Memoria Histórica | |
1525966020_268409_1525969139_noticia_normal_recorte1
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

El Gobierno se moviliza para retirar la medalla con pensión a Billy El Niño

Interior solicita el expediente del expolicía del franquismo acusado de torturas para ver si es posible revocar la condecoración

Natalia Junquera/El País/14-06-2018
Ha sido una de las primeras decisiones del nuevo ministro del Interior, el juez Fernando Grande-Marlaska. Con apenas una semana en el cargo, ha solicitado el expediente y toda la documentación disponible sobre las circunstancias en las que en 1977 se otorgó al expolicía Antonio González-Pacheco, conocido como Billy el Niño y acusado de torturas durante la dictadura, una medalla al mérito policial que incrementa en un 15% su pensión. La intención del ministro, según fuentes del Gobierno, es comprobar que es posible legalmente retirarle ese reconocimiento que incluye una remuneración económica extra.

La justicia argentina, donde se instruye una causa por los crímenes del franquismo, solicitó su detención tras recibir las denuncias de varias víctimas que acusaban al exinspector de policía de 13 delitos de torturas. En 2014, la Audiencia Nacional rechazó tal medida, tras llamarlo a declarar, por considerar que dichos delitos habían prescrito. En los últimos años, varias víctimas se han sumado a la querella argentina para acusar al policía. “Olía mucho a alcohol. Tenía 28 años, solo dos más que yo. Y disfrutaba torturando. Se le notaba porque en medio de la furia, al pegarte bofetadas y patadas, tenía un gesto de placer, de satisfacción”, relataba a EL PAÍS Felisa Echegoyen. Chato Galante, recordaba este otro episodio: “Una vez, me tenía esposado al radiador en un despacho de la Dirección General de Seguridad. Llegó, me dio un culatazo y me dijo: ‘Has tenido el honor de que te pegue un culatazo Billy El Niño’. Era muy peligroso porque no tenía muchas luces y sí una impunidad absoluta. Se ponía delante de ti a hacer gestos de kárate, te daba una patada y te decía: ‘Eres un gran saco de golpes’. Era un torturador compulsivo, disfrutaba haciéndolo. Decía: ‘Te puedo destruir”.

Fue Rodolfo Martín Villa, quien, el 13 de junio de 1977, firmó en el BOE la orden por la que se le concedió a Billy el Niño la medalla de plata al mérito policial para premiar “servicios de carácter extraordinario” . Los requisitos para recibir tal reconocimiento se recogían en una ley redactada durante la dictadura, en 1964, que establece que el ministro del Interior, a propuesta del director general de seguridad, podía conceder estas condecoraciones para premiar “a quienes observen las virtudes de patriotismo, lealtad y entrega al servicio en el mas alto grado”.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ya solicitó al anterior Gobierno de Mariano Rajoy, el pasado 10 de mayo, la retirada de la condecoración pensionada a Billy el Niño. No se puede obligar a “la ciudadanía que cree, practica y defiende hoy la democracia”, rezaba su petición, “a pagar con sus impuestos ese premio a un torturador”. “Quien cometió incontables violaciones de derechos humanos no merece esa distinción”.

La ARMH también solicitó a través del portal de transparencia del Gobierno la relación de “méritos y servicios de carácter extraordinario” por los que se había concedido a Billy el Niño dicha medalla. El pasado 4 de junio, el director general de la policía respondió que facilitar dicha información “vulneraría su derecho a la intimidad” y podría poner en peligro al expolicía franquista. “El conocimiento de estos datos pondría al afectado en un estado constante de inseguridad y ansiedad (…)No debemos olvidar que si las personas responsables de hechos delictivos en los que el señor González Pacheco participó como agente de la autoridad conocieran esa participación podrían llevar a cabo acciones de represalia contra él, haciendo peligrar su integridad y la de otras personas, dado que en la relación de méritos figura información al respecto”.

HONORES Y DISTINCIONES
“En materia de honores y distinciones, quien otorgó el reconocimiento es quien puede revocarlo”, afirma el abogado Eduardo Ranz, que ha presentado casi 500 casos para la retirada de placas, alcaldías honoríficas y nombres de calles franquistas. El de la medalla a Billy el Niño, argumenta, no es distinto, porque “también puede aplicarse el artículo 15 de la ley de memoria histórica”.

Dicho artículo establece que las Administraciones públicas pueden retirar “escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.

El año pasado, el Ayuntamiento de Barcelona, acordó la retirada de la medalla de oro de la ciudad concedida a Martín Villa, último gobernador civil del franquismo, en 1976.

Fotografía destacada: Billy El Niño, en 1981. EFE

https://politica.elpais.com/politica/2018/06/14/actualidad/1528969068_344400.html

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

siete + Nueve =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>