Memoria Histórica | |
imagen-sin-titulo
Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

Alemania busca a las víctimas españolas del nazismo para devolver sus objetos robados

“EL RELOJ DE MI PADRE FUNCIONA 74 AÑOS DESPUÉS”

Jean recibió este verano un paquete de Alemania que contenía un reloj, un par de fotos y una llave vieja. Eran de su padre, arrestado en 1944 por la Gestapo. Un centro alemán busca a 68 españoles.

elconfidencial.com / Martín Ibarrola / 24-10-2018

Jean Pierre López recibió este verano un paquete procedente de Alemania que contenía un reloj, un par de fotos y una llave vieja. Eran las últimas pertenencias de su padre, José, un catalán asentado en Francia que en 1944 había sido arrestado por la Gestapo. Tal y como contaría a su familia, fue obligado a cargar con los cadáveres que quemaban los alemanes en el campo de concentración de Neuengamme y a rellenar durante horas los cráteres de las bombas que caían sobre el aeropuerto. El día de su liberación apenas pesaba 40 kilos y sufría fiebre tifoidea.

Tras corroborar la identidad de Jean Pierre y escuchar su historia, el Servicio Internacional de Rastreo (ITS), el mayor centro del mundo dedicado a documentar la persecución del Nacional Socialismo, le envió por correo los objetos que en otro tiempo habían sido de José. El primer instinto de Jean Pierre fue dar cuerda al reloj. “Es extraordinario, funciona perfectamente después de 74 años. Ha sido muy emocionante abrir este paquete, ver sus pertenencias personales con mis propios ojos y tocarlas con mis manos”, agradecía el hijo en un email dirigido a los documentalistas.

De los 3.363 casos que aborda ahora este centro alemán, 68 son españoles. Relojes, anillos de boda, diplomas de la escuela, fotos de familia…

De los 3.363 casos que aborda ahora este centro alemán ubicado en Bad Arolsen, 68 son españoles (incluimos sus nombres al final del texto). Relojes de pulsera o de bolsillo, anillos de boda, certificados de nacimientos, diplomas de la escuela, documentos de identidad, fotos de familia… En la década de los sesenta, el ITS recibió alrededor de 5.000 objetos personales que habían sido robados a presos políticos deportados. La mayoría sobrevivió gracias al empeño del ejército británico tras la liberación del gigantesco campo de concentración de Neuengamme, en Hamburgo. En 2016, después de varias iniciativas exitosas de devolución y una exhaustiva catalogación de cada ítem, el ITS lanzó una campaña para localizar las familias de estas víctimas y devolverles los objetos robados. Más tarde, trató de vitalizarla con el hahstag #StolenMemory. Hasta la fecha, el centro ha entregado 210 ítems. Sin embargo, la falta de puentes diplomáticos y administrativos obstaculiza el avance de la investigación en países como España.

Desesperados, los encargados del centro documental han pedido ayuda a expertos como Antonio Muñoz, un historiador gijonés que trabaja en el Instituto de Ciencias Sociais de la Universidad de Lisboa e investiga sobre los trabajadores forzados españoles del III Reich y su lucha por ser reconocidos como víctimas del nazismo. Él y otros especialistas ya han montado una red de voluntarios que está a punto de verificar y ubicar la mayoría de estos nombres. Muñoz trata de contextualizar el proyecto con un episodio histórico especialmente significativo. A finales de 1942, la Cruz Roja alemana solicitó a las SS permiso para recoger las pertenencias de los españoles muertos en los campos de concentración y enviarlas a sus familias. Una carta amarillenta que guarda el propio ITS y que ha desempolvado Muñoz documenta la respuesta de la jefatura de la ‘Sicherheitpolizei’, entonces a cargo de Heinrich Himmler:

Carta de las SS en respuesta a la Cruz Roja alemana. (International Tracing Service)

“Aquí no ha sido comprobado aún ningún caso en el que rotspanier(rojo español, en alemán) fallecidos hayan dejado algún legado importante. Sin excepción, los rotspanier solo disponen de su ropa y pequeñeces sin valor cuyo envío a los familiares no es factible tanto por cuestiones técnicas como higiénicas”.

Muñoz asegura que “la absoluta inhumanidad de las SS” está siendo compensada con esta iniciativa. “En realidad el ITS hace ya mucho tiempo que quiere devolver estos objetos personales a los familiares de sus dueños, pero les ha faltado contactos en España. La administración nunca les ha echado una mano. Esperemos que ahora las cosas cambien. Que durante el franquismo no hubiera interés es comprensible, considerando que fue el propio Franco el que hizo posible que aquellos compatriotas acabaran en los campos de concentración. Lo que ya no es tan normal es que desde la recuperación de la democracia, España no se haya preocupado de documentar y conocer la odisea y las desgracias sufridas por casi 100.000 compatriotas exiliados en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, y que no haya hecho tampoco nada por aliviar mínimamente el sufrimiento que en muchas familias producía el no saber que les había ocurrido a sus seres queridos”. Estos objetos, recuerda el historiador, contienen un inmenso valor sentimental.

