodico.com / Luis Rendueles / 16-04-2018

Ochocientas cuarenta y siete personas pagarán menos a Hacienda porque dieron dinero a la Fundación Francisco Franco, creada para difundir la obra del dictador y que afirma que él fue “la solución a todos los problemas que aquejaron España”. El presidente de la entidad, el general retirado Juan Chicharro, considera “lógico” que quien les entrega dinero reciba beneficios fiscales, igual que ocurre con quienes hacen donaciones a oenegés que prestan todo tipo de ayudas a la sociedad. “Somos una fundación legal y tenemos ventajas como las demás. La ley no explicita que las fundaciones tengan que tener tal o cual ideología”, explica Chicharro.

La Fundación Francisco Franco, que considera “inmensa” la obra del dictador y cree que merece “una plaza o avenida en cada pueblo” de España, anuncia que una persona que les entrega 150 euros podrá pagar solo 37,50 de “coste real”, porque “Hacienda les financiará” los 112,50 euros restantes (el 75% del dinero entregado). A partir de esa cifra, los descuentos bajan hasta un 30%.

Sacar a la Francisco Franco de la lista de fundaciones (y eliminar sus beneficios fiscales) es uno de los objetivos de la moción que el PSOE ha presentado en el Senado. El general Chicharro, que fue ayudante de campo del rey Juan Carlos I, defiende que “la historia no se puede prohibir” y apunta que el presupuesto de la fundación alcanza unos 150.000 euros anuales. “Hay hombres y mujeres; unos pocos militares y civiles. Algunos dan 10 euros, otros nos entregan mil”, indica.

Batalla por las calles

La última batalla de la fundación franquista se libra contra el cambio de nombre de 52 calles en Madrid, aprobado por el ayuntamiento de Manuela Carmena en cumplimiento de la ley de memoria histórica. La Francisco Franco ha logrado que un juez lo paralice, pero les exige 60.000 euros para seguir en el procedimiento. La fundación ha pedido ayuda a los simpatizantes, que recibirán beneficios fiscales el 2019.

En otro sentido, el presidente de la Francisco Franco asegura que no han recibido un euro de dinero público desde el 2004, cuando el Gobierno de Aznar les dio 150.843,32 euros para digitalizar 30.000 documentos sobre Franco.

El general Chicharro, veterano de las guerras del Sáhara, Bosnia y Kosovo, saltó a la arena mediática en el 2013 cuando, en una conferencia, apuntó la posibilidad de cambiar la ley y castigar la rebelión incluso si no fuera violenta: (“si un parlamento autonómico proclamara la secesión de forma unilateral no se cometería delito alguno”, dijo). Expresó su certeza de que “la patria es anterior a la Constitución” y sugirió la intervención del Ejército en Catalunya en caso de “vacío de poder” en España. Defensa le abrió un expediente que concluyó sin sanción.

Nacida en 1976 con 226 socios

Esta fundación nació en 1976 con 226 socios y auspiciada por la familia del dictador (su hija fue presidenta de honor hasta su fallecimiento, el 29 de diciembre). En sus estatutos figuraba “exaltar” la vida de Franco como “modelo de virtudes puestas al servicio de la patria” y “contribuir a la proyección de su ideario sobre el futuro de la vida española”.

Con 150.000 euros al año de presupuesto, la asociación lucha ahora por evitar el cambio de nombres de 52 calles en Madrid

Ahora, el meollo de la discusión legal está dos ideas: interés general y Francisco Franco. La ley exige que las fundaciones no tengan ánimo de lucro y respondan al interés general. La Francisco Franco argumenta: “Perseguimos fines de interés general como es defender la historia como ocurrió, la defensa de los derechos humanos antes de su constitución, como acreditó Franco en la defensa de los judíos y reconoció la ONU…”

El general Chicharro admite que están “en contra” de la ley de memoria histórica y rechaza la comparación que Ciudadanos hizo de su fundación con Òmnium Cultural y ANC. “Nuestra fundación tiene un componente eminentemente histórico y no participa en movilizaciones de masas. Se me hace muy difícil que seamos ilegalizados. La Constitución protege la libertad ideológica”. No admite el ejemplo de Alemania, donde una entidad dedicada a un dictador sería ilegal: “Allí los miembros del partido comunista deben tener una visa o aprobado del servicio secreto para trabajar en algunos puestos de la Administración”. La Fundación rechaza equiparar a Hitler con Franco: “Es como comparar a Atila con Felipe II”.

