Archivo de la etiqueta: Chaherrero

Memoria Histórica | |
exhuma
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Rajoy completa una legislatura de olvido económico a las víctimas del Franquismo

Desde 2012, año en el que el Ministerio de Presidencia dejó de financiar las exhumaciones, las asociaciones las financian gracias a premios y donaciones humanitarias internacionales. Un sindicato noruego de electricistas aportó 6.000 euros en 2014 y la Fundación Abraham Lincoln de Nueva York entregó 100.000.

eldiario.es / Diego Barcalá / 20-11-2015

Algunos se acordaron de su abuelo cuando había dinero”, declaraba en noviembre de 2013 el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando. La opinión, comentada en plena tertulia de 13tv, fue criticada por su desdén a las víctimas del franquismo que incluso le denunciaron por injurias.

El Gobierno de Zapatero aprobó unas subvenciones para las víctimas del franquismo que se mantuvieron durante 5 años

Pero representan con certeza la política que el Gobierno de Mariano Rajoy ha seguido al respecto de las ayudas públicas a para las asociaciones de derechos humanos relacionadas con la memoria histórica. Los últimos Presupuestos Generales del Estado, los de 2016, confirman que el Ejecutivo del PP va a completar una legislatura de parón en las ayudas a aquellos que buscan a los miles de desaparecidos en las cunetas españolas.

“Eliminaría todos aquellos artículos que hablan de dar dinero público para recuperar el pasado. Yo no daría ni un solo euro del erario público a esos efectos”, adelantó en 2008 Mariano Rajoy en 20Minutos.

La crítica de Hernando escoció especialmente en la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Este colectivo formado por familiares de republicanos fusilados en la Guerra Civil y la represión franquista encontró y exhumó en el año 2000 por primera vez a una víctima del franquismo con métodos científicos. Desde entonces, durante 6 años trabajaron sin descanso y sin dinero público para ayudar a miles de familiares.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, nieto de un republicano fusilado en León, aprobó unas subvenciones que se mantuvieron durante 5 años para pagar actividades de reconocimiento moral de las víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura. Apenas un 35% de ese dinero fue dedicado a exhumaciones, el resto pagaba exposiciones, documentales y congresos, algunas actividades incluso organizados por universidades y sindicatos.

Las víctimas, que siempre reclamaron una política pública de búsqueda de restos –como también ha pedido la ONU– acabaron en la Audiencia Nacional con la frustrante pelea del juez Baltasar Garzón.

Exhumaciones sin ayuda estatal

“Entre los años 2000 y 2007 hicimos decenas de exhumaciones sin ninguna ayuda estatal, con la aportación de los socios y socias y la ayuda de arqueólogos, forenses, psicólogos y otros voluntarios y profesionales que han dedicado su tiempo, su conocimiento y sus recursos a ayudar a los familiares”, recuerda Emilio Silva, nieto de la primera víctima recuperada por la ARMH y presidente de la asociación.

La web creada por el Ministerio de Presidencia está congelada desde 2011. La memoria histórica es cosa del pasado, como le gusta decir a Rajoy: “Miremos al futuro”, ha declarado obviando las recomendaciones de la ONU. Naciones Unidas advierte cada año a España de que el Gobierno incumple el tratado de derechos humanos al mantener activa la Ley de Amnistía de 1977 y pretender que se olviden cientos de miles de muertes.

La visión internacional de la historia de España en el siglo XX ha mantenido vivas las actividades de la ARMH. Un sindicato noruego de electricistas, Elogit, decidió en 2014 financiar con 6.000 euros las exhumaciones. “Antes de hacer una visita internacional, se entrevistaron con colectivos sociales. Les interesó nuestro proyecto y decidieron ayudar”, recuerda Silva. En septiembre tienen prevista otra visita a España con más apoyo financiero.

Amigos de represaliados llegan a la exhumación de Chaherrero. Crédito: Óscar Rodríguez

Un delegado de Elogit fue invitado el pasado junio por la ARMH a acudir a la entrega de unos restos recuperados. Eran los del guerrillero Perfecto de Dios, entregados 81 años después de su muerte, a su hermano Camilo. “No queremos saber quién lo mató, quiénes fueron los culpables, solo darle un entierro digno para la familia”, reaccionó Camilo en el acto. “Es un acto de dignidad”, resumió Hening Solhaut, del sindicato Elogit, junto a la botas recuperadas junto a los huesos.