Precisamente, hace poco más de una semana, el concejal del PP Manuel del Castillo justificó la abstención de su grupo a un plan para rendir homenaje a las víctimas gijonesas del campo de concentración nazi de Mauthausen, la mayoría de ellos perdedores del bando republicano en la Guerra Civil, alegando falta de interés. “De nada sirve levantar historias que ya pasaron y que no interesan nada a nuestra generación y menos a la de nuestros hijos”.

Objetos personales de Raimon Almandi (International Tracing Service)

El último recuerdo: un grito y un reloj

Anna Meier-Osiński, jefa del departamento de investigación del ITS, defiende el valor histórico y testimonial de cada uno de estos objetos. “Cuentan la biografía y la historia individual de sus dueños. Se trata de una conexión directa entre el pasado y el presente, y constituyen una memoria física para el futuro”. Meier-Osiński asegura que esta colección actúa como el testigo de un terrible crimen, “prueba que millones de niños, hombres y mujeres fueron perseguidos por los nazis”.

En muchos casos, las reliquias también han inspirado a las familias a investigar sus propias historias. “Para ellos, que estos objetos aparezcan más de 70 años después es sorprendente y profundamente emocionante”, reivindica Meier-Osiński, que nunca olvidará algunas historias. En 2016, un señor de 75 años llamado Joost de Snoo sostuvo por primera vez en su vida la única foto que compartía junto a su padre. Había sido asesinado cuando él tenía cuatro años.

En otoño de 2017, Wanda Ròzycka-Blink, hija del soldado polaco Czeslaw Bilnik, recuperó el reloj de bolsillo de su padre. “Todo lo que recuerdo de él es que mi hermana y yo gritábamos cuando esos hombres desconocidos irrumpieron en nuestro piso y se llevaron a nuestro padre”. Bilnik sufrió las penurias de Neuengamme, fue evacuado del campo por los mismos nazis en 1945, se embarcó junto a otros 4.500 prisioneros en el crucero Cap Arcona y murió en la bahía de Lübeck, cuando la Royal Air Force británica hundió la embarcación pensando erróneamente que la ocupaban soldados alemanes. Solamente quedaban unos pocos días para que acabase la guerra.

Con 78 años, la hija visitó personalmente las instalaciones del ITS. “No me queda nada más de él. Nunca volveré a separarme de este reloj. Quizá incluso me lo lleve a la tumba”. Como ya dejó escrito Thornton Wilder en ‘El puente de San Luis Rey’, “hay una tierra de los vivos y una tierra de los muertos, y el puente que los une es el amor, lo único que sobrevive, lo único que tiene sentido”.

Un anillo que perteneció a André Galvez. (International Tracing Service)

La mayoría de los nombres que aparecen en la lista resultaron ser presos políticos, mientras que las de víctimas judías representan, en este caso, una excepción. El archivo contabiliza un total de 34 nacionalidades (886 de Polonia, 683 de Alemania, 254 de Rusia, 104 de los Países Bajos, 88 de Francia, 68 de España, 49 de Yugoslavia, 45 de Hungría, 40 de la República Checa, entre otras) y, de momento quedan alrededor de 400 objetos de dueños sin identificar. La lista que publicó el ITS contiene algunos errores, dado que fue el mismo guarda del campo de concentración quien anotó a mano la información. A. Pérez Comesaña, una de las voluntarias que busca a los descendientes perdidos junto a Antonio Muñoz, ha localizado y repasado cada nombre a través de la ‘Fondation pour la Mémoire de la Déportation’. Este diario facilita en exclusiva esa lista revisada, por si algún ciudadano reconoce un apellido y quiere volver a dar cuerda a ese reloj que paró hace más de 70 años.

Nombres verificados:

01. ABRADORS, Michel (1900). Documentos y fotografías

02. ALBERT-PELBADA, José (03/11/1896). Monovar: Documentos y un anillo

03. ALMANDI, Raymond (14.06.1911). Lerida: Documentos, un reloj de pulsera y fotos

04. ALVAREZ, Gabriel-Arjona (26/03/1899). Madrid: Documentos, un reloj de bolsillo y dos anillos

05. ALVAREZ, Heras (08.05.1905). Documentos y un reloj de bolsillo

06. AMIGO, Sanchez Antonio (17.04.1913). Documentos, reloj de pulsera y una pluma

07. ANGUILA, Pascual Francisco (08.04.1887). Documentos y un reloj de bolsillo

08. ARNANZ, Thomas (18.09.1919) Vallalolid. Documentos, un reloj de pulsera, una pluma y un anillo

09. ASCASIBAR, Pascual (07.05.1903): Documentos y reloj de bolsillo

10. BADIA-AGUST, José (17.10.1885). Liria. Documentos y reloj de pulsera

11. BAULO-AMADOR, Ernest (20.02.1915) Gandesa. Documentos y reloj de pulsera

12. BORJADAD-TARANCON, Vicente (27.10.1888). Matute de Almazán. Documentos, llaves, colgante, reloj de bolsillo, fotografía y anillo

