Memoria Histórica | |
Recuperacion para la memoria histÛrica Emilo Silva junto a una foto de su abuelo /
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Emilio Silva: «Este premio es decisivo para retomar al 100% el trabajo de la ARMH»

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) recibe este sábado en Nueva York el premio ALBA/Puffin al Activismo en Derechos Humanos, uno de los más prestigiosos del mundo y dotado con 100.000 euros.

BierzoDiario / 08-05-2015

Sobre Santiago Macías: «Sus irregularidades han sido graves, que no quepa duda»

Emilio Silva Barrera (Elizondo, Navarra, 1965), nieto del primer desaparecido de la represión franquista identificado por una prueba del ADN y presidente de la ARMH, recogerá el premio en una gala que se celebrará en el Centro Japonés de Nueva York, a la que también asistirá el vicepresidente de la asociación, el berciano Marco A. González. En esta entrevista concedida a BierzoDiario antes de viajar a Nueva York, Silva explica el significado de este galardón y los planes de futuro del colectivo en su labor por la recuperación de la memoria histórica y de reparación de la injusticia.

— ¿Qué supone para la ARMH la concesión del premio Premio ALBA/Puffin al Activismo en Pro de los Derechos Humanos?

— Se trata de un premio que reconoce el esfuerzo de muchísima gente en muchísimos sitios de España y del mundo, porque nos han venido a ayudar enormemente en esta tarea. El premio significa un reconocimiento a toda esa labor de lucha por la justicia, por la verdad, por la memoria; es el reconocimiento a esa generación de nietos por haber levantado la bandera de la Memoria Histórica, a esos 700 voluntarios que han venido de más de 20 países para ayudarnos en estos 15 años y también a los hombres y mujeres que están en las fosas comunes, porque hay que tener en cuenta que es un premio que viene de un organismo que tiene estrechos vínculos con las Brigadas Internacionales que acudieron a la guerra civil para defender el gobierno democrático de la Segunda República. Los hombres y las mujeres que están en las fosas comunes fueron gente que apoyó esa transición a la democracia que hizo España en los años 30 y también se les reconoce.

Por otra parte está el hecho de que venga de otro país, algo que se está convirtiendo en un hábito. La imposibilidad que hemos encontrado en España para que el Estado se responsabilice de la solución y la reparación de estos crímenes es vista desde otros países con incredulidad. No es casual que este premio venga de Estados Unidos o que la causa que hay abierta contra el franquismo, a raíz de la querella que promovimos el 14 de abril de 2010, esté en un juzgado argentino.

— Además del prestigio de este galardón es de tener en cuenta su dotación económica, habida cuenta de las dificultades por las que ha atravesado la ARMH…

— La dotación económica va a servir seguramente para muchas cosas que nosotros estamos acostumbrados a hacer sin recursos económicos, pero tenemos muchos recursos humanos y montones de labores de investigación e identificación; hay que tener en cuenta, por poner un ejemplo, que en estos 15 años de trabajo uno de los años en el que más número de fosas fueron sumadas es el año 2003 en el que nosotros no teníamos ni una sola ayuda pública

— ¿Esta inyección económica garantiza el futuro a medio plazo o tan solo aporta un poco de aire?

— Tiene mucha importancia su dotación económica, más allá del importe. Para una organización como la nuestra estar en un país europeo es un problema; ninguno de los grandes organismos o fundaciones de derechos humanos en el mundo invierten en proyectos de Derechos Humanos en el terreno de la Unión Europea, porque decirle al viejo continente que tiene pendientes la resolución de graves violaciones de derechos humanos sería algo así como una falta de respeto, tratándose de este continente civilizado. Por lo tanto, nosotros estamos fuera del mapa a donde llegan ese tipo de proyectos y tenemos menos recursos que muchas organizaciones similares a la nuestra que se encuentran en países con una economía precaria y una situación política inestable. Un ejemplo, el Equipo Argentino de Antropología Forense nos está echando una mano con las identificaciones.

— ¿Cuáles son los proyectos inmediatos de la ARMH a desarrollar en los próximos meses?

— Este premio ha sido decisivo para retomar al 100% el trabajo de la ARMH. Estos años con menos trabajo de campo de lo que nos gustaría hemos estado investigando casos que aparentemente eran más complicados de resolver, falta de archivos, falta de contactos en los pueblos, etc… La labor de los antropólogos y antropólogas sociales ha sido encomiable. Se ha tejido una red de recopiladores de memoria oral muy importante. El equipo de trabajo cuenta con más de 40 posibles exhumaciones por toda la geografía española. Varias de ellas en la zona del Bierzo y provincias limítrofes. Podemos recordar algunos casos como el de la curva de Villalibre, a menos de un kilómetro de la fosa de Priaranza del Bierzo, donde un joven de 16 fue asesinado por no delatar a su hermano, sobreviviendo como un topo en la bodega de su casa; podremos retomar la búsqueda de un numeroso grupo de víctimas cerca del Campo de las Danzas; en 2012 se exhumaron tres cuerpos en diferentes zonas de un barranco, dada la dificultad técnica hubo que posponer los trabajos. Otra zona donde previsiblemente se llevaran a cabo varias exhumaciones es en la zona de Gradefes (León), así como en la Montaña Oriental leonesa, uno de los peores escenarios de la represión en León; desde el año 2001 la ARMH ha recibido multitud de peticiones de familiares y de vecinos indicando esos lugares del terror.

Hemos remodelado la imagen corporativa de la Asociación, estrenando una nueva web, visualmente es muy potente y cargada de contenidos. Hace tiempo queríamos colgar públicamente nuestras cuentas, hemos empezado por airear las cantidades recibidas en forma de subvenciones públicas, recibidas del 2007 al 2011. Tampoco podemos olvidar que en 2015 la ARMH cumple 15 años desde su fundación, fecha redonda para hacer varios actos de aniversario, barajamos un acto en central en Madrid; otro en Ponferrada y otro en el Auditorio de León. Poesía, música y más memoria.