El presidente de la asociación evita equiparar a Franco con Hitler: “Es como comparar a Atila con Felipe II”

No existen muchos precedentes de fundaciones ilegalizadas o rechazadas en España, donde hay más de 13.000 entidades de ese tipo, según la Asociación Española de Fundaciones. Un caso ocurrió tras el intento de Fernando García, el padre de una de las jóvenes de Alcàsser asesinadas en 1992. La madre de otra de las víctimas pidió que no se usara ese nombre, de forma que el Ministerio de Justicia rechazó inscribir la Fundación Niñas de Alcàsser, que iba a estar dedicada a buscar pistas en casos de jóvenes desaparecidas.

___

Fotografía destacada: Placa de la Fundación Francisco Franco que estaba ubicada en su anterior sede. / DAVID CASTRO

Fuente:https://www.elperiodico.com/es/politica/20180416/exaltar-franco-desgrava-donaciones-oenege-fundacion-6756372

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
documentos-permanecen-Fundacion-Francisco-Franco_EDIIMA20180413_0991_20
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Documentos secretos, destruidos o en manos de franquistas: la batalla de los investigadores por la memoria histórica

Infinidad de documentos que permitirían esclarecer la República o la dictadura fueron destruidos durante el franquismo y bien entrada la Transición.

El Ejército mantiene documentación “secreta” y acaba de dar marcha atrás en un nuevo intento de limitar el acceso a información de la Guerra Civil.

Las fundaciones franquistas siguen custodiando documentos y la falta de medios en los archivos públicos dificulta la investigación.

eldiario.es / Carlos Hernández / 13-04-2018

Cabeza del Buey, Badajoz, 1977. Un grupo de vecinos falangistas aparcan un camión junto a una de las puertas del Ayuntamiento. En unos minutos cargan en él los miles de documentos que la Falange local había acumulado durante las cuatro décadas de dictadura y, poco después, desaparecen para siempre. Vicente Serrano trabajaba en el consistorio y asistió impotente al robo de toda aquella documentación. Una acción que no se realizó clandestinamente, sino con total normalidad y a plena luz del día.

Tal y como se cuenta en el libro Cruz, bandera y caudillo, Vicente solo pudo salvar de la quema una relación de afiliados a la UGT de 1936 y 1937; un listado que los falangistas robaron en su día y utilizaron, junto a otra documentación generada por la República, para llevar a cabo el proceso de depuración y exterminio de políticos, sindicalistas, intelectuales y simples ciudadanos que defendían la democracia republicana.

Lo ocurrido en este pueblo pacense en plena Transición se repitió por toda la geografía española. En realidad, según repite una y otra vez el historiador Francisco Espinosa, “la destrucción masiva de documentos ya había comenzado en 1965, cuando los dirigentes del régimen se dieron cuenta de que el dictador no era inmortal, y se prolongó hasta 1985″.

No solo desapareció la mayor parte de la documentación que acumulaba la Falange, la vieja guardia franquista purgó todos y cada uno de los archivos oficiales con el objetivo de borrar en lo posible las huellas de sus crímenes. Aunque el grueso de los ficheros destruidos correspondían a hechos relacionados con el golpe de Estado, la guerra y, sobre todo, la represión, también desapareció infinidad de documentos generados durante la II República de los que se había apropiado el nuevo régimen fascista liderado por Franco.

“No conocemos la magnitud de los fondos documentales que se destruyeron o se llevaron a su casa los diferentes dirigentes del régimen”, asegura Ángel Viñas. El veterano historiador comparte con eldiario.es algunas de las lagunas con que se ha encontrado y se sigue encontrando durante sus largos años de investigación: “¿Dónde están, por ejemplo, los papeles de Franco como Jefe del Estado? ¿O los del general Mola? No sabemos dónde y quién los guarda”.