13. CABRERA, José (13.02.1915). Palma del Rio. Documentos y reloj de pulsera

14. CÁNOVAS, Braulia (18.01.1920). Alhama de Murcia. Documentos, anillo, reloj de pulsera

15. CASARUBIA-HERNANDEZ, Arturo (17.02.1910). Documentos, reloj de pulsera y pluma

16. CASSAUS-GARCIA, Angel (01.03.1903). Meastille. Documentos y reloj de bolsillo

17. CASTAN-BUN, Antonio (08.02.1908). Broto. Documentos y reloj de bolsillo.

18. CASTELLS-ENCONTRA, Fancisco (06.11.1897). Sarinera. Documentos y reloj de bolsillo

19. DIAZ, Vincente (21/09/1888). Séville. Documentos y reloj de bolsillo

20. DOMINGO Y BEQUER, Blaise (11/06/1893). Torrevilla. Documentos y reloj de bolsillo

21. DUCH-CARRERAS, Ramón (21/02/1890). Mayals. Documentos y reloj de bolsillo

22. GALDON-VELA, Francisco (14.06.1905). Santisteban del Puerto. Documentos y portaminas

23. GALVEZ , André (17.08.1913). Lorca. Documentos y anillo joya

24. GARCIA-RODRIGUEZ, Antonio (13.06.1916). Fuenlabrana. Documentos, reloj de pulsera, pluma y anillo

25. GARCIA, Manuel (02.08.1913). Vélez-Blanco. Documentos y reloj de pulsera

26. GARCIA LOPEZ, Mariano (28.08.1918). Murcia. Documentos y pluma

27. GARCIA-SERRANO, Retegni (23.08.1916). Vera de Bidasoa. Documentos y pluma

28. GIL-CASTANO, David (26.06.1904). Plasencia. Documentos.

29. GIMENO, Joseph (02.09.1915). La Fresneda. Documentos, reloj de pulsera y sello/joya

30. GONZALES, André (04.05.1925). Dixmont. Documentos, reloj de bolsillo y cajita

31. GRACIA-MIGUEL, Luis (19.08.1915). Documentos y reloj de pulsera

32. GUTIEREZ, Francisco (18.03.1916). Santiago. Documentos y anillo/joya

33. JIMENNES, Antonio (18.12.1910). Baela. Documentos y pluma

34. JUSTRIDO, Jacinto (10.10.1910). Documentos y anillo joya

35. LINARES-RUIZ, Jinez (31.12.1900). Documentos y reloj de pulsera

36. LLADOMAS, Juan (12.12.1914). Documentos y reloj de pulsera

37. LOPEZ, José (24.05.1921). Tosas. Documentos y fotografías

38. LOPEZ-PENA, René (20.02.1916). Documentos y dos plumas

39. LORENZO, Segundo (23.05.1917). Documentos y reloj de pulsera

40. MARANGES, Josefa (02/18/1915): Documentos y joyas

41. MARTINEZ, Blas (10.03.1919). Documentos y reloj de pulsera

42. MEDINA, Florencio (11/05/1888). Documentos, reloj de bolsillo y cajita

43. MELGAR, André (30/08/1891). Documentos, reloj de pulsera y pluma

44. MILLA, Jésus (14.08.1909). Documentos, reloj de pulsera y joya

45. NAVARRO, Francesco (17.02.1911). Documentos y reloj de pulsera

46. ORTELLS-MENDENDEZ, Venancio (01.04.1909): Documentos y anillo

47. PEREZ TABOADA, Manuel (19.08.1917). Gève. Documentos y dos anillos/joyas

48. PIGUILLEM, Jaime (15.08.1918). Documentos y reloj de pulsera

49. PUJOL, Isidore (17.10.1910). Bausen. Documentos, reloj de bolsillo, colgante y cajita

50. QUIROGA, Benjamin (16.02.1902). Documentos, pluma, reloj de bolsillo y llaves

51. RODRIGUEZ, Baudilia (05.01.1905). Documentos y anillo/joya

52. ROS DEL CASTILLO, Angel (15/03/1888). Documentos, reloj de pulsera y anillo/joya

53. ROTELLA, Alfredo (09.12.1922): Documentos, anillo joya, reloj de pulsera y pluma

54. RUIZ, Severiano (29.09.1917). Granade. Documentos y reloj de pulsera

55. SANCHEZ, Adolfo (27.09.1911). Lupinen-Huesca. Documentos y anillo

56. SANSINENA-IRIBARREN,Felipe (09.12.1904). Documentos, reloj de bolsillo y pluma

57. SANTOS-ALONSO, Miguel (08.05.1916). Documentos y anillo/joya

58. SARRIEU-ESPANA, Armand (03.12.1921). Bausen. Documentos, bolígrafo y anillo/joya

59. SOLER-ARTAU, Baudillo (29.09.1901). Cassa-de-la-Selva. Documentos, colgante y reloj de bolsillo

60. VERGES, José (22.04.1918). Documentos, reloj de pulsera y anillo/joya

61. VILAIN, Jean (19.09.1921). Gérona. Documentos y reloj de pulsera

62. VILLENAIN, Vincent (10.12.1919). Documentos, reloj de pulsera y anillo/joya