Los fondos solo llegan para pagar las pruebas de ADN y el transporte

La ARMH tan solo cuenta con tres empleados que cobran el salario mínimo. Trabajadores que recorren la península de punta a punta coordinando el trabajo no remunerado de arquéologos y forenses. Las pruebas de ADN con un coste aproximado de 600 euros y el transporte es para lo que llegan los fondos.

Durante la primera semana de agosto, la expedición de la ARMH se desplaza a un pueblo de Cádiz a una nueva expedición. Desde Ponferrada (León), donde tiene la sede la asociación, hasta Alcalá del Valle: 850 kilómetros con la furgoneta. “El Gobierno reconoció el pasado diciembre que el Ministerio de Defensa ha participado en la localización y exhumación de los restos de los combatientes de la División Azul”, contrasta Emilio Silva.

Dinero desde Estados Unidos

La siguiente vía de supervivencia de la ARMH llegó procedente de EEUU. La Fundación Puffin de la ALBA (Abraham Lincoln Brigade Archives) que custodia la memoria de los 40.000 combatientes antifascistas que viajaron a España en la Guerra Civil, otorgó su premio de derechos humanos 2015, valorado en 100.000 dólares, a la ARMH por su labor. Se trata del quinto premio que este colectivo entrega.

En 15 años de trabajo, la ARMH ha conseguido recuperar los restos de 1.300 fusilados

El primer galardonado en 2011 fue Baltasar Garzón al que siguieron los investigadores Kate Doyle y Fredy Peccerelli por su trabajo en esclarecer las violaciones de derechos humanos en las guerras de Latinoamérica, la ONG United We Dream que trabaja por los derechos de los inmigrantes sin papeles en EEUU y el abogado Bryan Stevenson que dirige la organización Equal Justice Initiative dedicada a la atención jurídica a colectivos pobres y discriminados.

Este premio salvó a la ARMH que estaba al borde del cierre después de 15 años de trabajo donde han conseguido recuperar los restos de 1.300 fusilados que los franquistas quisieron hacer desaparecer para siempre con enterramientos en fosas abiertas en cunetas, bordes de cementerios y campos ocultos.

El propio franquismo hizo una labor inmensa durante los años 40 para recuperar los restos de sus víctimas. Todos los gobernadores civiles de cada provincia fueron movilizados por orden de Franco para recuperar los restos y llevarlos para la honra eterna al Valle de los Caídos.

___

Fuente: http://desmemoria.eldiario.es/rajoy-olvida/

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
guerrillero-antifranquista-enterrado-tumba-familiar-64-anos-despues-muerte-body-image-1434090053
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Guerrillero antifranquista enterrado en la tumba familiar 64 años después de su muerte

Perfecto de Dios tenía 19 años cuando emprendió la huida a Francia con su madre y dos compañeros tras haber combatido durante dos años a la dictadura franquista en su Galicia natal.

Era 1950 y ya no había esperanza de que algún país europeo acudiera a ayudar a los republicanos que tras el fin de la guerra civil española [1936-1939] seguían luchando contra el régimen de Francisco Franco.

news.vice.com / PATRICIA RAFAEL / 12-06-2015

guerrillero-antifranquista-enterrado-tumba-familiar-64-anos-despues-muerte-1434089842

 

Los cuatro guerrilleros se dirigían a Madrid donde un contacto les ayudaría a cruzar la frontera pero en la localidad de Chaherrero, al nordeste de Madrid, una patrulla de la Guardia Civil les dio el alto y se inició un tiroteo en el que Perfecto cayó muerto. Desde entonces ha permanecido enterrado en una fosa junto al cementerio del pueblo hasta que el pasado domingo la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica entregó sus restos a su hermano Camilo quien después de 64 años ha podido enterrar a su hermano en la tumba familiar.

La exhumación de la fosa de Perfecto es una de las 158 que ha realizado la asociación desde que en 2000 se estableció como entidad para precisamente localizar y ayudar a los familiares que tratan de recuperar los restos de sus allegados desaparecidos durante la dictadura.

La Asociación calcula que hay más de 114.000 enterrados en más de 2.000 fosas repartidas por todo el país, como detallan los mapas realizados por la propia entidad y diferentes administraciones.