Los archivos militares secretos

Viñas incide en otro de los problemas, el mayor a su juicio, al que se tienen que enfrentar los historiadores españoles: “En los archivos militares estatales nunca he encontrado dificultad de acceso a la documentación. El problema no es lo que hay sino lo que no está allí. Los miles de documentos que no han sido liberados, que siguen siendo secretos y que no están depositados en esos archivos”.

En octubre de 2011 la entonces ministra de Defensa, Carme Chacón, preparó la desclasificación de más de 10.000 documentos fechados entre 1936 y 1968 que seguían teniendo la consideración de “secretos”, algunos de ellos pertenecientes al Gobierno de la República y al Ejército Popular. Tras siete años en el Gobierno, los socialistas esperaron hasta el último minuto para afrontar esta tarea y, por ello, no tuvieron tiempo de culminarla.

El triunfo del PP y la llegada de Rajoy a la Moncloa paralizó la desclasificación. Hace menos de una año, Mª Dolores de Cospedal confirmó que el ministerio de Defensa que ella dirige mantendrá el carácter secreto de los documentos aduciendo que para desclasificarlos “habría que analizarlos uno a uno” y eso supondría un coste inasumible. No piensa lo mismo Ángel Viñas: “No se hace, sencillamente, porque tienen miedo a la Historia, miedo al pasado. ¿Por qué? Pues porque hay esqueletos en los armarios. ¡Cómo no iba a haberlos si estamos hablando de una dictadura!”.

Lejos de avanzar en la apertura de los archivos, el Ejército intentó a comienzos de este mes restringir aún más el acceso a la documentación del golpe de Estado de 1936 y de la posterior guerra civil. De la noche a la mañana, informes que hasta ese momento habían podido ser consultados por cualquier ciudadano volvieron a ser considerados secretos, merced a una interpretación restrictiva de la ley de secretos oficiales; una ley franquista de 1968 que todavía sigue en vigor. La indignación provocada entre los investigadores y también entre los propios archiveros pusieron en la picota al Estado Mayor que el pasado jueves, finalmente, se vio forzado a retirar la restricción y a pedir disculpas por lo ocurrido.

Entrada al Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca CARLOS HERNÁNDEZ

Precariedad en los archivos públicos

“Salvo documentos muy excepcionales –argumenta Viñas–, en todos los países civilizados está desclasificada toda la documentación anterior a 1968. Algunas naciones incluso han llegado ya a 1980. Aquí soy incapaz de entender la actitud que han tenido el PSOE y el PP”. Ángel Viñas y el resto de investigadores también denuncian la precaria situación que viven los archivos oficiales. La falta de medios humanos y materiales es evidente para cualquier ciudadano que se acerque hasta el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, el Archivo General de la Administración (AGA) de Alcalá de Henares o a la sede de cualquier otro archivo civil o militar.

A pesar del esfuerzo y la dedicación que demuestran cada día los archiveros, los recortes presupuestarios y de personal provocan enormes demoras en las búsquedas y, lo que es casi peor, la imposibilidad material de permitir la consulta de los fondos documentales. “Tenemos multitud de cajas sin abrir. No sabemos ni lo que contienen, pero no tenemos personal para abrirlas y analizarlas”, confiesa el trabajador de un archivo que prefiere permanecer en el anonimato.

Uno de los mejores ejemplos de esta situación lo encontramos en el AGA, un archivo saturado y carente de los medios necesarios. Hasta allí en 2012 fue trasladado el archivo histórico del Ministerio de Asuntos Exteriores sin haber previsto los recursos imprescindibles para su clasificación y puesta a disposición de los investigadores. Hoy, seis años después, esa valiosísima documentación sigue sin estar plenamente accesible porque no se dispone de personal suficiente para llevar a cabo esa tarea.

Quien, a pesar de todas estas dificultades, logra sumergirse en este caótico archivo, se lleva la sorpresa de que apenas conserva documentos del periodo en el que Ramón Serrano Suñer ocupó la cartera de Exteriores. Fue un momento crucial en la Historia de España puesto que Serrano Suñer, filonazi convencido, lideró las relaciones con la Alemania de Hitler en los primeros años de la II Guerra Mundial.

Las fundaciones franquistas echan el cerrojo

Los documentos no están, sencillamente, porque Serrano Suñer se los llevó a su casa; lo mismo que hizo con buena parte de la información del Ministerio de la Gobernación, también conocido como el “Ministerio de la Represión”, del que fue titular entre 1938 y 1940. Teóricamente parte de esos documentos se encuentran en la Fundación Don Ramón Serrano Suñer, inscrita en 1997 por orden del Gobierno de José María Aznar como “Fundación cultural de competencia estatal”.

La Fundación se beneficia de privilegios fiscales y, en teoría, pone a disposición de los investigadores la documentación que atesora. La realidad es bien diferente. De los dos teléfonos de la fundación, uno nunca responde y en el otro atiende un señor de avanzada edad que se limita a informar de que “el archivo lleva varios años cerrado” porque el hijo de Serrano Suñer está muy enfermo. Ante la insistencia de eldiario.es, que expresó su derecho a acceder a la documentación, el interlocutor nos insta a enviar un email: “usted envíemelo y yo se lo paso a la señora, a ver qué dice”.

La Fundación Francisco Franco también posee un archivo con 27.357 documentos oficiales. Se trata de un fondo documental muy cribado en el que, salvo algún informe aislado, solo se muestra la cara más amable del régimen. Viñas, como la gran mayoría de los historiadores e investigadores, no entiende que existan estas fundaciones franquistas y, aún menos, que conserven documentos oficiales.

El veterano historiador, a pesar de todas las dificultades, se muestra optimista sobre el resultado global de esta batalla por la Historia: “Con lo que se sabe hoy, no hay Dios que salve el relato franquista. No se puede mantener esa versión por muchos archivos que se cierren. Defender ese relato franquista de lo ocurrido durante la República, la guerra y la dictadura es flor de un día. Y será flor de medio día a medida que se vayan abriendo los archivos”.

___

Fotografía destacada: Algunos de los documentos oficiales que permanecen en la Fundación Francisco Franco / CARLOS HERNÁNDEZ

Fuente:https://www.eldiario.es/sociedad/dificultad-investigar-Republica-fundaciones-franquistas_0_760474853.html

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
Misiones-Pedagogicas-Residencia-Estudiantes-Madrid_EDIIMA20170105_0456_21
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

14 de abril: la Segunda República vista desde la lengua de una mariposa

Escondieron y sepultaron a los hombres y mujeres que llegaban a los pueblos más recónditos con bibliotecas portátiles, con gramófonos, llevando la cultura a toda la ciudadanía como un derecho.

eldiario.es / Emilio Silva / 13-04-2018

Una vez recogidos los animales y cerrada la puerta de casa, el padre se sentaba a liarse un cigarrillo junto a la chimenea, la madre cosía con la tenue luz de las brasas dejándose la vista en no perder el hijo y el hijo pequeño sacaba de la cómoda el libro que les había correspondido, se sentaba junto al fuego y comenzaba a leerles una historia a sus padres. La imagen resulta inusual, pero fue muy real en miles de pueblos españoles en los que los cambios de la Segunda República, su esfuerzo en alfabetizar el país construyó ese momento histórico en el que los hijos de jornaleros analfabetos pudieron recibir instrucción pública y, una vez que sabían leer, acceder a alguno de los 600.000 libros que las misiones pedagógicas distribuyeron por más de 5.000 pueblos, donde apenas unos pocos señoritos eran propietarios de libros que no fueran la biblia.

La imagen de esos hijos contándoles cuentos a sus padres forma parte de la historia de uno de los proyectos pedagógicos más hermosos que se han desarrollado en la historia de la humanidad. Explica milimétricamente, además, lo que fueron los proyectos de transformación social de la Segunda República y todo el esfuerzo educativo que llevó a cabo para luego caer en ese agujero de la historia al que el fascismo arrastró a este país que estuvo durante casi veinte años de la dictadura sin construir un solo centro de enseñanza.

Cultura para escapar del hambre, para adquirir ciudadanía, para conocer los derechos, para igualarse con los que pontificaban desde los púlpitos y los cortijos de los latifundios. Había tardado en llegar el siglo de las luces, pero cuando el trabajo de la Institución Libre de Enseñanza se convirtió en guía de la política educativa, España inició un periodo de profunda transformación social, construida desde las urnas y el deseo de abandonar el atraso secular con el que los grandes estamentos españoles habían condenado a la ciudadanía.