63. VINAS-MUNIEZ, Salvador (21.12.1913). Documentos y chapa de identidad

64. ZAMANILLO, Adolfo (16.08.1911). Jouvent. Documentos, colgante, reloj de bolsillo y cajita

65. ZARANDONA, Juan (28/04/1890). Portugalete. Documentos y reloj de bolsillo

Nombres aún sin verificar:

66. BLAZ, Antón: Documentos, reloj de pulsera y joya

67. MELENDES, Salvador (11.03.1917): Documentos y anillo

68. RODRÍGUEZ, Emilio (31.07.1913): Documentos y numerosas fotografías

___

Fotografía destacada: Algunas de las fotografías, cartas y objetos devueltos. (International Tracing Service)

Fuente:https://www.elconfidencial.com/mundo/2018-10-24/nazismo-victimas-espanoles-alemania-berlin_1634377/?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_campaign=ECDiarioManual&fbclid=IwAR3GztSYFY3br3LE5_3FpkUcCf77gASGLavvL-_UUsbvRhHtSADTdnLhhtY

Publicado por ARMH
Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Share on LinkedIn

4 pensamientos en “Alemania busca a las víctimas españolas del nazismo para devolver sus objetos robados

  1. Ana García-Santamaría

    No es cierto que los alemanes, o sea el ITS esten intentando buscar a los familiares. Más bien al contrario, porque no se entiende que envien un reloj en un paquete sin proteger. Asi lo recibieron los familiares de Pascual Askasibar, familiares localizados por mi. Ver:http://www.antzinako.org/Revistas/Antzina_23.pdf. En el articulo subrayan que en una lista de nombres verificados, nada más lejos de la realidad. La lista está desactualizada porque viene Zarandona, tambien investigado por mi, ( padre e hijo ) ver http://www.antzinako.org/Revistas/Antzina_24.pdf y viene Askasibar y todavia contienen nombres sobre los que ya he investigado e informé en su día a sus familiares. Vamos que no hay por donde cogerlo. Es propaganda y publicidad para que digamos que bien y como lo hace el ITS, cuando no están haciendo nada. Ver articulo aparecido en diciembre: https://www.publico.es/politica/crimenes-franquistas-reloj-pascual-vuelve-marcar-hora-justicia.html,

    Ahora existe una posición que es totalmente respetable de que esos objetos sigan en manos alemanas para que no se les olvide el infierno que inflingieron a muchos. Los familiares de Zarandona y los de otro navarro y de dos catalanes con los que me puse en contacto quieren que permanezcan alli como recuerdo del daño inflingido a los suyos y asi se lo han hecho saber.

    Responder
  2. Maria José Ponz Sebastiá

    MI tio, Manuel Ponz Marin, murió en el campo de concentración de Gussen a finales de 1940 o 1941. cuando apenas contaba con 21 años. Al tiempo de escribir este mensaje no lo recuerdo, pero lo encontraré en todos los documentos que guardo. El infinito pesar y desasosiego que la incertidumbre de su destino generó a mis abuelos y sus hermanos Jose Luis y Juan Miguel Ponz Marín, los repetidos avisos de que acudieran a un puerto de Barcelona para recibirlo (cuando en realidad ya había muerto) y la infinita pena que sintieron cuando años después supieron que no había podido sobrevivir mas que unos meses encerrado, maltratado y cuantos participios mas, en ese campo,.. en definitiva que no había podido sobrevivir al exterminio nazi. Todo eso me hace escribir estas lineas. No sé si guardaron algo suyo que podamos recuperar. Eso sería lo de menos aunque sería entrañable recuperar algo que le hubiera pertenecido aunque no tenga valor material. Tampoco tiene valor material pero si un precio moral altisimo reivindicar la injusticia y crueldad de su muerte y que sus familiares lo hagamos público aunque sea a través de estas lineas, que no van a ser las únicas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tres − 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>