Hasta hace cuatro años la asociación recibía una subvención de entre 45.000 y 60.000 euros del Ministerio de la Presidencia para actividades relacionadas con las víctimas de la Guerra Civil, que les permitía cubrir el 20 por ciento de los trabajos de apertura de fosas e identificación de restos — el 80 por ciento restante se realiza con la ayuda de cientos de voluntarios.

Pero con la llegada del Partido Popular (PP) al Gobierno en 2011 las ayudas se acabaron y la asociación tuvo que dedicarse al trabajo de archivo e investigación, hasta que un sindicato noruego de electricistas, Elogit, donó a la entidad 6.000 euros — posteriormente donó otros 6.000 — para que continuara con los trabajos de exhumación.

La apertura de la fosa y la identificación de los restos fue posible precisamente gracias a esta ayuda económica y a la colaboración desinteresada de un forense del Instituto Médico Legal de Portugal y del Equipo Argentino de Antropología Forense, que nació a finales de los años 80 para identificar a los desaparecidos de la dictadura militar.

Apertura de la fosa donde estaba enterrado el cuerpo de Perfecto de Dios en Chaherrero (imagen vía memoriahistorica.org).

“Gracias a ellos hemos podido hacer las pruebas de ADN que aquí pueden llegar a costar más de 600 euros”, explica a VICE News Marco Antonio González, miembro de la Asociación y uno de los cuatro empleados que trabajan a tiempo completo en el laboratorio que la entidad tiene en Ponferrada (León), y donde centralizan todos sus trabajos de investigación.

“En Argentina se sorprenden de cómo trabajamos porque allí cuando localizan una fosa un juez comienza una investigación y la identificación se hace como se realizaría en el caso de encontrar un cadáver”, explica el técnico.

En España, todos los intentos que ha habido — como el iniciado por el juez Baltasar Garzón en 2008 — para investigar los crímenes cometidos durante el franquismo han sido archivados amparándose en la Ley de Amnistía. Aprobada en 1977, recién estrenada la democracia tras casi 40 años de dictadura, la norma declara impunes los delitos cometidos antes del 17 de diciembre de 1976. En una respuesta parlamentaria reciente el Gobierno la calificó de “instrumento fundamental de reconciliación”. En otras ocasiones, los autoridades judiciales han rechazado comenzar una investigación por considerar prescritos los delitos denunciados por los familiares.

En 2007, el Gobierno socialista presidido por José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la que se conoce como Ley de Memoria Histórica, que si bien contemplaba, entre otras medidas, la eliminación de símbolos franquistas o ayudas para los familiares de víctimas, la norma no establece un protocolo de actuación en la apertura de fosas ni una asunción por parte del Estado de los costes de exhumación e identificación, como reclamaban las asociaciones. Esa labor queda, por tanto, en manos de entidades como la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que sobrevive gracias al trabajo voluntario, los donativos de socios o entidades extranjeras y premios, como el recientemente otorgado por la Asociación del Archivo de la Brigada Lincoln en reconocimiento a su labor.

Camilo de Dios fue uno de los primeros en acudir a la Asociación al poco de constituirse. “Nos contó que él estaba en la cárcel en 1950 cuando se enteró de que habían matado a su hermano. Se lo dijo su madre por carta que fue detenida en el tiroteo con la Guardia Civil”, señala González. Desde entonces la familia había tratado de localizar los restos.

Exhumación de Perfecto de Dios en Chaherrero (imagen vía memoriahistorica.org)

Tras varias búsquedas, el historiador de la Asociación, Alejandro Rodríguez, localizó el expediente en el Archivo Militar de Ferrol, que ha permitido saber detalles sobre la autopsia que se hizo en su momento y conocer el lugar exacto de enterramiento: una fosa junto al cementerio de Chaherrero, un terreno que se había expropiado a un vecino del pueblo para poder enterrar el cadáver de Perfecto.

Hace poco más de un año, la Asociación pudo llevar a cabo la exhumación a donde se acercaron curiosos del pueblo, que siempre habían sabido que había un guerrillero enterrado en el pueblo.

Entre ellos estaba Jesús Hernández, de 26 años, por entonces teniente de alcalde de Crespos — ahora será investido primer edil tras ganar su partido, el PP, las recientes elecciones municipales —, municipio al que pertenece Chaherrero.

“Mi abuela fue herida en el tiroteo que acabó con la vida de Perfecto y ha sido una historia que siempre ha estado en mi familia”, explica por teléfono Hernández. Y continúa: “En el pueblo la apertura de la fosa se vivió con mucha emoción y es un hecho que nos une a la familia de Camilo porque su hermano ha estado muchos años enterrado con nosotros”. Rechaza que la apertura de fosas, como sostiene una parte de sus compañeros de partido, reabra heridas y cree que precisamente las autoridades públicas deberían facilitar el trabajo para precisamente devolver a las familias los restos de sus desaparecidos.

‘La guerra civil y la dictadura dejaron muchos muertos pero a los nuestros los tiraron a las cunetas como si fueran perros’.

Tres días después de haber recuperado los restos de su hermano, Camilo de Dios, de 82 años, dice que tiene un sentimiento agridulce. “Veo a mi hermano ahí en pedacitos pero por otro lado he cumplido la promesa que le hice a mi madre”, cuenta por teléfono desde su pueblo natal de Sandiás. Rememora cómo, con 16 años, se enteró en la víspera de la Navidad de 1950 que su hermano mayor había muerto.

“Yo estaba en la cárcel y recibí una carta de mi madre contándome todo. Me dijo que viajaban a Madrid y que habían entrado en el pueblo a buscar comida y es cuando se produjo el tiroteo”. Su madre fue condenada a 30 años de prisión, como él, apresado también durante un tiroteo, en Orense “cuando cumplía una misión político y militar”.

Camilo cumplió 11 años de condena, después de que se le revisara la pena por ser menor de edad. Su madre, 13, tras aplicársele varias reducciones de pena. Al regresar a su pueblo tuvieron que comprar de nuevo sus tierras, que durante la guerra civil se habían convertido en un cuartel de la Falange — partido político de ideología fascista — y posteriormente en una cárcel. Ninguno abandonó su militancia política en la clandestinidad del Partido Comunista.

“La guerra civil y la dictadura dejaron muchos muertos pero a los nuestros los tiraron a las cunetas como si fueran perros”, dice Camilo. Carmen siguió empeñada en recuperar los restos de su hijo pero falleció en 1999 sin lograrlo. Su hijo mediano ha podido ahora cumplir su promesa y cerrar una herida que permanecía abierta desde hacía 64 años.

___

Fotografía destacada: Camilo de Dios mostrando imagen de su hermano Perfecto (Imagen vía memoriahistorica.org)

https://news.vice.com/es/article/guerrillero-antifranquista-enterrado-tumba-familiar-64-anos-despues-muerte

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
1407-ARMH-Exhumación Chaherrero-GP-alta (11) (baja)
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Ni odio, ni rencor, ni justicia

La Región/Gonzalo Iglesias Sueiro/06-06-2015

Hannah Arendt escribió en su libro “Eichmann en Jerusalén”: “La justicia, que no la misericordia, es la finalidad de todo juicio, y en ningún otro punto es tan felizmente unánime la opinión pública como en que nadie tiene derecho a juzgar al prójimo. Lo que la ciudadanía nos permite juzgar, e incluso condenar, son las tendencias generales, o los grupos de seres humanos -cuando más amplios mejor-. Nos permite juzgar algo tan general que ya no cabe efectuar distinciones ni mencionar nombres”.

Mañana, día 7 de junio, se entregan a la familia De Dios los restos de Perfecto de Dios Fernández, asesinado por unos desalmados “agentes del orden” (?) el 16 de mayo de 1950. El cadáver fue enterrado extramuros del cementerio de la localidad de Chaherrero (Crespos, Ávila). El crimen fue uno más de los muchos cometidos por el franquismo en los años posteriores a la Guerra Civil. Hoy no se trata de juzgar a los agentes que físicamente cometieron el delito, sino a un régimen cruel y sanguinario que enfrentó a los españoles en una escalada de odio y rencor que durante generaciones ha estigmatizado a nuestro pueblo. Los valores de tolerancia, respeto al otro, equidad, libertad y justicia fueron secuestrados durante los cuarenta años que gobernó el dictador. Miles de familias fueron destrozadas por la violencia sin límites que reinó con la mayor impunidad, y una de esas familias desgarradas fue la de Camilo de Dios.

Camilo es un gran hombre, bueno, honesto y sobre todo coherente con su ideología, con un pensamiento solidario y de entrega a los demás. A pesar de las terribles torturas a que fue sometido, a pesar de los años de cárcel que sufrió por defender los derechos ciudadanos, a pesar de saber que su hermano fue asesinado, a pesar de todo, Camilo no odia, no siente rencor hacía los desalmados que ejercieron de verdugos en nombre del dictador. Coincide con Arendt en que la perversidad del régimen fascista propició el clima para que los insignificantes malvados pudieran desarrollar el mal que anidaba en sus corazones, amparados por la ideología exterminadora del fascismo.

Nuestra democracia nunca estará consolidada hasta que el Congreso de Diputados condene unánimemente los crímenes del franquismo, como ya lo hizo el Parlamento de Galicia. Hay que seguir aplicando y financiando la Ley de la Memoria Histórica, paralizada y boicoteada por el actual Gobierno. El Ejecutivo debe de garantizar que no quede un solo cadáver en las cunetas o en los campos de España. Las familias han de poder enterrar con dignidad a sus muertos. Mientras eso no suceda, el franquismo seguirá vivo.

Mañana, gracias a la solidaridad internacional (el sindicato noruego ELOGIT) y a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), un hombre de A Limia, un joven asesinado a los 19 años en los brazos de su madre, un luchador por las libertades será enterrado dignamente en su tierra y Camilo, el amigo de todos, el penúltimo guerrillero, podrá decir que la justicia, aunque sea con retraso, siempre triunfa. Lástima que su madre no viva para verlo, aunque sus restos se unan con los de su hijo Perfecto en un abrazo eterno.

http://www.laregion.es/opinion/gonzalo-iglesias-sueiro/ni-odio-ni-rencor-ni-justicia/20150606082921548064.html

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn
Memoria Histórica | |
ARMH-Exhumación Chaherrero-Perfecto de Dios (3) (baja)
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Exhumación Chaherrero

Fosa: Chaherrero, Ávila
Fuente: Informe arqueológico de la exhumación
Autor: René Pacheco Vila
Álbum de fotografías de la exhumación

Perfecto de Dios Fernández nació en Sandiás (Xinzo de Limia, Ourense) el 3 de febrero de 1931 y era hijo de Jesús de Dios de Dios y Carmen Fernández Seguín. Con catorce años estudiaba en la Academia Rubén de Ourense, donde ya empezaría a establecer contactos con miembros de la resistencia antifranquista. Continuó dedicándose a labores agrícolas, mientras formaba parte del Ejército Guerrillero de Galicia, en la 2ª Agrupación de Orense, primero como enlace para, el 1 de octubre de 1948, pasar a formar parte de los grupos guerrilleros junto con su madre y su hermano Camilo.

En 1950, Perfecto con su madre se dirigían a Madrid con la intención de pasar a la clandestinidad junto a Juan Rodríguez Sorga y Manuel González. El 16 de mayo, en Chaherrero (Ávila) se vieron implicados en un tiroteo con la Guardia Civil, en el que cayó muerto Perfecto. Carmen, su madre, se quedó junto al cuerpo, por lo que fue detenida y fue condenada a 30 años de reclusión, de los cuales cumpliría 11. También fue detenido Manuel, siendo trasladado a Ourense donde fue ejecutado mediante garrote vil. Juan Rodríguez Sorga, sin embargo, pudo escapar, llegar a Madrid y, tras contraer matrimonio y pasar algún tiempo, consiguió supuestamente cruzar la frontera hacia Francia. Sin embargo, se le pierde la pista en esa zona fronteriza, desconociéndose a día de hoy la suerte que pudiera correr.

El 17 de mayo de 1950, un día después de la muerte de Perfecto, se le realiza la autopsia en una sala habilitada del cementerio de Chaherrero y, posteriormente es sepultado en una fosa abierta en el exterior del camposanto.

Todas las diligencias abiertas y el expediente dimanante de la investigación judicial de la época fue localizada por el historiador Alejandro Rodríguez Gutiérrez en el Archivo del Tribunal Militar Territorial IV, en la ciudad de Ferrol y gracias a él hemos podido conocer todos los detalles tanto de los hechos ocurridos como de la autopsia y las heridas que supuestamente presentaba el cuerpo antes de su enterramiento.

Más sobre la exhumación:
Noticias relacionadas
Libro de visitas Chaherrero

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn