Memoria Histórica | |
1529940167_830167_1529952054_noticia_normal
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Billy el Niño disfruta de cuatro medallas que incrementan en un 50% su pensión

Interior descubre la acumulación de condecoraciones al revisar el expediente del policía franquista acusado de torturas.

politica.elpais.com / Natalia Junquera / 26-06-2018

El policía franquista acusado de torturas Antonio González Pacheco, conocido como Billy el Niño, acumula no una sino cuatro medallas, que incrementan en un 50% su pensión. Así lo revela el informe encargado por el Ministerio del Interior para comprobar si es posible, como pide la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, retirarle la medalla de 1977. La primera condecoración es de 1972 y la última de 1982, aunque no empezó a cobrarla hasta que la reclamó por vía judicial en 2010.

En sus primeros diez días en el cargo, como adelantó EL PAÍS, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, reclamó toda la documentación sobre el policía franquista Billy el Niño, acusado de torturas y reclamado por la justicia argentina, para ver si era posible retirarle la medalla pensionada concedida en 1977. Tenía sobre la mesa la reclamación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que ya se había dirigido al anterior Gobierno, del PP, reclamando que se revocara esa condecoración, y que el 19 de junio aseguró haber entregado al Ministerio 250.000 firmas con la petición. Pero al indagar en el expediente del expolicía, que hoy tiene 72 años, se descubrió que no era una sino cuatro medallas, todas con un incremento de pensión incorporado, las que se habían concedido a Billy el Niño. Es decir, cobra el equivalente a pensión y media, según fuentes de Interior.

La primera medalla, con distintivo rojo y un incremento de un 10% en su pensión, se la concedió el entonces Gobierno franquista el 20 de julio de 1972. La segunda, con distintivo de plata, se la otorgó el Ejecutivo de Adolfo Suárez el 13 de junio de 1977 por la liberación del presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol, y el teniente general Emilio Villaescusa, secuestrados por los GRAPO entre finales de 1976 y principios de 1977. Esta condecoración supone un incremento de su pensión en un 15%.

La tercera, también con distintivo rojo, es decir, con un incremento en su pensión de un 10%, le fue concedida por Interior el 10 de octubre de 1980. Y la cuarta, de plata, es del 30 de marzo de 1982. En este caso, era para toda la Brigada de información, a la que pertenecía Billy el Niño, y suponía un 15% más en su pensión. El expolicía franquista la reclamó por vía judicial cuando ya disfrutaba de los beneficios de las otras tres medallas, porque pese a formar parte de dicha brigada no se le habían abonado las cantidades aparejadas a la condecoración. Una sentencia judicial le reconoció los efectos económicos de esa medalla el 12 de diciembre de 2010, según las mismas fuentes.

La acumulación de medallas y, especialmente, la sentencia judicial han complicado el caso, pero fuentes policiales apuntan que esperan resolver el asunto en breve.

“Creí que me iba a matar”

La justicia argentina, que instruye una causa por los crímenes del franquismo, solicitó la detención de Billy el Niño tras recibir las denuncias de varias víctimas que acusaban al exinspector de policía de 13 delitos de torturas. En su auto, la juez de Buenos Aires María Servini de Cubría, recordaba denuncias como estas: “Me dio tal paliza que creí que me iba a matar” (Miguel Ángel Gómez). “Me daba golpes con los puños en la cabeza y la espalda” (Francisca Villar, detenida con 18 años). “Me dio un fuerte golpe en los genitales”, contó Jesús Rodríguez.

La extradición de Billy el Niño fue finalmente rechazada por considerar que los presuntos delitos habían prescrito, pero el expolicía franquista fue citado a declarar en la Audiencia Nacional en 2014. Cuando le preguntaron si recordaba haber sido procesado en algún momento por torturas, contestó:  “Hace algunos años algo de malos tratos, pero creo que no fuimos condenados”.

Una ley de 1964 estableció como requisitos para recibir este tipo de condecoraciones el haber mostrado “las virtudes de patriotismo, lealtad y entrega al servicio en el más alto grado”. Cuando, antes del cambio de Gobierno, la ARMH pidió conocer la “relación de méritos y servicios de carácter extraordinario” de Billy el Niño para disfrutar de ese incremento en su pensión, el director general de la policía respondió que facilitar dicha información podría ponerle en peligro y además, añadía, “el afectado” estaría “en un estado de constante inseguridad y ansiedad”.

___

Fotografía destacada: Billy el Niño (en el centro), abandona la Audiencia Nacional con un casco de moto puesto en 2014.

Fuente:https://politica.elpais.com/politica/2018/06/25/actualidad/1529940167_830167.html

 

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 − dos =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>