El padre y los tíos de Emilio Silva, en la exhumación del abuelo del fundador de la ARMH

— ¿Cree que la sociedad española ha reconocido suficientemente la labor desarrollada por la ARMH? ¿Y las instituciones públicas? ¿Han cumplido con la responsabilidad que les compete en esta tarea de recuperar la memoria y reparar la injusticia histórica?

— Como dice el refrán, nadie es profeta en su tierra. Ningún reconocimiento hemos tenido por parte del Gobierno del Estado español, ni de la Unión Europea. La política que más se ha acercado fue la Ley de la Memoria, que realmente fue una forma de aparentar que se buscaba una solución, pero sin buscarla y por lo tanto sin encontrarla. Tampoco con la negación de políticas de memoria que ejerce el actual gobierno. Es evidentemente un problema interno de España, una cultura política estrechamente vinculada a la impunidad que afecta a numerosos organismos e instituciones y ha impedido la reparación de estas víctimas. También han negado el estudio de lo que les ocurrió a los hombres y mujeres que están en las fosas. Nosotros estamos trabajando en la construcción de un contexto diferente, de una visión diferente de lo que fue la transición, una visión diferente de lo que fue la Ley de Amnistía, que benefició a los franquistas; una visión diferente de cómo el Estado ha producido ignorancia sobre ese pasado durante décadas y en ese cambio social puede que se cultive un cambio político y que, por fin, las víctimas de la dictadura franquista tengan el reconocimiento que merecen y no veamos cómo exdirigentes del franquismo son enterrados como grandes demócratas y quienes más lucharon contra la dictadura, quienes más se jugaron, para que volvieran abrirse las urnas, hayan muerto y estén muriendo en la ignorancia pública.

«La asamblea decidió que Santiago Macías ya no representa los valores de la ARMH»

— En la última asamblea anual se acordó tramitar la expulsión de del anterior vicepresidente de la asociación, Santiago Macías. ¿Son tan graves los motivos como para adoptar esta decisión?

— Quizás este es un tema que puede interesar exclusivamente en Ponferrada, pero la ARMH es una asociación a nivel nacional y ahora lo vemos como una triste anécdota. Durante 15 años, nunca hemos tenido ningún problema interno, hay unos estatutos, unos procedimientos y el resultado es una votación en una Asamblea General. La Asamblea decidió que Santiago ya no representa los valores de la ARMH, y por tanto, ha sido retirada su condición de socio.

Las desavenencias con Santiago Macías ya colean desde su salida de la Junta Directiva en 2011. La manera de comunicar su salto a la política por entonces fue desastrosa, me lo ocultó hasta el último momento. En cierta manera, traicionó que yo hubiera depositado toda mi confianza en él. Quizás sea el presidente de la organización que más ha delegado en su vicepresidente. Santiago sabía que el capital intangible que tiene la ARMH, su independencia política, está por encima de todo, y no lo respetó. Hace relativamente poco, me he enterado de que durante 2010, y puntualmente cada jueves, abandonaba su puesto de trabajo, durante una exhumación en cualquier punto de España, para reunirse con sus compañeros de partido en Ponferrada. Lo veo como una falta de respeto grave a los familiares; a sus compañeros de trabajo y a las personas que ceden su tiempo a rescatar el olvido de las cunetas de este país.

En la Asamblea de 2014, el comportamiento de Santiago fue denunciado por los que fueron sus compañeros de trabajo durante muchos años, y los cuales conviven con él en Ponferrada. La Junta Directiva vio motivos suficientes para comenzar un expediente para la retirada de su condición de socio. La no devolución de material y datos de casos de desapariciones; entradas con su propia llave al laboratorio, recogida de material de oficina en unas naves de una gran fundación afincada en el Bierzo que supuestamente era para la ARMH, o por lo menos allí estuvo él y sus compañeros cargando dicho material, del que nunca se supo; uso de bienes de la Asociación para disfrute personal; un trato despótico a sus compañeros, voluntarios y familiares; el uso del nombre de la ARMH para hacer campaña, como por ejemplo con el nombre de la calle ARMH en Ponferrada; problemas para realizar actividades culturales en locales públicos de su concejalía…

La ARMH es un proyecto colectivo, y si esa idea se olvida, se pierde la esencia de su acta fundacional. Todo lo bueno que se ha conseguido hasta ahora hay que repartirlo entre las miles de familias a las que hemos ayudado y entre los cientos de voluntarios y voluntarias que forman la ARMH. Intentar capitalizar esos logros, como algo personal, no representa a aquellas personas que decidieron agujerear el silencio hace 15 años en Priaranza del Bierzo.

— Macías ha anunciado que recurrirá a los tribunales para intentar su readmisión. ¿Les preocupa esta acción legal? ¿Tienen conocimiento de que se haya iniciado?

— Si decide judicializar el caso nosotros no tenemos ningún problema en aportar a un juez las numerosas pruebas que tenemos. Y ojalá lo haga porque ha puesto en duda la decisión de una asamblea, que es el órgano soberano de la asociación y si llegamos a tomar esa decisión es porque sus irregularidades han sido graves, que no quepa duda.

___

Fotografía destacada: Emilio Silva, en una exposición de la asociación que preside / Archivo ARMH

http://bierzocomarca.eu/index.php/sociedad/43/21188-2015-05-07-22-06-11

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Un pensamiento en “Emilio Silva: «Este premio es decisivo para retomar al 100% el trabajo de la ARMH»

  1. Pingback: El franquismo del PP | Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

6 − cuatro =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>