De pronto el Estado, ese instrumento que regulaba de forma amañada los grandes intereses, extendió su radio de acción, se volvió inclusivo, señaló como ciudadanas a millones de personas que hasta entonces eran insignificantes para las autoridades.

La Segunda República nació de forma pacífica, desde las urnas, pasando por los ayuntamientos y por el convencimiento mayoritario de que la monarquía era el principal impedimento para modernizar la sociedad. Mujeres llamadas a votar, cientos de miles de personas analfabetas que dejaban de serlo, remodelación de un Estado que hasta entonces estaba al servicio de la iglesia católica y de los latifundistas; redacción de la primera Constitución en el mundo que admitió como propio el derecho humanitario elaborado por la sociedad internacional hasta la época.

Fue un momento hermoso sobre el que la dictadura echó toneladas y toneladas de difamaciones, de falsificaciones, de generalizaciones, repitiendo y repitiendo el relato de la violencia, los conflictos sociales, los brotes revolucionarios, para justificar la necesidad del fascismo, de filonazismo, de una mano dura que pusiera orden.

Escondieron y sepultaron a los hombres y mujeres que llegaban a los pueblos más recónditos con bibliotecas portátiles, con gramófonos, llevando la cultura a toda la ciudadanía como un derecho, sacando el poder de la enseñanza de las sacristías, de los casinos de los propietarios, de las instituciones constituidas por y para privilegiados.

Contaba un octogenario Agustín Aragón, en el año 2002, al pie de una fosa común en la localidad burgalesa de Caleruega que en los años de la república él era pastor y había sido alcalde de su pueblo, Espinosa de Cervera. Lo explicaba entre bocanada y bocanada del oxígeno de la bombona. “Eso fue la República, que un pastor como yo podía ser alcalde”.

Los años de la Segunda República concentraron el deseo de generaciones y generaciones de desposeídos, de iletrados, de descalzos, de olvidados, de personas cuya existencia estaba destinada a servir a señoritos, a trabajar para señoritos, a dejar su destino en manos de señoritos.

La metáfora más hermosa para explicar el significado de lo que fue la Segunda República está escondida en los pliegues de La lengua de las mariposas, la película de José Luis Cuerda basada en el relato del escritor gallego Manuel Rivas. En ella hay una escena en la que el maestro republicano, cumpliendo el rito de la Institución Libre de Enseñanza de mantener el contacto del alumnado con la naturaleza, sale a pasear con ellos a observar las plantas, las aves, los insectos.

Hay un momento en que una mariposa se posa sobre una flor y entonces uno de los alumnos pregunta cómo consigue mariposa introducir su lengua en la flor para libar el néctar. Y el maestro para que lo entiendan todos, les pone un ejemplo extraído de la propia vida de los niños. Le explica que cuando está en casa y quiere tomar azúcar a escondidas, una vez que se asegura de que no hay nadie en la cocina, acerca una silla a la pared de la estantería se sube a ella en busca del bote del azúcar, lo coge, le quita la tapa y cuando ya lo tiene al alcance de la mano se chupa la punta de un dedo y pone el dedo sobre el azúcar. En ese momento, le explica el maestro, cuando el dedo está en contacto con el azúcar el niño ya está sintiendo el dulzor que tardará unos segundos en estallarle en la boca.  La Segunda República fue para millones de personas, después de decenas y decenas de generaciones, su primera oportunidad para poner un dedo sobre el azúcar de la historia.

Los miles de libros que las personas que formaban parte de las Misiones Pedagógicas repartieron a lo largo y ancho del país, eran el manual de instrucciones de una sociedad que llevaba siglos siendo esperada. El valor ético de los hombres y mujeres que llevaron a cabo ese esfuerzo es un patrimonio sin el que será posible reconstruir el civismo ético y el compromiso necesario para volver a poner el bote de azúcar de la historia al alcance de las manos de quienes necesitan de la decencia democrática para dejar de sufrir.

___

Fotografía destacada: Un niño y una niña leyendo unos libros de la biblioteca de Misiones Pedagógicas, hacia 1932. | Residencia de Estudiantes, Madrid.

Fuente:https://www.eldiario.es/zonacritica/abril-Segunda-Republica-lengua-mariposa_6_760533964.html

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn